SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
 número35Os Estudos em comunicação e educação no espaço Ibero-americano: panorama da pós-graduaçãoTelenovela, recepción y debate social índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Compartir


Cuadernos.info

versión impresa ISSN 0719-3661versión On-line ISSN 0719-367X

Cuad.inf.  no.35 Santiago  2014

http://dx.doi.org/10.7764/cdi.35.628 

TEMA CENTRAL

 

Estudio sobre formación en competencia audiovisual de profesores y estudiantes en el sur de Ecuador

 

Study on training in audiovisual competence of teachers and students in southern Ecuador

 

Isidro Marín Gutiérrez*, Diana Rivera Rogel** & Stephany Celly Alvarado***

* Universidad Técnica Particular de Loja, Loja, Ecuador. E-Mail: imarin1@utpl.edu.ec.

** Universidad Técnica Particular de Loja, Loja, Ecuador. E-Mail: derivera@utpl.edu.ec.

*** Universidad Técnica Particular de Loja, Loja, Ecuador. E-Mail: stephanycelly@gmail.com.


Resumen

La educación en competencias mediáticas constituye una necesidad en el digitalizado mundo actual, principio que en Ecuador se encuentra avalado por la Ley de Comunicación. Sin embargo, aunque la sociedad ecuatoriana dedica gran cantidad de horas a estar frente a las pantallas de televisión y computacionales, ni los escolares ni los profesores, en particular, tienen la formación suficiente para hacer frente a los medios de comunicación. Ante tal realidad, este artículo presenta los resultados de un estudio sobre los niveles de competencia mediática en el contexto escolar de Ecuador, entre estudiantes y profesores de las ciudades de Loja y Zamora. Para ello se aplicó una encuesta a una población de 1.643 individuos. Y aunque los resultados no son concluyentes, permiten señalar que los profesores de Loja son los que han tenido mayor formación (en un 21,9% son competentes), seguidos de los estudiantes de la ciudad de Loja (19,5% poseen una alta competencia). Les siguen los profesores de la ciudad de Zamora (18,9% ha recibido formación audiovisual) y, por último, están los estudiantes de la ciudad de Zamora (16,6% muestra competencia).

Palabras clave: Alfabetización mediática, tecnologías de la información y la comunicación (TIC), medios de comunicación, competencia mediática audiovisual, escuelas, formación de profesores.


Abstrat

Media literacy education is a necessity in digitalized societies, which has been recognized by the Communications Law in Ecuador. However, although Ecuadorian society spends a great deal of time in front of TV and computer screens, neither students nor teachers, in particular, have been trained to deal with the media. Considering such reality, this article presents a study on media literacy education in the southern Ecuadorian school system, addressed specifically to students and teachers in de cities of Loja and Zamora. To that purpose, we applied a survey to 1,643 persons, and although results are not concluding, they allow some conclusions; mainly, that teachers in Loja present the best training (21.9% are competent), followed by students in the same city (19.5% are highly competent). They are followed by teachers in Zamora (18.9% have received audiovisual training), and lastly, by Zamora's students (16.6% show competence).

Keywords: Media literacy, information and communication technologies (ICTs), media, audiovisual media literacy, schools, teachers' training.


 

Introducción

El concepto de competencia mediática involucra el dominio de conocimientos, destrezas y actitudes relacionados con las seis dimensiones básicas que proponen Ferrés et al. (2011): lenguaje, tecnología, procesos de interacción, procesos de producción y difusión, ideología y valores, y estética.

El tema de la competencia mediática es importante en la educación actual, uno de cuyos retos es llevar a que niños y adolescentes tomen conciencia del uso que le dan a la tecnología como herramienta de aprendizaje (Aguaded, 2009). Esto implica, sin embargo, que también los profesores hayan recibido formación adecuada en la materia. Con tal fundamento, en esta investigación se indagó sobre la situación de la formación permanente del profesorado respecto a la educación en medios digitales. Su objetivo fue conocer si se está avanzando en la formación de los alumnos y de los profesores en tecnologías de la información (TIC), como un recurso didáctico requerido frente a la sociedad en la que se desenvuelven (Castro & García-Ruiz, 2011).

La situación que vive la sociedad actual, con la utilización masiva de las tecnologías de la información y comunicación, reclama una profunda reestructuración del sistema educativo y una reflexión sobre la profesión docente (Margalef, 2010). Cabe recalcar que este es un tema nuevo en el campo de la investigación en Ecuador (Marín Gutiérrez, Díaz-Pareja & Aguaded, 2013), y un tema de interés, pues existen expectativas en el país frente a los medios de comunicación social, tanto públicos como privados o comunitarios, los cuales deben satisfacer las necesidades de información, educación y entretenimiento de todos los grupos sociales (UNESCO, 2011, p. 95).

La Ley de Comunicación ecuatoriana fue aprobada el pasado 14 de junio de 20131. En ella se establece que los medios deben producir y difundir contenidos educativos que fomenten la producción nacional, la inclusión, la interculturalidad, la participación ciudadana, la diversidad, los valores, la identidad nacional, el respeto y cuidado de la naturaleza y la promoción de los derechos humanos. Deberán impulsar el intercambio de la información y el conocimiento, ciencia y tecnología, manifestaciones culturales y expresiones artísticas. Incluso en esta nueva Ley de Comunicación, en su artículo 71 sobre responsabilidades comunes de los medios de comunicación, aparece la de "Propender a la educomunicación". Es decir, desarrollarla en las escuelas, a través de las siguientes acciones: conectividad y uso de TIC en los establecimientos de educación pública; consolidación y profundización de los procesos de alfabetización digital; y capacitación de docentes en los procesos de alfabetización digital. Estos temas están propuestos de acuerdo con el Plan Nacional para el Buen Vivir 2013-2017 (Secretaría Nacional de Planificación y Desarrollo, 2013).

Actualmente se están desarrollando programas de uso de TIC en Ecuador, orientados al fortalecimiento del aprendizaje (Peñaherrera, 2011). El país se encuentra inmerso en el proceso que lleva a la consolidación de la llamada "sociedad mediática", donde muchas veces las personas son valoradas "por su capacidad, habilidad o posibilidad de acceso a los medios de comunicación" (Bellón, 2010). En respuesta a tal tendencia, y en concordancia con ella, en Ecuador se está dotando a las escuelas públicas de equipamientos en sus aulas de informática con acceso a Internet. La primera iniciativa estatal, cuyo fin era incorporar las TIC en el sistema educativo, tuvo lugar en 2002, cuando se entregó ordenadores a los maestros, a través de un programa de capacitación destinado al uso pedagógico de los mismos, llamado programa Maestr@.com (Peñaherrera, 2012). Posteriormente hubo un estancamiento, por la situación política. En el año 2006 se afianzó la incorporación de las TIC a través del Libro Blanco de la Sociedad de la Información, que constituyó el marco de la política sobre TIC en Ecuador (Comisión Nacional de Telecomunicaciones [CONATEL], 2006).

La integración de las TIC en el sector educativo en Ecuador ha implicado, por tanto, dotación de infraestructura, aulas con ordenadores, recursos informáticos, software educativo, formación al profesorado, creación de portales educativos y soporte técnico. Recientemente se ha publicado material sobre los estándares educativos en TIC (Ministerio de Educación de Ecuador, 2012). También se han realizado estudios sobre el uso de TIC en docentes ecuatorianos, respecto de los cuales se estima necesario un plan tendiente a dotarlos de competencias digitales, tanto por medio de la formación como de la autoformación (Valdivieso Guerrero, 2010).

En 2009, el gobierno ecuatoriano -a través de su Ministerio de Educación y Cultura, con el apoyo de la Escuela Politécnica del Litoral (ESPOL) y la Universidad Técnica Particular de Loja (UTPL)- desarrolló un programa para que las TIC se integrasen progresivamente en las escuelas. Sin ese apoyo, es muy difícil que formen parte de la cultura de innovación y del trabajo docente. El uso de TIC está menos desarrollado que en otros países vecinos, por la poca inversión en telecomunicaciones, sobre todo en zonas marginales (Jurado Vargas, 2005). A ello se suma que los anteriores cambios de gobierno complicaron la continuidad del proceso de implementación. En el año 2005 se definió la primera estrategia, pero se sigue en la fase de formulación, debido a revisiones sobre los planteamientos realizados por los gobiernos anteriores (Guerra & Jordán, 2010). Ramírez (2006) encontró que la práctica de incorporación de las TIC en Ecuador se produce en función de iniciativas de investigadores y académicos.

 

Marco teórico

El concepto de 'competencia' nació asociado al mundo laboral y gradualmente se fue integrando en el mundo académico, hasta convertirse en el eje conceptual de las reformas educativas en la mayor parte de los países de la Unión Europea (Pérez Gómez, 2010).

Para llegar a definir la competencia mediática, es preciso comprender lo que significa y lo que implica la alfabetización mediática, entendida como un proceso por el que las personas llegan a conseguir una educación tecnológica y mediática. "La alfabetización mediática implica poseer las capacidades para utilizar los medios de comunicación, para comprender y valorar críticamente sus diversos aspectos y sus contenidos, así como para comunicarse incluso en contextos variados" (Parlamento Europeo, 2006, p. 11).

La sociedad en la que se produce la fusión de los medios electrónicos con los medios digitales reclama una alfabetización mediática que permita a los ciudadanos el consumo saludable, creativo e inteligente de los medios, favoreciendo la recepción crítica de mensajes, así como la emisión de mensajes impregnados de contenido digital y mediático (Bernabeu, 2010).

Las tecnologías, cuyo poder transformador destacan Cabero y Guerra (2012), permiten el acceso a nuevos medios y a nuevas pantallas, con los que convivimos desde que nacemos y que, sin ninguna duda, ejercen una influencia no siempre deseable. Hemos de ser conscientes, por ejemplo, de las ventajas y riesgos que supone el poder acceder a cualquier tipo de contenido a través de Internet. Hemos de tener en cuenta que los medios pueden manipular la información según las ideologías que dirigen determinados medios (Cabero, Duarte & Barroso, 1997).

La competencia mediática es "una combinación de conocimientos, destrezas y actitudes que se consideran necesarios para un determinado contexto (...) que ha de contribuir a desarrollar la autonomía personal de los ciudadanos y ciudadanas, así como su compromiso social y cultural" (Ferrés, 2007, p. 76). El mismo Ferrés (2006) menciona que el desarrollo de las destrezas comunicativas relacionadas con la competencia digital supone en el individuo una imprescindible competencia en comunicación audiovisual, que entendemos como la capacidad de un individuo para interpretar y analizar, desde la reflexión crítica, las imágenes y los mensajes audiovisuales y para expresarse con una mínima corrección en el ámbito comunicativo.

 

Educación mediática y educomunicación: Desafíos al profesorado

La educación mediática se basa en conceder a la ciudadanía las claves para acceder e interpretar los contenidos de los medios de comunicación; las mismas que permitan expresarse, seleccionar la información, ordenarla, utilizarla e interpretarla, para finalmente valorarla (Bauman, 2007). La expresión 'medios de comunicación social' incluye un listado de medios antiguos y nuevos: fotografía, prensa escrita, publicidad, cine, radio, televisión, vídeo, música grabada, videojuegos y todo el universo Internet. Son medios que llegan a grandes audiencias. Cuando hablamos de los textos, discursos o productos de los medios de comunicación, estamos hablando de los programas, películas, imágenes, páginas web, entre otros, que se transmiten por diferentes canales (Benbunan, 2011).

La educomunicación busca que la ciudadanía aprenda a "leer y escribir medios de comunicación". Se propone desarrollar tanto la comprensión crítica, como la participación activa. Esto implica capacitar a los estudiantes para que estén en condiciones de interpretar y valorar con criterio los productos mediáticos, pero también para que ellos mismos sean productores de medios. La educación en comunicación audiovisual, en tanto, gira alrededor del conocimiento de los lenguajes de la comunicación y de las capacidades críticas y creativas (Tyner, 2008).

Una de las ideas centrales que debe transmitir el profesorado al alfabetizar en medios es que los medios de comunicación que nos rodean tienen un papel importante en nuestras vidas. Nos ayudan a entender el mundo y el lugar que ocupamos en él. Por eso es tan importante para los ciudadanos y ciudadanas entenderlos y estudiarlos. Algunos autores consideran que la educación en comunicación audiovisual soluciona el problema de la relación de los niños y de los jóvenes con los medios, considerado un fenómeno perjudicial al que el educador debe hacer frente (Azinian, 2009). El profesorado es también el destinatario de una publicidad que presenta a las computadoras como un material educativo que se ha convertido en una herramienta importante en nuestro mundo moderno (Buckingham, 2005). El autor se refiere a que los profesores deben alfabetizarse en TIC, para luego enseñarlo a sus alumnos en un efecto multiplicador (Wilson, Grizzle, Tuazon, Akyempong & Cheung, 2011). La educación en medios, que debería impartirse a través de asignaturas específicas (Pérez Tornero, 2003), será más eficaz si el profesorado reconoce que tiene un cometido en la creación de una conciencia crítica (De Fontcuberta & Guerrero, 2007).

En cuanto a los estudiantes, es necesario trabajar para modificar la creencia de que la educación en medios de comunicación podría acabar por impedir que vieran sus programas favoritos, o que implique que deben sostener el punto de vista del profesorado. De lo que se trata es que el alumnado se capacite para decidir por su cuenta sobre las tecnologías y programas a su alcance, con conocimiento de causa, sin perder el gusto estético y fascinante que le despiertan los medios. Los estudiantes no deben dejar de disfrutar de las tecnologías de la comunicación a su alcance. Deben conocer su lenguaje, sus recursos, sus resortes, y desarrollar una mentalidad crítica al respecto. Se trata de desmitificar los medios, de dudar de ellos y de investigar cómo funcionan para comprender cómo elaboran sus mensajes (Schiavo, 2000).

La educación en comunicación audiovisual debe aprovechar la oportunidad para proponer en las aulas un estilo más dialogante y reflexivo de enseñanza-aprendizaje, que permita a los jóvenes valorar conscientemente su propia actividad como lectores y como escritores de discursos mediáticos. Ante este contexto mediatizado y digitalizado, la escuela debe abrir sus puertas y reformular sus propuestas curriculares, dando paso a una nueva era en la que se formen ciudadanos competentes en medios digitales desde las primeras edades, de forma transversal y completando el proceso de enseñanza y aprendizaje. Nuestros estudiantes son "nativos digitales", constituyen una generación que ha nacido en un mundo digital, rodeada de nuevas y mejores tecnologías, y deben ejercer como tales con plena garantía de estar haciéndolo bien. Deben disfrutar consumiendo medios de comunicación y manejando las TIC. Esto implica que lo hagan desde una mirada crítica y que adquieran distintas capacidades: comprender los mensajes que reciben desde cualquier medio, reelaborarlos y emitir nuevos mensajes a través de los medios (Gutiérrez, 2008).

Este proceso es lo que se está denominando "alfabetización mediática", y que puede lograrse gracias a la "educomunicación" (Aguaded, 2013), que comprende una educación crítica, activa y plural ante los medios de comunicación. Los docentes, por lo tanto, deben ser capaces de desarrollar propuestas didácticas coherentes, que integren el potencial de las tecnologías que facilitan el alcance del conocimiento. La competencia mediática logrará un uso adecuado de los medios y de las nuevas formas de comunicación (Villanueva & Casas, 2010).

Responder reflexivamente a esta nueva sociedad de la información es una exigencia que todos los ciudadanos deberían plantearse, sobre todo entre las nuevas generaciones, en las que la presencia de los medios a nivel social es sensible. De estas complejas relaciones de los niños y jóvenes con los medios de comunicación surge la necesidad de planificar y proyectar una educación para el conocimiento de estos nuevos lenguajes, en el contexto de una sociedad cada vez más mediática, e indagar y reflexionar sobre cómo la educación, en general, y la enseñanza en particular, han de responder al papel central que los medios de comunicación desempeñan en la vida de los jóvenes (Pungente & Biernatzki, 1995).

Es necesaria una educación en medios de comunicación, entendida como un ámbito de estudio para la educación de la "competencia comunicativa", que supere la visión excesivamente tecnológica e instrumental que a menudo ha confundido a políticos, administradores y sociedad en general y ha distorsionado e ignorado las inherentes características y cualidades que los medios tienen de cara a la educación (Aguaded, 2012).

 

Educación en medios de comunicación

La evolución de la educación en una sociedad tan cambiante como aquella en la que vivimos no ha seguido el ritmo del cambio experimentado en el ámbito de las tecnologías de información y comunicación. Podríamos argumentar que los modelos educativos siguen capacitando a los estudiantes para desarrollarse como personas en una sociedad que ya no existe, que casi en general ha sido dejada atrás por la evolución del mundo tecnológico. En este marco, se necesita jóvenes preparados ante los cambios que atraviesa nuestro mundo (Córdoba, 2009). El desarrollo de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación son elementos cada vez más inseparables de todos los ciudadanos en general, pero que de una manera especial viven las nuevas generaciones, inmersas desde su nacimiento en un entorno mediatizado. Por ello esta nueva era es considerada como la de los "nativos digitales", aquellas personas que han crecido inmersos en la tecnología digital (Prensky, 2006).

Preparar a los ciudadanos, y en especial a los niños y jóvenes, para hacer frente a los desafíos de la comunicación en esta nueva sociedad de la información, se hace más necesario en la medida en que los establecimientos educativos deben tomar conciencia del trascendente papel que los medios van adquiriendo en la transmisión del saber social (Gimeno & Carbonell, 2004). En este contexto, nadie duda ya de su "poderosa influencia sobre los ciudadanos y de su importante potencial pedagógico" (Area, 1995, p. 5) y de la necesidad de integrarlos en los procesos de enseñanza, aunque sí -como sostiene el mismo autor- pueden ser discutidas o polemizadas las "formas, los fines, los enfoques y los procesos de incorporación de los medios en la realidad escolar" (Íd.).

Si bien las primeras experiencias con la educación en medios de comunicación arrancan de la década de los sesenta, con la consolidación de la comunicación social en todos los países desarrollados, es en los años ochenta cuando se manifiesta claramente su importancia y la de las necesarias competencias en ella, el período crucial (Arrarte, 2011). Sin duda, la educomunicación como base de la educación ha traspasado las paredes de la escuela, y los medios de comunicación se han convertido en un factor directo para el proceso de enseñanza-aprendizaje. Es por ello que se hace necesario que el estudiante se capacite para recibir los contenidos mediáticos y para que las masas y grandes audiencias puedan asimilarlos correctamente, empleando las habilidades y competencias propias.

 

La alfabetización mediática en niños y adolescentes

La alfabetización mediática de los niños, niñas y adolescentes es una tarea de difícil desempeño. Es necesario identificar y analizar los referentes que acompañan a los niños en los procesos educativos desarrollados en el entorno escolar, y que tienen, como fin último, contribuir a que los pequeños atribuyan sentido y significado al mundo (Aranda, 2002). A la identificación de referentes educativos primarios, como la familia y la escuela, se añaden otros agentes potencialmente educativos, como los medios de comunicación tradicionales y los nuevos medios.

La educación mediática no es solo una responsabilidad escolar y del sistema educativo. Convergen en ella las familias, especialmente los padres y madres como primeros educadores de sus hijos. Y también los propios medios de comunicación tienen una responsabilidad y unas potenciales educomunicativas inigualables. Parece evidente que el colegio necesita un impulso para ajustarse a lo que la sociedad demanda: ciudadanos competentes ante los medios audiovisuales. Los jóvenes conviven con los medios audiovisuales fuera del aula, por lo que es preciso eliminar la barrera que en ocasiones suponen sus paredes. En el espacio educativo no se utiliza todo su potencial, en muchos casos porque el profesorado no es competente en educación mediática y precisa de una formación específica (Gimeno, Clavería, Moreno & Oriol, 2011).

Martos (2011) propone que la educación literaria y audiovisual debe empezar en la escuela, para fomentar la diversidad, la imaginación y la inclusión, al mismo tiempo que debe plantearse como prioridad el desarrollo de la imaginación y del pensamiento crítico. Es así que la incorporación de las TIC permite que el alumnado esté más motivado para el autoaprendizaje. Hace posible que busquen por sí mismos los conocimientos más significativos, tomen decisiones y valoren sus necesidades formativas, y prioricen las mismas para diseñar su propio itinerario formativo. Este tipo de estudiante está menos preocupado por el aprendizaje memorístico de los contenidos y más por su adquisición significativa (Escudero Muñoz, 2007).

Además, las tecnologías favorecen la individualización de la enseñanza, ya que el profesor puede adaptar el proceso enseñanza-aprendizaje a las características y ritmos individuales del alumnado, así como a sus estilos de aprendizaje. Como lo afirman Cárdenas, Rodríguez y Torres (2000):

El cambio educativo es un acontecimiento cultural que se produce como resultado de un proceso generalmente extenso y complejo en el que intervienen diferentes factores y protagonistas. Entre los factores que inciden en el cambio educativo son determinantes el espíritu de la época, las reformas institucionales, las prácticas pedagógicas innovadoras, las políticas públicas y la investigación pedagógica. Como protagonistas principales del cambio educativo actúan los maestros, las autoridades educativas, los investigadores y las fuerzas sociales emergentes. (p. 85).

 

Metodología

Esta investigación exploratoria aplica recursos metodológicos cuantitativos y cualitativos. Se enfoca en conocer el nivel de competencia mediática que poseen los jóvenes, profesores y padres de familia. En una primera fase, se aplicó una encuesta en línea a los estudiantes y otra a los profesores, previamente validadas: "Competencias mediáticas audiovisuales para medir el nivel de los alumnos" y "Competencias mediáticas audiovisuales para medir el nivel de los profesores", respectivamente. El objetivo fue analizar si el grado de formación recibida tanto por profesores como alumnos en las dos ciudades analizadas (Loja y Zamora)2 es similar.

Las encuestas fueron aplicadas a una población de estudiantes de entre 14 y 18 años (entre décimo año de básica y tercer año de bachillerato, es decir, estudiantes de secundaria) de 23 colegios3 de la ciudad de Loja y de 6 colegios de la ciudad de Zamora, públicos, privados y fiscomisionales4, y a los docentes que componen estas instituciones educativas. En este último caso, las encuestas se orientaron a determinar cómo utilizan las herramientas tecnológicas al impartir sus conocimientos educativos. El universo fue de 13.922 alumnos, considerando ambas ciudades. La muestra de estudiantes en la ciudad de Loja fue de 1.150 y en Zamora fue de 253. La muestra de profesorado en la ciudad de Loja fue de 187 y en Zamora de 60 (solo fueron cumplimentados 53 cuestionarios, porque los profesores imparten clases en varios niveles, es decir, un mismo profesor puede dictar clases a décimo año, segundo y tercer año de bachillerato).

En el proceso también se empleó la técnica de grupos de discusión, no analizados en este artículo, orientados a los padres de familia en cada una de las ciudades, con una muestra mínima de ocho y máxima de diez personas. Se contó con un banco de preguntas dividido por las seis dimensiones comentadas anteriormente, propuestas por Ferrés (lenguaje, tecnología, procesos de interacción, procesos de producción y difusión, ideología y valores, y estética). El cuestionario para el alumnado constaba de 31 preguntas y el de profesorado, de 45. Para el análisis de los resultados se manej ó el software estadístico SPSS y los criterios de valoración de cada cuestionario se basaron en el artículo de Ferrés (2011).

 

Resultados

Los resultados de los cuestionarios distribuyen la muestra de manera desigual. Se obtuvieron 53 respuestas de profesores de Zamora (3,2%), 187 de profesores de Loja (11,4%), 1.150 de estudiantes de Loja (70%) y 253 de estudiantes de Zamora (15,4%).

La franja de edad de los estudiantes de Loja (tabla 1) que llenaron el cuestionario oscila entre 14 y 18 años. Hay un mayor número de estudiantes de 16 años, que corresponde al 23,7%, seguido de los de 17 años (23%). El 20,4% comprende a 235 personas de 15 años. El 18% corresponde a 219 estudiantes de 19 años. Y finalmente, el 13,8% comprende a 159 personas de 18 años de edad. Respondió un porcentaje ligeramente superior de mujeres (52,2%, equivalente a 600 niñas) que de varones (47,8%, correspondiente a 550 hombres).

Tabla 1. Edad y género de los estudiantes de la ciudad de Loja

Fuente: Encuesta a estudiantes de los colegios de la ciudad de Loja. Elaboración propia.

La edad del alumnado encuestado de la ciudad de Zamora (tabla 2) oscila desde los 14 y 18 años. El mayor número de estudiantes corresponde a hombres y mujeres de 17 años, 25%. Le sigue estudiantes de 16 años, con un 21%. El 20% comprende 49 hombres y mujeres de 15 años. El 18% corresponde a 47 estudiantes de 14 años. La edad menos representativa equivale al 16% y comprende 40 jóvenes de 18 años de edad. En cuanto al sexo, el 51% (130 individuos) corresponde a hombres y el 49% (123 personas) a mujeres.

Tabla 2. Datos de edad y género en la ciudad de Zamora

Fuente: Estudiantes de los colegios de la ciudad de Zamora. Elaboración propia.

El número total de profesores encuestados en la ciudad de Loja (tabla 3) es de 187 personas, entre 22 y 70 años. El mayor porcentaje, el 31%, corresponde a profesores que pertenecen al rango de edad de 22 a 30 años. Siguen, con el 23%, profesores de 40 a 49 años. El 21% comprende profesores de 50 a 59 años y el 20,3%, de 31 a 39 años de edad. En un 54,5% son mujeres y en 45,5%, hombres.

Tabla 3. Edad y género del profesorado de la ciudad de Loja

Fuente: Profesores de los colegios de la ciudad de Loja. Elaboración propia.

El número total de profesores encuestados en Zamora (tabla 4) es de 53 personas. Sus edades oscilan entre 24 y 61 años. El mayor porcentaje, 38%, es de profesores pertenecientes al rango de 24 a 34 años. Sigue, con el 24%, el rango de profesores de 35 a 44 años. El 21% corresponde a profesores de 45 a 54 años y el 17%, a aquellos de 55 a 61 años de edad. En un 79% son de género masculino y en 21%, de género femenino.

Tabla 4. Edad y género de profesorado en Zamora

Fuente: Profesores de los colegios de la ciudad de Loja. Elaboración propia.

Formación en competencias audiovosuales de estudiantes y profesores

Los resultados han sido inesperados, teniendo en cuenta que en los diferentes centros educativos constatamos, en el proceso de aplicación, que no existe una formación audiovisual y digital para orientar a los estudiantes frente al uso de las herramientas tecnológicas. Al comparar estos resultados entre los estudiantes de Loja y los de Zamora, se puede afirmar que estos últimos son ligeramente inferiores en competencias mediáticas. Esto podría deberse a que muchos colegios de Zamora no cuentan con salas de computación ni con profesorado con experiencia mediática. En la tabla 5 se puede verificar las estadísticas de cada grupo encuestado en las dos ciudades.

Tabla 5. Grado de formación recibida en comunicación audiovisual y digital

Fuente: Elaboración propia.

Competencias audiovisuales en estudiantes y profesores de Loja

Al hacer un sondeo sobre el nivel de formación en comunicación audiovisual y digital que dicen tener los alumnos de la ciudad de Loja, en su gran mayoría, el 66% de la muestra, responde que "alguna", destacando no existir mayor diferencia entre los tres tipos de centros educativos encuestados. Al preguntar sobre cómo han adquirido esa competencia, en su mayoría -39% (361 alumnos)- señala haberla "adquirido por ellos mismos". El 21% (195 alumnos) la adquirió "por la ayuda de amigos". El 13,6% (156 alumnos) la obtuvo por "talleres". Otros, 13,4% (154 estudiantes), afirman que han adquirido esta formación por medio de "conferencias". Tan solo el 13% la ha recibido por ser "asignaturas en su curso actual", no se especifican las asignaturas.

La mayoría de los profesores de los diferentes colegios de la muestra de la ciudad de Loja (62,6%) responde poseer "algún" grado de formación recibida en comunicación audiovisual y digital. El 21,9% expresa tener "bastante" formación en comunicación audiovisual y digital, mientras que el 15,5% afirma no tener "ninguna" formación en este ámbito.

Competencias audiovisuales en estudiantes y profesores de Zamora

La mayoría de estudiantes de la ciudad de Zamora, el 64%, afirma haber recibido "alguna" formación en competencia mediática audiovisual y digital. Hay 49 estudiantes (19,4%) que afirman no haber recibido nunca "ninguna" formación en competencia mediática audiovisual y digital. Un 16,6% de los estudiantes (42) manifiesta tener "bastante" formación en este campo. En cuanto a la formación en competencias mediáticas del alumnado de Zamora, 59 alumnos (50%) declaran haberla "adquirido por ellos mismos". Otros 35 alumnos (30%) la han adquirido "por la ayuda de amigos" y 23 alumnos (20%) por medio de "conferencias".

Del total de profesores de la ciudad de Zamora encuestados, el 56,6% (26 docentes) cree tener "algún" grado de formación en comunicación audiovisual y digital, el 18,9% (8 profesores) expresa tener "bastante" formación en comunicación audiovisual y digital, y el 24,5% (19) dice no tener "ninguna" formación en este ámbito. Tales cifras revelan una situación un tanto más complicada que la de los profesores de Loja.

Aunque las pruebas de Chi-cuadrado (tabla 6) indican que no existe relación entre las variables (0,209), los profesores de Loja son los que han tenido mayor formación en competencias audiovisuales (21,9% ha recibido "bastante" formación audiovisual); siguen los estudiantes de la ciudad de Loja (19,5% ha recibido "bastante" formación audiovisual). A continuación se encuentran los profesores de la ciudad de Zamora (18,9% ha recibido "bastante" formación audiovisual) y, por último, están los estudiantes de la ciudad de Zamora (16,6% ha recibido "bastante" formación audiovisual).

Tabla 6. Pruebas de Chi-cuadrado

(*) 0 casillas (,0%) tienen una frecuencia esperada inferior a 5. La frecuencia mínima esperada es 8,32

Fuente: Elaboración propia.

 

Discusión o Conclusiones

Los resultados parciales del estudio muestran que el grado de formación recibida en comunicación audiovisual y digital no está relacionado con la procedencia geográfica o la condición de ser profesor o alumno. La edad, en cambio, desempeña un papel fundamental; por ejemplo, en algunos casos los alumnos manifiestan conocer ciertas herramientas que han aprendido a utilizar por sí mismos y que los profesores desconocen.

También se ha obtenido una muestra casi homogénea en cuanto al género y la formación en competencias de cada persona. Las edades de los estudiantes de los colegios públicos, privados y fiscomisionales de Loja son las comprendidas entre 14 y 18 años. Estos individuos poseen "alguna" formación en comunicación audiovisual y digital. En su mayor parte los alumnos aprenden por sí mismos, sin necesidad de supervisión o explicación de una tercera persona frente al uso de las herramientas tecnológicas. La mayoría de los estudiantes de Zamora afirma tener "algún" grado de formación en comunicación audiovisual y digital, obtenida principalmente por ellos mismos o por "la ayuda de amigos".

Las edades de los profesores de los colegios públicos de Zamora están comprendidas entre 35 y 61 años. Dentro de este grupo existen profesores de décimo a tercer año de bachillerato, que en cuanto a tiempo dedicado a la docencia, poseen desde pocos meses a 40 años y tienen "algún" grado de formación recibida en comunicación audiovisual y digital. Las edades de los profesores de los colegios de Loja están comprendidas entre 22 y 70 años, existiendo un predominio de las personas de 22 a 30 años. Para obtener esta variable, en el cuestionario se incluyó en los datos informativos la edad de los docentes. Los profesores de los diferentes colegios de la muestra de la ciudad de Loja demostraron poseer "algún" grado de formación recibida en comunicación audiovisual y digital.

El uso de las TIC fomenta en el alumnado una alta motivación para aprender. Pero no basta con poner equipos en las escuelas y tampoco con enseñar a los profesores a usarlos; ello es necesario, pero no suficiente. El alumnado tiene que construir su mundo, los ordenadores son solo una innovación educativa (McClintock, 2000). Se tiene que dar mayor importancia al componente pedagógico que al tecnológico. Hay que insertar las nuevas tecnologías en los colegios para facilitarles a los jóvenes y a sus profesores, mediante el dominio de las TIC, el camino hacia la sociedad del conocimiento. La tecnología formará parte de nuestra cotidianidad, pero aún no ha logrado entrar pedagógicamente en las escuelas ecuatorianas, por la escasa significación que se ha dado a este proceso, así como su inadecuado o nulo desarrollo en las prácticas educativas.

Las TIC son un importante recurso en la sociedad del conocimiento y un apoyo docente, pero el camino para la incorporación plena a esta nueva sociedad no está en las pantallas, sino en la motivación del profesorado, en la formulación de políticas educativas integrales que atiendan a las necesidades educativas venideras. Tal concepción, que parece estar más presente en la ciudad de Loja que en la de Zamora, hoy constituye uno de los desafíos más importantes que debe asumir la democracia en nuestras sociedades (Bacher, 2009).

Frente a la realidad descrita, y tomando en cuenta las conversaciones mantenidas con los docentes durante el proceso de aplicación de las encuestas, se concluye que en el proceso de adquirir las competencias audiovisuales necesarias para desempeñarse adecuadamente en un mundo cada vez más digitalizado como el que hoy habitamos, tiene un rol central la motivación tanto de profesores como de alumnos.

 

Notas

1 Puede consultarse en http://www.asambleanacional.gob.ec/system/files/ley_organica_comunicacion.pdf.

2 El Ecuador está dividido estratégicamente en siete zonas de planificación. La zona 7 corresponde a las ciudades de El Oro, Loja y Zamora. La sede administrativa de estas ciudades es Loja, considerada una ciudad con un alto nivel de cultura y educación. Zamora -una ciudad que últimamente ha crecido considerablemente, por la explotación de minería- es el foco de atención del gobierno nacional, en todos los ámbitos. El Oro es parte de la investigación en una segunda fase.

3 Con el objetivo de conseguir una población homogénea, se seleccionó en un principio a 29 colegios de la ciudad de Loja [de los cuales aceptaron participar 23], y 5 colegios de la ciudad de Zamora, con una población estudiantil en similares condiciones. Las encuestas a los adolescentes fueron realizadas con consentimiento informado de los padres y docentes.

4 Una institución fiscomisional recibe el financiamiento del Estado, la administración está a cargo del Vicariato Apostólico de cada provincia, pero sobre todo responde a una identidad cristiana. La Ley de Educación del país contempla que este tipo de establecimientos puede ubicarse en sitios donde no llega la educación pública.

 

Referencias

Aguaded, J. I. (2009). Miopía en los nuevos planes de formación de maestros en España: ¿docentes analógicos o digitales? [The Short-sightednes of the New Teacher Training Plans in Spain: Analogical or Digital Teachers?]. Comunicar, 17(33), 7-8. doi: 10.3916/c33-2009-00-001.         [ Links ]

Aguaded, J. I. (2010). La Unión Europea dictamina una nueva Recomendación sobre alfabetización mediática en el entorno digital en Europa [The European Union Passes a Recommendation on Media Literacy in the European Digital Environment]. Comunicar, 17(34), 7-8. doi: 10.3916/C34-2010-01-01.         [ Links ]

Aguaded, J. I. (2012). Apuesta de la ONU por una educación y alfabetización mediáticas [United Nations aiming at Media Literacy Education]. Comunicar, 19(38), 7-8. doi: 10.3916/C38-2012-01-01.         [ Links ]

Aguaded, J. I. (2013). El programa "Media" de la Comisión Europea, apoyo internacional a la educación en medios [Media Programme (EU) - International Support for Media Education]. Comunicar, 20(40), 7-8. doi: http://dx.doi.org/10.3916/C40-2013-01-01.         [ Links ]

Aranda, D. (2002). Educación mediática y aprendizaje significativo: una relación beneficiosa [Media education and meaningful learning: a beneficial relationship]. Comunicar, (18), 11-116. In http://www.revistacomunicar.com/verpdf.php?numero=18&articulo=18-2002-17.         [ Links ]

Area, M. (1995). La educación de los medios de comunicación y su integración en el currículum escolar [The education about media and their integration into the school curriculum]. Pixel-Bit, (4), 5-19. In http://www.sav.us.es/pixelbit/pixelbit/articulos/n4/n4art/art41.htm.         [ Links ]

Arrarte, G. (2011). Las Tecnologías de la Información en la enseñanza del español [Information Technology in teaching Spanish]. Madrid: Editorial Arco/Libros.         [ Links ]

Azinian, H. (2009). Las Tecnologías de la Información y la Comunicación en las prácticas pedagógicas: Manual para realizar proyectos [Information and Communications Technologies in teaching practices: manual for projects]. Buenos Aires: Ediciones Novedades Educativas.         [ Links ]

Bacher, S. (2009) Tatuados por los medios [Tattooed by media]. Buenos Aires. Paidós.         [ Links ]

Bauman, Z. (2007). Los retos de la educación en la modernidad líquida [Education challenges in liquid modernity]. Barcelona: Gedisa.         [ Links ]

Bellón, F. (2010). La sociedad mediática, sus servidumbres y sus cimientos [Media society, its easements and its foundations]. Oliverrock [blog, posted 07-08-2010]. In http://oliverrock.wordpress.com/2010/08/07/la-sociedad-mediatica-sus-servidumbres-y-sus-cimientos/.         [ Links ]

Benbunan, A. (2011). Correo electrónico en una semana [Email in a week]. Barcelona: Grupo Planeta.         [ Links ]

Bernabeu, N. (2010). La educación mediática en el currículo de la LOE. Aportaciones de este ámbito de conocimiento a la educación por competencias básicas [Media education in the curriculum of the LOE. Contributions of this field of knowledge to basic skills education]. Congreso Euro-Iberoamericano ATEI. Alfabetización Mediática y Culturas Digitales. Guía de Resúmenes y Sesiones. Sevilla, May 13-14, 2010. Directed by J. M. Pérez Tornero.         [ Links ]

Buckingham, D. (2005). Alfabetización, aprendizaje y cultura contemporánea [Literacy, learning and contemporary culture]. Madrid: Paidós.         [ Links ]

Cabero, J. & Guerra, S. (2011). Media literacy in the initial teacher education. Educación XX1, 14(1), 89-115. In http://e-spacio.uned.es/fez/eserv.php?pid=bibliuned:EducacionXXI-2011-14-1-5050&dsID=Documento.pdf.         [ Links ]

Cabero, J.; Duarte, A. & Barroso. J. (1997). La piedra angular para la incorporación de los medios audiovisuales, informáticos y nuevas tecnologías en los contextos educativos: la formación y el perfeccionamiento del profesorado [Cornerstone for the integration of audiovisual media, informatics and new technologies in educational contexts: training and retraining of teachers]. Edutec, (8) [online]. In http://edutec.rediris.es/Revelec2/Revelec8/revelec8.html.         [ Links ]

Cárdenas, A. L., Rodríguez, A. & Torres, R. M. (2000). El maestro protagonista del cambio educativo [The main character of educational change]. Bogotá: Cooperativa Editorial Magisterio.         [ Links ]

Castro, A. & García-Ruiz, R. (2011). La educación mediática en la Educación Infantil. Una oportunidad para mejorar la calidad de la enseñanza [Media education in early childhood education. An opportunity to improve the quality of teaching]. Congreso Internacional de Educación Mediática y Competencia Digital, Segovia, October, 13-15. In http://www.educacionmediatica.es/comunicaciones/Eje%201/Ana%20Castro%20Zubizarreta%20-%20Rosa%20Garc%C3%ADa%20Ru%C3%ADz.pdf.         [ Links ]

Comisión Nacional de Telecomunicaciones (CONATEL). (2006). Libro Blanco. Estrategia para el desarrollo de la sociedad de la información en el Ecuador [White Book. Strategy for information society development in Ecuador]. In http://www.conatel.gov.ec/website/conectividad/sociedad.php?Cod_cont=280.         [ Links ]

Córdoba, M. (2009). Inclusión educativa: Inclusión digital [Educative inclusion: Digital Inclusion]. Revista de Educación Inclusiva, 2 (1), 61-77.         [ Links ]

Escudero Muñoz, J. M. (2007). La formación del profesorado, esa asignatura siempre pendiente [Teacher training, that unfinished subject]. Andalucía Educativa, (63); 24-26. In http://redined.mecd.gob.es/xmlui/handle/11162/158.         [ Links ]

Ferrés, J., García, A., Aguaded, J. I., Fernández, J., Figueras, M. & Blanes, M. (2011). Competencia mediática. Investigación sobre el grado de competencia de la ciudadanía en España [Media competence. Research about the degree of citizenship competence in Spain]. Secretary of Education / Instituto de Tecnologías Educativas y de Formación del Profesorado (INTEF), España. In http://ntic.educacion.es/w3/competencia_mediatica/creditos.htm.         [ Links ]

Ferrés, J. (2006). La competencia en comunicación audiovisual: propuesta articulada de dimensiones e indicadores [Competence in media studies: articulated proposal of dimensions and indicators]. Quaderns del CAC, (25), 9-18. In https://www.cac.cat/pfw_files/cma/recerca/quaderns_cac/Q25ferres2_ES.pdf.         [ Links ]

Ferrés, J. (2007). La competencia en comunicación audiovisual: dimensiones e indicadores [Competence in media studies: its dimensions and indicators]. Comunicar, 15(29), 100-107. In http://www.revistacomunicar.com/index.php?contenido=detalles&numero=29&articulo=29-2007-17.         [ Links ]

De Fontcuberta, M. & Guerrero, C. (2007). Una nueva propuesta para la educación en medios [A new proposal for Media Education]. Cuadernos de Información, (20), 87-97. doi: 10.7764/cdi.20.115.         [ Links ]

Gimeno, J. & Carbonell, J. (Coords.). (2004). El sistema educativo. Una mirada crítica [The educational system. A critical look]. Barcelona: CISSPRAXIS.         [ Links ]

Gimeno, J., Clavería, C., Moreno, A. I. & Oriol, L. (2011). Las TIC como herramienta de inclusión en educación especial [ICT as inclusion tool in special education]. In J. Hernández, M. Pennesi, D. Sobrino & A. Vázquez. (Coords.), Experiencias educativas en las aulas del siglo XXI: innovación con TIC [Educational experiences in XXI century classrooms: innovation with ICT]. (pp. 399-403). Barcelona: Ariel.         [ Links ]

Guerra, M. & Jordán, V. (2010). Políticas públicas de Sociedad de la Información en América Latina: ¿una misma visión? Documento de proyecto [Information Society Public Policies in Latin America: a same vision? Project Document]. Santiago: United Nations Economic Commission for Latin America and the Caribbean (ECLAC). [Online]. In http://www.cepal.org/ddpe/publicaciones/xml/1/39181/W314Esp.pdf.         [ Links ]

Gutiérrez, A. (2008). Las TIC en la formación del maestro: "realfabetización" digital del profesorado [ICTs in primary teachers' training: teachers' digital "reliteracy"]. Revista Interuniversitaria de Formación del Profesorado, 22(3), 191-206. In http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=27418813011.         [ Links ]

Jurado Vargas, R. (2005) Diagnóstico de las políticas de TIC en el Ecuador [Diagnosis of ICT policies in Ecuador]. Quito: Red Infodesarrollo/Corporación Gestión Social del Desarrollo (GSD)/Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales, FLACSO-E. In http://www.flacso.org.ec/docs/diagnostico_tic.pdf.         [ Links ]

Margalef, J. M. (2010). Retos y perspectivas de la alfabetización mediática en España. Consulta a expertos [Challenges and perspectives of media literacy in Spain. Consultation with experts]. Madrid: Ministerio de Educación.         [ Links ]

Marín Gutiérrez, I., Díaz-Pareja, E. & Aguaded, I. (2013). La competencia mediática en niños y jóvenes: La visión de España y Ecuador [Media competence in children and teenagers: The Vision of Spain and Ecuador]. Chasqui, 1(124), 41-47. In http://186.5.95.155:8080/jspui/123456789/2040.         [ Links ]

Martos, A. E. (2011). Los jóvenes ante las pantallas: nuevos contenidos y nuevos lenguajes para la educación literaria [Young people in front of screens: new content and new languages for literary education]. Qurriculum, (24), 11-28. In http://revistaq.webs.ull.es/ANTERIORES/numero24/martos.pdf.         [ Links ]

McClintock, R. (2000). Prácticas pedagógicas emergentes. El papel de las Tecnologías de la Información y de la Comunicación [Emerging pedagogical practices. Role of ICTs]. Cuadernos de Pedagogía, (290), 74-77.         [ Links ]

Ministerio de Educación, Ecuador. (2011). Estándares de calidad educativa. Estándares de desempeño profesional docente. Propuesta para la discusión ciudadana [Standards of educational quality. Standards for teacher professional development. Proposal for public discussion]. Quito: Ministerio de Educación, Ecuador. In http://educacion.gob.ec/wp-content/uploads/downloads/2012/08/Estandares_Desempeno_Docente_Propedeutico.pdf.         [ Links ]

Parlamento Europeo, Comisión de Cultura y Educación (2008, Nov. 24). Informe sobre la alfabetización de los medios de comunicación en un mundo digital [Report about media literacy in a digital world] (online). In http://www.europarl.europa.eu/sides/getDoc.do?pubRef=-//EP//TEXT+REPORT+A6-2008-0461+0+DOC+XML+V0//ES.         [ Links ]

Peñaherrera, M. (2011). Evaluación de un programa de fortalecimiento del aprendizaje basado en el uso de las TIC en el contexto ecuatoriano [Evaluation of a Program to Straighten Learning process based on the use of ICT within the Ecuadorian context]. Revista Iberoamericana de Evaluación Educativa, 4(2), 72-91. In http://www.rinace.net/riee/numeros/vol4-num2/art4.html.         [ Links ]

Peñaherrera, M. (2012). Uso de TIC en escuelas públicas de Ecuador: análisis, reflexiones y valoraciones [ICT use in public schools of Ecuador: analysis, reflections and reviews]. EDUTEC. Revista Electrónica de Tecnología Educativa, (40), s/p. In http://edutec.rediris.es/Revelec2/Revelec40/pdf/Edutec-e_n40_Penaherrera.pdf.         [ Links ]

Pérez Gómez, A. I. (2010). Aprender a educar. Nuevos desafíos para la formación de docentes [Learning to educate. New challenges for teacher training]. Revista Interuniversitaria de Formación del Profesorado, 68(24,2), 37-60. In http://www.aufop.com/aufop/uploaded_files/articulos/1279235548.pdf.         [ Links ]

Pérez Tornero, J. M. (2003). Educación en medios: perspectivas y estrategias [Media education: prospects and strategies]. In J. I. Aguaded (Coord.), Luces en el laberinto audiovisual = Luzes no labirinto audiovisual: Congreso Iberoamericano de Comunicación y Educación [Lights in the audiovisual Labyrinth: Iberoamerican Congress on Communication and Education] (pp. 57-60). Huelva, Universidad de Huelva, October, 2003. In http://www.gabinetecomunicacionyeducacion.com/files/adjuntos/Educaci%C3%B3n%20en%20medios_perspectivas%20y%20estrategias.pdf.         [ Links ]

Prensky, M. (2006). Don't bother me mom - I'm learning!: How computer and video games are preparing your kids for 21st century success - And how you can help!. St. Paul: Paragon House.         [ Links ]

Pungente, J. & Biernatzki, W. (1995). La educación sobre los medios [Education about media]. Revista de Ciencias de la Información, 33, 163-186.         [ Links ]

Ramírez, J. L. (2006). Las tecnologías de la información y de la comunicación en la educación de cuatro países latinoamericanos [Information and Communications Technologies in Education in four Latin American Countries]. Revista Mexicana de Investigación Educativa, 11(28), 61-90. In http://www.comie.org.mx/v1/revista/portal.php?idm=es&sec=SC03&&sub=SBB&criterio=ART00005.         [ Links ]

Schiavo, E. (2000). Los ciudadanos de la sociedad de la información: entre los señores del aire y el pueblo natal [Information society citizens: between air lords and hometown]. In S. Finquelievich, ¡Ciudadanos a la red!. Los vínculos sociales en el ciberespacio [Citizens to the network! Social links in cyberspace]. (pp. 58-72). Buenos Aires: Ediciones Ciccus-La Crujía.         [ Links ]

Secretaría Nacional de Planificación y Desarrollo (SENPLADES). (2013). Plan Nacional de Desarrollo / Plan Nacional para el Buen Vivir 2013-2017 [National Development Plan / National Plan for Good Living 2013-2017]. Quito: Secretaría Nacional de Planificación y Desarrollo.         [ Links ]

Tyner, K. (2008). Audiencias, intertextualidad y nueva alfabetización en medios [Audiences, Intertextuality and new media literacy]. Comunicar, 15(30), 79-85. doi: 10.3916/c30-2008-01-012.         [ Links ]

UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura) / PIDC (Programa Internacional para el Desarrollo de la Comunicación) (2011). Análisis del Desarrollo Mediático en Ecuador - 2011 [Analysis of Media Development in Ecuador - 2011]. Quito: UNESCO. In http://unesdoc.unesco.org/images/0019/001925/192563s.pdf.         [ Links ]

Valdivieso Guerrero, T. S. (2010). Uso de TIC en la práctica docente de los maestros de educación básica y bachillerato de la ciudad de Loja [The usage of Information and Communication Technologies in the teaching practices of teachers in elementary and secondary education in Loja]. EDUTEC, Revista Electrónica de Tecnología Educativa, (33), s/p. In http://edutec.rediris.es/Revelec2/Revelec33/.         [ Links ]

Villanueva, G. & Casas, M. L. (2010). E-competencias: nuevas habilidades del estudiante en la era de la educación, la globalidad y la generación del conocimiento [E-competences: new learner skills for developing knowledge in the era of education and globalization]. Signo y Pensamiento, 29(56), 124-138. In http://revistas.javeriana.edu.co/index.php/signoypensamiento/article/view/2554.         [ Links ]

Wilson, C., Grizzle, A., Tuazon, R., Akyempong, K. & Cheung, C. (2011). Alfabetización mediática e informacional. Curriculum para profesores [Media and informational literacy. Curriculum for Teachers]. Paris: UNESCO.         [ Links ]


AGRADECIMIENTOS: Estudio desarrollado en el marco de la Convocatoria de Proyectos I+D del Ministerio de Economía y Competitividad, con clave: EDU2010-21395-C03-03, titulado "La enseñanza obligatoria ante la competencia en comunicación audiovisual en un entorno digital". Esta misma investigación se desarrolla a nivel nacional en Ecuador a través de la V Convocatoria Anual de Proyectos de Investigación con Fondos Internos [2014] de la Universidad Técnica Particular de Loja, bajo el título de "Competencias mediáticas en jóvenes, profesores y padres de familia de Instituciones educativas públicas y privadas de Ecuador". La directora de este último estudio es Diana Rivera Rogel y en él participan como investigadores, Isidro Marín, Catalina Mier, Andrea Velásquez, Juan Carlos Torres, Margoth Iriarte, Lucy Andrade; y como becaria de investigación, Stefany Celli. Agradecemos los aportes de todos ellos, y en particular los de Joan Ferrés Prats.

Sobre los autores:

Isidro Marín Gutiérrez, Licenciado en Ciencias Políticas y Sociología por la Universidad de Granada. Doctor [Ph.D.] en Antropología Social por la Universidad de Granada. Profesor Asociado de la Universidad de Huelva. Profesor-Tutor en el Centro Asociado de la UNED de Huelva. Docente-Investigador de la Universidad Técnica Particular de Loja (UTPL). Su carrera investigadora está centrada actualmente en competencias mediáticas en Ecuador. Miembro del Consejo Técnico de la revista Comunicar.

Diana Rivera, Doctora en Comunicación y periodismo por la Universidad Santiago de Compostela, España. Directora del Área Sociohumanística de la Universidad Técnica Particular de Loja, Ecuador. Línea de investigación periodismo digital. Co-editora internacional de la revista científica Comunicar. Ha participado en 4 proyectos de investigación financiados. Es autora de más de 25 artículos científicos y de divulgación y ha participado con capítulos en tres libros.

Stephany Celly, Licenciada en Comunicación Social por la Universidad Técnica Particular de Loja. Becaria de investigación en el Departamento de Ciencias de la Comunicación de la Universidad Técnica Particular de Loja. Experiencia en codirección de radiodifusión en Radio Ondas de Esperanza de la ciudad de Loja-Ecuador.

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons