SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.16 número2¿Qué se publica hoy en Iberoamérica?: Vea Actualidad Iberoamericana 8(1) 2005Influencia del Tratamiento con Vapor Sobre la Estructura y Comportamiento Físico-Mecánico de Fibras de Plátano índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Información tecnológica

versión On-line ISSN 0718-0764

Inf. tecnol. v.16 n.2 La Serena  2005

http://dx.doi.org/10.4067/S0718-07642005000200002 

 

Información Tecnológica-Vol. 16 N°2-2005, págs.: 3-14

INTERES GENERAL

Principales Aspectos sobre la Preparación de un Artículo para ser Publicado en una Revista Internacional de Corriente Principal

Main Aspects on the Preparation of a Manuscript to be Published in an International Main Stream Journal

J. O. Valderrama
Fac. de Ingeniería, Depto. Ing. Mecánica, Univ. de la Serena, Casilla 554, La Serena, Chile
Centro de Información Tecnológica (CIT), Casilla 724, La Serena, Chile


Resumen

Se presentan algunas reflexiones y recomendaciones sobre como se debe organizar, estructurar y presentar a un Editor un trabajo que desea ser considerado para publicación en una revista de corriente principal (manuscrito), como son las llamadas revistas ISI y Scielo. Se presentan algunos de los aspectos más relevantes relacionados con el título de un artículo, el resumen, la introducción, el cuerpo del artículo, las conclusiones y las referencias. Se dan ejemplos concretos sobre cada una de estas partes y se recomienda a los autores la forma de resolver algunos problemas comunes que enfrentan durante la preparación manuscrito. Lo expuesto ayuda a que un trabajo enviado para publicación sea mejor acogido por los evaluadores y Editores, quienes se forman la primera impresión del artículo por la presentación y organización del manuscrito, para ir luego a los detalles. Se concluye sobre la necesidad de que los autores cuiden que sus escritos se ajusten a ciertas normas mínimas de tipo ético y de calidad  aceptadas por la comunidad internacional si desean que sus artículos tengan el impacto deseado.


Abstract

Some reflexions and recommendations on how to organize, to structure and to submit a manuscript to an Editor for publication in a main stream journal, such as the ISI and Scielo journals, are presented. Some of the most relevant aspects related to the title of an article, the abstract, the introduction, the body of the paper, the conclusions and the references, are discussed. Some examples on how to write each of these parts and recommendations on how to solve some common problems found during the preparation of a manuscript, are given. The topics discussed could make a manuscript more  attractive to referees and Editors, who get the first impression by the presentation and organization of the manuscript, to go next to the details. It is concluded that it is necessary that authors must be careful in fulfilling some minimum rules of ethics and quality accepted by the international community if they want their papers to have the expected positive  impact.

Keywords: publication, refereed journals, manuscripts, research papers


 

INTRODUCIÓN

Hoy en día está bien establecido en el mundo académico, que el producto del quehacer de investigación se refleja solamente en los artículos que publican los investigadores. Algunos estudiosos incluso sostienen que la publicación en revistas es indiscutiblemente una de las principales actividades del investigador, tan importante como la investigación misma.

El significado y alcance de una publicación está bien definido en el ambiente de investigación internacional y se puede dar una definición simple y concreta. Una publicación válida es un documento escrito de difusión de la actividad de investigación seria y relevante, evaluada por pares y puesto a disposición de la comunidad investigadora a través de revistas especializadas. Dicho documento debe contener información suficiente que permita a otros investigadores del tema, entender los avances descritos, repetir los experimentos y cálculos, evaluar los resultados y comprender los alcances de las conclusiones. Además, una publicación válida debe estar permanentemente sujeta al control de Índices Internacionales de reconocido prestigio y amplia cobertura (Taubes, 1993; Gibbs, 1995; King, 2004). En ingeniería, ciencia y tecnología, por ejemplo, índices tales como Chemical Abstracts e Engineering Index, entre otros, dan amplia cobertura a las revistas que indizan. Sin embargo, son las revistas incluidas en las bases de datos del Instituto para la Información Científica (ISI, www.isinet.net) las que más se han popularizado en Iberomamérica, a pesar de las fuertes críticas encontradas en la literatura (Octavio, 1996). Las revistas incluidas en la biblioteca electrónica Scielo (wwww.scielo.org), están recibiendo cada día mayor aceptación.

La publicación en revistas arbitradas, indizadas y de alto impacto en la comunidad científica y tecnológica, llamadas también "de corriente principal", tienen un alcance mucho mayor que cualquier otro medio de difusión de un trabajo de investigación (Plomp, 1994; Amin y  Mabe, 2000; Packer, 2001). Esta es una de las principales razones para considerar a la publicación en revistas arbitradas, como un recurso estratégico de la investigación. Si un investigador publica, entonces se da a conocer, sus trabajos son citados y dan origen a nuevos estudios, puede optar a dineros para proyectos, puede elevar el nivel de sus investigaciones, y obviamente prestigiar a la institución a la que pertenece. Además, en el caso de investigadores universitarios la investigación y su difusión a la comunidad internacional representan importantes apoyos para la formación de los futuros profesionales.

La publicación de artículos en revistas surge, por lo tanto, de la necesidad de mostrar los avances logrados en una investigación, para que lleguen a la comunidad especializada en forma eficiente. La satisfacción de esta necesidad es una obligación que debe contraer todo investigador que recibe dinero para sus trabajos de parte de universidades, de gobiernos y de entidades internacionales. Algunas universidades e instituciones gubernamentales de diversos países han comprendido este concepto dual de necesidad-obligación y requieren, por lo tanto, que toda investigación financiada termine con una o más publicaciones (Valderrama, 2001).

Uno de los principales problemas que enfrentan muchos autores iberoamericanos, en especial aquellos de poca experiencia en investigación y publicaciones, es la forma en que deben ser presentadas las diversas partes de las que está formada un artículo. A pesar que los autores tienen a su disposición artículos de revistas y pueden ver y repetir lo que hacen otros, esto parece no ser suficiente.

Por lo tanto, he considerado oportuno exponer algunas ideas, reflexiones, experiencias y recomendaciones relacionadas con la preparación de un artículo para ser enviado a una revista de corriente principal, como son las llamadas revistas ISI y las Scielo (Gardfield, 1994; Packer, 2001). Los conceptos y recomendaciones vertidos en este trabajo han sido recolectados de la literatura (Bishop, 1984; Day, 1983; King, 2004; Campanario, 2005; CIT, 2005), y de la propia experiencia del autor como Editor, árbitro de numerosas revistas de corriente principal, revisor de proyectos internacionales, y miembro del comité Editorial de varias revistas .

 

EL TÍTULO DE UN ARTÍCULO

El título de un artículo es de especial importancia y debe ser cuidadosamente analizado por los autores o autoras de una publicación. Para resaltar esta importancia es conveniente analizar el hecho de que el título será leído por gran cantidad de personas, en especial a través de los índices internacionales impresos y electrónicos. De estos muchos lectores y lectoras, sólo unas pocas personas leerán el artículo completo. Si un título está bien estructurado, mayor impacto tendrá en la comunidad científica y tecnológica porque más investigadores accederán al artículo. Se debe recordar también que la calidad de los servicios de los Indices Internacionales depende de la precisión y exactitud del título, ya que muchos de dichos servicios incluyen sólo el título y los nombres de los autores de los artículos. Entre estos, por ejemplo, están los servicios de sciendirect, isiwebofknowledge y scholargoogle.

Un autor define el título como una frase u oración «que usando el menor número de palabras describa en forma adecuada el contenido del artículo» (Day, 1983).  Un buen título debe identificar el contenido, el tema y el propósito del artículo y debe orientar al lector y la búsqueda en bases de datos computarizadas. En el título se debe evitar usar términos que sólo entienden los expertos, abreviaturas, citas a la literatura, fórmulas químicas, y nombres comerciales de insumos. Usualmente, los autores tienden a alargar los títulos, a veces en forma innecesaria. Las partes "sobrantes" de un título corresponden casi siempre a palabras que una vez eliminadas no reducen el contenido ni el alcance del título. Usualmente, muchas de dichas palabras aparecen al comienzo del título: “Investigación sobre ... “, “Observaciones sobre ...”, “Estudios sobre ...”. La Tabla 1 muestra algunos ejemplos concretos y aclara algunos de estos aspectos. Aunque los comentarios presentados en la Tabla 1 no son rigurosos y son más subjetivos que objetivos (porque un título depende en gran parte del contenido del artículo), la idea de lo expuesto es reforzar la importancia que tiene el título de un artículo en la literatura actual.

En un congreso reciente un expositor presentó un interesante trabajo sobre el título y sus alcances (Pitty, 2004). Entre otros aspectos se refirió a la longitud del título, a la inclusión de referencias, y en forma especial al uso de términos ambiguos. Uno de éstos era el mal uso de la palabra “etcétera” o de su forma abreviada “etc.”. Contaba el expositor que una vez llamó a su novia por teléfono y la invitó a salir. “Y a dónde iremos?",  pregunto la niña con cierto entusiasmo. “Bueno, iremos a pasear por la playa, conversaremos, luego iremos a cenar, etcétera.”. El conflicto se armó cuando terminó la cena. La niña se imaginaba yendo a bailar y luego a la casa de él, para el etcétera. Nuestro relator, sin embargo, sólo estaba pensando en ir al cine y comer palomitas de maíz (popcorn). Una historia corta pero precisa que deja en claro que debemos eliminar términos ambiguos no sólo en las publicaciones técnicas y científicas, sino también en la vida diaria.

 

EL RESUMEN

La redacción de un Resumen (Abstract) de una publicación internacional parece ser una de las mayores dificultades con la que se enfrentan los autores o autoras de un artículo. Después del Título, el Resumen es una de las partes de un artículo leída por más gente. Se puede estimar con cierta certeza, que de cada 100 títulos que un investigador encuentra en su trabajo normal de revisión bibliográfica, lee  unos treinta Resúmenes. De éstos, no más de diez artículos son finalmente considerados para lectura y análisis, y seguramente todo autor(a) desearía que uno de esos diez trabajos fuera el suyo. Esto significa que un artículo tiene más posibilidades de ser considerado por otros si contiene un buen resumen, bien redactado, atractivo y que exponga el máximo de ideas con el mínimo de palabras. Se debe recordar que muchos lectores leerán el Resumen en Indices Internacionales, y juzgarán un trabajo exclusivamente por el contenido y claridad del Resumen.


Tabla 1: Ejemplos de Títulos de Artículos y sus Características

Título del Artículo

Comentarios

Sistema para el Cálculo de Equilibrio

Muy vago, ¿ que es sistema y equilibrio ?

Nuevo Método para la Síntesis del Triperóxido de Acetona

Un título corto y adecuado

Modelado de Intermediarios en la Deshidrogenación de Hidrocarburos: Adsorción de Ciclopentadienilo sobre Platino

Título compuesto que puede ser acortado sin perder generalidad.

Comportamiento de Catalizadores de Oro/Oxido de Titanio en la Oxidación de Monóxido de Carbono a Bajas Temperaturas

Un título adecuado que permite comprender el contenido del trabajo.

Solubilidad de Gases en Solventes Pesados

Vago, no dice qué gases ni qué solventes.

Aplicación de Sistemas Expertos para Determinar Intervalos de Calibración de Instrumentos de Medición en Bancos de Ensayo

Adecuado, aunque probablemente «bancos de ensayo» podría eliminarse

 

La literatura describe claramente los elementos mínimos y necesarios que debe contener un Resumen, y que se pueden condensar en una sola idea: "debe contener exactamente lo que se presenta en el artículo, en un lenguaje simple y directo". El Resumen debe: (i) establecer el objetivo y alcance del estudio realizado y presentado en el artículo; (ii) describir la metodología; (iii) resumir los resultados más importantes; y (iv) establecer las principales conclusiones. En el Resumen no se debe incluir información o conclusiones que no se describan en el artículo, no se debe usar abreviaturas, ni se debe citar referencias, salvo estrictas excepciones. El siguiente ejemplo puede aclarar estas ideas sobre la estructura de un Resumen.

"El objetivo del trabajo presentado fue la determinación de la calidad nutricional de turrones preparados usando semillas de soja y amaranto (objetivo). Se determinó el contenido proteico de los turrones y se emplearon ratas blancas de laboratorio, durante su crecimiento, como modelo animal experimental para evaluar el efecto nutricional (metodología). El análisis químico de los turrones mostró que ambos, de soja y de amaranto, contienen más de 10% de proteínas, mientras que un análisis biológico demostró que las proteínas son de buena calidad nutricional. Esta característica se mostró también en el buen desarrollo de los animales y los buenos valores de digestibilidad encontrados (resultados). Basado en los resultados del estudio, se concluye que estos turrones podrían ser industrialmente producidos, constituyendo una buena fuente alternativa de proteínas de origen vegetal (conclusión)".

Se debe mencionar también que las primeras impresiones que se forma un  árbitro al evaluar un artículo estarán basadas en el Título y en el Resumen, y puede ocurrir que un árbitro se forme una idea errónea de un artículo por la sola lectura de un Resumen mal escrito. A menudo se cumple también la máxima, "un buen Resumen viene seguido de un buen artículo; un Resumen pobre es el preámbulo de inconsistencias y errores" (Day, 1983).

 

LAS PALABRAS CLAVES (KEYWORDS)

La mayoría de las revistas especializadas incluyen en todos los artículos un conjunto de palabras claves (keywords), que los autores deben describir al someter su trabajo a publicación. Algunos autores no dan a este aspecto la seriedad y dedicación que se merece y muchos de ellos colocan allí algunas palabras o frases sólo para cumplir con los requisitos de la revista a la que envían el manuscrito.

Sin embargo, las palabras claves tienen un objetivo mucho más amplio y útil que el sólo echo de facilitar el trabajo del lector. Las palabras claves, cumplen hoy en día varias funciones: i) permiten al lector, usualmente un investigador, verificar que el artículo puede estar en el tema de su interés; ii) permiten localizar en forma rápida y eficiente el artículo correcto en Bases de Datos e Indices Internacionales; iii) permiten resumir y reunir artículos sobre un mismo tema en Indices y Bases de Datos; iv) permiten a Editores identificar árbitros para artículos enviados para publicación en forma eficiente y con cierta certeza de escoger el árbitro idóneo. La Tabla 2 aclara algunos de estos conceptos.

Las palabras claves no son necesariamente palabras solas, sino que pueden ser palabras compuestas o frases cortas. Por ejemplo si se quiere presentar como palabra clave "motor de corriente continua", esta frase, formada por cuatro palabras constituye una "palabra clave". No es conveniente separar esta en tres, como "motor", corriente", "continua".

 

Tabla 2: Ejemplo de palabras claves (keywords)

Título

Palabras Claves

Comentarios

Control Adaptativo Versus Control Difuso. Caso de un Control de Nivel

control adaptativo, control difuso, control predictivo, control de nivel

Todas las palabras claves están en el Título del artículo.

Medidas Experimentales de la Difusividad Térmica de la Mulita Durante su Formación

difusividad térmica, formación de mulita, sinterización, técnica flash

Se ha incluido dos palabras que no están en el Título del artículo, pero sí deben estar en el Resumen

Catalizadores de Oro/Oxido de Titanio para la Oxidación de Monóxido de Carbono a Bajas Temperaturas

catalizadores, oro, oxidación, Au/Ti02, bajas temperaturas

Las palabras oro y  bajas temperaturas, aunque aparecen en el título, no son adecuadas por ser muy amplias o muy ambiguas

 

En realidad las principales palabras claves debieran estar en el título, pero como este no debe ser muy extenso, es posible incluir otras palabras que permitan identificar el artículo en alguna área que el autor desea. Definitivamente, sin embargo, todas las palabras claves debieran aparecer en el Resumen. Si una palabra clave no está en el Resumen, entonces no corresponde que esté entre las palabras claves. Aunque en muchas revistas los Editores corrigen aspectos como las "palabras claves", son los autores las personas más indicadas para decidir cuales son las palabras que más se adecuan a la audiencia a la que se quiere dirigir el artículo, y deben definirlas en forma precisa.

 

LA SECCIÓN DE INTRODUCCIÓN

La Introducción es la primera sección del "cuerpo de un artículo". El objetivo de esta sección es proporcionar al lector(a) los antecedentes suficientes que le permitan ubicar el tema y el artículo en el contexto de la literatura pasada y presente. Se deberá escoger cuidadosamente la literatura a citar en esta sección y se deberá dejar en claro porqué, existiendo toda esa información disponible, el artículo que se presenta es necesario, y no es "más de lo mismo"

La exposición del tema o del problema abordado en el artículo debe ser expuesto en forma clara y directa. Si el problema estudiado e investigado no está bien planteado, seguramente ningún lector se interesará en la solución presentada. Y aunque alguien se interesara, probablemente habrá una predisposición natural a encontrar otras fallas o a no impresionarse por la solución, por brillante que ella sea.

La revisión de la literatura debe dar a lector una visión clara de cómo se ha enfocado el tema u otros similares en el pasado. Se debe dar especial importancia a la literatura de los últimos años, sin olvidar clásicos del pasado que el autor considere apropiado incluir. Lo que no puede pasar, pero que ocurre con cierta frecuencia, es citar solamente literatura de hace más de 30 años, como si nadie hubiera trabajado en el tema durante todo este período. Luego, de acuerdo a la tercera regla, se debe dejar en claro el método de solución, sea este de tipo experimental, teórico, o computacional. Esta descripción deberá ser expandida y detallada en la sección inmediatamente siguiente a la Introducción.

La Tabla 3 resume algunas reglas y recomendaciones para elaborar una buena  sección de Introducción.

 

Tabla 3: Algunas reglas generales para la preparación de una buena Introducción

1

especificar la naturaleza y alcance del problema investigado

2

presentar una revisión de la literatura sobre el tema del artículo

3

establecer el método usado en el estudio

4

describir el tipo de resultados obtenidos.

 

El último punto en la Tabla 3 es frecuentemente ignorado por los autores. Al final de la Introducción se debe explicar el tipo de resultados encontrados, obviamente sin necesidad de exponerlos en forma detallada. Estos deberán ser presentados en la sección de Resultados. Algunos autores tratan de mantener suspenso hasta el final, e incluso algunos relatan importantes descubrimientos en la sección de Conclusiones. Un final tipo Agatha Christie puede ser un excelente recurso literario, pero difícilmente se ajusta al molde de lo que es un método científico. Los lectores desean saber desde el comienzo que el asesino fue el mayordomo.

 

MATERIALES Y MÉTODOS

La sección de un artículo denominada en forma genérica como “Materiales y Métodos” debe ubicarse después de la Introducción. En la sección de Introducción se debe haber establecido la metodología usada en el estudio y se deben haber establecido las razones, fundamentadas en la literatura pertinente, para explorar el método, modelo, teoría, o experimento presentado, o porqué se hace necesario mejorar lo establecido (Day, 1983). En la sección de Materiales y Métodos se deben dar mayores detalles sobre estos aspectos y describir el equipo y la metodología usada en el trabajo presentado. Dependiendo del tipo de artículo (experimental, modelado, teórico, computacional, entre otros), la sección Materiales y Métodos puede tener diversos enfoques y diversos nombres. En un trabajo de modelado de procesos, por ejemplo, la sección se puede denominar “Desarrollo del Modelo”; en un artículo de corte más teórico se puede llamar “Desarrollo Matemático”; en un trabajo de tipo computacional puede llamarse “El Algoritmo Usado”.

El aspecto común obligatorio de esta sección es que en ella se deben presentar suficientes detalles como para que un investigador competente pueda repetir los experimentos, derivar las ecuaciones del modelo o programar el algoritmo de cálculo, según sea el caso. Si se trata de un artículo de tipo experimental, esta sección debe incluir especificaciones exactas de los métodos de preparación, datos químicos, pureza y origen de los reactivos y los materiales usados. Se debe evitar el uso de nombres comerciales y en especial de marcas, a menos que sea necesario. Para describir los métodos usados, estos deben ser organizados, en el mismo orden en que han sido ejecutados.

La sección de Materiales y Métodos debe ser claramente documentada con citas a la literatura. Si el método usado está basado en información de la literatura o si el método emplea materiales distintos a los comúnmente usados, se debe citar la fuente. Si el método ha sido ya presentado, se debe entregar los detalles fundamentales y citar la fuente de la literatura. Si dicha fuente es de difícil acceso para otros investigadores (por ejemplo, Revista Andina de la Universidad Perdida), es conveniente reproducir el método con mayor detalle, citando obviamente la fuente original.

 

RESULTADOS

La sección de un artículo denominada “Resultados” corresponde a una de las secciones que más contribuye al conocimiento. Es en esta sección en la que se entregan antecedentes experimentales, teóricos o numéricos que son producto del estudio que se presenta. En efecto, las secciones anteriores están diseñadas para explicar como se obtendrán los resultados; las secciones posteriores (Discusión y Conclusiones) están diseñadas para explicar el significado y alcance de ellos. Por lo tanto, queda claro que el trabajo completo depende de los resultados obtenidos, tanto de la calidad como de la cantidad.

Si el autor(a) se ciñe estrictamente al significado de la sección, que es solamente presentar los resultados, esta parte puede ser la más corta del artículo. Muchos autores presentan en una sola sección los resultados y la discusión de ellos. Esta práctica es aceptable cuando el tema en estudio da lugar a diversos resultados que por su naturaleza deben ser analizados a medida que se presentan. Por ejemplo, cuando se aplican varios métodos de cálculo, pero la aplicación de un método depende del resultado del primero, puede dar mayor claridad ir discutiendo los resultados a medida que son presentados. Cuando se trata de solamente un conjunto de datos, por muchos que ellos sean, es conveniente presentar los resultados y luego discutirlos en una sección de Discusión aparte, que va justo después de la sección de Resultados.

Cuando se presentan resultados numéricos se deben considerar una serie de aspectos relacionados con la forma en que se presentan los números. Por ejemplo se debe poner especial atención a la cantidad de cifras significativas que debe llevar cada número, a la no repetición de información, a la asignación de unidades, y a la organización de los resultados, entre otros. Por ejemplo, si se presentan datos de concentración en una mezcla de dos componentes, es suficiente con presentar la concentración de uno de los componentes de la mezcla. Si se lista la temperatura en una Tabla en Kelvin, por ejemplo, es redundante colocar otra columna con la temperatura en Celsius. Si las temperaturas fueron medidas con un instrumento de precisión 0.1 ºC y se leyó 23.4, es incorrecto listar por ejemplo 23.40 ºC o 23.400 ºC. Se debe cuidar también que las distintas variables presentadas en la sección de resultados lleven las unidades de medida usadas. Algunas revistas establecen como obligatorio el uso del sistema internacional, SI. Otras lo recomiendan, aunque dan libertad a los autores para usar otros sistemas de unidades, siempre que se mantenga uniformidad en todo el artículo. Creemos que esta última es una buena práctica especialmente porque hay áreas tecnológicas donde algunas unidades diferentes al SI son de uso industrial y comercial común.

Aunque en ciencia y tecnología los resultados son usualmente numéricos, esto no es siempre así. Por ejemplo si se está estudiando la aplicación de un nuevo procedimiento de gestión y manejo de personal de una institución, los resultados no son necesariamente cuantitativos. En este caso, por ejemplo, los resultados pueden ser condensados en una Tabla o en una serie de normas no necesariamente presentables en forma numérica. La decisión de presentar resultados en una Tabla o en una Figura depende de lo que se desea mostrar y expresar. Si la exactitud de los valores numéricos no es de especial importancia para el artículo y sólo se desea mostrar tendencias, la Figura debe ser la opción preferida. Raramente es necesario presentar la misma información en tablas y figuras, a menos que de los números presentados no se pueda deducir claramente la tendencia de la curva, observación que puede ser importante para el problema que se estudia. La información que se va a incluir en una Figura debe ser cuidadosamente seleccionada por los autores y autoras de un artículo. No es adecuado ni se contribuye al conocimiento científico o tecnológico la representación gráfica de toda la información obtenida en el laboratorio o producidos por un programa computacional. Al igual que en una Tabla, el hecho de presentar muchos datos en una figura no demuestra que dichos sean de interés o útiles para la comunidad científica; sólo demuestra que el autor o autora no tiene capacidad para discernir entre lo importante y lo superfluo. Más detalles sobre la confección de Tablas y Figuras se da en una sección aparte más adelante en este artículo.

 

LA SECCIÓN DE DISCUSIÓN

La sección de Discusión constituye una parte esencial en la que se deben analizar los resultados mostrados en el artículo, discutir sus implicancias y resaltar el alcance de ellos. Muchos artículos, que pueden ser atractivos por su temática, por su revisión de la literatura, por su metodología científica, y por sus interesantes y válidos resultados, son rechazados o tienen poco impacto por una mala discusión. Muchas discusiones son largas y frondosas, dudosas y oscuras, perdiéndose en un mar de palabras. Sentencias cortas y simples muestran sabiduría; lenguaje frondoso y palabras rebuscadas son usadas para ocultar conceptos oscuros y vagos. Un autor denomina esta situación como "técnica del calamar" y se aplica cuando "el autor está dudoso acerca de los hechos mostrados y de su razonamiento, escondiéndose detrás de una nube de tinta" (Day, 1983). La Tabla 4 muestra algunas recomendaciones para organizar una buena sección de Discusión.

 

Tabla 4: Algunos aspectos para organizar una buena sección de Discusión

1

presentar los principios, relaciones y alcance de sus resultados

2

establecer excepciones, falta de correlación, y existencia de puntos inciertos;

3

interpretar los resultados en comparación con trabajos ya publicados;

4

discutir en forma clara las implicaciones del trabajo

5

cuidar que cada aspecto discutido esté demostrado por los resultados del trabajo.

 

Si es necesario, se puede incluir en la Discusión algún análisis de tipo estadístico, pero con significado claro. Que no suceda como en un artículo en el que el autor presentó el siguiente análisis para resumir el efecto de ciertas drogas en ratones de laboratorio: "33.33% de los ratones no mostró efectos a la droga, 33.33% mostró efectos leves a medios, y el tercer ratón murió" (Day, 1983).

Cuando se desea mostrar la relación entre hechos observados y avalados por los resultados no se debe pretender alcanzar grandes conclusiones, sino las que corresponda. Rara vez un artículo será capaz de iluminar toda la verdad de un problema, pero si puede ser capaz de aclarar una pequeña área de la verdad  buscada. Por lo tanto, se debe exponer la contribución a la verdad en forma simple y bien documentada. Se deben discutir los hechos demostrables y no extrapolar sin fundamentos. La "verdad completa" es mejor dejársela a los ignorantes, quienes proclaman haberla descubierto todos los días.

 

LA SECCIÓN DE CONCLUSIONES

La sección de Conclusiones en un artículo constituye una parte esencial para cerrar un artículo. En esta sección se debe concluir en forma directa y simple sobre lo encontrado en la investigación descrita; no se debe discutir nada (eso va en la sección de Discusión), no se debe recapitular el trabajo en forma condensada (eso va en la sección Resumen), ni se debe presentar resultados (eso va en la sección Resultados). Una forma clásica y adecuada, y que muchos autores(as) prefieren, es escribir una frase de presentación y luego mostrar las conclusiones numeradas, como en el siguiente ejemplo.

"De los resultados mostrados, de su análisis y de su discusión, se pueden obtener las siguientes conclusiones, sobre la nueva técnica de análisis de hidrocarburos combustibles: 1) la característica principal de la metodología empleada, radica en una reducción significativa del tiempo de análisis; 2) la técnica propuesta es fácil de utilizar, ya que basta con seleccionar las señales adecuadas del espectro infrarrojo e introducirlas en el modelo presentado; 3) los resultados del nuevo método y los obtenidos por la técnica estándar ASTM D1 319 son comparables dentro de intervalos estadísticamente aceptables; y 4) la metodología empleada en las muestras analizadas puede ser ampliada a otras mezclas de hidrocarburos".

Aunque parezca obvio, se debe reiterar que en esta sección deben ir solamente las conclusiones, expresadas en forma directa y simple, avalada por los resultados del estudio realizado y presentados en el artículo. Conclusiones sobre hechos no documentados en el escrito, no cumplen ninguna función, son engañosas y son usualmente reflejo de un mal investigador y de una mala investigación.

 

CITAS Y REFERENCIAS

Las citas a la literatura en una publicación documentan los argumentos, ideas, conceptos, teorías y datos usados y expuestos en el escrito. Las citas permiten poner el trabajo en una perspectiva global respecto a lo que otros investigadores(as) realizan o han realizado en otras partes del mundo. Por lo tanto, las citas y referencias de trabajos de la literatura constituyen elementos esenciales e insustituibles en una buena publicación internacional. En este contexto no se debe confundir las "citas", las "referencias", la "bibliografía" y la "literatura". La cita es la mención que se hace a un documento, a un artículo o libro publicado; la sección de referencias es la lista en la que se detallan los documentos (artículos, libros, sitios en Internet, software), citados en el escrito; la bibliografía es un conjunto de documentos donde un lector puede consultar o ampliar la información del artículo, pero que no han sido citados en el texto; la literatura es todo el conjunto de publicaciones existentes, sin distinción.

Aunque no existen formatos estándares para la forma de presentar las citas y referencias, hay dos sistemas comúnmente usados en la literatura: 1) la numeración correlativa de las citas en el texto y en las referencias; y 2) las citas por autor y año, con referencias en orden alfabético por el apellido del primer autor. En estos dos grupos, hay revistas que exigen poner en las referencias los títulos completos de los artículos citados, además del nombre de la revista, el volumen, las páginas y el año de publicación. Para los libros, usualmente el título, además del número de la edición, la editorial, y el año de publicación son exigencias estándares.

La cita por autor y año ofrece varias ventajas comparado con otras formas de citación. Por un lado, permite al autor insertar y remover citas y referencias durante la redacción, modificación y posterior uso del material del artículo, sin tener que alterar el resto del texto. Además, permite al lector identificar, a medida que lee un artículo, quiénes están trabajando en el tema, observar la antigüedad de las citas y la mención de citas clásicas, o detectar en forma inmediata el exceso de autocitaciones, una práctica antiética aún no erradicada de la literatura internacional (Valderrama 2004; Cope, 2005). Las normas que siguen son las adoptadas por la revista "Información Tecnológica". Los autores, sin embargo, deben seguir las normas de la revista a la que enviarán el manuscrito.

En el texto, las referencias se citan por autor y año entre paréntesis redondos. Por ejemplo: "Ruth y Chany (2004) han demostrado que…" o bien, "Se ha demostrado en la literatura (Ruth y Chany, 2004) que…". Cuando existan más de dos autores, se cita el primer autor seguido de et al.; por ejemplo, (Pérez et al., 2003). En las referencias, sin embargo, se debe mencionar todos los autores, excepto en el caso de muchos autores. En este caso, (p. ej. más de 6 autores), se cita como Pérez et al. (2003) y en la lista de referencias como Pérez, J.P. y otros 8 autores, o los autores que corresponda.  Si en el  texto se  mencionan  de una vez  más de dos referencias, se citan como: (Pérez et al., 2003; Rojas, 2004; Acuña y Torres, 2004). En la lista de referencias se debe incluir el título de los trabajos citados, como muestra en la Tabla 5.

 

ASPECTOS GENERALES

Una recomendación general que ayuda a mejorar la presentación de un artículo, y que puede inclinar la opinión de un buen evaluador, es pedir a un colega revisar la versión final del manuscrito, antes de enviarlo al Editor. El autor que da forma final al manuscrito usualmente pasa por alto detalles que para otros pueden ser obvios. Además, como en todo documento escrito, los autores deben cuidar la ortografía y gramática y ajustarse a las normas de la revista a la que se enviará el trabajo. Igualmente, deben velar para que todo aspecto del documento (autoría, metodología, resultados y citas), se ajusten a normas éticas establecidas por la comunidad internacional (www.citchile.cl/a1a.htm, 2004; Valderrama, 2004; Cope, 2005). El impacto de un artículo y el prestigio de los autores pueden ser dañados si los experimentos, métodos o teorías no son reproducibles, y peor si al reproducirlos no se obtienen los resultados informados en el artículo. También daña el prestigio de una publicación la autoría desmerecida, la falta ética más común en la literatura internacional.

 

Tabla 5: Formas de listar las referencias para diversos documentos impresos y electrónicos

1

Artículos

autores, título del artículo, nombre de revista, volumen, numero, páginas (inicial y final), año.

Ruth, D. W. y P.S. Chany, Relationship of Diffuse to Total Radiation in Canada, Solar Energy 18 (1), 153156 (1999).

2

Libros

autores (editores), título, edición, volumen (si hay más de uno), páginas (inicial y final), editorial, ciudad, país, año.

Smith, J.P., “Handbook of NonConventional Energy”, 2ª ed., 2358. Brooks Publishers, Londres, Inglaterra (1990).

3

Capítulo de Libros

autores, título del capítulo, nombre del libro, edición, editorial, volumen (si hay más de uno), páginas (inicial y final), ciudad, país, año.

Soares, M.E. y otros tres autores, "Process Calculations Using Equation of State" In Chem. Thermodynamics by N. Newman, pp 257267 Ann Arbor Sci. Publishers, MichiganUSA (1983).

4

Congresos o conferencias

autores, título del trabajo presentado, nombre del congreso o conferencia, páginas (inicial y final), ciudad, país, fecha, año.

Kong, S.Y. y R.J. Kugai, “Binary Diffusion Coefficients for Fatty Acids in Supercritical CO2”, 6th European Congress on Supercritical Fluids, 132138, Tours, Francia Sept. 46 (2003).

5

Tesis y Memorias

autor:(es), título de la tesis, grado de la tesis (Doctorado, Maestría, MBA), nombre de la institución, facultad o departamento, año.

Alarcón, R., “Determinación de Difusividades de Gases a Alta Presión en Sólidos Porosos”, Tesis de Grado, Dpto. Ing. Mecánica, Univ. de La Serena, La Serena, Chile (2003).

6

Normas

abreviatura, Código, título de la norma, páginas, ciudad, país, año.

ACD 1234503, Norma Argentina sobre Dureza de Materiales, 3242, Buenos Aires, Argentina (1999).

7

Patentes

Nombre del inventor, título de la patente, país y número de la patente, clasificación de la patente, fecha de concesión oficial.

Alonso, R y H. Silva, Reducción de Oxidos Nocivos mediante Tratamientos en frío, US 6.444.567, Clases 343, 356, 15 de enero (2001)

8

Artículos de Revistas electrónicas

autor(es), título del artículo, título de la revista o serie electrónica, ISSN, tipo de medio (en línea, CD), volumen, número, día, mes y año, fecha de consulta (docs en línea), dirección electrónica.

Torres, L.J., “Extracción de Aceites Esenciales”, Rev. Ciencia, ISSN 06556782 (en línea), 37(3), 2003 (fecha de consulta Mayo 5, 2004; www.revciencia.es).

9

Monografías electrónicas

autores (institución), título, edición, ISBN (si la tiene), tipo de medio (en línea, en CD), fecha de consulta, dirección electrónica, editorial, lugar de publicación, fecha de publicación

Smith, A., "Handbook of Nanomaterials" (en línea), 4 abril de 2004, http//nano.hb/ handbook/ kewat.com, My House Pub., USA (1996)

10

ix) Foros en Internet

título del foro, tipo de medio (en línea, email), dirección del sitio, fecha de inicio del sitio, fecha de consulta.

Rediris [por email] Profesionales de la formación agraria, Información sobre EDUAGRO. RedIris, España [fecha de consulta 17 Octubre 2004], http//www. rediris.es/ eduagro.es.html (2004).

 

Presentación de Tablas y Figuras

Hay dos aspectos directamente relacionados con la buena presentación de un artículo y que necesitan mayor explicación: a) la confección de Tablas y Figuras, y b) el uso correcto del idioma Castellano.

La organización de información en forma de Tablas y Figuras representa una muy buena práctica en una publicación internacional si es adecuadamente usada. Como regla general una Tabla debe ser incorporada en un artículo solamente si hay suficientes datos diferentes que presentar y se considera que es de utilidad para los lectores, que es necesaria para poder comprender los alcances del trabajo, o que es útil para replicar la propuesta del artículo (ensayos estadísticos, modelos, experimentos, algoritmos de cálculo, y teorías, entre otros). Los resultados a incluir en una Tabla o en una Figura deben ser cuidadosamente seleccionados por los autores. No es adecuado ni se contribuye al conocimiento científico o tecnológico la reproducción tabular o gráfica de todos los datos obtenidos en el laboratorio o producidos por un programa computacional.

En la confección de Tablas y Figuras se debe evitar la inclusión de leyendas innecesarias, de recuadros que no aportan, y de explicaciones que pueden ir en el texto del artículo. Las leyendas incorporadas en una Figura o en una Tabla deben ser de un tamaño adecuado de acuerdo al formato final de la revista. Las Figuras deben ser citadas en el texto por un número correlativo. Las Tablas se citan en la misma forma. Así,. la primera Tabla y la primera Figura de un artículo se mencionarán en el texto antes de ellas como Fig. 1 y Tabla 1. Las Figuras deben ser referidas o citadas en el texto por su número. Se debe evitar sentencias tales como: “en la Figura de abajo”, “en la Figura anterior” o “en la Figura siguiente”.

En revistas donde las Tablas y Figuras son impresas tal como las envían los autores (tipo camera ready), es recomendable poner especial cuidado en la alineación, en el tipo de letra usado, en los márgenes, en la separación de columnas, en el tamaño de la letra y de los superíndices y subíndices, y en el grosor de las líneas, entre otros aspectos.

Existe la creencia, en especial en autores con poca experiencia, que la inclusión de Figuras en un artículo agrega importancia a los datos o a los resultados que presentan. Por lo tanto, convierten en impresionantes figuras unos pocos datos que perfectamente podrían ser analizados en el texto del artículo. No sólo eso, pero existen engañosas Figuras que se presentan para ocultar inexactitudes de los resultados que no tienen una explicación razonable. Algunos autores usan el “método del punto gordo”, esto es incluir los valores experimentales dibujando puntos de diversas formas y de un tamaño exagerado para el tamaño de la Figura. Esto hace que los puntos se vean más cercanos a una línea de tendencia o a una curva teórica esperada. Otros autores usan escalas de diversos tipos para que los números “se vean mejor”, cuando en realidad se trata de ocultar desviaciones importantes y que no tienen una explicación razonable. Si sólo se presenta una curva en una figura, probablemente el comportamiento de la curva podría ser expresado en palabras en el texto, o en una Tabla. Tal vez la tendencia de la curva, el punto de  máximo o el punto de mínimo sean las únicas características importantes de observar y comentar. Lo demás es “aderezo para la pantalla”. La Tabla 6 entrega algunas reglas útiles para la confección de una Tabla.

Cuando se desea incorporar Figuras que han sido obtenidas de equipos de laboratorio (por ejemplo de un cromatógrafo), se debe cuidar que la impresión en papel que hace el equipo sea de buena calidad. Si no lo es, un buen dibujante o diseñador debe rehacer la Figura antes de incorporarla en el artículo. Si nada de esto es posible, es mejor no presentar la Figura, ya que la información no será de utilidad y refleja simplemente trabajo mal realizado. La Fig. 1 representa una figura simple y aceptable para una publicación.

 

Tabla 6: Algunas reglas útiles para la confección de una Tabla

1

si se requiere presentar sólo unos pocos datos, estos deben ser incluidos en el texto;

2

si los resultados o condiciones son las mismas para una serie de experimentos, esto se debe especificar en el texto;

3

se deben evitar notas al pie de la Tabla. Si hay algo importante que aclarar, se debe hacer en el texto o en la leyenda de la Tabla;

4

los valores numéricos en una Tabla deben contener sólo cifras significativas, para no crear falsos sentidos de precisión y exactitud

5

no se deben repetir resultados en Tablas y en el texto. Aparte de ser innecesario, puede causar confusión al lector al pensar que se trata de distinta información;

6

se debe ordenar la información en forma vertical. Esto significa que los elementos comunes deben ir en columnas y las variables en filas;

7

en una Tabla no se debe dar detalles de los experimentos. Estos aspectos deben ir en la sección Materiales y Métodos o similares, según sea el tema del artículo;

8

las Tablas deben ser ubicadas lo más próximo y después del texto donde se menciona por primera vez;

9

las Tablas deben ser referidas o citadas en el texto por su número. Se debe evitar el uso de sentencias tales como: “en la Tabla de abajo”, "en la Tabla anterior”, “en la Tabla siguiente”;

10

la leyenda de una Tabla debe ser clara, corta y concisa.

 

La leyenda de una Figura debe ser clara y concisa, de modo que un lector medianamente experto pueda entender el significado y alcance de la Figura sin leer el texto del artículo. Las leyendas deben seguir un formato uniforme en todo el artículo. Raramente la leyenda explicativa de la  Figura ocupa más de tres líneas del ancho de la Figura. Por ejemplo, si se trata de una Figura que muestra el equipo experimental usado en el trabajo, se podría colocar como leyenda lo siguiente: i) Fig. 1: Equipo experimental; ii) Fig. 1: Detalles principales del equipo experimental usado; o bien iii) Fig. 1: Detalles del equipo experimental usado en los experimentos, mostrando las partes más importantes, los accesorios utilizados para la toma de las muestras y la dirección de los diversos flujos. En estos ejemplos, claramente la opción (ii) parece la más adecuada. La (i) es muy reducida y no aclara sobre de que equipo se trata. La (iii) es redundante y el exceso de palabras no aporta a entender la Figura.

 

Fig. 1: Concentración en (gr/mL) del aceite de clavo de olor v/s longitud a  69.7 bar y 20 °C

 

Si la Figura está bien diseñada el lector sabrá discriminar entre equipos principales, accesorios y líneas de flujo. Las Figuras de equipos deben ser simples, ya que usualmente la intención de este tipo de Figuras es mostrar la distribución de las diferentes partes del equipo, mientras que los detalles deben ser incorporados al texto del artículo.

 

Términos en Inglés

Es claro para todos que el idioma Inglés es el idioma internacional hoy en día y negarse a ello es sólo retrasar nuestra incorporación al mundo globalizado de hoy, que aunque no nos guste, nos absorbe. Sin embargo, creo que es necesario y conveniente empezar a considerar nuestro idioma Castellano, el segundo idioma madre más hablado del mundo, como un idioma internacional.

En la literatura técnica y científica en nuestro idioma Castellano es común encontrar artículos con algunos términos en idioma distinto al Castellano, usualmente en Inglés. Aunque esta práctica tiene la intención de no causar confusión con términos nuevos y mantener el significado original, creemos que esta situación no es correcta e impide ampliar nuestro idioma Castellano tan rico en nombres, adjetivos y sinónimos. Decir que una palabra o término técnico en otro idioma no puede ser traducida al Castellano, es simplemente irse por el camino fácil. El cantautor dominicano Juan Luis Guerra, en su canción El costo de la vida, resume bien esta situación de facilismo y resignación, que del lenguaje común se ha extendido al lenguaje técnico: “... a nadie le importa qué piensa usted/ será porque aquí no hablamos inglés/ do you understand? Do you, do you?... / a nadie le importa qué piensa usted/ será porque aquí no hablamos francés/ Ah, ah vous parlez? ah, ah non monsieur”.

En "Información tecnológica", el título, el resumen y las palabras claves son presentadas en Inglés con el objetivo de incorporar la revista en algunos importantes Indices Internacionales. En todo otro aspecto hemos privilegiado el uso de nuestro idioma Castellano, característica que nos ha dado cobertura y prestigio como una de las revistas más importantes en Ibero América en el área de la Ingeniería, la Tecnología y las Ciencias Aplicadas. Nuestros más de 1600 artículos originales publicados desde el año 1993 a la fecha, los más de 4500 autores que nos han confiado sus trabajos, nuestra presencia en 12 Indices Internacionales en los que nuestra revista se encuentra hoy en día, y nuestra incorporación a la Biblioteca Electrónica Scielo (http://www.scielo.cl), avalan el orgullo de nuestra publicación.

Si en el artículo existen términos técnicos que comúnmente se expresan en otro idioma (usualmente en Inglés), la publicación en nuestra revista representa una oportunidad única para "acuñar" una palabra en nuestro idioma, que represente fielmente el significado del término original. En esta  línea, recordamos siempre a nuestros autores que deben usar términos en Castellano en todo el artículo, excepto en aquellos casos en que es indispensable mantener el término en Inglés o en otro idioma (abreviaturas de sociedades, nombres comerciales, y nombres de personas, por ejemplo). Para evitar confusión a los lectores, recomendamos poner entre paréntesis el término en Inglés, por una sola vez, en la primera ocasión que aparece en el artículo.

Un autor escribió en el Resumen de un manuscrito enviado a nuestra revista: "El comportamiento de los circuitos electrónicos se modela utilizando nullors, lo que permite representar sus relaciones de interconexión usando estructuras de datos simples. De esta forma, se demuestra que  el sistema de ecuaciones compacto puede calcularse al evaluar el producto cartesiano de las relaciones de interconexión asociadas a los elementos nullator y norator". Sugerimos al autor los términos anuladores para nullors, terminal nulo para nullator y terminal libre para norator. El autor estuvo de acuerdo y, si la información de que disponemos es correcta, hemos incorporado tres nuevos términos técnicos en el área de la electrónica.

 

CONCLUSIONES

De los argumentos presentados, de su discusión y de los antecedentes de la literatura expuestos a través del artículo, se pueden obtener las siguiente conclusiones principales:

i) el producto del quehacer de investigación se refleja solamente en los artículos que publican los investigadores;

ii) el título y el resumen deben ser cuidadosamente redactados para que puedan llegar en forma eficiente a los interesados a través de las bases de datos electrónicas;

iii) un Resumen debe incluir cuatro partes principales: objetivo, antecedentes, resultados y conclusiones;

iv) la Introducción debe incluir la definición del problema, su naturaleza y alcance, y las citas necesarias a la literatura;

v) en la sección Materiales y Métodos, o el equivalente dependiendo del tema del artículo, se deben presentar suficientes detalles como para que un investigador competente pueda repetir los experimentos, derivar las ecuaciones del modelo o programar el algoritmo de cálculo, según sea el caso;

vi) en los Resultados se entregan solamente los antecedentes experimentales, teóricos o numéricos que son producto del estudio;

vii) en la sección de Discusión se debe analizar los resultados mostrados en el artículo, resaltando la importancia y alcance de ellos;

viii) en la sección de Conclusiones se debe presentar solamente las implicancias del estudio que estén avaladas por los resultados;

ix) las citas de la literatura en una publicación documentan los argumentos, ideas, conceptos, teorías y datos usados y expuestos en el escrito, y por lo tanto deben incluir trabajos recientemente publicados;

x) el Castellano es un idioma apropiado para informar los resultados de una investigación y debe ser promovido en toda instancia, como lo hace Información Tecnológica.

 

REFERENCIAS

Amin, M. y M. Mabe, Impact Factors: Use and Abuse, Elsevier Science Perspectives in Publishing., http://www1.elsevier.com/ homepage/ about/ita/editors/perspectives1.pdf (2000)        [ Links ]

Bishop, C.T., How to Edit a Scientific Journal, ISI Press, PhiladelphiaUSA (1984)        [ Links ]

Campanario, J.M., Cómo escribir y publicar un artículo científico. Cómo estudiar y aumentar su impacto, http://www2.uah.es/jmc/ (2005)        [ Links ]

Cellino, A. (editor), Los Laberintos del Futuro. Ciencia y Tecnología en América Latina, Edit. Universidad Nacional del Litoral, Santa Fe  Argentina (2001)        [ Links ]

CIT, Centro de Información Tecnológica, La Serena-Chile, Normas y Documentos Varios http://www.citchile.cl/ a1a.htm  (2005).        [ Links ]

Cope, Committee on Publication Ethics, UK http://bmj.bmjjournals. com/misc/cope/ (2005)        [ Links ]

Day, R.A., How to Write and Publish a Scientific Paper, ISI Press, PhiladelphiaUSA (1983)        [ Links ]

Gardfield, E. The Concept of Citation Indexing: A Unique and Innovative Tool for Navigating the Research Literature. Current Contents, (1):35-40 (1994)        [ Links ]

Gibbs, W.W., Ciencia en el Tercer Mundo, Investigación y Ciencia, 231, 70-79 (1995)        [ Links ]

King, D.A., The Scientific Impact of Nations, Nature, 430 311-316 (2004)        [ Links ]

Octavio, A., The Indexed Theorem, The Mathematical Intelligencer, 18(4), 9-11 (1996)        [ Links ]

Packer, A.L., The SciELO Model for electronic publishing and measuring of usage and impact of Latin American and Caribbean scientific journals, 2nd ICSU-UNESCO Int. Conference on Electronic Publishing in Science, UNESCO House, Paris (2001)        [ Links ]

Pitty, A. Mejorar los Títulos es Tarea del Editor: Maneras de Mejorar el Título de los Artículos Científicos, 5º Encuentro de Editores de Revistas Científicas,, La Habana, Cuba, 2225 de Noviembre (2004).        [ Links ]

Plomp, R. The Highly Cited Papers of Professors as an Indicator of a Research Group's Scientific Performance. Scientometrics 29(3), 377-393, (1994).         [ Links ]

Taubes, G., Measure for Measure in Science, Science, 260, 884886 (1993)        [ Links ]

Valderrama, J.O., La Publicación en Revistas Especializadas, un Recurso Estratégico en la Investigación Científica y Tecnológica. Cap.4 en Cellino (2001)        [ Links ]

Valderrama, J.O.,  Asuntos Éticamente Reprochables en una Publicación Internacional,  V Encuentro de Editores de Revistas Científicas, Instituto de Ciencia Animal, La Habana-Cuba, Noviembre (2004)        [ Links ]