SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.21 número1ENALAPRIL Y VERAPAMIL ATENUANTES DE LA REMODELACION DE LA PARED AÓRTICA EN DIFICIENCIA DE ÓXIDO NÍTRICOESTUDIO MORFOMÉTRICO DE LOS LIGAMENTOS COLATERAL MEDIAL Y OBLICUO DE LA ARTICULACIÓN DEL CODO EN PERROS (Canis familiaris) índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

International Journal of Morphology

versión On-line ISSN 0717-9502

Int. J. Morphol. v.21 n.1 Temuco mar. 2003

http://dx.doi.org/10.4067/S0717-95022003000100003 

Int. J. Morphol.,
21(1):15-21, 2003.

MORFOLOGÍA DEL CONDUCTO DEFERENTE EN EL CONEJO (Orytolagus cuniculus)

MORPHOLOGY OF THE DUCTUS DEFERENS IN THE RABBIT (Orytolagus cuniculus)

Schencke, C. & del Sol, M.


SCHENCKE, C. & DEL SOL, M. Morfología del conducto deferente en el conejo (Oryctolagus cuniculus). Int. J. Morphol., 21(1):15-21, 2003.

RESUMEN: El conducto deferente de conejo (Oryctolagus cuniculus), cumple un rol preponderante en el transporte de los espermatozoides hacia la uretra. Con el objetivo de profundizar su estudio morfológico, analizamos las características histológicas e histoquímicas.

Utilizamos 5 conejos (Oryctolagus cuniculus) obtenidos del Bioterio de la Facultad de Medicina de la Universidad de La Frontera, Temuco, Chile. Una vez sacrificados los conejos, se disecó macro y mesoscópicamente la región pélvica. Se extrajo en bloque el sistema urogenital y posteriormente, disecaron los conductos deferentes, seccionándose para el estudio histológico parte de las regiones epididimaria, funicular, pélvica y ampular. Se procesaron las muestras histológicamente y se realizaron las tinciones histológicas de Hematoxilina-Eosina, Van Giesson, Van Giesson Elástica, Tricrómico de Masson, y Reticulina de Gomori e histoquímicas de PAS, Pas diastasa, Azul Alcian pH 2,5 y pH 0,4.

Se observó en el conducto deferente una túnica adventicia de tejido conjuntivo denso con vasos y nervios. Presenta una gruesa pared muscular con un estrato externo de fibras longitudinales, un estrato medio con fibras espiraladas y un estrato circular interno. El segmento epididimario presentó un epitelio pseudoestratificado cilíndrico, pero al llegar al segmento ampular el epitelio varió a cuboídeo simple. La mucosa formaba pliegues longitudinales a lo largo del conducto deferente, desde la región epididimaria hasta la pélvica, determinando un lumen irregular, vista en corte transversal. Los tres primeros segmentos el conducto deferente presentaba estereocilios, no así en la zona ampular. La presencia de material de secreción se comprobó a lo largo del conducto aumentando considerablemente en la ámpula. El estudio histoquímico reveló una reacción PAS positiva, específicamente en la zona apical de las células epiteliales, a lo largo de todo el conducto. En la ámpula, la mucosa se plegaba en varios compartimentos, como mallas angulosas, formando cámaras. En el tejido conjuntivo que rodeaba la mucosa de las cámaras se observaron abundantes fibras reticulares. El tejido conjuntivo que rodeaba cada ámpula por separado era rico en fibras elásticas, las que se encontraron distribuidas en forma irregular, formando verdaderas redes.

PALABRAS CLAVE. 1. Conducto deferente; 2. Morfología; 3. Oryctolagus cuniculus.


INTRODUCCIÓN

En el conducto deferente del hombre y de algunos mamíferos se pueden distinguir cuatro segmentos anatómicos: epididimario, funicular, pélvico y ampular. Estudios descriptivos de la morfología micro y macroscópica del conducto deferente de distintas especies muestran cierta regionalización a lo largo del conducto. El conducto deferente de ratón presenta una transición gradual, marcada por un incremento en el grosor de la pared muscular y una va riación en la compleja ultraestructura epitelial, desde el segmento epididimario al ampular, (Kennedy & Heidger, 1979). Así también, estudios en monos muestran que la presencia de estereocilios en las células epiteliales son más altos y uniformes en la porción proximal, siendo en cambio en la porción distal más cortos e irregulares. Los pliegues longitudinales presentes en el lumen de la región epididimaria no son tan abundantes, pero gradualmente se van haciendo más complejos a medida que se llega al segmento pélvico (Ramos, 1979).

En el hombre, el epitelio está formado por células columnares y basales. Las células columnares que presentan gránulos citoplasmáticos PAS positivo son más frecuentes en la región epididimaria, (Paniagua et al., 1982).

Diversos estudios revelan que la secreción de sustancias en el conducto deferente no es uniforme, presentándose en diferentes concentraciones a lo largo de su trayecto. Flickinger (1973), sugiere que en la porción proximal del conducto deferente la función más importante es la de absorción de material desde el lumen, mientras que las células epiteliales de la porción distal estarían sintetizando esteroides. Orsi et al. (1999) en sus estudios realizados en gerbil, describen la expresión de vesículas en el citoplasma apical de las células principales del conducto deferente aparentemente relacionado con procesos de absorción y secreción .

Por otra parte, estudios realizados sobre la presencia de fosfolipasa A2, enzima que tiene un rol importante en la maduración espermática y reacción del acrosoma, demostraron su presencia en conducto deferente de toro. En ratón, esta enzima sólo se encontraba a nivel del conducto deferente (Rönkkö et al.,1995).

Según un estudio realizado en el sistema reproductor de conejo por Holtz & Foote (1978), el epidídimo se continúa como conducto deferente, extendiéndose craneodorsal al cuerpo del epidídimo y llega a la cavidad abdominal a través del canal inguinal. Finalmente, da un giro alrededor de la uretra, en donde toma forma de huso. Esta porción toma el nombre de ámpula del conducto deferente.

A nivel de este último segmento, se han revelado interesantes hallazgos funcionales, además de su rol en el almacenamiento de espermios. Elchlepp (1952), señaló que en el conejo silvestre (Sylvilagus Floridanus), la región ampular está formada por cámaras que siguen hasta 2,7 mm de su entrada a la uretra. Estas se encuentran plegadas en un macho activo, en cambio, en un macho inactivo están generalmente colapsadas, disminuyendo su largo y aumentando su diámetro. La fina ultraestructura de la región ampular de conejo fue estudiada por Murakami et al. (1982), mediante microscopía electrónica, encontrándo en el epitelio cuboidal o columnar bajo, células relacionadas con la actividad de espermatofagia.

Según Murakami et al. (1985), las células epiteliales del segmento ampular estarían actuando como macrófagos luminales. Estos fueron encontrados no solo en relación con la espermatofagia sino también en la activación espermática. Por lo tanto, la región ampular, aparte de su función en el almacenamiento espermático, estaría jugando un rol importante en el proceso de remover el exceso de espermatozoides. Kennedy & Heidger, demostraron que en roedores, la actividad celular como macrófagos intraepiteliales estaba presente en todos los segmentos del conducto deferente, concluyendo que la espermatofagia podría ser un evento común en el conducto deferente de mamíferos.

Renneberg et al. (1995), demostraron en bovinos la presencia de partículas llamadas vesiculosomas en la porción apical de las células de la vesícula seminal y ámpula, liberadas mediante secreción apocrina. Agrawal & Vanha Perttula, (1988), estudiaron la liberación de vesiculosomas y demostraron que aisladas pueden inducir hiperactivación in vitro de espermios y reacción acrosomal.

Una cuidadosa descripción morfológica del conducto deferente puede derivar en interesantes estudios morfofuncionales, ya que esta estructura, como ha sido demostrado por otros autores, no solo estaría cumpliendo la función de transporte espermático.

El objetivo de este trabajo fue conocer la morfología de los segmentos anatómicos del conducto deferente de conejo, realizando un estudio comparativo histológico e histoquímico.

MATERIAL Y MÉTODO

El estudio morfológico del conducto deferente se realizó en 5 conejos, Oryctolagus cuniculus, clínicamente sanos, criados y mantenidos en cautiverio, alimentados con pellets y zanahorias ad libitum. Estos animales se encontraban aislados. Los conejos fueron obtenidos del Bioterio de la Facultad de Medicina de la Universidad de La Frontera, Temuco, Chile.

Una vez sacrificados los conejos, se disecó macro y mesoscópicamente la región pélvica, retirándose los componentes anatómicos del aparato urogenital. La disección se realizó ocupando una lupa ransor (10X). El tracto reproductivo fue mantenido húmedo con suero fisiológico estéril mientras se realizaba la disección. Posteriormente, fueron aisladas las estructuras cuyos conductos comenzaban en el epidídimo y terminaban en la uretra (conductos deferentes, glándula vesicular, propróstata, próstata, parapróstata y glándula bulbouretral). Se efectuó un estudio de anatomía mesoscópica, describiéndose las relaciones entre el conducto deferente y las otras glándulas anexas.

El conducto deferente fue separado de las glándulas para su estudio histológico seccionándose en las regiones: epididimaria, funicular, pélvica y ampular. Las muestras fueron fijadas en Bouin, durante 24 horas y procesadas para su inclusión en paraplast. Posteriormente, se realizaron cortes seriados de 5 µm de espesor, los cuales fueron procesados histológicamente.

Para el análisis histológicos los cortes fueron teñidos con Hematoxilina-eosina, Tricrómico de Masson, Van Giesson, impregnación de plata para fibras reticulares y coloración de Verhoeff para fibras elásticas. Para el análisis histoquímico se realizaron las técnicas de Ácido Periódico de Schiff (P.A.S.) , P.A.S. diastasa, azul alcián al 1% a pH 0.4 y la técnica combinada A.A. y P.A.S. El montaje se realizó con Entellán (Merck, Alemania). El estudio morfológico y las fotografías se efectuaron utilizando un microscópio Carl Zeiss, Axiolab, con cámara MC 80 DX.

RESULTADOS

El segmento epididimario del conducto deferente es una continuación de la cola del epidídimo. La pared está compuesta por diferentes estratos de musculatura lisa, rodeada de la adventicia. En el tercio inicial, está compuesto por un estrato externo que se extiende en forma irregular, mayormente oblicuo y un estrato interno con una disposición circular (Fig.1 y 2). Ambos estratos se entrelazan con fibras colágenas, que siguen la disposición de las células musculares. A nivel de los dos tercios restantes de este segmento, se observa un tercer estrato muscular externo con disposición longitudinal. La túnica mucosa presenta una lámina propia compuesta por fibras colágenas. Al inicio del segmento epididimario la mucosa forma solo algunos pliegues longitudinales, presentando un lumen irregular en corte transversal. A medida que se avanza, aumentan progresivamente los pliegues longitudinales de la mucosa. El epitelio es de tipo pseudoestratificado columnar. Las células cilíndricas se observan más bajas que en el epidídimo, presentando estereocilios en su porción apical. En el lumen podemos visualizar material de secreción y espermios.

El segmento funicular se incorpora al funículo espermá-tico, encerrado en un pequeño pliegue seroso. Histológicamente se observa una adventicia con abundantes fibras colágenas, vasos y nervios. La pared muscular está compuesta de tres estratos, externo longitudinal, medio más ancho y con una disposición espiralada, y circular interno (Fig. 3). En la mucosa se observa una lámina propia más gruesa y menos fibrosa que en el segmento anterior formada por fibras colágenas muy abundantes, que avanzan hacia la pared muscular. A este nivel los pliegues de la mucosa aumentan, por lo que el lumen tiene una forma irregular en corte transversal, lo que hace ver una forma estrellada. El epitelio es de tipo pseudoestratificado columnar, con presencia de estereocilios en su porción apical.

El segmento pélvico del conducto deferente es el más largo. Dentro de la pélvis cruza al uréter y luego se continúa con la ámpula. Histológicamente se observa la adventicia y la pared muscular conformada por tres estratos musculares, que se continúan de la misma manera que en el segmento anterior. La túnica mucosa muestra una lámina propia gruesa y fibrosa. El lumen sigue mostrando una forma estrellada por la disposición irregular de la mucosa.

La ámpula es el segmento más dilatado del conducto deferente. De forma de huso, se encuentra unido por su parte medial con la ámpula contralateral. Presenta solo dos estratos musculares. Uno circular interno y otro externo irregularmente dispuesto (Fig.4). La pared muscular del ámpula es más gruesa en el primer tercio, disminuyendo paulatinamente a medida que avanza hacia la uretra.

Este segmento presenta un sistema de cámaras formada por una multiplicidad de formas sinusoidales y esféricas de la mucosa central (Fig.5). En el primer tercio, el creciente aumento del número de cámaras se correlaciona con una reducción de la pared muscular, presentando menor espesor donde la cámara exige un mayor espacio. A medida que se avanza a lo largo de la ámpula, el número de cámaras va disminuyendo.

El tejido conjuntivo de la mucosa que rodea las cámaras contiene abundantes fibras reticulares (Fig.6). Estas son gruesas y recorren la mucosa a lo largo de las cámaras (Fig. 7).

El epitelio del segmento ampular se observó cuboídeo simple. Al encontrarse el ámpula llena con material de secreción y espermatozoides, las células cuboídeas se encuentran alargadas, e incluso algunas células están tan comprimidas que sus núcleos se encuentran herniados.

Cercana a la entrada de la uretra las ámpulas (izquierda y derecha) se encuentran tan próximas entre sí, que parecieran unirse, sin embargo, permanecen separadas por un septo de tejido conjuntivo. Este tejido es rico en fibras elásticas, las que se encontraron distribuidas en forma irregular, formando verdaderas redes (Fig.8).

Los resultados obtenidos por los métodos histoquímicos revelaron en todos los segmentosa una reacción PAS positiva (Fig.9 ), y PAS diastasa débilmente positiva, demostrando la presencia de gránulos de glucógeno y polisacáridos neutros, específicamente, en la zona apical del citoplasma de las células columnares. Además, se detectó la presencia de glucógeno y polisacáridos en el material de secreción presente en el lumen del conducto deferente. No hubo reacción positiva para mucinas ácidas.

 

Fig. 1. Corte transversal del segmento epididimario del conducto deferente.
Se observan las células musculares (flecha) del estrato circular interno.
Tricrómico de Masson. (400x).

Fig. 2. Corte transversal del segmento epididimario del conducto deferente.
Las células musculares (flecha) del estrato medio muestran una disposición espiralada.
Tricrómico de Masson. (400x).

Fig. 3. Corte transversal del segmento funicular del conducto deferente.
Los estratos musculares interno y medio son de disposición espiralada y el externo, longitudinal.
Tricrómico de Masson. (100x).

Fig. 4. Corte longitudinal del segmento ampular del conducto deferente.
La pared muscular, se divide en dos estratos, circular interno y longitudinal externo.
Tricrómico de Masson. (400x).

Fig. 5. Corte longitudinal (latero-lateral) de ambos segmentos
ampulares, divididos por un septo de tejido conjuntivo.
Tricrómico de Masson. (100x).

Fig. 6. Corte longitudinal del segmento ampular del conducto deferente.
Se observan abundantes fibras reticulares (negro) rodeando el epitelio de las cámaras.
Impregnación de plata. (400x).

Fig. 7. Corte longitudinal del segmento ampular del conducto deferente.
Se observan largas fibras reticulares (negro) dispuestas en el estroma ampular.
Impregnación de plata. (630x).

Fig. 8. Corte longitudinal del segmento ampular del conducto deferente.
El tejido conjuntivo que rodea la ámpula contiene abundantes fibras elásticas (negro).
Van Giesson elástica. (400x).

Fig. 9. Corte longitudinal del segmento ampular del conducto deferente.
A) Reacción PAS positiva, tanto a nivel de las células epiteliales como en el material de secreción.
B) Reacción PAS positiva en la porción apical de las células epiteliales. (400x).

DISCUSIÓN

La simple continuidad mecánica del conducto deferente no es suficiente para la fertilidad normal. Esto queda demostrado en el conejo, donde los segmentos del conducto mostraron una variación morfológica.

Según estudios realizados por Kennedy & Heidger, existe una diferenciación macro y microscópica a lo largo del conducto deferente de ratón. El segmento epididimario se caracterizaba por una pared muscular delgada, en cambio el segmento pélvico mostraba una gruesa pared muscular. En conejo, ocurre una transición morfológica de la pared muscular del segmento epididimario al pélvico en forma gradual y progresiva caracterizada por un incremento de las células musculares.

El engrosamiento de la pared muscular del conducto deferente de los segmentos, funicular y pélvico en el conejo, se debe al aumento paulatino del estrato muscular intermedio. En cambio, en el hombre, este aumento se presenta en el estrato muscular interno.

El número de estratos musculares varía a lo largo del conducto deferente. El segmento epididimario presenta solo dos en sus inicios, adicionándose un tercero (longitudinal externo), que continúa a lo largo de los segmentos funicular y pélvico. A nivel del ámpula se observan nuevamente dos estratos musculares. Esta variación podría tener un significado anatómico funcional, en relación a su rol de transporte.

Kunkelmann y Kühnel (1984), estudiaron a través de microscopía electrónica la estructura del segmento ampular de conejo, describiendo en el estrato muscular interno células aplanadas, las que se intercalaban con tejido colágeno. Gracias a esta condición, y al tejido conectivo, rico en fibras elásticas presentes en la lámina propia, es posible deducir que la ámpula colaboraría en el trabajo de expulsión del suministro de espermatozoides y material de secreción en dirección a la uretra.

Para cumplir con su función de transporte, el movimiento del conducto deferente en el hombre y mamíferos es peristáltico.

Las contracciones determinan que el lumen aumente o disminuya, comprimiendo y trasladando su contenido en dirección hacia la uretra. Con este fin, los estratos musculares del conducto deferente de conejo pueden estar dispuestos como un sistema continuo, formando tres estratos aparentemente distintos, continuando uno con el otro. El estrato muscular intermedio, estaría siguiendo un curso en espiral, que a la vista del corte transversal muestra células musculares más bien oblicuas o espiraladas.

Como lo señalaron Nistal et al. (1992)en el conducto deferente del hombre, existirían dos poblaciones de células epiteliales, las basales ricas en mitocondrias y las columnares secretoras de glicoproteinas.

Las evidencias obtenidas a nivel del epitelio del conducto deferente en mamíferos como cerdo, ratón, mono, bovino y en el hombre sugieren que el conducto deferente hace una contribución al plasma seminal por secreción apocrina (Hess et al., 1976); Riva et al., 1982); Wenstrom & Hamilton, 1984; Agrawal, 1988; Andonian & Hermo, 1999; Leong & Singh, 1990 y Stefanini et al., 1999). En conejo, las células columnares del primer segmento se observan más bajas que a nivel del segmento funicular y pélvico, lo que podría estar en relación con su estadio de secreción.

Los estereocilios del primer segmento del conducto deferente, son cortos e irregulares, aumentando en número y altura a medida que se avanza,facilitando la velocidad de transporte de los espermatozoides.

El segmento ampular consiste en un enrejado de cámaras que rodean el lumen central. Kunkelmann & Kühnel, describen que las cámaras se encuentran conectadas entre ellas y con el lumen central por aberturas ovales y centrales.

Este último segmento, al encontrarse con material de secreción y espermatozoides, presenta un epitelio de células cuboídeas bajas, pero al vaciarse, su epitelio es más alto y con cámaras de lumen notoriamente más pequeño y ovalado. Las variaciones en la apariencia de las células epiteliales nos hacen suponer que este segmento estaría reflejando diferentes estados de secreción glandular.

Concordamos con las observaciones hechas en ámpula humana por Sirigu et al. (1979), quienes describieron la presencia de polisacáridos a través de los análisis histoquímicos. Wrobel & Cramer, (1970), op cit. Holz & Foote, aseguran que una de las tareas más importantes del ámpula sería producir fructosa seminal.

Tomando en consideración los hallazgos previos en diferentes especies de mamíferos, el conducto deferente podría tener otros roles importantes, además de su ya sabida función en el transporte espermático. Aparentemente, estaría contribuyendo tanto en la composición del semen, por su actividad de absorción y secreción, como en la mantención de la viabilidad espermática.


SUMMARY: The deferens rabbit`s ductus plays a preponderant role in the transportation of sperm towards the urethra. In order to deepen its morphological study we analized its histological and histochemical characteristics.

We used 5 rabbits, obtained in the Bioterio of the Faculty of Medicine of the Universidad de La Frontera, Temuco, Chile. Once the rabbit were slaughtered, the pelvic region was dissected macro and mesoscopically. The urogenital system was extracted and later the ductus deferens were dissected, sectioning part of the epididimary, funicular, pelvic and ampullar regions for the hitological study. The samples were processed for histological study and histochemical tinctins of Hematoxilina- Eosina, Van Giesson, Elastic van Giesson, Masson Trichromic and Gomori Reticulina, and histochemical PAS, Alcian Blue pH 2.5 and pH0,4 were made.

An adventicia of dense conjunctive tissue with vessels and nerves was observed. Present the muscular layer, which constitutes the greater part of the wall at the level of the first anatomic segments. It consists of an outer layer of longitudinal mainly oblique fibers and outer circular layer. The epididimary segment presented a pseudostratified cylindrical epithelium, but when reaching the ampular segment the epithelium varied to a simple cuboideo one. The mucous membrane formed longitudinal folds along the deferent duct, from the epididimary region as far as (to) the pelvic one, determining an irregular lumen, seen in the cross cut. The three first segments of the deferent duct there were stereocilios, but there were none in the ampular zone. The histochemical study revealed the presence of polysaccharides in this last part. At the level of ampulla the mucous folded in various compartments, as angular nets in whose walls elastic fibers were observed.

KEY WORDS: 1. Ductus deferens; 2. Morphology; 3. Oryctolagus cuniculus.

Int. J. Morphol., 21(1):15-21, 2003.


REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Agrawal, Y. & Vanha-Perttula, T. Electrón microscopic study of the secretion process in bovine reproductive organs. J. Androl., 9(5):301-16, 1988.         [ Links ]

Andonian, S. & Hermo, L. Principal cells of the vas deferens are involved in water transport and steroid síntesis in the adult rat. J. Androl., 20(1):158-76, 1999.         [ Links ]

Elchlepp, J. The urogenital organs of the cottontail rabbit (Sylvilagus Floridanus). J. Morph., 91:169-98, 1952.         [ Links ]

Flickinger, Ch. J. Regional variations in endoplasmic reticulum in the vas deferens of normal and vasectomized rats. Anat. Rec., 176:205-24, 1973.         [ Links ]

Hess, R.; Thurston, R. & Biellier, H. Morphology of the epididimal region and ductus deferens of the turkey. Anat. 122(2): 241-52, 1976.         [ Links ]

Holtz, W. & Foote, R. H. The anatomy of the reproductive system in male Dutch rabbits (Oryctolagus cuniculus) with special emphasis om the accesory sex glands. J. Morphol., 158(1):1-20, 1978.         [ Links ]

Kennedy, S. & Heidger, P. Fine structural studies of the rat vas deferens. Anat. Rec., 194(1):159-79, 1979.         [ Links ]

Kunkelman, H. & Kühnel W. Zur morphologie der ampulla ductus deferentis von kaninchen. Transmissions und rastelektronenmikroskopische untersuchungen. Acta Anat., 118(1):1-12,1984.         [ Links ]

Leong, S. & Singh, G. Ultrastructure of the monkey vas deferens. J. Anat., 171:85-92, 1990.         [ Links ]

Murakami, M.; Nishida, T.; Shiromoto, M. & Inokuchi, T. Phagocytosis of spermatozoa and latex beads by epithelial cells of the ampulla vasis deferentis of the rabbit: a combined SEM and TEM study. Arch. Histol. Jpn., 48(3): 269-77, 1985.         [ Links ]

Murakami, M.; Sugita, A. & Hamasaki, M. Scaning electrón microscopic observation of the vas deferens in man and monkey with special reference to spermiophagy in its ampullary region. Scan. Electron. Microc., (3):1333-9, 1982.         [ Links ]

Nistal, M.; Santamaria, L. & Paniagua, R. The ampulla of the ductus deferens in man: morphological and ultrastructural aspects. J. Anat. 180(1):97-104, 1992.        [ Links ]

Orsi, M.; Michelin, M.; Stefanini, M.; Vicentini, A.; Coppi, A. & Miglino, M. Fine structure of the lining epithelium of the ductus deferens in gerbil: a segmental study. Braz. J. Morhol. Sci., 16(2):189-94, 1999.         [ Links ]

Paniagua, R.; Regadera, J.; Nistal, M. & Abaurrea, M. Histological,histochemical and ultrastructural variations along the lenght of the human vas deferens before and after puberty. Acta. Anat., 111(3):190-203, 1982.         [ Links ]

Ramos, A. S. Jr. Morphologic variations along tha leng of the vas deferens. Arch. Androl., 3(3):187-96, 1979.         [ Links ]

Renneberg, H.; Konrad, L. & Aumüller, G. Immunohistochemistry of secretory particles ("vesiculosomes") from the epithelium of bovine seminal vesicles and ampulla of the vas deferens. Acta Anat., 153:273-81, 1995.         [ Links ]

Riva, A.; Testa-Riva, F.; Usai, E. & Cossu, M. The ampulla ductus deferentis in man, as viewed by SEM and TEM. Arch. Androl., 8(3):157-64, 1982.         [ Links ]

Rönkkö, M., Räsänen, R.; Latineen & Vanha-Perttula, T. Phospholiphases in males reproductive tract. Adv. Contra. Deliv. Sist., 11:283-9, 1995.         [ Links ]

Sirigu, P; Cossu, M; Usai, E. Histochemical studies of the epithelium of the human ampulla ductus deferentis. Boll. Soc. Ital. Biol. Sper. 15: 55(23): 2477-82. 1979.         [ Links ]

Stefanini, M.; Miglino, M.; Didio, A. & Orsi, A. Morphological study of the vas deferens of tha pigeon (Columba livia). Ital. Anat. Embryol., 104(3):133-9, 1999.         [ Links ]

Wenstrom, J. & Hamilton, D. Synthesis and secretion of proteins in vitro by isolated ephitelial strips from the proximal and distal vas deferens of the rat. Int. J. Androl. 7(3):215-35, 1984.        [ Links ]

______________

Facultad de Medicina, Universidad de La Frontera, Chile.

Proyecto DIDUFRO 130203 - Programa Magister en Ciencias, mención Morfología

Dirección para correspondencia:
T.M. Carolina Schencke
Magíster en Ciencias - Morfología
Universidad de La Frontera
Casilla 54-D
Temuco - CHILE

Recibido : 14-11-2002
Aceptado: 25-01-2003