SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.68 número6CIRUGIA LASER ENDOSCOPICA DE LA PLACENTA EN EL TRATAMIENTO DEL SINDROME DE TRANSFUSION FETO-FETALGEMELAR MONOAMNIOTICO: UNA RAREZA índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Revista chilena de obstetricia y ginecología

versión On-line ISSN 0717-7526

Rev. chil. obstet. ginecol. v.68 n.6 Santiago  2003

http://dx.doi.org/10.4067/S0717-75262003000600010 

  REV CHIL OBSTET GINECOL 2003; 68(6): 508-512

CASO CLÍNICO

EFICACIA DE LA DEXAMETASONA EN SINDROME HELLP*

Drs. Ramón Almuna V., Luisa Valdés F., Carlos Ramírez F., Verónica Barrera C., Federico Bakal I.*, Irene Montoya C.*

Servicio y Departamento de Obstetricia, Ginecología y Neonatología, Hospital Dr. Luis Tisné B., Universidad de Chile

*Internos de Medicina


RESUMEN

Después de la administración de dexametasona (vía EV en dosis de 10 mg. cada 12 horas) a una paciente de 26 semanas de gestación, hipertensa crónica con preeclampsia sobreagregada y síndrome Hellp, se aprecia estabilización y disminución de enzimas hepáticas (principalmente SGOT/AST), LDH y aumento de recuento de plaquetas, no observándose variaciones en los niveles de ácido úrico, creatinuria, proteinuria y calciuria.

PALABRAS CLAVES: Síndrome de Hellp, dexametasona


SUMMARY

After the administration of i.v. dexamethasone (10 mg every 12 hours) to a pregnant woman at 26 weeks, with chronic hypertension and superimposed pre-eclampsia and Hellp syndrome, we observed the stabilization and decrease of liver enzymes level (specially SGOT/AST) LDH and increase in platelets count with no changes in uric acid blood level and creatinin, protein and calcium urine levels.

KEY WORDS: Hellp syndrome, dexamethasone



INTRODUCCION

El síndrome Hellp (SH) se puede presentar ante, intra o postparto (1), el 69% se presenta ante y el 31% postparto (2) y con frecuencia complica a embarazos de pretérmino o antes de 28 semanas, el 41% ocurre antes de las 31 semanas (3) y por lo tanto en portadores de feto inmaduro. La interrupción de un embarazo con SH de 28 semanas se acompaña de una mortalidad perinatal de 22% (4), en cambio la mortalidad en iguales condiciones en embarazos de más de 29 semanas varía entre 0 y 5% (4). La relación directa a menor edad gestacional mayor mortalidad perinatal en el SH ha originado desacuerdo en cuanto a tratamiento (5): algunos autores (6-8) indican el parto inmediato para prevenir las graves complicaciones maternas (9) en cambio otros sugieren un tratamiento conservador en un intento para conseguir una mayor maduración pulmonar (10, 11); Van Dam (5) señala que el tratamiento conservador solo sería posible siempre que no exista coagulación intravascular diseminada (diagnóstico precoz) debido al peor pronóstico materno-fetal. Ante esta realidad, la indicación, actual es intentar prolongar la gestación siempre que no halla contraindicación materna o fetal (1), pero siempre que al mismo tiempo se pueda mejorar, detener o revertir la evolución clínica y bioquímica del SH (1, 12), y esto se ha intentado al administrar Betametasona y Dexametasona a diferentes dosis y por vía E.V. o I.M. (1). Los estudios con corticoides se han realizado en pacientes con Preeclampsia y SH (1, 12-15) pero sólo en un número limitado de pacientes que presentan hipertensión crónica por largo tiempo (1, 16), y por esto se considera de interés presentar la evolución y respuesta al tratamiento con Dexametasona en una gestante de 26 semanas hipertensa crónica con preeclampsia sobreagregada y S. Hellp.

CASO CLINICO

Paciente M.A.O.L. Edad: 39 años.

Antecedentes generales: HTA crónica diagnosticada en 1990, en tratamiento con Propanolol 80 mg/día, Enalapril 15 mg/día, Hidroclorotiazida 50 mg/día. Alergia a Cotrimoxazol.

Antecedentes obstétricos: G3P2A0, M2-2CCA, FUR: 24/05/03. Controlada en consultorio hasta las 20 semanas de gestación con cifras tensionales normales y proteinuria cualitativa negativa.

Ingresa el 11/11/03 al policlínico de Feto de Alto Riesgo del hospital Dr. Luis Tisné Brousse, derivada desde consultorio por cifras tensionales elevadas y cefalea. El control señala presión arterial 190/110 mmHg, y la proteinuria cualitativa se calcula en (+++). Se solicitan exámenes y se hospitaliza el 12/11/03 en sala de Alto Riesgo Obstétrico de este hospital.

Durante la hospitalización se mantiene en buenas condiciones generales con cefalea leve e intermitente, sin tinitus, ni fotopsias. Presenta epigastralgia leve en una ocasión, que cede sin tratamiento y con dieta. En cuanto al examen físico evoluciona con reflejos osteotendíneos vivos y la mayoría de las veces muy exaltados, con un edema de extremidades inferiores que fluctúa entre 0 a +++.

Se realizan exámenes de laboratorio dos a tres veces por semana (Tabla I) y se evalúa en forma seriada la unidad feto-placentaria que señala disminución del crecimiento fetal a partir de las 25 semanas y el estudio Doppler que indica aumento de la resistencia de la arteria umbilical (0,91). La evaluación clínica y bioquímica de la paciente muestra que la hipertensión crónica severa, se suma una preeclampsia con compromiso de laboratorio progresivo, al cual se le agrega posteriormente alteraciones compatibles con síndrome Hellp (Tabla I). La paciente siempre se mantiene clínicamente estable con compromiso moderado de la unidad feto-placentaria.


Al ingreso se realiza maduración con Betametasona 12 mg cada 24 horas (dos dosis), el tratamiento hipotensor se inicia con Metildopa 2000 mg/día, Nifedipino 10 mg/día, posteriormente y debido a cifras tensionales ³200/120 mmHg se agrega Labetalol vía oral entre 600 a 800 mg/día (200 mg cada 6 a 8 horas), con lo que se logra mantener cifras tensionales de 180-190 de sistólica y 100-105 de diastólica. Además la paciente recibe Alprazolam 0,5 mg/día y Sulfato de Magnesio 5 g en bolo y 1 g/hora durante 24 horas (fleboclisis).

Debido al compromiso progresivo de la paciente, el día 23 de noviembre se decide iniciar tratamiento con Dexametasona endovenosa a dosis de 10 mg cada 12 horas con el fin de detener o revertir la evolución del síndrome Hellp. Al día siguiente se interrumpe el embarazo mediante operación cesárea, con los siguientes diagnósticos:

Multípara de 2, embarazo de 26+1 semanas, hipertensión crónica severa, preeclampsia sobreagregada, Síndrome Hellp y RCIU. Se obtiene un RN de 590 g (PEG), sexo masculino, Apgar 4-7 que evoluciona con membrana hialina y a las 24 horas clínicamente se evidencia un cuadro compatible con perforación intestinal, trasladándose al 4º día al Hospital Luis Calvo Mackenna para tratamiento quirúrgico. La madre evoluciona clínicamente estable, manejándose con Atenolol 50 mg/día e Hidralazina 200 mg/día, se mantiene la Dexametasona por 48 h EV. Desde el punto de vista bioquímico continúa con disminución de las transaminasas, la oxaloacética más que la pirúvica hasta la normalización de ambas, la deshidrogenasa láctica también disminuye progresivamente hasta normalizarse y las plaquetas recuperaron su valor normal. Es dada de alta al 5º día con cifras tensionales de 140/90 clínicamente estable, con tratamiento antihipertensivo con Atenolol 50 mg/día.

COMENTARIO

El diagnóstico de preeclampsia sobreagregada a hipertensión crónica no ofrece dudas por los antecedentes, la evolución clínica y bioquímica y el diagnóstico de síndrome Hellp por la hemólisis demostrada por los niveles de Deshidrogenasa láctica (LDH) mayores de 600 UI/L, por la disfunción hepática evidenciada por la elevación de las enzimas hepáticas transaminasas oxaloacética (SGOT/AST) y pirúvica (SGPT/ALT) (Tabla I y Figuras 1, 2 y 3) y por la trombocitopenia menor a 100.000 x mm. La decisión de administrar Dexametasona ante parto se hizo con el fin de estabilizar el síndrome Hellp, y se basó en los múltiples estudios y experiencias de varios años, que confirman los beneficios de administrar corticoides en el tratamiento de este síndrome y que no se acompaña de mayores riesgos para la madre, el feto y al parecer tampoco para el RN (1, 16); no se usó Betametasona por la mayor eficacia demostrada por la Dexametasona (17). El segundo punto que se analizó antes de administrar este corticoides es que no hubiera contraindicaicón y para eso se consideró los parámetros excluyentes señalados por Isler (1) y que no incluye la hipertensión crónica previa (esta paciente es hipertensa desde 1990).


Figura 1. Niveles de transaminasa oxaloacética (SGOT/AST) y pirúvica (SGPT/ALT) antes y después de administrar Dexametasona.


Figura 2. Niveles de Deshidrogenasa láctica (LDH) antes y después de administrar Dexametasona.


Figura 3. Recuento de plaquetas antes y después de administrar Dexametasona.

Después de la administracion de dexametasona, se hizo determinaciones seriadas a las 8 y luego a las 12 horas de enzimas hepáticas (SGOT y SGPT), LDH y recuento de plaquetas, también determinaciones de creatinina, ácido úrico y control cada 4 horas de signos vitales, cuadro clínico y además control de diuresis, determinación de proteinuria, calciuria y creatinuria en orina de 24 horas. Los resultados de estos estudios señalan: descenso rápido y persistente de enzimas hepática (preferentemente SGOT), también disminución de LDH y recuperación del recuento de plaquetas

(Tabla I y Figuras 1, 2 y 3); en cambio no se observó variaciones en la presión arterial, niveles de ácido úrico, creatinina, proteinuria, calciuria y creatininuria. La tendencia a la estabilización de los niveles de enzimas hepáticas, LDH y recuento de plaquetas encontrados en esta paciente, coinciden con lo observado por otros autores (1, 16, 17), en cuanto a la falta de recuperación de otros estudios, Martin (2003) tampoco señala modificaciones a nivel de parámetros de funcionamiento renal (16).

En cuanto a como actúan los corticoides administrados en altas dosis ante o postparto para estabilizar el síndrome Hellp, se han sugerido alguna hipótesis y la acción podría ser a través de las plaquetas: modificación de la adhesión, activación o a nivel del bazo (no secuestro) y también se han sugerido posibles modificaciones a nivel de la microvasculatura y endotelio (1).

De acuerdo a la evolución del síndrome Hellp en esta paciente, se considera que si no existe contraindicación materna o fetal previa a la administración de dexametasona (1) y si no hay compromiso de la madre o del producto durante el tratamiento expectante o conservador (1) y además si existe buena respuesta al tratamiento con corticoides, el intervalo de tiempo entre la administración y la interrupción del embarazo puede ser mayor a las 26 horas (tiempo de intervalo en esta observación) y a las 30 horas promedio (1, 16) señaladas en otras publicaciones.

 

BIBLIOGRAFIA

1. Isler Ch, Scott P, Magann F: A prospective, randomized trial comparing the efficacy of dexamethasone and betamethasone for the treatment of antepartum Hello syndrome. Am J Obstet Gynecol 2001; 184-1332-9.         [ Links ]

2. Sibai B: The Hellp syndrome (hemolysis, elevated liver enzumes, and low platelets): Much a do about nothing? Am J Obstet Gynecol 1990; 162: 311-6.         [ Links ]

3. Sibai B, Taslimi M, El-Nazer A: Maternal-perinatal outcome associated with the syndrome of hemolysis, elevated liver enzymes, and low platelets in severe preeclampsia-eclampsia. Am J Obstet Gynecol 1986; 155: 501-9.         [ Links ]

4. Abramovici D, Friedman S, Mercer B: Neonatal outcome in severe preeclampsia at 24 to 26 weeks gestation: Does the Hellp syndrome matter. Am J Obstet Gynecol 1999; 180: 221-5.         [ Links ]

5. Van Dam P, Renier M, Baekelandt M: Disseminated Intravascular Coagulation and the Syndrome of Hemolysis, Elevated Liver Enzymes, and low Platelets in severe preeclampsia. Obstet Gynecol 1989; 73: 97.         [ Links ]

6. Weinstein L: Syndrome of hemolysis, elevated liver enzymes, and low platelet count. A severe consequence of hypertension in pregnancy. Am J Obstet Gynecol 1982; 142: 159-67.         [ Links ]

7. Oian P, Abzholm J: Hellp-syndrome: A serious complication of Hypertension in pregnancy. Acta Obstet Gynecol Scand 1984; 63: 727-9.         [ Links ]

8. Weinstein L: Preeclampsia/eclampsia with hemolysis elevated liver enzymes and thrombocytopenia. Obstet Gynecol 1985; 66: 657-60.         [ Links ]

9. Sibai B, Ramadan M: Acute renal failure in pregnancies complicated by hemolysis, elevated liver enzymes, and low platelets. Am J Obstet Gynecol 1993; 168: 1682-09.         [ Links ]

10. Mackenna J, Doves, Brame RJ: Preeclampsia associated with hemolysis, elevated lier enzymes and low platelets. An obstetric emergency? Obstet Gynecol 1983; 62: 751-4.         [ Links ]

11. Clark SL, Phelan JR, Allen SH et al: Antepartum reversal of hematologic abnormalities with the Hellp-syndrome. J Reprod Med 1886; 31: 70-2.         [ Links ]

12. Magann E, Kenneth P, Meydrech E: Postpartum corticosteroids: Accelerated recovery from the syndrome of hemolysis, elevated liver enzymes, and low platelets (Hellp). Am J Obstet Gynecol 1994; 171: 1154-8.         [ Links ]

13. Magann E, Bass D, Chauham S: Antepartum corticosteroids: Disease stabilization in patients with the syndrome of hemolysis, elevated liver enzymes, and low platelets (Hellp). Am J Obstet Gynecol 1994; 171: 1148-3.         [ Links ]

14. Martin J Jr, Perry K, Blake P: Better maternal outcomes are achieved with dexamethasone therapy for postpartum Hellp (hemolysis, elevated liver enzymes, and thrombocytopenia) syndrome. Am J Obstet Gynecol 1997; 177: 1011-7.         [ Links ]

15. O'Brien J, Milligan D, Barton J: Impact of high dose corticosteroid therapy for patients with Hellp (hemolysis, elevated liver enzymes, and platelets count) syndrome. Am J Obstet Gynecol 2000; 183: 921-4.         [ Links ]

16. Martin J Jr, Thigpen B, Rose C: Maternal benefit of high dose intravenous corticosteroid therapy for Hellp syndrome. Am J Obstet Gynecol 2003; 189: 830-4.         [ Links ]

17. Isler Ch, Barrilleaux P, Magann F: A prospective, trial comparing the efficacy of dexamethasone and betamethasone for the treatment of antepartum Hellp (hemolysis, elevated liver enzymes, and low platelet count) syndrome. Am J Obstet Gynecol 2003; 184: 1332-9.         [ Links ]

*Trabajo recibido en diciembre de 2003 y aceptado para publicación por el Comité Editor en diciembre de 2003.