SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.15 número1ESTRUCTURA DE LA VENA CAVA CAUDAL DEL PERRO (Canis familiaris)UN MODELO DIDÁCTICO NO PRESENCIAL PARA LA ENSEÑANZA DE ANATOMÍA VETERINARIA índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Revista chilena de anatomía

versión impresa ISSN 0716-9868

Rev. chil. anat. v.15 n.1 Temuco  1997

http://dx.doi.org/10.4067/S0716-98681997000100008 

CONSIDERACIONES ANATOMICAS SOBRE LA FUSION RENAL. RELATO
DE UN CASO

 

ANATOMIC CONSIDERATIONS ON THE RENAL FUSION. A CASE REPORT

 

 

* Rodrigues, C.F.S.
** Olave, E.
*** Gabrielli, C.
**** Sousa, L.M.C.

* Departamento de Morfologia, Universidade Federal de Alagoas, Brasil.
** Anatomía Humana, Facultad de Medicina, Universidad de la Frontera, Temuco, Chile.
*** Disciplina de Anatomia Descritiva e Topográfica, Universidade Federal de São Paulo - Escola Paulista de Medicina, Brasil.
**** Hospital Stela Amaris, São Paulo, Brasil.

 

RESUMEN: Considerando la importancia clínica y quirúrgica de la fusión renal, presentamos y discutimos un caso de esta malformación, encontrada durante el transcurso de disecciones de rutina en la disciplina de Anatomía Humana de la Universidad Federal de Alagoas, Brasil. Esta unión anormal de los riñones debe ser bien conocida por los profesionales de la salud, evitando así, errores de diagnóstico en la región abdomino-pelviana.

PALABRAS CLAVE: 1. Riñón; 2. Anatomía; 3. Variación anatómica; 4. Fusión renal.

INTRODUCCION

 

El sistema urinario es responsable de la formación, conducción, almacenamiento y eliminación de la orina, mecanismos esenciales para la mantención del equilibrio en los fluidos orgánicos (DIDIO, 1970).

Embriológicamente, el sistema urinario se forma a partir del mesoderma intermediario y cloaca, los riñones se originan en la pelvis y suben gradualmente hacia el abdomen; esa migración se debe al crecimiento del cuerpo del embrión caudalmente a estos órganos, a medida que suben y crecen, los vasos que los irrigan se originan a niveles cada vez más altos. Malformaciones en el sistema urinario ocurren en 3 a 4 % de la población (HOLLINSHEAD, 1966; MOORE, 1978).

La fusión renal concrecente, conocida también como sínfisis renal, riñón en galleta, riñón discoide, riñón impar medio en torta, masa renal y riñón fusionado, es una alteración rara, resultante de la fusión de los dos riñones en una sola masa de tejido renal durante el desarrollo embrionario. Esta malformación puede ser origen en sus portadores, de serias consecuencias clínicas y quirúrgicas, por lo tanto, el médico debe tener siempre en mente la posibilidad de su presencia.

En los casos de fusión renal, el ascenso para la región lumbar es impedido por la raíz de la arteria mesentérica inferior (JUNQUEIRA & ZAGO, 1982; LANGMAN, 1985) y mientras más bajos se encuentren estos órganos, son más próximos entre sí, por lo que tienden a fusionarse de manera más completa (HOLLINSHEAD).

Considerando la importancia de las alteraciones del desarrollo del sistema urinario, describimos un caso de fusión renal, analizando y relacionando a esta malformación con la clínica.

MATERIAL Y METODO

 

Las observaciones fueron efectuadas en 96 cadáveres adultos, brasileños, de ambos sexos, de diferentes edades y grupos étnicos, utilizados en el curso de Anatomía Topográfica de la Universidade Federal de Alagoas, Brasil.

En el abdomen de cada uno de los individuos se realizó una incisión cruciforme, realizando la disección abdominal por planos hasta la región retroperitoneal.

RESULTADOS

 

De los 96 individuos observados, se encontró sólo un caso de fusión renal, la que se localizó entre el abdomen y la pelvis, anteriormente al promontorio (Fig. 1 y 2), bien distantes de su posición habitual en la región lumbar y en la cual se encontraban sólo las glándulas suprarrenales. La parte que aparentaba ser el riñón izquierdo era de mayor tamaño que el derecho. La masa renal presentó un surco que parecía ser el punto de fusión de ambos riñones y estaba ocupado por una vena renal de gran calibre que tenía afluentes de ambos lados y desembocaba en la vena cava inferior.

Su irrigación provenía de la porción abdominal de la aorta (parte anterior) próximo al origen de las arterias ilíacas comunes, además de un ramo de la arteria ilíaca común derecha; el retorno venoso, a través de venas calibrosas, se dirigía a la vena cava inferior.

La penetración de arterias y la emergencia de venas fueron observadas en varios puntos de la masa renal, sin presentar relación con los ureteres (inexistencia de pedículo único).

Los ureteres, más cortos y en número de dos, emergían de la región anteroinferior de la masa renal, proviniendo de pelvis renales atípicas que a su vez estaban formadas por cálices renales más largos que lo habitual, localizados en la parte anterior de ella.

En este caso, el ascenso de los riñones fue impedida por la raíz de la arteria mesentérica inferior.

DISCUSION

Entre las anomalías renales se encuentran la rotación anormal, la ectopía renal y la fusión renal. THOMPSON & PACE (1937) describieron 97 casos de riñones ectópicos, encontrando 9 en 11.000 necropsias y 88 clínicamente (de un total de 880.000 pacientes). De los 9 casos observados en necropsias, 2 correspondieron a riñones fusionados, localizados en la pelvis.

La fusión renal, a nivel de la línea mediana, recibe el nombre de sínfisis renal, distinguiéndose dos grupos: el primer grupo incluye a los riñones unidos por tejido conjuntivo y el segundo, considera los riñones en los cuales existe una verdadera penetración recíproca de parénquima renal y en donde las masas metanefrogénicas se fusionan entre sí (TAURE, 1965). En algunos casos de sínfisis renal se puede ver el local aproximado de fusión, sin embargo, el hecho de haber una penetración mutua de parénquima, o si los riñones se unen apenas por tejido conjuntivo, sólo puede ser confirmado mediante un estudio histológico.

La mayoría de los casos relatados por la literatura corresponden a ectopía renal unilateral, sin embargo se han reportado también casos de riñones unidos por los polos, entre los cuales el riñón en herradura corresponde al tipo más frecuente de fusión renal (ANSON et al., 1942; CASTILLO, 1986). Riñones ectópicos han sido reportados por WILHELMJ(1920), THOMPSON & PACE, DRETLER et al. (1971) y OHTSUKA et al. (1993).

Según BRAASCH (1931) en la fusión renal siempre hay evidencia de rotación anormal, al menos en una pelvis y generalmente en ambas. Debido a esto, las pelvis renales permanecen situadas en la parte anterior de los riñones, lo que también fue observado en el caso descrito.


Fig. 1. Fotografía de un caso de fusión renal. 1. Masa renal; 2. Pelvis renal;
3. Uréter; 4. Vejiga; 5. Vena cava inferior; 6. Aorta, parte abdominal; 7. Venas
renales; 8. Arterias renales; 9. Músculo psoas mayor.


Fig. 2. Representación esquemática de la
figura 1. 1. Masa renal; 2. Pelvis renal;
3. Uréter; 4. Vejiga; 5. Vena cava inferior;
6. Aorta, parte abdominal; 7. Venas renales;
8. Arterias renales; 9. Músculo psoas mayor.

Los riñones fusionados pueden ser encontrados en la pelvis, anteriormente al sacro, en contacto con el recto o vejiga (TESTUT & LATARJET, 1960), descripción que corresponde a la localización del caso relatado. En estudio de ANSON et al. fueron examinados 315 cadáveres y se encontraron 2 riñones en herradura; un caso con riñón ectópico unilateral, en posición iliolumbar; un caso con riñón ectópico pélvico y un caso con riñones ectópicos bilaterales, localizados en la región iliolumbar. También fue relatado por MARCANO et al. (1992) un caso de riñón ectópico torácico, disposición poco frecuente, diagnosticado a través de exámenes complementarios. Sin embargo, desde el punto de vista anatómico, estaba localizado debajo del diafragma.

Mientras más bajos estén los riñones, más próximos están entre sí, tendiendo a fusionarse de manera más completa (HOLLINSHEAD). Este mismo autor clasificó las anomalías renales como mal posición de estos órganos, a excepción de la agenesia renal.

En el caso presentado, el ascenso de estos órganos fue impedida por la raíz de la arteria mesentérica inferior, situación ya relatada por JUNQUEIRA & ZAGO y LANGMAN, quienes explican también, que esa sería la causa de que los riñones se encuentren, la mayoría de las veces, en la pelvis.

Los riñones pélvicos no reciben su irrigación de la fuente habitual, sino que de los vasos más próximos (MOORE) relato confirmado en nuestro caso. En 1971, DRETLER et al. estudiaron la irrigación de riñones ectópicos en 33 individuos (necropsias, cirugías y arteriografías) y encontraron que 17 riñones tenían una sola arteria que provenía de la bifurcación de la aorta o distal a ella; 12 tenían doble irrigación (una arteria de la bifurcación de la aorta y otra de la arteria ilíaca común ipsi o contralateral); 3 tenían 3 arterias (bifurcación, arteria ilíaca común y arteria ilíaca interna); el caso restante tenía 4 arterias. En el caso descrito por OHTSUKA et al. el riñón ectópico (izquierdo) se localizó en la pelvis, por delante de la arteria ilíaca común derecha y recibió su irrigación a través de tres arterias provenientes de la parte abdominal de la aorta, próximo de su bifurcación.

Las complicaciones de esta anomalía renal son obvias y han sido descritas por diversos autores (TAURE, HOLLINSHEAD, PATTEN, 1973 y MOORE). Así, la fusión renal puede ejercer presión sobre los ureteres y determinar una nefrosis, considerando que en esos casos, los ureteres salen anteriormente a la sínfisis renal. Además, debido a la gran vascularización e íntimas relaciones de los riñones con órganos vecinos, lo que también fue observado en la fusión relatada en este artículo, no se puede intentar extirpar quirúrgicamente uno de los riñones (TAURE).

Se sabe que la mayoría de las anomalías renales pueden originar síntomas de infección y obstrucción (HOLLINSHEAD). Por otra parte, esas anomalías tienen una seria importancia funcional, ya que pueden reducir el tejido renal normal o reducir el aporte sanguíneo al riñón (PATTEN), lo que permite afirmar que todas las malformaciones tienen gran interés clínico, debido a las complicaciones que pueden derivarse de su presencia. Cuando se lleva a cabo una intervención quirúrgica en la región afectada por un disturbio en el desarrollo embriológico del sistema urinario, la importancia del conocimiento de esas alteraciones resultan esenciales.

En las descripciones de MOORE, se advierte que un riñón en posición pélvica puede ser confundido con un tumor y que un riñón pélvico en una mujer puede ser lesionado o causar obstrucción al paso de la cabeza fetal durante el parto. Considerando esa afirmación, creemos también que la inexperiencia de un examinador puede llevarlo también a confundir tal alteración con otras patologías quirúrgicas de la región, tales como vólvulo, adherencias, apendicitis, entre otras. Además, se torna difícil ligar los vasos en una eventual cirugía en ese tipo de tejido renal, considerando que los mismos se disponen en varias localizaciones (ausencia de pedículo único).

SUMMARY: Due to the clinical and surgical importance of the renal fusion (renal mass), we describe and discuss a case of this anomaly. It was found in the routine dissections in the Human Anatomy Section of the Universidade Federal de Alagoas, Brazil. This anomaly must be well known by the health professionals to avoid diagnostic errors in the abdominal-pelvic region.

KEY WORDS: 1. Kidney; Anatomy; 3. Anatomical variations; 4. Renal fusion.

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

Anson, B.; Pick, J. & Cauldwell, E. The anatomy of commoner renal anomalies: ectopic and horseshoe kidneys. J Urol, 47:112-32, 1942.        [ Links ]

Braasch, W. Anomalous renal rotation and associated anomalies. J Urol, 25:9-21, 1931.        [ Links ]

Castillo, O . Complicaciones urológicas en el riñón en herradura. Rev Chil Urol, 49:108-15, 1986.        [ Links ]

Didio, L. J. Sinopse de Anatomia. Rio de Janeiro, Guanabara Koogan, 1970.        [ Links ]

Dretler, S.; Olsson, C. & Pfister, R. The anatomic, radiologic and clinical characteristics of the pelvic kid-ney:an analysis of 86 cases. J Urol ,105:623-7, 1971.        [ Links ]

Hollinshead, H. Anatomía humana. Córdoba, La Médica, 1966.        [ Links ]

Junqueira, L.C. & Zago, D. Embriologia médica e comparada. 3. ed. Rio de Janeiro, Guanabara Koogan, 1982.        [ Links ]

Langman, J. Embriologia médica. 4. ed. São Paulo, Atheneu, 1985.        [ Links ]

Marcano, D.; Aguilera, G. & Sánchez, O . Riñón ectópico torácico. Reporte de un caso. Inv Clin, 33(3): 95-100, 1992.        [ Links ]

Moore, K. Embriologia clínica. 2. ed. São Paulo, Interamericana, 1978.        [ Links ]

Ohtsuka, A.; Kikuta, A.; Taguchi, T. & Mura-kami, T. Ectopic kidney in front of the right common iliac artery and its blood vascular supply - a case report. Okajimas Folia Anat Jpn , 70 (1):29-34, 1993.        [ Links ]

Patten, B. Embriología humana. 5. ed. Buenos Aires, El Ateneo, 1973.        [ Links ]

Taure, M. Anatomía del desarrollo. 4. ed. Barcelona, Científico-Médica, 1965.        [ Links ]

Testut, L. & Latarjet, A Tratado de anatomía humana. Barcelona, Salvat, 1960.        [ Links ]

Thompson, G. & Pace, J. Ectopic kidney. A review of 97 cases. Surg Gynecol Obstet , 64:935-43, 1937.        [ Links ]

Wilhelmj, C. M. A case of crossed displacement of the left kidney with fusion. Anat Rec, 18:167-77, 1920.        [ Links ]

 

Dirección para orrespondencia:
Prof.
Dr. Celio Fernando S. Rodrigues
Departamento de Morfologia
Universidade Federal de São Paulo - Escola Paulista de Medicina
Rua Botucatu 740, Vila Clementino, CEP 04023-900
São Paulo, Brasil

Recibido : 04-04-1997
Aprobado:07-05-1997