SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.73 número2Encefalitis herpética neonatal: Caso clínico y revisión del temaCaso clínico-radiológico para diagnóstico índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Revista chilena de pediatría

versión impresa ISSN 0370-4106

Rev. chil. pediatr. v.73 n.2 Santiago mar. 2002

http://dx.doi.org/10.4067/S0370-41062002000200009 

Rev. Chil. Pediatr. 73 (2); 164-168, 2002

Mortalidad Infantil en Chile: 1989-1998

Jorge Szot M.1

Resumen

Introducción: La mortalidad infantil (MI) en Chile ha experimentado un notable descenso a partir de 1960. Objetivo: comparar la MI y sus causas entre los años 1989 y 1998 en Chile. Método: Estudio de Serie de Tiempo que recoge información proveniente de los Anuarios Demográficos producidos por el Instituto Nacional de Estadísticas. Resultados: las muertes se redujeron en un 40% (5 183 vs 2 793 muertes en 1989 y 1998, respectivamente). Los tres grandes grupos de causas se mantuvieron constantes: enfermedades perinatales, malformaciones y enfermedades respiratorias, al igual que las principales causas específicas: bronconeumonía (13,1 vs 8,5%) y prematuridad (9,2 vs 13%). Conclusiones: en Chile en la década de los años 90, las denominadas "causas evitables" todavía producen una importante cantidad de defunciones, por lo que aún es pertinente poner énfasis en su prevención.
(Palabras clave: mortalidad infantil, Chile.)

Infant mortality in Chile: 1989-1998

Since 1960 infant mortality (IM) in Chile has decreased owing to multiple factors. This paper aims to compare the IM rate and its causes between 1989 and 1998 in Chile. Using a time sequence study, IM data was obtained from the Demographic Annual Reports of the National Institute of Statistics. Results: a 40% reduction in the total number of deaths (5,183 vs less than 2,793 in 1989 and 1998 respectively). The main causes of death were perinatal pathology, malformations and respiratory diseases. Specific causes of death were pneumonia and immaturity. Conclusions: in Chile the so called "avoidable deaths" account for most of the IM during the 90s, hence it is important to continue making efforts to prevent them.
(Key words: infant mortality, Chile.)

INTRODUCCIÓN

La mortalidad infantil (MI) ha experimentado un notable descenso en nuestro país a partir de la década del 601-7. Este descenso puede ser explicado por un mejoramiento en las condiciones generales de vida de la población; traducido en un mayor nivel de saneamiento básico, en un mejor acceso a los servicios de salud, así como en una reducción en la tasa de fecundidad8.

A fines de los años 80, Chile tenía una de las cifras de MI más bajas de América Latina: 17,1 por 1 000 nacidos vivos9. Durante la década de 1990, esta baja cifra de MI se mantuvo en continua disminución alcanzando una cifra de 10,3 por 1 000 nacidos vivos en 19989. Esta realidad acerca a Chile a cifras de MI de un dígito, similares a aquellas de países industrializados con un alto desarrollo económico y social.
El propósito de la presente revisión es mostrar las características de la MI en Chile en una década: entre los años 1989 y 1998.

MATERIAL Y MÉTODO

Se diseñó un estudio de serie temporal, considerando las defunciones de menores de 1 año en Chile en los años 1989 y 1998. La información se obtuvo de los Anuarios Demográficos producidos por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) de los años seleccionados; se consignó sexo, edad de fallecimiento y causa. Las causas de defunción se analizan considerando como criterio la 9ª Revisión de la Clasificación Internacional de Enfermedades y Estados Mórbidos (CIE-IX)10 en 1989 y la 10ª Revisión de esta misma Clasificación para 1998 (CIE-X)11.

Se calcularon las tasas específicas de mortalidad por grandes grupos de causas y por causas específicas, según la siguiente fórmula:

(N° defunciones anuales según causa/población de nacidos vivos de ese año) x 100 000.

RESULTADOS

La mortalidad infantil en cifras absolutas se muestra en la tabla 1, destacando un descenso de 5 138 a 2 793 muertes en 1989 y 1998, respectivamente. La figura 1 muestra el descenso de 17,1 a 10,3 en la tasa de la mortalidad infantil (MI) en Chile entre 1989 y 1998. En la distribución por sexos no hubo variación significativa entre los años 1989 y 1998 (hombre/mujer (%): 55,7/44,3 vs 56/44, respectivamente) ni respecto del lugar de la defunción (muerte urbana/rural (%): 81,5/18,5 vs 83, 9/16, 1%, respectivamente). Correspondieron a muerte fetal tardía 47 y 42% y a muerte neonatal 53 y 58%, respectivamente.
Las tasas específicas de MI por grandes grupos de causas y la distribución proporcional de estas causas de muerte se muestran en la tabla 2, destacando que en 1998 la mayoría eran causas perinatales (35%) situación que se mantuvo en 1998. Las principales causas específicas de MI se muestran en las tablas 3 y 4, siendo en 1989 las principales bronconeumonía (13,17%), prematuridad (9,29%) y cuerpo extraño traqueal (9,26%) y en 1998 prematuridad (13,06%), neumonía (8,59%) y muerte súbita (5,01%).



Figura 1. Evolución de la Tasa de Mortalidad Infantil en Chile: 1989-1998.




DISCUSIÓN

La mortalidad infantil (MI) ha registrado un importante descenso en nuestro país, tanto en términos absolutos, como de tasas; en 1989 ocurrían en Chile más de 5.000 defunciones en menores de 1 año, cifra que se redujo a menos de 3 000 defunciones en el año 1998. Una de las causas de este descenso puede encontrarse en la implementación de políticas públicas de focalización de los recursos sanitarios en la población de mayor riesgo. Entre éstas se puede citar al Programa de Infecciones Respiratorias Agudas (IRA)12, cuyos principales logros han sido la disminución de las muertes por bronconeumonía en el menor de 1 año (en 1989, 828 casos y en 1998, 343 casos).

Las características generales de las defunciones se han mantenido relativamente constantes a lo largo de la década: fallecen proporcionalmente una mayor cantidad de menores de 1 año de sexo masculino que de sexo femenino, situación reportada en la literatura internacional13,14, y la mayor cantidad de defunciones infantiles ocurre en la zona urbana, donde habita la mayor parte de los habitantes del país9. Por otra parte, las muertes ocurridas en recién nacidos menores de 28 días (muertes neonatales), dieron cuenta de la mayoría de las defunciones infantiles (53% en 1989 y 58% en 1998), lo que se explica porque en la medida en que en un país desciende la MI, cada vez alcanzan mayor gravitación las defunciones debidas a causas "no evitables", ocurridas en recién nacidos y lactantes menores, generalmente como consecuencia de malfor-maciones congénitas o cromosomopatías15,16.

Desde el punto de vista de las causas de mortalidad a lo largo de la década, la proporción de defunciones perinatales y respiratorias se ha mantenido constante (las defunciones por causas perinatales ha disminuido en un 46%, por causas respiratorias en 58% y la cantidad de defunciones totales ha bajado en un 46%). Por otra parte, las defunciones por malformaciones y cromosomopatías han aumentado en 10 puntos porcentuales (el número de defunciones por esta causa se ha reducido en tan sólo un 21%).

Respecto de la principal causa de defunción en menores de un año, vale la pena destacar que en 1989, 5 de las 10 principales causas de muerte listadas fueron perinatales: prematuridad, síndrome de distress respiratorio del recién nacido, hipoxia intrauterina, otras afecciones perinatales, e infecciones perinatales y que en 1998 las causas perinatales de esta lista fueron tres: prematuridad, síndrome de distress respiratorio del recién nacido y asfixia al nacer. Por otra parte, las malformaciones congénitas que originaron 2 de las 10 principales causas de defunción en 1989: anomalías cardíacas y otras anomalías congénitas, dieron cuenta de 4 de las 10 principales causas de defunción en 1998: malformaciones congénitas no especificadas, otras malformaciones congénitas, malformaciones osteomusculares y malformaciones cardíacas y circulatorias.

Se puede concluir entonces que, aunque en Chile las enfermedades respiratorias y perinatales están cediendo terreno a otras causas de muerte más difíciles de evitar, como las malformaciones congénitas; un número importante de muertes en el menor de 1 año continúan originándose debido a las llamadas "causas evitables", aconsejándo mantener la focalización de recursos sanitarios, orientados a la atención de la población de gestantes, recién nacidos y lactantes de mayor riesgo, tal como se ha hecho en el país a lo largo de la década12.

REFERENCIAS

1. Aguila A, Muñoz H: Tendencia de la Natalidad, Mortalidad General, Infantil y Neonatal en Chile desde el año 1850 a la Fecha. Rev Méd Chile 1997; 125: 1236-45.        [ Links ]

2. Rosselot J, Mardones F: Antecedentes Históricos y Perspectivas de la Seguridad Alimentaria y Familiar en Chile. Rev Pediatr 1988; 31: 115-31.        [ Links ]

3. Vargas N, Carretero A, Peña C: Variación de algunos Factores de Riesgo de la Mortalidad Infantil en Chile entre 1971 y 1980. Rev Chil Pediatr 1983; 54: 41-5.        [ Links ]

4. Vargas N, Cerda J: Mortalidad Infantil y Neonatal en Chile entre 1965 y 1990. Rev Chil Pediatr 1993; 54: 45-9.        [ Links ]

5. Rosselot J, Mardones F: Salud de la Familia y Paternidad Responsable. La Experiencia de Chile 1965-1988. Rev Méd Chile 1990; 118: 330-8.        [ Links ]

6. Szot J, Moreno C: La Salud de la Madre y el Niño en el Servicio de Salud Metropolitano Sur Oriente y en Chile: una visión del período 1980-1998. Rev Chil Obstet y Ginecol 2001; 66: 119-23.        [ Links ]

7. Meneguello J, Rosselot J, Mardones F: El Rol de la Pediatría Clínica y Social en los Avances de la Salud del Niño y de la Familia: Chile: 1900-1995. Pediatría 1995; 11: 223-32.        [ Links ]

8. Taucher E: Efecto del descenso de la Fecundidad sobre la Mortalidad Infantil. CELADE, Santiago de Chile, Noviembre de 1982.        [ Links ]

9. Anuario de Demografía 1998, Instituto Nacional de Estadísticas (INE), 1998.        [ Links ]

10. Clasificación Internacional de Enfermedades y Estados Mórbidos, 9° Revisión, Organización Panamericana de la Salud, 1975.        [ Links ]

11. Clasificación Internacional de Enfermedades y Estados Mórbidos, 10° Revisión, Organización Panamericana de la Salud, 1995.        [ Links ]

12. Balance de seis años de Políticas Sociales: 1990-1996, Ministerio de Planificación y Cooperación (MIDEPLAN), MIDEPLAN 1996.        [ Links ]

13. Xu B, Rantakallio P, Jarvelin MR, et al: Sex differentials in perinatal mortality in China and Finland. Soc Biol 1997; 44: 170-8.        [ Links ]

14. Stevenson DK, Verter J, Fanaroff AA, et al: Sex differences in outcomes of very low birthweight infants: the newborn male disadvantage. Arch Dis Child Fetal Neonatal 2000; 83: 182-5.        [ Links ]

15. Druschel C, Hughes JP, Olsen C: Mortality among infants with congenital malformations, New York State, 1983 to 1988. Public Health Rep 1996; 111: 359-65.        [ Links ]

16. Rosano A, Botto LD, Botting B: Infant mortality and congenital anomalies from 1950 to 1994: an international perspective. J Epidemiol Community Health 2000; 54: 660.        [ Links ]

1. Salubrista, Jefe Unidad de Epidemiología y Estudios, Departamento de Planificación y Gestión, Servicio de Salud Metropolitano Sur Oriente.Correspondencia: Dr. Jorge Szot, E-mail: jszot@ssmso.cl.

Trabajo recibido el 10 de diciembre de 2001, devuelto para corregir el 3 de marzo de 2002, segunda versión el 7 de marzo de 2002, aceptado para publicación el 9 de abril de 2002.