SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.72 número6NUEVOS SOCIOS índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Articulo

Indicadores

  • No hay articulos citadosCitado por SciELO

Links relacionados

  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO

Revista chilena de pediatría

versión impresa ISSN 0370-4106

Rev. chil. pediatr. v.72 n.6 Santiago nov. 2001

http://dx.doi.org/10.4067/S0370-41062001000600016 

RESUMENES DE XLI CONGRESO CHILENO DE PEDIATRIA

28 de noviembre al 1 de diciembre de 2001

Pucón - Chile

UTILIDAD DEL ESTUDIO DE POLISOMNOGRAFÍA EN
LACTANTES CON SOSPECHA DE APNEA

Brockman P, Muñoz C, Mobarec S, Holmgren L, Mesa T, Harris P, Sánchez I.
Departamento de Pediatría, P. Universidad Católica de Chile.

Introducción y objetivos: La apnea del lactante es un problema frecuente, que provoca gran inquietud en los padres y en el equipo de salud. Los estudios de polisomnografía (PSG) publicados en el extranjero generalmente estudian pacientes preescolares y escolares con apnea obstructiva. El objetivo del trabajo fue evaluar la utilidad del estudio de PSG en pacientes lactantes con sospecha de apnea. Material y Método: Se enrolaron 325 lactantes consecutivos, entre mayo 1997 y mayo 2001 referidos para PSG, los cuales fueron evaluados con un equipo de registro ALICE 3.0 (Marietta, GA, USA). Apnea fue definida como la ausencia de respiración por 20 segundos (central) y 10 segundos (obstructiva y mixta); pausas respiratorias como ausencia de respiración > 6 < 20 seg (central) y > 6 < 10 seg (obstructiva). Resultados: La muestra incluyó 54% varones, cuya edad promedio era 3,7 ± 3,8 meses (x ± DS), rango de 0,3 - 19 meses. El 83% de los lactantes fueron de término, y en el 78% se solicitó PSG con pHmetría integrada. La distribución etárea incluyó un 82% de menores de 6 meses y solo un 5% entre 12-24 meses de edad. Los diagnósticos de referencia fueron: apnea (78%), Reflujo Gastroesofágico (8%), cianosis (7%), antecedente familiar de SIDS (4%), ALTE (3%) y otros (11%). Los exámenes se realizaron en un 63% en período nocturno, con un tiempo promedio registro de 7,9 horas, y eficiencia de sueño de 82,6%. La arquitectura del sueño demostró un 57% del tiempo en sueño activo, 39% quieto y 5% indeterminado. Los eventos respiratorios promedio mostraron un índice total de apneas de 1,0/hora, con predominio de obstructivas y mixtas; e índice total de pausas de 10,9/hora, con predominio de centrales, las que se concentraron en los < de 6 meses, con un % promedio de respiración periódica de 3,6%. El 70% de la serie presentó desaturación < 90%, lo que fue mayor en el paciente < 6 meses con pausas respiratorias. El examen fue anormal en el 65% de los casos, por presentar desaturación arterial (48%), bradicardia (6%) EEG anormal (2%), apneas obstructivas (12%), centrales (1%), pausas centrales (43%) y obstructivas (16%). En un 6% de los casos hubo asociación temporal entre RGE y un evento respiratorio. Conclusiones: El PSG permitió integrar diferentes variables biológicas, por lo que debe ser considerado un examen de gran utilidad en el estudio de lactantes con episodios de apnea, dado su alto porcentaje de detección diagnóstica.

DESCRIPCIÓN DE 564 FIBROBRONCOSCOPIAS
PEDIÁTRICAS EN UN HOSPITAL UNIVERSITARIO

Pesce C, Ortúzar P, Córdova M, Holmgren L, Bertrand P, Álvarez C, Sánchez I.
Departamento de Pediatría, P. Universidad Católica de Chile.

Introducción y objetivos: La fibrobroncoscopía pediátrica es un procedimiento muy útil en el diagnóstico de patologías de la vía aérea. Series publicadas en Norteamérica y Europa presentan la experiencia en la última década. El objetivo del trabajo fue describir los resultados de este examen en un Centro Universitario. Material y Método: Se revisaron en forma retrospectiva los procedimientos realizados entre enero 1993 y junio 2001. Se utilizó un fibrobroncoscopio Olympus 3.6 mm BFC3.6 y BF3.1 en conjunto con cámara de video Sony. Los exámenes se realizaron en una sala de procedimientos, UCI pediátrica o pabellón de cirugía, utilizándose sedación con atropina, morfina y midazolam, con monitorización de saturación arterial de oxígeno (SaO2) y frecuencia cardíaca. Resultados: De un total de 564 procedimientos, hubo 324 hombres (58%) con un rango etario de < 6 meses 24%, 6 meses a 1 año 31%, 1 año a 5 años 23% y > 5 años 22%. En la mayoría de los pacientes al estudio se realizó hospitalizado (77%); en 77% de los pacientes se realizó en sala de procedimientos, en 14,4% en UCI y en un 8% en pabellón con anestesia general. La principal vía de acceso fue la nasal (74%), máscara laríngea (6%), tubo endotraqueal (9%) y traqueostomía (6%). Las patologías asociadas más frecuentes fueron displasia broncopulmonar (10%), cardiopatía congénita (9%), genetopatía (9%), inmunodeficiencia (6%) y enfermedad neuromuscular (4%). En el grupo total las principales indicaciones fueron atelectasia (36%), estridor (21%) y neumonía (16%), lo que varió al analizar solo los menores de 6 meses (estridor 40% y atelectasia 27%), o en el mayor de 1 año (atelectasia 40% y neumonía 21%). El procedimiento consistió en visualización de la vía aérea en 45%, lavado bronquial 39% y lavado broncoalveolar en 14%. Los hallazgos más frecuentes fueron la presencia de tapón mucoso (25%), laringomalacia (13%), malformaciones bronquiales (12%), alteración de la vía aérea superior (10%), traqueobroncomalacia (10%), cuerpo extraño (2%) y otros (19%). Las complicaciones del procedimiento consistieron en caída en SaO2 (2%), broncoespasmo (0,5%), ventilación mecánica (2%); con un mayor riesgo de complicaciones en el lactante menor de 1 año y en los procedimientos de urgencia. Conclusiones: La fibrobroncoscopia es un procedimiento útil, seguro y confiable, con un alto rendimiento en el estudio de pacientes con patología respiratoria. Estos resultados son comparables con lo publicado en la literatura internacional.

FIBROBRONCOSCOPIAS PEDI{ATRICAS EN LA NOVENA
REGION, CHILE. ENERO 1998-AGOSTO 2001

Betancourt M, Bellolio E, Cabezas A, Gutiérrez P, Venegas P, Fuentes A, Sepúlveda L.
Departamento de Pediatría, Facultad de Medicina, Universidad de La Frontera. Servicio de Pediatría-Hospital Regional Temuco.

La Fibrobroncoscopía (FBC) por video, representa un procedimiento valioso de apoyo diagnóstico y terapéutico en niños, con enfermedad respiratoria recurrente y de etiología no precisada. Se utiliza un FBC pediátrico Olympus de 3,6 mm de diámetro externo. Fármacos para sedación, ficha individual y protocolo de consentimiento informado, firmado por los padres. Se realizan 196 procedimientos, desde enero de 1998 a agosto de 2001. El 57% (111) son varones, el grupo etario predominante: lactantes desde 1 mes hasta 2 años de edad: 45% (89), el promedio de edad del total es 43 meses. El mayor número de procedimientos fue solicitado por la Unidad Cuidados Intensivos, seguido por la Unidad de Lactantes. La solicitud fue electiva en 94% y con fines diagnóstico en 86%. En las indicaciones del procedimiento destacan neumonía recurrente (37%), atelectasia (29%), sibilancias persistentes (20%) y estridor (10%). Hallazgos más frecuentes en: Atelectasia tapón mucoso 32%. Neumonía recurrente inflamación inespecífica (50%). Sibilancias persistentes: laringomalacia asociado a infección viral (48%), traqueomalacia (12%), broncomalacia (6%) y anillo vascular (3%). En Estridor destaca: laringomalacia (58%). Cultivos positivos en el lavado broncoalveolar 60%. Complicación: desaturación transitoria, con SaO2 menor a 90% (22%). La incorporación de la FBC en pediatría, constituye un apoyo al quehacer clínico en nuestra región y aporte al diagnóstico etiológico en infecciones respiratorias bajas, un elemento diagnóstico indiscutible en patología dinámica de la vía aérea y en pacientes con sibilancias persistentes. Contribuye así a una conducta terapéutica más precisa, con disminución de costos en tiempos de hospitalización y traslado de pacientes, permitiendo constituirnos en un Centro Regional más resolutivo, en el área de las enfermedades respiratorias infantiles.

CARACTERÍSTICAS CLÍNICAS DE PACIENTES
PEDIÁTRICOS CON MALFORMACIONES TRAQUEOBRONQUIALES

Navarro H, Méndez M, Holmgren L, Bertrand P, Caussade S, Sánchez I.
Sección Respiratorio Pediátrico. Departamento de Pediatría, Pontificia Universidad Católica de Chile.

El aparato respiratorio inicia su desarrollo en la tercera semana de gestación y las principales ramas del árbol traqueobronquial se completan en la semana dieciséis. Durante este período se originan las malformaciones traqueobronquiales (MTB), que se localizan en forma predominante en los bronquios principales. Se reporta una incidencia de 1-3% de los estudios endoscópicos pediátricos. El objetivo del presente trabajo fue describir las características clínicas de pacientes con MTB diagnosticadas a través de una fibrobroncoscopia (FBC). Entre marzo de 1993 y mayo de 2001 se realizaron 580 FBC pediátricas en el Hospital Clínico de la Pontificia Universidad Católica de Chile, para lo cual se utilizó un fibrobroncoscopio Olympus BF3C20 de 3,6 mm de diámetro conectado a videocámara Sony DXC-C1. En el período de estudio, 52 pacientes (9,65%) presentaron una o más MTB. Hubo 32 hombres y 20 mujeres. La edad promedio fue de 21,16 meses (rango 7 días a 6 años). En 39 casos (75%), la edad de diagnóstico fue menor a 24 meses. En total 36 pacientes (70%) fueron sintomáticos y 16 casos (30%) fueron asintomáticos y correspondieron a un hallazgo de la FBC. Las principales manifestaciones clínicas fueron la presencia de atelectasias recurrentes o persistentes del LSD, neumonía recurrente localizada y el estridor congénito. Las principales MTB se localizaron en el bronquio del LSD (47%) y se caracterizaron por alteraciones en su origen, bronquio segmentario supernumerario o agenesia de uno de estos. También destaca el bronquio traqueal y la estenosis traqueal congénita. En 6 pacientes (12%) coexistieron 2 MTB, siendo la asociación más frecuente la anomalía del bronquio LSD y LM. En 12 casos (24%) se encontró otra anomalía de la vía aérea, principalmente laringomalacia. Entre las enfermedades concomitantes destaca la presencia de genetopatías en 16 casos, principalmente el Síndrome de Down, y las cardiopatías congénitas. En resumen, en nuestra experiencia clínica las MTB son más frecuentes de los reportado (9,65%). La mayoría son sintomáticas antes de los 2 años de edad y se localizan principalmente en el bronquio del LSD. Destaca la coexistencia de MTB, la asociación con otra anomalía de la vía aérea (laringomalacia) y la mayor frecuencia en pacientes con Síndrome de Down.

BRONQUIECTASIAS: ESTUDIO DESCRIPTIVO EN
PACIENTES PEDIÁTRICOS AMBULATORIOS

Tapia I, Pérez MA, Zúñiga JL, Girardi G.
Enfermedades Respiratorias Pediátricas, Hospital Exequiel González Cortés, Universidad de Chile, Campus Sur.

Las bronquiectasias son dilataciones bronquiales anormales, constituyen un grupo importante de la patología pulmonar crónica en la edad pediátrica. Pueden ser congénitas y lo más frecuente es que sean secundarias a otras patologías. Predisponen a sobreinfección bacteriana por gérmenes no habituales, condicionando de este modo un deterioro clínico del paciente. En los países desarrollados las principales etiologías las constituyen la Fibrosis quística y las Inmunodeficiencias, no ocurre lo mismo en los países en desarrollo. Con el fin de conocer la magnitud de este problema en nuestra población pediátrica, realizamos un estudio descriptivo retrospectivo. Usando la información de nuestro tarjetero, se revisaron las fichas de todos los pacientes con diagnóstico de bronquiectasias por Tomografía axial computarizada (TAC) (N= 74), en control por nuestra especialidad durante el primer semestre de 2001. La distribución según sexo fue 43 hombres y 31 mujeres. 29 pacientes eran menores de 5 años al momento del diagnóstico, 32 tenían entre 6 y 10 años. Según etiología, se encontró que en 28 casos eran secundarias a Adenovirus confirmado, otros 18 casos tenían clínica compatible con Adenovirus, pero sin confirmación. 8 casos eran debidos a Neumonía recurrente y 5 a Fibrosis Quística. De acuerdo a la localización, en 36 casos era bilateral, en 19 en el lóbulo inferior izquierdo, en 7 en el Lóbulo superior derecho y en 5 en el inferior derecho. 13 pacientes fueron oxígenodependientes en algún momento de su evolución. Los cultivos de expectoración en la casi totalidad de los casos fueron informados como flora comensal. Las bronquiectasias en nuestros pacientes fueron debidas a causa secundaria, siendo el Adenovirus su principal agente etiológico. Es necesario mejorar nuestros métodos de toma de muestra y cultivo de secreción bronquial.

RELACIÓN ENTRE BRONQUIOLITIS AGUDA CON FACTORES CLIMÁTICOS Y
CONTAMINACIÓN AMBIENTAL. ESTUDIO PRELIMINAR

Zamorano A, Márquez S, Aránguiz JL, Bedegral P, Sánchez I.
Sección Respiratorio Pediátrico. Departamentos de Pediatría y Salud Pública. Pontificia Universidad Católica de Chile.

Introducción: La bronquiolitis aguda es la primera causa de obstrucción bronquial en el lactante, la que se presenta anualmente con un gran número de casos durante los meses de invierno. Se han asociado diferentes índices de contaminación ambiental al aumento de la morbilidad respiratoria. El objetivo del trabajo fue relacionar el número de consultas ambulatorias, de urgencia y hospitalización por bronquiolitis con factores climáticos y de contaminación ambiental. Material y Método: Se ingresaron desde el 21 de mayo al 15 de agosto 2001 los pacientes con bronquiolitis aguda menores de 1 año que consultaron en un Centro Ambulatorio, Servicio de Urgencia, y hospitalizados en el Servicio de Pediatría del Hospital Clínico de la Universidad Católica. Se obtuvo información de los virus respiratorios circulantes aportada por el Centro de Investigaciones Médicas, información de elementos contaminantes, PM10, PM2.5, CO, SO3, O3, a través del Servicio de Salud del Medio Ambiente y de factores climáticos; temperatura, humedad, precipitaciones, de la Dirección Meteorológica de Chile. Se realizó un análisis descriptivo de las variables en estudio y de correlación entre el número de consultas y las variables ambientales. Además se diseña un modelo predictivo. Resultados: Se consignaron 87 consultas en el Centro Ambulatorio, 370 en Servicio de Urgencia, de las cuales se hospitalizaron 120 pacientes (32,4%). La distribución por sexo fue 41,8% mujeres y 57,9% hombres. La distribución por edad fue de 1 día hasta un año con una mediana de 5,33 meses. El 42,1% tenía entre 0 y 2 meses, y en ese rango de edad, de los que consultaron al servicio de urgencia, el 41% se hospitalizó. Se estudió VRS en 238 pacientes, de los cuales 119 fueron (+) (50%), 104 (-) (43,7%) y 15 no se supo resultado (6%). Las correlaciones simples no mostraron asociaciones significativas, sin embargo, en un modelo exploratorio inicial se observan asociaciones entre un aumento de PM2.5 y diferencias de temperatura mínima, máxima y el incremento de consultas y hospitalizaciones 24-48 h posterior. Conclusiones: 1) La consulta por bronquiolitis en menores de un año tiene gran importancia por la frecuencia y gravedad, donde el 42,1% fueron menores de 3 meses. 2) De los menores de 3 meses que consultaron a Servicio de Urgencia, 41% requirió hospitalización. 3) De manera preliminar se observa asociación entre frecuencia y gravedad de los cuadros de bronquiolitis aguda y el aumento 24-48 h previo de PM2.5 y aumento de gradiente de temperatura mínima-máxima.

SEGUIMIENTO DE PACIENTES CON DAÑO PULOMONAR
SEVERO: EXPERIENCIA DEL PROGRAMA ANDAR
(ATENCIÓN INTEGRAL DEL NIÑO DE LATO RIESGO).
SERVICIO DE SALUD METROPOLITANO OCCIDENTE

Pimstein M, Chávez C, De la Parra N, Jaramillo H, Vega M. Centro de Referencia de Salud Salvador Allende G., SSMOCC, Hospital San Juan de Dios.

El mayor número de pacientes de alto riesgo que sobreviven con secuelas pulmonares plantea exigencias nuevas después del alta: coordinación, implementación de un modelo de atención diferente y educación de equipos profesionales y padres, etc. El propósito del estudio es presentar la experiencia en el control postalta en esta situación en el período mayo 99-agosto 2001 y dar herramientas para mejorar la atención y calidad de vida de egresados con secuelas severas después de su hospitalización. ANDAR consiste en un trabajo coordinado y personalizado de un equipo formado por pediatra, kinesiólogo y nutricionista, con apoyo de subespecialistas. Se ubica en el CRS, en un lugar propio y hay disponibilidad de exámenes básicos y de mediana complejidad, en forma rápida. Sus metas son reducir costos, mejorar calidad de vida, centralizar y optimizar la atención. Se ha iniciado la organización y educación de las madres. Material y Método: Se seleccionó y revisó las fichas clínicas de los 10 pacientes con cuadros más severos (según dg, y N° de hospitalizaciones) ingresados al Programa, comparándose los resultados en tiempos equivalentes pre y postingreso. Su permanencia mínima para la evaluación fue de 12 meses con al menos 11/2 invierno en programa. No se incluyeron las hospitalizaciones desencadenantes del daño pulmonar. Los principales diagnósticos eran displasia broncopulmonar, bronquiolitis obliterante y bronquiectasias, cardiopatía operada, fibrosis quística, etc. 3 eran oxígeno dependientes. Su edad mediana al ingreso a ANDAR era 1 años y 5 meses, 8 de ellos eran < de 3 años y 2 de ellos > de 5 años. Los costos se estimaron con el valor FONASA (que es inferior al costo real). Resultados: Las variaciones antes/después totales en distintos rubros fueron: N° de Hospitalizaciones 47/16; N° días cama 775/104; N° de exámenes: 503 /117; Costo en exámenes $ 1 744 600/$ 580 550 y en días cama $ 15 509 600/ $ 2 447 400. Conclusión: la formación de un equipo en un recinto específico y adecuado mejora la atención, disminuye las hospitalizaciones y reduce costos, personalizando el cuidado. Se ha detectado áreas en que se debe mejorar la coordinación; definir criterios comunes de ingreso al programa y se ha aclarado la necesidad de contar con determinados recursos.

ALTA PRECOZ VIGILADA (APV) EN INFECCIÓN
RESPIRATORIA AGUDA BAJA (IRAB). CAMPAÑA DE
INVIERNO, 1999. HOSPITAL SAN JUAN DE DIOS

Jiusan A, Toso P, Young T.
Servicio de Pediatría, Hospital San Juan de Dios.

En 1994 se iniciaron las Campañas de Invierno para disminuir las complicaciones y mortalidad infantil por IRAB y mejorar su tratamiento y pronóstico. En su perfeccionamiento gradual surgió la estrategia del alta precoz, con criterios definidos y seguimiento en Consultorio de Enfermedades Respiratorias Infantiles. Se evalúa esta actividad en el Servicio de Pediatría en el invierno 1999. Material y Método: Se estudió los niños hospitalizados durante junio, julio y agosto de 1999 por IRAB, que calificaron para APV según criterios predefinidos: sin O2 adicional por > 24 h, sin tratamiento endovenoso, descartada o controlada infección bacteriana, condiciones satisfactorias del hogar, sin patología crónica ni nutricional. Se diseñó un protocolo clínico de seguimiento y derivación. Resultados: 143 niños calificaron para el estudio (40% de los egresos respiratorios del período). De estos, 66% fueron < 6 meses; 140 tenían bronconeumonía (66,4% viral). El virus más detectado fue VRS (57 niños; 40%). 93% de las BRN tenía asociado un SBO. El 80% recibió oxígenoterapia. Destaca que un 41% tenía patología asociada a la causa de hospitalización (81% de tipo pulmonar). 79% era eutrófico. El 96,5% era urbano. El promedio de días de estada fue de 5,7 (mediana: 5). El 87,4% de los niños fue seguido en consultorio de Broncopulmonar. Se detectó complicaciones postalta en el 16% de ellos (atelectasia en 42% >; SBO persistente, 31%; sobreinfección bacteriana, 27%), que fueron manejados ambulatoriamente. La tasa de reingresos fue 6,3%. Conclusiones: La evaluación de los criterios para ingresar niños al programa de APV mostró un predominio de criterios clínicos, menos exigentes que los preestablecidos. Este esfuerzo permitió detectar oportunamente a los portadores de patología crónica y definir la necesidad de recurso humano para el programa. Deben perfeccionarse los criterios de APV y vigilancia para mejorar el programa, dado que este incide en la optimización de recursos y la calidad de atención.

TEST DEL SUDOR. REALIDAD LOCAL HOSPITAL
CLÍNICO REGIONAL VALDIVIA (HCRV). 1995-2001

Ponce M, Hernández J, Mediavilla M.
Instituto de Pediatría, Universidad Austral de Chile. Hospital Clínico Regional Valdivia.

La fibrosis quística es la enfermedad genética de carácter recesivo de mayor letalidad para la raza blanca. El hecho patogénico dominante es una disfunción de las glándulas exocrinas. Hasta el momento el test del sudor es la determinación bioquímica más importante y concluyente. Dentro de los nuevos métodos desarrollados para facilitar el diagnóstico se encuentran aquellos que utilizan un sistema sellado para la recolección del sudor. Objetivo: Describir los resultados obtenidos en el HCRV con el método "Macroduct Sweat Collection System" Model 3700-Sys. Wescor; se revisaron retrospectivamente los datos del test realizado a 1 176 pacientes, entre enero de 1995 y agosto del 2001, se analizó edad, sexo y patología de solicitud en relación con el resultado del test; definido este como (+) o (-) según su valor > a 60 mEq/L o < a 60 mEq/L respectivamente. El análisis se realizó por distribución de frecuencia. Resultados: De los 1.176 pacientes fue (+) el test en 41 (3,5%); 682 eran sexo masculino (57,9%) y 494 sexo femenino (42,1%); el examen fue (+) en: 24 (3,5%) y 17 (3,5%) respectivamente. 2 eran RN con un (0,2%); 548 lactantes (46,6%); 347 preescolares (29,4%); 239 escolares (20,4%) y 40 adolescentes (3,4%); el examen fue (+) en: RN 2 (100%); lactantes 5 (0,9%); preescolares 11 (3,2%); escolares 16 (6,7%) y adolescentes 7 (17,5%). Por patología de solicitud: SBO 706 (60%); Asma Bronquial 140 (11,9%); Bronconeumonía 138 (11,7%); Desnutrición 120 (10,3%); Familiar FQ 28 (2,3%); otros diagnósticos 31 (2,6%) y sin diagnóstico 13 (1,2%). El examen fue (+) en SBO 13 (1,8%); Asma Bronquial 7 (5%); Bronconeumonía 5 (3,6%); Desnutrición 9 (7,5); Familiar FQ 2 (7,1%); otros diagnósticos 5 (16,1%) y sin diagnóstico 0 (0%). Los resultados no muestran diferencias por sexo, la mayor incidencia de resultados (+) fue en el grupo de adolescentes y, en relación a solicitud diagnóstica asma bronquial y familiar de FQ tuvieron comparativamente más resultados positivos.

IDENTIFICACIÓN DE LA VARIANTE 5T EN EL NITRÓN 8
DEL GEL DE LA FIBROSIS QUÍSTICA

Poggi H, Pérez A, Boza ML, Fernández E, Harris P, Guiraldes E, Sánchez I, Repetto G.
Deptos. de Pediatría y UDA Lab. Clínicos, P. Universidad Católica de Chile, Serv. de Pediatría, Hospitales Exequiel González Cortés y San Borja Arriarán, y Unidad de Medicina Reproductiva, Clínica Las Condes.

Introducción: La fibrosis quística (FQ) es una enfermedad autosómica recesiva causada por mutaciones en el gen CFTR. Nuestro estudio previo de 20 mutaciones en más de 50 pacientes chilenos identificó al 66% de los alelos mutados. La mitad de estos alelos eran DF508, y se encontró otras 7 mutaciones con frecuencias individuales entre 1 y 6%. El intrón 8 (IVS8) del gen CFTR tiene una cadena de politimidinas (poliT). Una secuencia de 5 Timidinas (5T) se ha observado en pacientes con presentaciones leves o atípicas de FQ. Individuos normales tienen habitualmente 7T o 9T. Objetivo: Buscar la presencia de la variante 5T en el intrón 8 del gen CFTR, en pacientes con FQ con 1 ó 2 mutaciones no identificadas previamente. Método: Amplificación por reacción en cadena de la polimerasa (PCR) alelo específico de las variantes 5T, 7T y 9T en ADN de linfocitos de sangre periférica mediante el ensayo comercial CF PoliT Elucigene (Cellmark) en 33 pacientes con FQ u otras manifestaciones de disfunción de la proteína CFTR. Resultados: La variante 5T se encontró en 3 de los 66 alelos estudiados (4,5%). Los tres individuos eran heterocigotos compuestos, uno con ausencia congénita bilateral del vas deferens y genotipo DF508/5T, otro con insuficiencia pancreática sin compromiso pulmonar (genotipo 5T/desconocida) y otro con compromiso pulmonar y pancreático (5T/desconocida). Conclusiones: la variante 5T también está presente en pacientes chilenos con FQ, y recomendamos que sea incluida en los paneles de identificación de mutaciones. Es necesario evaluar a un mayor número de pacientes para establecer correlación entre este genotipo y sus consecuencias clínicas en nuestra población.

CORRELACIÓN GENOTIPO-FENOTIPO EN UN GRUPO
DE PACIENTES CON FIBROSIS QUÍSTICA

Navarro H, Repetto G, Guiraldes E, Harris P, Poggi H, Sánchez I.
Sección Respiratorio, Genética y Gastroenterología. Departamento de Pediatría. Pontificia Universidad Católica de Chile.

La Fibrosis Quística (FQ) es la enfermedad autosómica recesiva más frecuente en la raza caucásica, afectando a 1: 3 000 nacidos vivos. Hasta la fecha se han descrito más de 900 mutaciones causantes de defectos en el funcionamiento de la proteína reguladora de conductancia transmembrana de la Fibrosis Quística (CFTR), siendo la más frecuente la mutación DF508, que está presente en aproximadamente 2/3 de los alelos del mundo estudiados. El objetivo del presente estudio fue describir la relación genotipo-fenotipo en un grupo de pacientes con FQ. Se describe una serie de 25 pacientes (14 hombres y 11 mujeres) que se encuentran en control desde enero de 1990 con una edad promedio de 10,2 años a junio de 2000 (rango 1 año 6 meses a 24 años) en los que se realizó estudio genético de las 20 mutaciones más comunes. Se identificó una mutación en el 75% de los alelos analizados, siendo la mutación DF508 la más frecuente (50%). La presencia de esta mutación (que es considerada severa) en 1 o ambos alelos determinó insuficiencia pancreática en todos los pacientes y un deterioro nutricional acentuado. El compromiso respiratorio fue variable para el grupo homocigoto y heterocigoto de esta mutación. Otras mutaciones consideradas severas como W1282X y G542X determinaron formas clínicas similares a la mutación DF508. Sin embargo, también se identificaron mutaciones consideradas menos severas como R334W y 3849 +10kbC®T, que se asociaron a una función pulmonar y una condición nutricional menos alteradas. El diagnóstico se realizó en forma precoz (antes de los 6 meses de edad) en 12 pacientes (48%), debido fundamentalmente a la presencia de íleo meconial o al antecedente familiar de FQ. En estos casos, la mayoría presentó mutaciones consideradas severas, pero se observó un menor deterioro respiratorio y nutricional probablemente debido a su evaluación y manejo multidisciplinario precoz. En resumen, la mayoría de nuestros pacientes con FQ presentan al menos una mutación que es considerada severa, que determina un mayor compromiso respiratorio, pancreático y nutricional. Se resalta la importancia de realizar un diagnóstico precoz, que permita mejorar el pronóstico y calidad de vida de los pacientes con esta enfermedad.

HEMOSIDEROSIS PULMONAR IDIOPÁTICA:
EVOLUCIÓN DE 5 NIÑOS (1996-2001)

Maggiolo J, Rubilar L, Girardi G, González R.
Hospital Exequiel González Cortés.

La Hemosiderosis Pulmonar idiopática (HPI) es una rara y grave enfermedad, caracterizada por hemorragia alveolar difusa, cuya presentación suele ser insidiosa, lo cual habitualmente retrasa el diagnóstico. Se manifiesta con hemoptisis, anemia e infiltrados pulmonares. El propósito es mostrar la dificultad diagnóstica, las diferentes evoluciones clínicas y las complicaciones del tratamiento. Se presentan 5 pacientes con HPI, en los últimos 5 años. Siendo de sexo masculino 3 y femenino 2, con edades de 9 a 21 años, 3 de ellos provenientes de la misma zona agrícola. Se destaca el número de falsas neumonías previas al diagnóstico: 0-7. La latencia del diagnóstico es de 0-5 altos. Todos con tratamiento asociado de Prednisona (2 mg/kg/día por 1 mes seguido de 1 mg/kg/día en días alternos), Budesonida inhalada 800-1 600 ug/día y Azathioprina 2 mg/kg/día o Cloroquina 10 mg/kg/día. La evolución a 5 años es: un niño no ha sangrado posttratamiento, en los otros 3 casos han presentado 2, 3, 7 episodios respectivamente y en la últimas 2 hemorragias antes del embarazo, ninguna durante la gestación y 3 luego del parto. Luego de iniciado el tratamiento un paciente ha requerido ser hospitalizado en dos oportunidades, otro en una (con uso de ventilación mecánica), en los tres restantes ninguna. Las complicaciones debidas al tratamiento son: osteoporosis 5/5; Cushing 3/5; opacidades retrocapsulares 1/5. La función pulmonar inicial es normal en 3/5, restrictivo leve 2/5, obstructivo leve 1/5, siendo la actual normal 2/5, restrictivo leve 2/5, obstructivo moderado 1/5. En uno su función inicial es normal y luego restrictivo leve, en otro caso de obstructivo leve evoluciona a obstructivo moderado. El Scanner de Tórax es al inicio normal 2/5, infiltrados alveolares 2/5, intersticiales 1/5, siendo el actual normal 2/5, infiltrados intersticiales 2/5, pendiente en 1. Se destaca a una paciente que cursa un embarazo sin incidentes. Otra niña logra estar sin evidencias de la enfermedad luego de 20 meses de tratamiento, suspendiéndolo hace 24 meses (¿mejoría?). En nuestra serie no hubo fallecidos en el período observado. Conclusiones: Procedencia de 3 niños de la misma zona rural frutícola, con uso de plaguicidas. Latencia del diagnóstico definitivo en promedio 2,5 años, que podría ser explicado por un alto número de falsas neumonías. Diversas evoluciones de la enfermedad. Uso de Budesonida en altas dosis para disminuir las de Prednisona. La asociación de falsas neumonías con hemoptisis deben hacer sospechar HPL.

HIPOPLASIA PULMONAR SECUNDARIA A AGENESIA
DE ARTERIA PULMONAR DERECHA. REPORTE DE
UN CASO

Koppmann A, Prado F, Boza ML.
Unidad de Respiratorio Infantil, Hospital Clínico San Borja-Arriarán.

La hipoplasia de arteria pulmonar derecha es una malformación vascular de excepción que se asocia a hipoplasia pulmonar ipsilateral y tiene un curso clínico variable entre lo que destaca disnea de ejercicio, infecciones respiratorias a repetición y hemoptisis con punto de sangramiento en las colaterales. El manejo es conservador y en caso de presentar hemoptisis importante o a repetición, existe la alternativa de realizar una angiografía terapéutica con embolización de ramas sistémicas. En el presente trabajo reportamos el caso de una escolar de 9 años 10 meses procedente de Ancud, referida para estudio. Desde los 5 años de vida, múltiples hospitalizaciones por neumonías de predominio derecho. Evoluciona con disnea de esfuerzo y episodios de desgarro hemoptoico, el último de ellos en abril de 2000. Antecedente de contacto tuberculosis (TBC). Se derivó con diagnósticos de daño pulmonar crónico postviral. A su ingreso a nuestra unidad destacaba paciente enflaquecida, sin disnea de reposo ni hipocratismo, con examen pulmonar y cardiovascular normal. Estudio realizado: hemograma normal; recuento de inmunoglobulinas y test de sudor normales; estudio TBC negativo; serie radiológica con importante asimetría de los campos pulmonares, disminución del volumen pulmonar derecho y refuerzo de imágenes intersticiales asociado a hiperinsuflación de pulmón izquierdo. TAC convencional descartó bronquiectasias. Electrocardiograma y ecocardiografía normales. Fibrobroncoscopía normal. Espirometría: limitación obstructiva leve con mejoría significativa postbeta 2. Curva flujo volumen de morfología normal. Lavado de nitrógeno: leve atrapamiento aéreo con dudosa hiperinsuflación pulmonar. Cintigrafía de ventilación-perfusión: en fase perfusión, ausencia de pulmón derecho con pulmón izquierdo normal; en ventilación, menor distribución del trazador a derecha siendo normal a izquierda. TAC helicoidal: significativa hipoplasia de arteria pulmonar derecha con desarrollo de colaterales dependientes de arterias bronquiales; hipoplasia pulmonar derecha secundaria. Nos parece importante presentar este caso como aporte al diagnóstico diferencial del niño con hemoptisis asociada a hipoplasia pulmonar.

MARCADORES PREDICTIVOS PRECOCES DEL
LACTANTES CON INFECCIONES POR VIRUS SINCICIAL
RESPIRATORIO (VRS) PARA DESARROLLAR ASMA
BRONQUIAL. SEGINDO INFORME PRELIMINAR.

Lezana V*, Milinarsky A, Weiss C, Zamorano J, Lira M, Díaz P, Núñez C, Echeverri A, Navarrete E, Casanova M.
Departamento de Pediatría, Universidad de Valparaíso.

Las infecciones respiratorias agudas bajas (IRAB) virales son la primera causa de morbimortalidad en los menores de un año, siendo el Virus Sincicial Respiratorio (VRS) el más frecuente. El objetivo general es relacionar la severidad del episodio agudo de la IRAB por VRS con factores de riesgo del huésped, con el tipo de VRS (A, B), y marcadores de inflamación de la línea Th2 como la IgE total. A todos los lactante ingresados por infección respiratoria aguda baja a los Servicio de Pediatría del H. Gustavo Fricke, H. Carlos van Buren y H. Naval entre julio y agosto 1999, se les tomó una muestra de aspirado nasofaríngeo para estudio virológico (IFI), una muestra sanguínea para determinación de IgE y una radiografía (Rx) de tórax. En los pacientes en que la IFI fue positiva para VRS, se tomó una segunda muestra para cultivo viral y tipificación del VRS. En todos los pacientes se completó una ficha con los datos generales, se consignó factores de riesgo y características de la evolución. Los pacientes ingresados al protocolo están en seguimiento clínico. Se definió como mala evolución requerimientos de oxígeno > 3 días, ingreso a UTI, requerimientos de ventilación mecánica y muerte. Se ingresaron al protocolo 161 pacientes, 100 hombres y 61 mujeres, entre 1 y 19 meses, de los cuales 49% (78) fueron menores de 6 meses. En 58 pacientes se tipificó el VRS: 37 VRSA, 16 VRSB y 5 VRSA-B. Hubo 22 prematuros, 8 con DBP, 70 con antecedentes de sibilancias previas, 8 cardiópatas, 4 con enfermedad neurológica, 17 atópicos, 12 desnutridos, 80 con tabaquismo pasivo, 95 con infiltrado alveolar en Rx de tórax, 45 tuvieron IgE alta (> 25U/L), 5 ingresaron a UTI, 3 requirieron ventilación mecánica y 1 falleció. En 81 pacientes se hizo un seguimiento regular en un período de tiempo que varió entre 7 y 13 meses, 64 pacientes presentaron sibilancias recurrentes. Tuvieron mala evolución en el episodio agudo 59 pacientes y esto se correlacionó en forma significativa con el antecedente de prematurez (p = 0,02), antecedentes de DBP (p = 0,001) y la presencia de infiltrado alveolar (p = 0,01). La IgE elevada, el sexo masculino y la edad menor de 6 meses se correlacionaron en forma significativa con un número mayor de días de hospitalización (p = 0,004, p = 0,04 y p = 0,02). Hubo correlación significativa entre la recurrencia de sibilancias y el antecedente de sibilancias previas (p = 0,006). En los pacientes con IRAB por VRS, factores de mal pronóstico significativo en el episodio agudo serían el antecedente de prematurez, de DBP y la presencia de infiltrado alveolar. El antecedente de sibilancias previas es un factor de riesgo para presentar sibilancias recurrentes. (Financiado por DIPUV).

RINITIS ALÉRGICA (RA) EN ESCOLARES DE SANTIAGO

Valdivia G, Caussade S, Pérez A, Aquevedo A, Navarro H, Sánchez I.
Departamento de Pediatría y Salud Pública. Pontificia Universidad Católica de Chile.

Se ha descrito una mayor prevalencia de atopia y rinitis alérgica en poblaciones con mejores estándares de vida, lo que se relacionaría con la exposición a ciertos alergenos intradomiciliarios, factores dietarios y tamaño del grupo familiar. El objetivo de este estudio fue describir la prevalencia de RA y su relación con factores de riesgo vinculados con en Nivel socioeconómico. Sujetos y Método: Se aplicó el cuestionario ISAAC incorporando indicadores de nivel socioeconómico (NSE) a 4 614 escolares de 6-7 y 13-14 años de colegios de NSE acomodado, medio y medio-bajo (último trimestre de 2000). Las variables estudiadas fueron: 1. Síntomas de rinitis alguna vez en la vida (SR), síntomas de rinitis los últimos 12 meses (SR12) y diagnóstico médico de rinitis (DR). Estas se relacionaron con nivel educacional de los padres, contaminantes intradomiciliarios (tipo calefacción, tipo cocina, piso de la casa, tabaquismo) y presencia de animales. Resultados: SR presentó mayor prevalencia en el grupo total de 13-14 años respecto al grupo de 6-7 años (OR 1,24; [95% IC: 1,07-1,43]), no así SR12 y DR. Las 3 variables fueron de mayor prevalencia en sectores acomodados (SR: OR 0,83; [IC 95%: 0,73-0,94] / SR12: OR 0,82; [IC 95%: 0,73-0,93] / DR: OR 1,44; [IC 95%: 1,23-1,68]). El mejor nivel educacional de la madre se asoció con mayor prevalencia de SR y SR12 (p 0,013 y p 0,04 respectivamente), y el del padre con mayor prevalencia de DR (p 0,007). Se observó mayor SR12 en hogares con alfombra o cubrepiso (p 0,017), y mayor DR cuando había fumadores (p 0,03) y calefacción a gas (p 0,005). Ninguna de las 3 variables mostró diferencia según sexo. Conclusión: Los datos evaluados apoyan la relación positiva entre nivel socioeconómico y presencia de rinitis alérgica, encontrándose además como factores predisponentes el uso de piso alfombrado, calefacción a gas y tabaquismo intradomiciliario.

NIVEL SOCIOECONÓMICO (NSE) Y ASMA EN
ESCOLARES CHILENOS

Valdivia G, Caussade S, Aquevedo A, Pérez E, Navarro H, Salomone C, San Martín J, Sánchez I.
Hospital Clínico Universidad Católica de Chile.

En las últimas décadas se ha observado un aumento en la prevalencia de asma, atribuible a cambios que determinarían mayor frecuencia de atopia. Objetivos: 1) comparar prevalencia de asma entre los períodos 1994-2000. 2) estudiar la influencia del NSE en la forma de presentación del asma. Sujetos y Método: Se aplicó el cuestionario ISAAC agregando indicadores de NSE a 3.076 escolares de 6-7 y 13-14 años de colegios de NSE acomodados y NSE medio y medio-bajo (noviembre-diciembre 2000). Variables estudiadas: diagnóstico de asma (DA), sibilancias en el último año (SIB12) y severidad del asma (SA). Resultados: Se observó un incremento en la prevalencia de DA (12,4% a 15,02%, p 0,006) en niños de 13-14 años y de SA (1,6% a 2,8%, p 0,01) en los 6-7 años. DA se asocia con sexo masculino en ambos grupos de edad (OR 1,75: 95% IC 1,33-2,3) al igual que SA, que es mayor en varones de 6-7 y 13-14 años (OR 2,18: 95% IC: 1,02-4,64 y OR 1,23 95% IC: 1,1-4,5). Escolares de ambos sexos de 13-14 años de colegios acomodados tienen mayor prevalencia de DA (OR 1,49; 95% IC: 1,12-1,97). En escolares de 6-7 años se encontró relación inversa entre SIB12 y SA con NSE (colegios de mayor status) (OR 0,6: 95% IC 0,45-0,80 (SIB12) y OR 0,51: 95% IC 0,27-0,97 (SA)). El mejor nivel educacional de la madre y del padre se asoció positivamente con menor riesgo de SIB12 en ambos grupos de edad. Conclusiones: DA y SA se incrementan en corto periodo de tiempo. Hay indicios de que indicadores del NSE se asocian con DA. La direccionalidad de estas asociaciones puede vincularse con aspectos etiológicos y derivados del diagnóstico y tratamiento de la enfermedad.

PREVALENCIA DE OBESIDAD EN ESCOLARES CON
ASMA BRONQUIAL

Navarro H, Núñez A, Zamorano A, Barja S, Téllez E, Caussade S, Sánchez I.
Sección Respiratorio, Genética y Gastroenterología. Departamento de Pediatría. Pontificia Universidad Católica de Chile.

En la actualidad, el Asma Bronquial y la Obesidad Infantil constituyen problemas de salud de creciente prevalencia en la población pediátrica. En estudios recientes se plantea a la obesidad como un probable factor de riesgo para el desarrollo de asma bronquial, especialmente en mujeres. Junto a lo anterior se describe que hasta un 30% de escolares asmáticos presentan obesidad. El objetivo del presente estudio fue determinar la prevalencia de obesidad y describir la función pulmonar de escolares obesos entre 6 y 15 años con diagnóstico clínico de asma bronquial que se estudiaron en el Laboratorio Respiratorio Pediátrico entre enero y diciembre de 2000. La determinación de peso y talla se realizó con una balanza Seca 713 con estatímetro telescópico incorporado Seca 220. Se definió obesidad como el índice peso/talla > 120% del teórico y/o índice de masa corporal > perceptil 95. Las pruebas de función pulmonar analizadas fueron la espirometría (espirómetro Schiller SP 200, valores de referencia de Quanjer), prueba de provocación bronquial con metacolina (duplicando la dosis desde 0,06 a 8 mg/ml según Cockroff y col) y prueba de provocación bronquial con ejercicio (cinta sin fin, inclinación de 10° a 6 km/h durante 6 minutos). En el período de estudio de 1 año se estudiaron a 482 escolares con diagnóstico clínico de asma bronquial y se identificaron 148 pacientes obesos (30,7%). De estos 96 fueron hombres y 52 fueron mujeres. En los 148 pacientes se realizó espirometría y en 74 casos (50%) se encontró alteración en alguno de los valores medidos (VEF1/CVF, VEF1, FEF 25-75% y MEF 50%). En 25 pacientes se realizó prueba de provocación bronquial con metacolina y en 13 casos (52%) se determinó la presencia de hiperreactividad bronquial de grado variable. En 31 pacientes se practicó prueba de provocación bronquial con ejercicio y 18 casos (58%) esta fue positiva. En resumen, en este estudio se observa una elevada prevalencia de obesidad en escolares con asma bronquial. Se destaca la importancia de incorporar la evaluación nutricional de obesidad en escolares asmáticos con el fin de lograr un manejo integral del paciente.

COMPORTAMIENTO DE LAS INTERCONSULTAS POR
ASMA BRONQUIAL EN LA PROVINCIA DE ARAUCO
ENTRE 1995 Y MARZO DE 2001

Cancino M, Jorquera P.
Hospital de Curanilahue, SSA.

Resumen: El SSA fue creado en junio 1997, llegan pediatras por primera vez en mayo de 1998, como parte del trabajo realizado por dichos especialistas se crea el policlínico de Asma bronquial e IRA, para evaluar el impacto que dicho policlínico ha tenido en la población se compara el número de IC a BP recibidas por SOME de especialidades en el hospital GGB de Concepción, entre febrero de 1995 a marzo de 2001, se las divide en 4 períodos: antes de especialistas, período de organización y sensibilización, poli establecido con un pediatra y poli con dos pediatras y ampliación de cobertura. El análisis del número de IC indica que no varía significativamente con la llegada de un pediatra, sí aumenta el número de IC con dos especialistas al aumentar cobertura. Pensamos que el real impacto está en un mejor manejo de los pacientes, compensación de su cuadro obstructivo, mejor calidad de vida y menor deserción, más que, en aumentar o disminuir el número de IC a BP; para poder evaluar estas variables se requieren otros estudios.

ORGANIZACIÓN DEL POLICLÍNICO DE ASMA
EN EL SERVICIO DE SALUD ARAUCO

Cancino M, Jorquera P.
Hospital de Curanilahue, SSA.

En julio de 1997 se crea el Servicio de Salud Arauco (SSA), exindiéndolo del entonces Servicio de Salud Concepción-Arauco (SSC-A), con el fin de abordar en forma más directa y eficiente los problemas de salud y altos índices negativos de la zona. En abril de 1998, llegan los primeros especialistas postbecados del ciclo de destinación al SSA, siendo destinados al Hospital de Curanilahue. Pediatra se cuenta desde mayo del mismo año. En este artículo se describe parte de la labor realizada por los pediatras de esta primera generación, en la formación del Policlínico de Asma bronquial y Poli de IRA en el SSA.

SÍNCOPE EN NIÑOS. ASPECTOS CLÍNICOS Y DE LABORATORIO

Valenzuela ML, Acevedo V, Alvarez P, Hernández I.
Unidad de Cardiología y Cardiocirugía - Hospital Roberto del Río.

Síncope se define como pérdida brusca y transitoria de la conciencia y tono postural, secundaria a hipoperfusión cerebral. Se presenta en el 12-20% de los niños. La edad más frecuente es entre 8 y 15 años. Sus causas pueden ser cardiovascular, neurocardiogénica, neurológica, psicogénica y metabólica. Objetivos: Análisis de las características clínicas y de laboratorio de niños que consultan por síncope, determinar los factores de riesgo, con el objeto de orientar el estudio y tratamiento y comparar los hallazgos de los pacientes con etiología cardiovascular con otras causas. Método: Se estudian 90 pacientes entre enero de 1999 y Julio 2001, analizándose forma de presentación clínica, factores de riesgos y hallazgos de laboratorio. Resultados: Edad 3 a 18 años (x: 10,6 años), con 11 niños menores de 6 años. 47 de sexo femenino. En relación a los exámenes de laboratorio, 14/90 electrocardiogramas (ECG) realizados fueron anormales: 2 Bloqueo Auriculoventricular completo, 2 Wolf Parkinson White; 2 Taquicardia Ventricular; 1 Síndrome de QT prolongado; 1 Bloqueo trifascicular, el resto con alteraciones inespecíficas. Ecocardiograma Doppler color: 6 de 62 exámenes resultaron alterados, todos con ECG alterado. Tilt Test se realizó en 57 pacientes, en 45 fue positivo, 34 con respuesta cardiovascular de tipo mixta (76%); 6 cardioinhibitoria (13%) y 5 vasodepresora (11%). Neurocardiogénico 63 niños (70%); Neurológico 14 (15,5%); Cardiológico 7 (7,8%), y no precisado en 6 (6,7%). La etiología de síncope en nuestro grupo correspondió a: neurocardiogénico 70%, neurológico 15,5%, cardiológico 7,8%, no precisado 6,7%. Hubo factores de riesgo en 22 casos. Conclusiones: La clínica y los exámenes de laboratorio permiten el diagnóstico etiológico de 93% de los casos, El 7,8% de origen cardiovascular. Factores de riesgo: menores de 6 años, sexo masculino, ausencia de pródromos y síncope con ejercicio. El ECG fue importante en el diagnóstico de causa cardiovascular. La ecocardiografía no aportó nuevos diagnósticos.

MIOCARDIOPATÍA HIPERTRÓFICA Y CORTICOIDES EN RECIÉN NACIDOS Y LACTANTES

Errázuriz I1, Iturra S1, Urriola P2, Calvo C2, Zegers C2, Massu M
3, Díaz A3.
1Internos Medicina Universidad Católica, 2Cardiología Pediátrica Hospital Dr. Félix Bulnes C., 3Cardiología Pediátrica Hospital San Juan de Dios.

El propósito del trabajo es describir la asociación de miocardiopatía hipertrófica en 3 pacientes que recibieron corticoides. I Prematuro de 32 semanas de gestación, peso de nacimiento 1 200 g que recibe 2 dosis de tratamiento prenatal y betametasona, se diagnostica ductus arterioso a los 6 días de vida cerrado con indometacina. A los 14 días por displasia broncopulmonar (DBP), recibe dexametasona 0,33 mg cada 12 horas iv por 3 días. A los 19 días reaparece soplo, ecocardiograma muestra miocardiopatía hipetrófica obstructiva con gradientes subaórtico de 20 mmHg Ecocardiograma al mes de vida normal. II Prematuro de 30 semanas de gestación, peso de nacimiento 990 grs con antecedentes de DBP, con ecocardiogramas previos normales, no recibió corticoides neonatal. Se hospitaliza a los 5 meses con peso de 4 700 grs por meningitis bacteriana y recibió dexametasona 0,7 mg cada 6 horas iv por 2 días. Seis días después aparece soplo; ecocardiograma mostró miocardiopatía hipertrófica obstructiva con gradiente subaórtico de 25 mmHg. III Lactante de 2 meses, antecedentes de recién nacido de término, peso de nacimiento de 3 200 g. Peso de 5 600 g.; ingresa por síndrome bronquial obstructivo y se trata con hidrocortisona 30 mg cada 6 horas iv por 5 días con disminución gradual de dosis. Aparece soplo al quinto día y se realiza ecocardiograma el séptimo día que muestra miocardiopatía hipertrófica izquierda y derecha obstructiva con gradiente de 41 mmHg. Se suspenden corticoides y se trata con propanolol 2 mg/kg. Ecocardiograma al mes muestra mínima hipertrofia sin obstrucción. Conclusión: el uso de corticoides en algunos pacientes puede inducir miocardiopatía hipertrófica obstructiva transitoria.

EFECTOS DE CISAPRIDA EN EL INTERVALO QTc EN NEONATOS

González A, Aguirre D, Pacheco AM.
Servicio de Neonatología, Hospital San José, Clínica Dávila. Unidad de Cardiología y Cardiocirugía, Hospital Roberto del Río.

Antecedentes: La cisaprida es un agente prokinético gastrointestinal ampliamente utilizado para mejorar la tolerancia intestinal y disminuir el reflujo gastroesofágico especialmente frecuente en prematuros. Numerosas publicaciones muestran la asociación con prolongación del intervalo QTc. Objetivo: Evaluar el efecto del la cisaprida en el intervalo QTc en neonatos. Método: Prospectivamente se analizaron los efectos de la cisaprida sobre el intervalo QTc en 31 neonatos tratados con dosis habituales de este fármaco (0,2 mg/kg/do). Se tomó electrocardiograma (ECG) antes del inicio de tratamiento, a las 48 horas y 7 días posteriores que fueron leídos en forma ciega. Se comparó el QTc en los distintos momentos del tratamiento utilizando el "t de student" para muestras relacionadas. Resultados: 22 neonatos de pretérmino y 9 de término. Edad gestacional 27-41 sem (x: 34 sem). El intervalo QTc en promedio al inicio del tratamiento fue de 400 mseg, a las 48 h 410 mseg y al 7° día de 420 mseg. 9/31 neonatos prolongaron su QTc > 450 mseg; siendo 8 prematuros (< 37 sem). El intervalo QTc se prolongó a las 48 h de tratamiento en un neonato y en ocho al 7° día. El alargamiento del QTc fue estadísticamente significativo a las 48 h, al 7° día y entre ambos (p < 0,05). 9/31 (29%) neonatos prolongaron su QTc en más de 30 mseg a las 48 h de tratamiento y 14/31 (45%) lo hicieron en igual proporción al 7° día. Ningún paciente presentó síntomas clínicos relacionados con la prolongación del intervalo QTc. Conclusión: Estos resultados demuestran que el efecto acumulativo de cisaprida prolonga el intervalo QTc, llegando a valores patológicos (QTc > 450 mseg) que pudieran provocar trastornos del ritmo.

Estenosis Aórtica, caso clínico: una causa de hipertensión arterial

Herrera ME, Cavagnaro P, Sandoval G.
Hospital Sótero del Río y Hospital Clínico de la Universidad Católica. Facultad de Medicina Universidad Católica.

La hipertensión arterial en niños es una importante causa de morbimortalidad, su prevalencia en población pediátrica es de un 3%. Se presenta el caso de un lactante de 1 año 6 meses que ingresó al Hospital Sótero del Río, por cuadro de corta evolución de tos y dificultad respiratoria. Radiografía de Tórax mostraba cardiomegalia global y congestión venosa hiliar y perihiliar. Al examen físico destacó un paciente afebril, hipertenso: 140/90 en extremidad superior. En extremidad inferior el esfingomanómetro no marcaba presión. Pulsos femorales y pedios eran casi imperceptibles. Se realizó una Ecocardiografía que mostró sobrecarga de cavidades izquierda severa. Mala contractilidad miocárdica, hipertrofia septal y de pared posterior. Inició manejo con Digital, Furosemida y Nifedipino sublingual SOS para manejo de la hipertensión arterial. Una semana después la ecocardiografía de control mostró una significativa mejoría de la fracción de eyección, aunque aun subnormal. Al examen físico destacaba la auscultación de soplo sistólico en epigastrio. Por mantenerse hipertenso se agregó Hidralazina. Ecografía abdominal Doppler color mostraba una Estenosis de Aorta subdiafragmática, flujo postestenótico era turbulento con hipoperfusión renal. Posteriormente se realizó un Angio Tac helicoidal que mostró una estenosis de aorta con un elemento endoluminal no precisado. El día 15 de agosto se trasladó al Hospital UC en donde inició manejo con Dobutamina, con lo cual mejoró aun más la fracción de eyección. El 16 de agosto se realizó un Bypass gorotex aorto-aórtico torácico-abdominal, sin incidentes. En el postoperatorio evolucionó en buenas condiciones generales, no presentó infección y presentó cifras tensionales altas que se manejaron con Nitroprusiato de Sodio y Labetalol. Por mantenerse hipertenso se agregó Captopril, se mantuvo con digital y se adicionó Aspirina como antiagregante plaquetario. Es dado de alta en buenas condiciones generales y normotenso. Exámenes postoperatorios: Ecocardiografía: significativa mejoría de la función sistólica. Pletismografía de extremidades inferiores es normal. Este caso se presenta para enfatizar la importancia de un buen examen físico y un adecuado estudio, para diagnosticar patologías poco frecuentes en Pediatría.

TUMORES CARDÍACOS Y PERICÁRDICOS. REVISIÓN DE 15 AÑOS

Arrizaga N, Enríquez G, Soler P, Doggenweiler P, Hinrichsen M.
Hospital Luis Calvo Mackenna; Neonatología, Hospital Barros Luco-Trudeau; Salvecor. Santiago, Chile.

Objetivo: Evaluar formas de presentación, tipo y pronóstico de los tumores cardíacos del niño. Material y Método: Revisión retrospectiva de las fichas clínicas de 18 pacientes que concurren al Servicio de Ecocardiografía del Hospital Luis Calvo Mackenna y Salvecor entre 1985 y 2001, en los cuales se diagnosticó tumor cardíaco y/o pericárdico por ecocardiografía. Edad al diagnóstico: desde 37 semanas de gestación hasta 15 años, mediana de 1 año, 50% eran menores de 3 meses. 9 hombres y 9 mujeres, con seguimiento promedio de 3,5 años. Resultados: Formas de presentación: 3 pacientes fueron diagnosticados en útero, 1 con hidrops; 10 con soplo cardiaco, 2 pacientes con arritmia, 1 taponamiento cardiaco, 1 paciente con accidente vascular cerebral, 1 paciente con cianosis y disnea de esfuerzo por derrame pleural y taponamiento cardiaco y 1 paciente con metástasis en piel y en región retroperitoneal. Tumor único en 9 pacientes; 6 rabdomiomas, 2 mixomas y un lipoma; 5 operados, 2 por patología asociada (Comunicación interventricular con estenosis pulmonar y lipoma, comunicación interauricular con rabdomioma). Tumores múltiples: 9 casos, 2 intrapericárdicos, ambos con biopsia: sarcoma de Ewing y teratoma quístico respectivamente. En los otros 6 se plantea el diagnóstico de rabdomioma por ecocardiografía y evolución hacia la regresión, de estos pacientes 2 tienen biopsia. 1 paciente con tumor único maligno primario: rabdomiosarcoma embrionario miocárdico con metástasis. De los 12 rabdomiomas 3 se asociaban a esclerosis tuberosas. No se encontró fibromas. Evolución: 3 fallecidos (tumor de Ewing, rabdomioma intramural arritmogénico y rabdomiosarcoma); 15 asintomáticos. Conclusión: En un diagnóstico poco frecuente, la forma de presentación es pleomórfica, siendo la más frecuente soplo y arritmia. El tipo más frecuente es el rabdomioma. El pronóstico depende del tipo de tumor y de la ubicación, benigno en el caso de los rabdomioma.

ABLACIÓN POR RADIOFRECUENCIA DE TAQUICARDIAS
INCESANTES EN NIÑOS

Acevedo V, Asenjo R., Fernández C, Alvarez P, Oyarzún R, Castro A.
Unidad de Cardiología y Cirugía Cardiovascular, Hospital Roberto del Río. Santiago.

Introducción: Las taquicardias supraventriculares (TSV) incesantes son un subgrupo poco frecuente de taquicardias con complejo QRS angosto. Son poco sintomáticas, de difícil manejo con drogas antiarrítmicas y tienen el riesgo de desarrollar miocardiopatía dilatada. Objetivo: Evaluar la seguridad y beneficio clínico de la ablación por radiofrecuencia en niños con TSV incesantes. Material y Método: Desde agosto de 2000 a mayo de 2001 hemos realizado estudio electrofisiológico (EEF) y ablación por radiofrecuencia en 6 niños con tsv incesantes. Resultados: Edad fue entre 5 a 14 años (media 10,5 años), peso de 17 a 62 kg (media 40,8 Kg.). Tres pacientes (pac) tenían palpitaciones, 2 pac eran asintomáticos y dos pac se encontraban en insuficiencia cardíaca. Capacidad Funcional (CF) I en 2 pac, CF II en 3 pac y CF IV en uno. Los diagnósticos clínicos fueron: taquicardia auricular ectópica en 3 pac, taquicardia por reentrada intraauricular en 2 pac y taquicardia reciprocante de la unión en uno. Dos pac eran portadores de cardiopatía congénita operada, uno con drenaje venoso pulmonar anómalo total infradiafragmático y el otro Síndrome de la Cimitarra. Cinco de los 6 pac tenían dilatación ventricular izquierda (Vi) y 5 con disminución de la fracción de acortamiento, en un rango entre 14 a 35% (media 24,8%). Todos estaban recibiendo tratamiento antiarrítmico sin control de su arritmia: digoxina en 3 pac, ß-bloqueadores en 5 pac y amiodarona en 3 pac. El EEF demostró taquicardia auricular ectópica izquierda en 2 pac, taquicardia auricular ectópica derecha en 1, taquicardia por reentrada intraauricular en 2 y en un pac, taquicardia paroxística reciprocante por haz anómalo anterolateral izquierdo. La ablación fue exitosa en todos los casos. No hubo complicaciones. Seguimiento promedio de 5,8 meses (3 a 12 meses). Todos se encuentran en ritmo sinusal, con CF I y sin tratamiento antiarrítmico. Los cinco pacientes con Vi dilatado disminuyeron su tamaño, en promedio de 18% (p < 0,05). Tres se normalizaron en el seguimiento y los 2 restantes corresponden a los con cardiopatía congénita operada con defecto residual significativo. La fracción de acortamiento mejoró en los 5 pac de un 24,8% a 35,3% (p < 0,05). Conclusiones: La ablación por radiofrecuencia es un tratamiento seguro y eficaz en los pac con TSV incesantes, logrando mejoría tanto clínica como también regresión de la miocardiopatía dilatada secundaria.

FLUTTER AURICULAR: PERINATAL Y LACTANTES

Iturra S1, Errázuriz I1, Urriola P2, Calvo C2, Zegers C2, Massu M3, Díaz A3.
1Internos Medicina Universidad Católica2, Cardiología Pediátrica Hospital Dr. Félix Bulnes C.3, Cardiología Pediátrica Hospital San Juan de Dios.

El propósito del estudio es analizar edad de diagnóstico, manejo, asociación con cardiopatías y pronóstico del flutter auricular en niños. Se analizan en forma retrospectiva 7 casos de flutter diagnosticados desde 1993 hasta la fecha. Cuatro (57,14%) eran hombres y 6 (85,71%) fueron parto por cesárea. En 4 (57,14%) se realizó el diagnóstico prenatal; de estos, en uno (25%) con hidrops, se realizó a las 28 semanas tratamiento a la madre con digoxina y sotalol, con remisión del flutter a las 52 horas de tratamiento. De los 3 restantes 2 se cardiovertieron y digitalizaron en las primeras horas de vida, uno falleció 24 horas postcardioversión, y uno solamente recibió digital. Tres (42,86%) pacientes tuvieron diagnóstico postnatal, con edad promedio de diagnóstico de 40 días. Dos (66,67%) presentaron falla ventricular izquierda. De los 3, uno se trató con cardioversión y digitalización; otro con digitalización y 1 tuvo remisión espontánea. De los 7 pacientes, en 6 (85,71%) el diagnóstico fue realizado primero por ecocardiograma y confirmado por electrocardiograma. En 2 (28,57%) se asoció con cardiopatía congénita, una coartación aórtica que requirió cirugía, y otra fue comunicación interauricular. No hubo asociación con preexcitación. El promedio de seguimiento de los 6 sobrevivientes es 30,17 meses y todos permanecen asintomáticos a la fecha. Todos recibieron digitálicos durante el primer año de vida. Conclusión: El flutter auricular perinatal y en lactantes es una patología grave que precisa tratamiento urgente cuyo pronóstico a largo plazo es excelente. Es posible hacer diagnóstico prenatal y tratamiento in utero.

MORBIMORTALIDAD EN D-TRANSPOSICIÓN DE
GRANDES ARTERIAS (dTga): ¿MEJORARÁ CON
EL DIAGNÓSTICO PRENATAL?

Doggenweiler P, Enríquez G, Soler P, Hinrichsen M.
Centro Cardiovascular, Hospital Luis Calvo Mackenna.

Objetivo: Identificar factores adversos para el pronóstico de la dTga en nuestro medio y vislumbrar el impacto del diagnóstico prenatal. Material y Método: Se revisan fichas de 43 pacientes (p) portadores de dTga, que ingresan a nuestro servicio entre 1 2000 y el 8 2001. 4 p tenían diagnóstico prenatal (Dg pre). Según evolución hubo 3 grupos: Grupo I fallecidos. Grupo II arrastrada. Grupo III buena. Se analizaron factores socioeconómicos y geográficos, perinatales, edad al Dg, uso de PGE1, infección, anatómicos de la cardiopatía, quirúrgicos y manejo perioperatorio Resultados: Grupo I 3 p (7,4%) 1 p ingresa en paro y fallece antes de la cirugía quirúrgicos (4,5%). Grupo II 19 p (44%) Grupo III 21 p (49%). No hubo diferencias importantes en los 3 grupos en cuanto a procedencia, edad del diagnóstico (excepto que no hay p con Dg pre en el grupo I, nivel socioeconómico, tipo de parto a excepción de fórceps y cesárea de urgencia que se concentró en los Grupos I y II. Sí hay diferencias en: sexo, con predominio del sexo femenino en el grupo III (24%), asfixia neonatal grupo I: 3 p, grupo II: 6 p (31%) grupo III: 4 p (19%). Manejo preop: no hubo diferencias en uso de PGE1 (85-100%) ni Rashkind 89%. Las saturaciones < 70%, acidosis, requerimientos de VM e inótropos en el preop se concentran en los Grupos I: 66% y II: 53-68% vs III: 24-48% Factores anatómicos negativos: CIA restrictivo asociado a ductus muy amplio y HP severa en los 3 p del Grupo I, sin mostrar diferencias en grupos I y II. Las anomalías del arco aórtico se concentraron en el grupo II (2p). La anatomía coronaria especial se concentró en el grupo II (47%) vs Grupo III (14%), sin ser causa de mortalidad (grupo I 0%), la presencia de CIV no fue diferente en los 3 Grupos. El t´ de CEC decrece desde el Grupo I-III, pero el tiempo de clamp aórtico es similar. Los p del grupo I y II requirieron > aporte de inótropos, > frecuencia de tórax abierto, > necesidad de peritoneodiálisis y > tiempo de VM. El grupo II concentra las infecciones severas preop: 32% (grupo III 10%) y postop: 53% (grupo III 10%). Conclusiones: La morbimortalidad de esta serie se asocia principalmente a factores perinatales (fórceps, asfixia perinatal) hipoxia severa con acidosis, paro y requerimientos ventilatorios e inotrópicos; infecciones pre y postop y características anatómicas como CIA restrictiva con ductus amplio Y HP, dificultad en transferencia coronaria.

TRATAMIENTO PERCUTÁNEO DE LA RECOARTACIÓN
AÓRTICA EN LACTANTES MENORES DE 1 AÑO

Trincado C, Clavería C, Garay F, Urcelay G, Arnaiz P, Springmüller D, Castillo ME, Heusser F.
Departamento de Pediatría. Facultad de Medicina, Pontificia Universidad Católica de Chile.

Antecedentes. La coartación aórtica en el neonato y lactante menor se presenta como insuficiencia cardíaca grave, requiriendo de cirugía de urgencia. La reparación quirúrgica a esta edad se asocia a una mayor frecuencia de recoartación, la que ocurre habitualmente en los primeros meses. El tratamiento de elección de la recoartación es la angioplastia con catéter balón, técnica que es más compleja en el menor de 1 año. Objetivo: Evaluar nuestra experiencia en el tratamiento de la recoartación aórtica con angioplastia por catéter balón en menores de 1 año. Métodos y Resultados. Entre 8/1997 y 6/2001 cinco lactantes con recoartación aórtica fueron sometidos a angioplastia con catéter balón, todos con cirugía previa (resección y anastomosis término-terminal). La edad promedio de estos lactantes angioplastiados fue de 3,8 meses (2 a 9), y el peso promedio de 5,8 kg (4,1 a 9,8). El diagnóstico de recoartación fue clínico y ecocardiográfico, todos en sitio habitual y con una gradiente sistólica (Doppler) promedio de 54 mm Hg (20 a 80). Cuatro presentaban hipertrofia ventricular izquierda y solo uno disminución significativa de contractilidad. Un paciente con una CIV restrictiva asociada se presentó con insuficiencia cardíaca grave requiriendo ventilación mecánica. Bajo sedación con midazolam y ketamina e infiltración local con lidocaína, se realizó sondeo cardíaco izquierdo y derecho y aortografías. Todos los pacientes presentaban obstrucción localizada en sitio de reparación quirúrgica, con un diámetro menor promedio de 3,1 mm (2,3 a 4,2), y una gradiente sistólica promedio de 54 mm Hg (10 a 96). A través de vainas arteriales femorales 5 ó 6 French se introdujeron vía retrógrada catéteres balón de un diámetro máximo similar al arco transverso, de 2 a 4 cm de longitud, los que fueron insuflados hasta 12 atmósferas de presión. Postangioplastia el diámetro de la zona dilatada aumentó en promedio 87%, alcanzando 5,8 mm (4,9 a 6,8), y la gradiente sistólica se redujo en un 92%, a 4 mm Hg (0 a 12). No se observó desarrollo de aneurisma en relación a la zona dilatada. Un paciente requirió 18 horas de infusión de heparina posterior por pulso muy disminuido de arteria cateterizada. En seguimiento promedio de 16 meses (2 a 49), un paciente está desarrollando signos ecocardiográficos de nueva recoartación a los 4 meses postangioplastía. Conclusión: La angioplastia con catéter balón de la recoartación aórtica en el lactante menor de 1 año es un procedimiento muy efectivo y con baja incidencia de complicaciones.

CATETERISMO CARDÍACO EN RECIÉN NACIDOS

Riquelme MF, Alvarez P, Aguirre D, Hernández I, Osorio JC, Castro A.
Unidad de Cardiología y Cirugía Cardiovascular. Hospital Roberto del Río.

El desarrollo de técnicas no invasivas en el diagnóstico de las cardiopatías congénitas ha condicionado que el cateterismo cardíaco (CC) sea utilizado principalmente con fines terapéuticos (CT). Este examen sigue considerándose de mayor riesgo en los pacientes menores de 28 días. Objetivos: A) Identificar las cardiopatías que requirieron CC y el tipo de procedimiento. B) Evaluar factores de riesgo y complicaciones. Método: Análisis retrospectivo de la historia clínica de 50 recién nacidos (RN) sometidos a CC, entre enero de 1996 y julio de 2001. Resultados: De 797 CC, 50 (6,2%) se realizaron en RN. La distribución anual fue: 2 en 1996, 6 en 1997, 7 en 1998, 16 en 1999, 7 en 2000 y 12 en 2001. En 33 pacientes se realizó cateterismo diagnóstico (CD) y en 17 CT. Edad para CD 1-26 días (x: 9,6 días), CT 1-28 días (x: 7,3 días). Peso 1.730-4.210 g (x: 3 043 g), RN con peso < 2 500 grs fueron 7 en CD y 3 en CT. Complicaciones en 5 pacientes sometidos a CD y en 6 sometidos a CT. Las indicaciones de CD fueron: T. de Fallot (6), V. único (4), interrupción del arco Ao (4), doble salida de VD (4), tronco arterioso (3), drenaje venoso anómalo pulmonar (3), atresia valvular pulmonar (2); estenosis valvular aórtica (2), misceláneos (5). 15/33 (45%) RN sometidos a CD, tenía compromiso de válvula o ramas pulmonares, 8/33 (24%) con compromiso de válvula aórtica o del lumen arterial aórtico y 6/33 (18%) con drenaje venoso pulmonar anómalo. Los CT fueron: Rashkind (14), valvuloplastia pulmonar (2) y balonplastia de Co Ao nativa (1). Las complicaciones fueron: arritmias (2), disfunción ventricular (2), trombosis venosa profunda (2), enterocolitis (1), celulitis (1), hemopericardio (1), hipertensión pulmonar (1), anemia aguda (1). Falleció 1 niño (2%), en forma tardía como complicación de enterocolitis (CD). Conclusión: Nuestra serie muestra un aumento significativo del número de CC realizados, hasta el año 1999 (p < 0,05). Presumimos que el descenso en los años siguientes se explica por una mayor optimización de la ecocardiografía. En los RN sometidos a CD destaca el alto porcentaje de patología pulmonar, aórtica y de drenaje anómalo. No hubo diferencias significativas entre ambos grupos. Sin factores de riesgo.

EVALUACIÓN PREOPERATORIA EN TETRALOGÍA DE
FALLOT: LA ECOCARDIOGRAFÍA ES SUFICIENTE

Urcelay G, Becker P, Trincado C, Springmüller D, Heusser F, Arnaiz P, Arretz C, Garay F, Castillo ME*.
Departamentos de Pediatría y Enfermedades Cardiovasculares. P. Universidad Católica de Chile y Hospital Dr. Sótero del Río*.

Antecedentes: La tetralogía de Fallot (TF) es una malformación cardíaca frecuente, susceptible de ser corregida en forma primaria, dependiendo de sus características anatómicas. La evaluación preoperatoria incluye ecocardiografía Doppler (ED) y habitualmente cateterismo cardíaco (CC), método cuya necesidad ha sido cuestionada en algunos centros. Objetivos: Determinar la concordancia entre ED y CC en la evaluación preoperatoria de TF; de ser esta alta, los pacientes (pac) con TF podrían prescindir de estudios invasivos. Métodos: Entre 5/97 y 3/01, 38 pac consecutivos portadores de TF con edades entre 10 días y 48 meses (x= 4 meses) y peso entre 2,1 y 14 kg (x = 3,67 Kg), fueron evaluados en forma ciega con ED y CC, precisando las siguientes variables anatómicas preestablecidas: localización y tamaño de la comunicación interventricular (CIV), grado de cabalgamiento aórtico, tipo y severidad de estenosis pulmonar (EP), diámetro del anillo pulmonar y su valor Z, características del infundíbulo y tronco de arteria pulmonar (TAP), tamaño de las ramas pulmonares, índice de Nakata, tipo de cayado aórtico, presencia de ductus arterioso permeable (DAP) y/o colaterales, características de las arterias coronarias, presencia de foramen oval permeable (FOP) y/o comunicación interauricular (CIA), presencia de vena cava superior izquierda (VCSI). Para cada variable se evaluó la concordancia entre los 2 métodos. Las variables aceptadas como determinantes en el tipo de cirugía en TF son: la forma anatómica (estenosis, atresia o agenesia), el mecanismo y severidad de la EP, el diámetro del anillo pulmonar, el índice de Nakata, y la existencia de coronarias anormales. Resultados: 35 pac tuvieron TF con EP, 2 TF con agenesia de velos pulmonares, y uno TF con atresia pulmonar membranosa. La concordancia fue alta (> 75%) para las siguientes variables: localización de la CIV (100%); tamaño de la CIV (100%); presencia de DAP (100%); tipo de cayado aórtico (95%); severidad de estenosis infundibular (92%); arterias coronarias (92%); características del TAP (91%); presencia de colaterales (92%); presencia de VCSI (92%); existencia de FOP y/o CIA (89%); tipo de EP (86%); severidad de EP (76%). Variables con baja concordancia (< 75%): índice de Nakata (69%); valor Z del anillo pulmonar (53%); tamaño de las ramas pulmonares (50%); grado de cabalgamiento aórtico (45%). La concordancia entre valor Z del anillo pulmonar medida por CC y la medida por el cirujano fue también baja (52%). Conclusiones: Existe una alta concordancia entre ED y CC para la mayoría de las variables anatómicas determinantes en TF. En variables anatómicas determinantes con baja concordancia, la concordancia entre CC y medición directa intraoperatoria es también baja. La evaluación preoperatoria no invasiva en TF es suficiente para su adecuada corrección.

CINERRESONANCIA NUCLEAR MAGNÉTICA (RM) EN CARDIOPATÍAS CONGéNITAS Y ADQUIRIDAS. EXPERIENCIA INICIAL

Enríquez G*, Romero L*, Otero C**, Moenne K**
Depto. Radiología** y Cardiología* de Clínica Las Condes.

Introducción: La evaluación no invasiva del paciente (P) con anomalías cardiovasculares es un desafío diagnóstico. Entre las técnicas imaginológicas desarrolladas, la RM juega un rol muy importante como estudio complementario de la ecocardiografia. Objetivo: Mostrar nuestra experiencia inicial en el estudio con RM de P con cardiopatías congénitas y adquiridas. Revisar las indicaciones, aplicaciones prácticas, fortaleza y debilidades de este método. Material y Método: Presentamos 10 casos de P estudiados con RM en nuestro servicio durante el último año con detallada revisión de la anatomía y función cardiovascular relacionándonos con los hallazgos de ecocardiografía. Edad 6 a 32 años, promedio 13 años. Resultados: Los exámenes fueron realizados a: 3 P con defectos residuales de cirugía por cardiopatías congénitas a nivel de las ramas pulmonares en los que el ecocardiograma no permitía la visualización de estas estructuras. En todos ellos se logró una adecuada demostración del defecto residual (estenosis de ramas). 2 P con coartación aórtica postductal leve en los que el ecocardiograma solo se lograba conseguir el gradiente, se obtuvo una imagen detallada de la anatomía de la aorta descendente. 2 P se solicitó el examen para estudio de pericárdico encontrándose normal en ambos, en 1 P existían signos de restricción del llene diastólico ventricular y signos sugerentes de insuficiencia mitral con dilatación de aurículas, vena cava inferior y suprahepáticas sugerentes de Miocardiopatía. 1 P con diagnóstico de Hidatidosis se visualizaron quiste a nivel del tabique interventricular. 1 P con diagnóstico de comunicación interventricular se obtuvo la imagen del defecto, tamaño y ubicación correcta. 1 P con sospecha de displasia arritmogénica del ventrículo derecho el examen fue encontrado normal. Conclusión: El desarrollo actual de la RM permite obtener imágenes de alta resolución de la anatomía cardiovascular en P con defectos intracardíacos y de vasos, tanto en niños como en adultos. En nuestro estudio demostró ser un excelente complemento para la ecocardiografía especialmente en P con cirugías y estudios hemodinámico repetidos en los que los accesos venosos están obstruidos.

CARDIOPATÍAS CONGÉNITAS CON SOPLO:
¿ES CONCORDANTE LA ECOCARDIOGRAFÍA
CON LA AUSCULTACIÓN CLÍNICA?

Poblete C., Orfali JL, Farrú O, Duffau G.
Hospital Roberto del Río.

Los soplos cardíacos son el motivo de consulta más frecuente al cardiólogo pediatra. La ecocardiografia se ha transformado en la herramienta diagnóstica que más ha contribuido al desarrollo de la cardiología en los últimos años, lo que ha constituido un desafío a la precisión diagnóstica de la auscultación. En este estudio se intenta objetivar el nivel de concordancia del diagnóstico ecocardiográfico respecto al auscultatorio realizado por un cardiólogo y define características de distribución de la población estudiada respecto a género y mediana de edad al momento del diagnóstico. Para esto, se revisaron 473 fichas de pacientes que consultaron al policlínico de cardiología entre octubre de 1998 y noviembre de 1999, con diagnóstico ecocardiográfico de una cardiopatía única con hasta tres cardiopatías asociadas y también se revisaron aquellas ecocardiografías catalogadas como normales. Se estableció el nivel de concordancia como total, parcial o nula. Resultados: El diagnóstico ecocardiográfico más frecuente fue la CIV, seguido de CIA y DAP. Cuando la ecocardiografía era normal, el diagnóstico más común sugerido por el clínico fue soplo anorgánico. Las cardiopatías con mejor nivel de concordancia ecocardiográfica y clínica (es decir, se encontró con mayor frecuencia la concordancia total) fueron la CIV, soplo anorgánico, DAP y CIA (todas con niveles de concordancia mayores al 60% y todas con significación estadística respecto a la distribución al azar). Al comparar las asociaciones entre sí, resultó ser la concordancia ecocardiográfica-clínica de la CIV, estadísticamente más frecuente que la CIA. Con respecto a la distribución por género, la proporción de hombres con el soplo anorgánico resultó ser significativamente mayor que en de la CIV, CIA y DAP. La proporción de mujeres fue mayor en la CIA, solo estadísticamente significativa respecto del soplo anorgánico. Se concluye de este estudio que el nivel de concordancia total entre el diagnóstico ecocardiográfico y el realizado por el cardiólogo, de las cardiopatías más frecuentes, es algo menor a lo descrito en la literatura.

IMPACTO DE LAS CARDIOPATÍAS CÓNGÉNITAS EN LA
MORTALIDAD INFANTIL EN EL HOSPITAL
DR. SÓTERO DEL RÍO. AREA SUR ORIENTE

Castillo ME, Toro L, Herrera F, Garay R.
Hospital Dr. Sótero del Río.

La Mortalidad Infantil (MI) en Chile ha disminuido en los últimos 20 años en un 75% hasta llegar en el año 99 a 10,0 x 1 000 nacidos vivos, cifra solo superada en Latinoamérica por Cuba y Costa Rica. En la Región Metropolitana la MI es de 9,4 x 1 000 y la del Servicio metropolitano Sur Oriente (SSMSO) es de 9,2 x 1 000 nacidos vivos. Las estadísticas nacionales muestran a las cardiopatías congénitas (CC) como las responsables de aproximadamente el 30% de la MI, siendo la segunda causa individual de ella (1998). Con el objetivo de estudiar la repercusión de las CC en la MI en el Hospital Sótero del Río se analizaron las causas de fallecimiento de niños en Maternidad y Servicio de Pediatría y Urgencia del Hospital entre enero de 1996 y diciembre de 2000. Las causas de fallecimiento consignadas en las fichas de pacientes fallecidos se compararon con el registro de cardiópatas congénitos que se lleva en el Area desde 1996. Se revisaron 580 fichas de fallecidos (promedio anual de 116 fallecidos), de los cuales 404 correspondían a Recién Nacidos (RN) con un promedio de 80,8 RN fallecidos por año (tasa de mortalidad neonatal de 7,2 x 1 000). De los 580 fallecidos, 48 presentaban cardiopatía congénita (8,3%), siendo la causa de muerte en 20 de ellos su cardiopatía (3,4%). De estos 20 fallecidos, 9 fueron declarados fuera del alcance quirúrgico (45,4) y 7 fallecen en el postoperatorio (35%). De todos los CC fallecidos, cuatro pacientes mueren de causa mixta (8,3%) y hubo 16 pacientes plurimalformados con CC, en que esta no fue la causa de muerte. De los 404 RN fallecidos, 24 (5,9%) presentaban CC, siendo la causa de muerte en 14 de ellos (3,5%) su CC. Diez de estos 14 pacientes fallecieron en los primeros 7 días de vida (71% de los cardiópatas congénitos neonatales que fallecen de causa cardiológica). Conclusiones: el contar con un registro computacional adecuado tanto en la Maternidad como en la Unidad de Cardiología Infantil de nuestro Hospital desde 1996, nos permite realizar una revisión acabada de la repercusión real de las cardiopatías congénitas en la MI de nuestra Area de Salud. Las cifras de MI que involucran CC en nuestro Hospital es de 8,3%, y 3,4% la causa cardiológica propiamente tal, cifra considerablemente inferior a la de los registros nacionales (30%). Esta diferencia podría deberse a una mejor capacidad para determinar la causa real de muerte y a un manejo integral de las cardiopatías congénitas en nuestros hospital, que cuenta con una cobertura de atención cardiológica que se extiende desde el período prenatal, con capacidad para un diagnóstico precoz, una resolución quirúrgica oportuna y un seguimiento postquirúrgico acucioso.

Cardiopatías Cianóticas en Hospital Base de Puerto Montt

Bentjerodt S, Wettig E, Paredes VM.
Servicio Pediatría y Neonatología, Hospital Puerto Montt

Las cardiopatías congénitas son las malformaciones más frecuentes. Las Cardiopatías Cianóticas (CC) generalmente son complejas y constituyen urgencias cardiológicas en el periodo neonatal, requiriendo un precoz diagnóstico y traslado a centros de mayor complejidad. Todas las CC requieren uno o varios procedimientos quirúrgicos y la mayoría en el primer año. Se revisan y describen las características de los pacientes con CC diagnosticados en el Hospital de Puerto Montt, que nos permita a futuro planificar y mejorar el diagnóstico, tratamiento y seguimiento de nuestros pacientes. Se realizó un trabajo descriptivo, revisándose retrospectivamente las fichas clínicas de los pacientes con diagnóstico de CC entre julio de 1997 a julio de 2001, excluyendo las patologías obstructivas izquierdas. Se obtuvieron diferentes variables definidas de interés que se describen y analizan según su distribución proporcional. En este periodo se diagnosticaron 35 pacientes con CC; 18 hombres y 17 mujeres. El rango de edad fue de 1 día a 13 años. Las CC encontradas fueron: Tetralogía de Falott (T F) 13; D-Transposición de Grandes Arterias 7; Atresia Tricuspídea 5; Doble salida de Ventrículo Derecho 3; Ventrículo Unico 2; Drenaje Venoso Pulmonar anómalo total 2; Atresia Pulmonar 1; Ectopia Cordis en 1; Enfermedad de Ebstein 1. En el Hospital de Puerto Montt nacieron 19 y 16 provenían de otros hospitales. El síntoma de diagnóstico más frecuente fue cianosis en 25 pacientes y solo 19 presentaron soplo como síntoma de sospecha diagnóstica. La evaluación cardiología fue precoz (antes de 24 horas) en 21 pacientes. La edad de diagnóstico para TF fue de 1 día a 13 años y para las otras cardiopatías de 1 hora a 60 días. En 8 se asoció genopatía. El tratamiento más frecuente recibido previo al traslado fue prostaglandinas en 14 pacientes, drogas vasoactivas en 12, ventilación mecánica en 12 y oxígeno 11. En 14 pacientes se presentaron complicaciones previas al traslado; crisis anoxémicas en 4, muertes 8, hipoxia severa 2 y Sepsis en 1. De 12 pacientes fallecidos 7 eran genópatas (77%). Excluyendo la TF los días promedio de espera para el traslado fueron de 5. Se realizó cirugía correctora en 14 y paliativa en 7. A todos los pacientes se les realizó Ecocardiografía 2D Doppler color y el diagnóstico ecocardiográfico realizado fue igual al del centro de derivación en 24 de 25 pacientes trasladados. A los 6 meses 8 pacientes estaban sin controles. La prevalencia de CC es 8,5 casos por año en nuestro Servicio. El diagnóstico es adecuado y precoz en la mayoría de nuestros pacientes. Es importante mejorar el seguimiento de estos pacientes.

Cardiopatías Congénitas y Fisurados

Errázuriz I, Iturra S, Urriola P, Cortés J, Calvo C, Zegers C, Massu M, Díaz A.
Internos Medicina Universidad Católica, Cardiología Pediátrica Hospital Dr. Félix Bulnes C., Cardiología Pediátrica Hospital San Juan de Dios.

El propósito de este estudio es determinar la prevalencia de cardiopatías congénitas en pacientes fisurados. Se realizó un estudio mixto, retrospectivo y prospectivo, de 49 casos de pacientes pediátricos controlados en Hospital Félix Bulnes y Clínica Dávila, con una mediana edad de 4,33 años, todos con fisura labial y/o palatina. La distribución de sexo fue 23 mujeres (46,94%) y 26 hombres (53,06%), con un peso de nacimiento promedio de 3 314,51 gr, edad gestacional de 39,09 semanas y edad materna de 26,43 años. Se consideró asociación con genopatías, otras malformaciones, endocarditis bacteriana y si el fisurado era aislado o familiar. Los fisurados se dividieron en dos grupos, fisura labial o simple (grupo 1) y/o fisura palatina o compleja (grupo 2). El diagnóstico de los fisurados fue a los 11,18 días de vida en promedio y a todos se les realizó un ecocardiograma con una mediana de 3 meses. Se diagnosticó cardiopatía congénita en 11 (22,45%) de los pacientes fisurados, de los cuales 9 (81,82%) pertenecían al grupo 2 y 2 (18,18%) pertenecían al grupo 1. De los 49 fisurados, 8 (16,33%) fisurados tenían genopatías y de estos, 6 (75%) tenían cardiopatías. Tres (6,12%) del total de fisurados tenían malformaciones y de estos 1 (33,33%) tenía cardiopatía. De los 8 (16,33%) que tenían antecedente familiar de fisurado, ninguno presentó cardiopatía. De los 11 cardiópatas: 7 (63,64%) correspondían al sexo femenino, 4 (36,36%) no tenían malformaciones ni genopatías, 1 (9,10%) tenía malformación aislada y 6 (54,55%) tenían genopatías asociadas. Solo una cardiopatía requirió cirugía. Dos (18,18%) de las cardiopatías, presentaron endocarditis bacteriana. Se concluye que las cardiopatías congénitas son más frecuentes en los fisurados que en la población general, siendo esta mayor al asociarse a genopatías, malformación y fisuras complejas. Se destaca incidencia mayor de estos pacientes a endocarditis bacteriana.

SÍNDROME DE MARFÁN. ASPECTOS CLÍNICOS
Y ECOCARDIOGRÁFICOS DEL COMPROMISO
CARDIOVASCULAR

Fernández C, Alvarez P, Acevedo V, Hernández I, Aguirre D.
Unidad de Cardiología y Cirugía Cardiovascular, Hospital Roberto del Río. Santiago.

Introducción: Síndrome de Marfán (SM) es una enfermedad hereditaria del tejido conectivo que compromete los sistemas esquelético, ocular y cardiovascular (CV). La dilatación aórtica y sus consecuencias son responsables del pronóstico y expectativa de vida de estos pacientes. Objetivos: Describir los aspectos clínicos y ecocardiográficos del compromiso CV en los pacientes con SM. Analizar la importancia de la ecocardiografía en el diagnóstico y seguimiento. Material y Método: Se revisaron 17 casos de SM estudiados en el Hospital Roberto del Río entre enero de 1996 y diciembre de 2000. Se recopiló la información en un formulario específico. Resultados: Compromiso cardiovascular en los 17 pacientes. La relación hombre/ mujer fue de 1/1,1. Un 70% eran mayores de 5 años, con una edad promedio de 9,5 años (3,8-14). Doce pacientes tienen antecedente familiar de Marfán. La dilatación de la raíz aórtica fue el hallazgo más frecuente (16/17). Mitral mixomatosa en 6 pacientes, cuatro de ellos con prolapso. En 5 pacientes hubo más de un caso de compromiso CV (Aórtico y mitrálico). Once de los casos con dilatación aórtica y 3 de los con prolapso valvular mitral tienen antecedente familiar de Marfán. Los hallazgos clínicos sugirieron prolapso mitral en 4/17 con una concordancia con la ecocardiografía casi perfecta. El examen auscultatorio no diagnosticó la dilatación aórtica en todos los casos (concordancia pobre). Doce pacientes recibieron ß-bloqueadores desde el primer control. Los 5 restantes dentro de los 19 meses de seguimiento promedio (6-33 meses). El tiempo de seguimiento fue de 24 meses promedio (12-43 meses). Un mayor riesgo de compromiso CV se asoció con antecedente familiar (p < .002). No se presentaron complicaciones. No hubo fallecidos. Discusión: Alta incidencia de compromiso cardiovascular en nuestra serie, siendo mayor el compromiso aórtico que el mitral. El ecocardiograma es más efectivo en el diagnóstico ya que precedió a la clínica en la totalidad de los pacientes con compromiso aórtico. El antecedente familiar fue lo único que se asoció con mayor compromiso CV. Debido al número de pacientes y al tiempo de seguimiento no pudo ser evaluado la efectividad del atenolol.

ENDOCARDITIS BACTERIANA EN PEDIATRÍA

Díaz A, Errázuriz I, Iturra S, Urriola P, Calvo C, Zegers C, Massu M.
Internos Medicina Universidad Católica, Cardiología Pediátrica Hospital Dr. Félix Bulnes C., Cardiología Pediátrica Hospital San Juan de Dios.

Se analizan en forma retrospectiva 11 casos de Endocarditis Bacteriana (EB), diagnosticadas en pacientes pediátricos hospitalizados en Área Occidente desde 1998 a la fecha. Se analizó la clínica, asociación con cardiopatías, antecedentes mórbidos, microbiología y tratamiento. De los 11 pacientes (P) 10 (90,9%) correspondían al sexo masculino. Tres (27,3%) tenían antecedentes de prematurez. Ocho (72,7%) eran portadores de cardiopatías congénitas. Tres (27,3%) P sin cardiopatías, correspondían a neuroblastoma, inmunodeficiencia y síndrome de Down con anomalía digestiva. Cuatro (36,4%) pacientes poseían catéter venoso central. La mediana de edad al diagnóstico de la EB fue de 14 meses siendo 2 (18,2%) neonatos prematuros. El número de días de fiebre previo al diagnóstico fue en promedio 18,2 días. Todos los pacientes presentaron taquicardia y visceromegalia. Cinco (45,5%) hemocultivos fueron positivos; 2 fueron Cándida spp y los otros correspondieron a S aureus, S viridans y K pneumoniae. En todos se confirma el diagnóstico por ecocardiografía, encontrándose vegetación única en 8 (72,7%). La ubicación más frecuente fue en aurícula derecha, seguida por válvulas tricuspídea y mitral. De los 8 cardiópatas todos correspondían a anomalías izquierdas. Sólo 3 (37,5%) tenían tratamiento cardiológico previo. Dos (25%) requirieron cirugía, siendo uno de urgencia. El promedio de tratamiento fue de 42 días con múltiples esquemas de antibióticos. En conclusión, la EB es una enfermedad de alta morbilidad, que afecta principalmente a cardiópatas congénitos y pacientes con factores de riesgo. La ecocardiografía, es de alta sensibilidad para el diagnóstico, no así el hemocultivo.

DIFICULTADES EN EL DIAGNÓSTICO DIFERENCIAL
DE ICTERICIA OBSTRUCTIVA (IO) EN EL ADOLESCENTE.
CASO CLÍNICO DE TUMOR PERIAMPULAR

Rossi R, Herrera JM, Barriga F, Harris P.
Universidad de Chile, Universidad Católica de Chile.

La ictericia obstructiva es un problema poco habitual en el adolescente, siendo la patología litiásica, enfermedad quística de la vía biliar, neoplasias y pancreatitis crónica algunas de sus causas. A través de un caso clínico se ilustra las limitaciones diagnósticas y la importancia del cuadro clínico y experiencia en la toma de decisiones. Niña de 14 años que presenta malestar epigástrico irradiado al dorso. La ecotomografía abdominal sugiere una lesión en la cabeza del páncreas, de origen indeterminado con ausencia de colelitiasis. Se agrega ictericia de piel y escleras, hiperbilirrubunemia directa de 4 mg/dl, perfil bioquímico y amilasa normal, antígenos virales negativos y ausencia de signos de infección al hemograma. La tomografía axial computarizada (TAC) de abdomen muestra un aumento de tamaño sólido de cabeza pancreática, dilatación de la vía biliar intra y extrahepática y leve dilatación del conducto pancreático. Con estos antecedentes y después de 4 semanas de evolución se realiza cirugía con el diagnóstico clínico de posible tumor periampular. El páncreas estaba difusamente indurado, sin tumor identificable a la palpación. Biopsias rápidas de la cabeza del páncreas (aguja trucut transduodenal) mostraron pancreatitis crónica. Basado en la clínica (ictericia obstructiva distal), imágenes (posible masa en la cabeza del páncreas), experiencia quirúrgica y conocida limitación de biopsias rápidas en este tipo de patologías, se procede a una pancreatoduodenectomía. Evoluciona sin incidentes y es dada de alta al 10° día. El estudio anatomopatológico mostró un tumor maligno no epitelial con compromiso del páncreas y tejido periductal del colédoco distal y Wirsung, de un tamaño de 1,7 x 0,9 x 0,6 mm, alejado de los bordes quirúrgicos. El estudio de inmunohistoquímica confirmó un tumor neuroectodérmico primitivo (PNET). Los ganglios, biopsia de médula ósea, cintigrama óseo fueron negativos. Recibió quimioterapia protocolo sarcoma alto riesgo por 27 semanas. Con un seguimiento de 31 meses se encuentra asintomática, con buena función pancreática exocrina y endocrina, sin suplemento pancreáticos y con un desarrollo pondoestatural adecuado a su edad. La experiencia del equipo quirúrgico permite en casos seleccionados realizar la resección de la cabeza del páncreas como parte del diagnóstico diferencial y tratamiento simultáneo, dado las limitaciones descritas.

TRATAMIENTO QUIRÚRGICO DEFINITIVO DE ENTRADA
EN HIPERTENSIÓN PORTAL (HTP) SEVERA EN NIÑO
MENOR A 4 AÑOS

Herrera JM, Harris P, Rossi R.
Clínica Alemana Stgo., Universidad Católica, Universidad de Chile.

El tratamiento de la HTP de origen prehepático en el niño sigue siendo controversial. La cavernomatosis portal (CVP) es la causa más frecuente. La mayor parte de los enfermos en Chile tienen terapia espectante. Las alternativas terapéuticas dependen de la edad del niño, anatomía del sistema porta, función hepática, acceso a manejo médico, técnica y experiencia existente y necesidad futura de trasplante. Presentamos el caso de un niño de 3 años 10 meses con antecedentes de haber sido RN prematuro de 33 semanas, peso nacimiento 1 490 g, que cursa con sepsis postnatal requiriendo de catéter umbilical. A los 2 años 3 meses presenta 1er episodio de hemorragia digestiva alta (HDA) y a los 3 años y medio presenta un 2° episodio de HDA masiva que requieren ambos de cuidados intensivos y transfusiones. Se diagnostica várices esofágicas. La eco-doppler muestra CVP con gran dilatación de vena gástrica izquierda, no se observan shunts esplenorrenales espontáneos. La función hepática, el amonio y las pruebas de coagulación fueron normales. Se visualizan: várices esofágicas grado III en 3 cordones que se extienden desde los 15 a 25 cm de la arcada. Terapia de ligadura con endoscopio de 9,8 mm fracasa por imposibilidad de franquear el esófago superior a nivel del cricoides con el dispositivo multiligador. Se realiza una cirugía derivativa selectiva (disminuye presión del territorio gastroesofáfico sin alterar perfusión hepática) tipo esplenorrenal distal con ligadura de vena gástrica izquierda. Alta al 5° día. Control eco-doppler y endoscópico muestran desaparición de várices esofágicas con resolución del hiperesplenismo. Conclusiones: Se reporta el primer caso de derivación porto-sistémica selectiva en niño menor a 4 años. Se sugiere se considere su uso, como primera alternativa, en niños pequeños donde dificultades técnicas impidan realizar ligaduras o escleroterapias, fracaso de técnicas endoscópicas por HDA recurrente, en niños con buena función hepática y cuando se desea evitar usar vena porta por trasplante a futuro. Se propone, en casos seleccionados, una terapia quirúrgica derivativa como primera alternativa, la cual es segura y proporciona una solución definitiva en una patología que aún presenta altos índices de mortalidad por HDA. La formación de equipos quirúrgicos con experiencia en esta patología y las técnicas necesarias permitirán expandir las indicaciones de shunts en HTP.

COLANGIOPATÍA ESCLEROSANTE EN NIÑA CON SIDA

Alarcón T, Tassara R, Miquel I, Wu E.
Servicio de Pediatría, Hospital San Juan de Dios. Comité Nacional de SIDA pediátrico.

La colangiopatía asociada a SIDA constituye una patología descrita en los últimos años en adultos, de frecuencia creciente, que se presenta en las etapas avanzadas del Síndrome. Su etiología se ha vinculado a la infección por Citomegalovirus, Cryptosporidium parvum y Microsporidios intestinales. Clínicamente se manifiesta con fiebre, ictericia de tipo colestásico fluctuante y progresiva, dolor en hipocondrio derecho de gran intensidad y de difícil manejo, hepatomegalia y prurito. Presentamos el caso de una paciente de 4 años 2 meses con SIDA, controlada y tratada en el Servicio de Pediatría del Hospital San Juan de Dios, Santiago, que cursó con estas manifestaciones y con discreta a moderada alteración de las aminotransferasas. El estudio histológico hepático fue compatible con colangitis aguda necrotizante. Se encontró también punteado intracelular sugerente de microsporidiosis. La histología duodenal tomada un mes antes, fue informada como Microsporidiosis intestinal. En Chile, este sería el primer caso pediátrico reconocido. Se analiza la evolución y manejo.

HEPATITIS POR CITOMEGALOVIRUS EN NIÑO
INMUNOCOMPETENTE. CASO CLÍNICO

Kabalán P, Delpiano L, Avilés CL, Chávez E.
Unidad Infectología y Gastroenterología. H.C. San Borja-Arriarán.

La forma asintomática de infección adquirida por citomegalovirus (CMV) es la más frecuente en niños, pudiendo presentarse también como síndrome mononucleósico, asociándose las infecciones severas generalmente a variadas formas de inmunodeficiencias. Se describe la clínica, evolución, estudio y tratamiento de un niño inmunocompetente que cursa hepatitis grave por CMV. Varón de 3 años, previamente sano que ingresa con historia de 12 días evolución cuadro febril, compromiso del estado general progresivo, ictericia y exantema en últimas horas. Bili T 8,4 y D 7,1 mg/dl, GPT 860 U/l, T protrombina 63%. Evoluciona siempre febril, con importante síndrome edematoso, y gran compromiso estado general, sin encefalopatía. Estudio: Ig M virus hepatitis A, C, D, E negativos. Antígeno VHB (-), IgM V. Epstein Barr (-), VIH (-), cupremia normal, ceruloplasmina normal, IFI chagas (-), IFI Toxoplasmosis (-), Ig M Rubeola (-), Ig M Sarampión (-), Ig M Parvovirus (-). Ecotomografía abdominal: hígado homogéneo. Ecocardiografía normal. Se realiza antigenemia CMV: positiva (23 núcleos/400 000), confirmando etiología con reacción de polimerasa en cadena. Inicia terapia con ganciclovir a dosis 10 mg/K/día fraccionado cada 12 h. Se objetiva desaparición de fiebre a 48 h de terapia (completó 21 días febril), mejoría estado general y parámetros laboratorio de función hepática. Evoluciona con pancitopenia que resuelve en forma espontánea (mielograma normal) y patrón colestásico. Control de antigenemia CMV al día 19 de terapia: negativa. Fondo de ojo normal. Completa 21 días de tratamiento con ganciclovir ev y egresa luego de un mes de hospitalización. Recuento de inmunoglobulinas y subpoblaciones linfocitarias: normales. Frente a un niño con hepatitis aguda, hoy en día resulta imprescindible confirmar etiología. Debe considerarse la etiología por CMV, en segunda línea, independientemente de su inmunocompetencia.

HIPERTRANSAMINASEMIA COMO EXPRESIÓN DE
ENFERMEDAD EXTRAHEPÁTICA. CASO CLÍNICO

Alarcón T, García H, Klainsteuber K.
Departamento de Pediatría y Cirugía Infantil Occidente.

Las aminotransferasas, especialmente la de alanina (ALT), comúnmente denominada Transaminasa glutámico pirúvica, y la de aspartato (AST), conocida como transaminasa glutámico oxalacética, medidas en el suero suelen reflejar, en condiciones de aumento, la existencia de lesión hepatocelular, aguda o crónica. Niño derivado a Gastroenterología Infantil a la edad de 16 meses con el diagnóstico de desnutrición en estudio. Probable hepatopatía. Al ingreso se constata evidente retraso pondoestatural. Peso: 8 750 g; Talla: 77 cm. Peso al nacer: 3 210 g y Talla: 48 cm. Sin antecedente de patología significativa durante el primer año de vida, con buenas condiciones económicas en el hogar. Su pediatra envía ecotomografía abdominal normal y perfil hepático con niveles elevados de aminotransferasas: ALT: 423 U/l, AST:280 U/l. Otros parámetros sin alteraciones. Al examen físico llamaba la atención la talla pequeña, con niño proporcionado, discreta hipotonía muscular, abdomen globuloso con hígado palpable en reborde costal de consistencia blanda. Sin atrofia muscular. Se descarta la existencia de hepatitis crónica de origen TORCH, por virus hepatotropos y otros, hepatitis autoinmune, enfermedad de Wilson, Déficit de Alfa 1 antitripsina, Fibrosis quística pancreática, etc. A los dos años y medio de edad por la persistencia de leve hipotonía muscular y aparente dificultad para erguirse, observada en un control en Gastroenterología se evalúo con electromiografía, examen que mostró aumento en polifasidad, sugerente de proceso metabólico y se pidió repetir en plazo de 8 meses. Las aminotransferasas persistían elevadas. Se realiza estudio metabólico en el INTA, siendo este normal al igual que el descarte bioquímico de alguna forma de glucogenosis menos frecuente. La biopsia hepática realizada en dos ocasiones mostró solo degeneración hidrópica, algunos núcleos vacuolados, escaso glucógeno intrahepatocitos. A los tres años el niño pesaba 11 150 g y medía 87 cm. En el examen físico destacaba abdomen globuloso, prominente, rasgo que determinó el descarte de celiaquía. Sus exámenes fueron normales. Reevaluado en Fisiatría se decide repetir, ya cumplido el plazo estipulado, una nueva electromiografía, la que claramente estaba más alterada y se informó como compatible con distrofia muscular en evolución. La biopsia de músculo fue confirmatoria de Enfermedad de Duchenne.

PARTICIPACIÓN DE INTERLEUQUINA-8 EN PATOLOGÍA GÁSTRICA EN NIÑOS

Zylberberg A, Godoy A, Arenillas S, Peña A, Bravo R, Guiraldes E. Harris P.
Departamento de Pediatría, Unidad de Gastroenterología, Facultad de Medicina Pontificia Universidad Católica de Chile, Hospital Dr. Sótero del Río y Hospital de Linares.

Introducción: La interleuquina (IL)-8 ha sido involucrada en la respuesta inflamatoria presente en la infección por H. pylori. El objetivo de nuestro estudio fue evaluar la presencia y los niveles de IL-8 en la mucosa gástrica y su correlación con factores demográficos, presencia de H. pylori, daño histológico asociado y evolución final de la infección, en niños chilenos infectados por H. pylori. Método: En forma prospectiva, 50 niños de 3 hospitales de Chile con indicación clínica de endoscopia alta, fueron enrolados previo consentimiento informado de sus padres. Las biopsias antrales fueron analizadas para: detección de H. pylori mediante test de ureasa, tinción histológica y detección de IL-8 por ELISA, previa homogeneización y determinación del contenido proteico total. Los niveles fueron expresados como pg de citoquina/mg de proteína total. Los hallazgos endoscópicos fueron descritos en un protocolo estandarizado. Todos los estudios histológicos fueron hechos en cortes codificados y analizados independientemente por 2 patólogos. Resultados: La edad promedio de este grupo fue de 13,9 + 2,6 años (media + 1 DE). No hubo una relación entre el nivel de IL-8 y la edad (r2 = 0,0002), así como tampoco con el sexo (p = 0,3). No hubo una correlación entre el nivel socioeconómico, expresado en el score de Graffar, y el nivel de IL-8. La intensidad del infiltrado inflamatorio (p = 0,0022), la actividad determinada por polimorfonucleares (p = 0,027) y la presencia de desdiferenciacion foveolar (p = 0,00003) se correlacionaron fuertemente con la presencia de IL-8. Los 37 niños infectados con H. pylori presentaron niveles de IL-8 significativamente mayores que los niños no infectados (311 vs. 80 pg/ml, p < 0,05). La expresión de IL-8 en mucosa antral fue mayor en niños con gastritis crónica, y especialmente en aquellos con úlcera duodenal, al ser comparados con el grupo normal (p < 0,005 y p < 0,0005, respectivamente), pero no hubo diferencia entre los niños infectados con H. pylori con gastritis sola (351 pg/mg) comparados con los que adicionalmente presentaban ulceración duodenal (375 pg/mg). Conclusión: Los niños con úlcera duodenal presentan altos niveles de IL-8 en la mucosa antral, lo que sugiere un mayor nivel de activación inflamatoria local que la encontrada en los niños solamente con gastritis antral por H. pylori. (Trabajo apoyado por FONDECYT #1000734)

INCIDENCIA DE SENSIBILIZACIóN A LA PROTEíNA DE
LECHE DE VACA (PLV) EN LACTANTES DEL SUR DE CHILE

Inostroza J, Hebel E, Vinet AM, Fierro J, Román A, Valdés P, Gómez A.
Depto. de Cs. Básicas y Pediatría de la Universidad de La Frontera, Temuco, Chile.

Introducción: Las alergias alimentarias son causas comunes de consulta en la infancia. La Alergia a la Proteína de Leche de Vaca (APLV) es en particular frecuente y se estima una prevalencia en 2-7% de todos los niños que ingieren proteínas lácteas en el primer año de vida. Esta prevalencia aumenta hasta 74% cuando existen antecedentes familiares de atopia. Las principales manifestaciones clínicas de la APLV afectan al tubo gastrointestinal, piel y sistema respiratorio. El presente trabajo tiene como objetivo evaluar la incidencia de sensibilización a la PLV, midiendo IgE sérica específica para leche total en lactantes hospitalizados de la IX Región, Chile. Diseño: Estudio descriptivo transversal. Lugar y Fechas: Estudio realizado en lactantes hospitalizados en el Hospital Regional de Temuco y Hospital de Angol, entre agosto de 1999 y diciembre de 2000. Pacientes y Métodos: Se estudiaron 300 lactantes entre 4 a 12 meses de edad que ingresaron a los hospitales mencionados por cualquier patología. IgE sérica especifica para leche de vaca total se midió en el suero restante de la Proteína C Reactiva que fue solicitado por su médico tratante para dilucidar infecciones virales o bacterianas. IgE específica a proteína de leche de vaca se midió por método cuantitativo inmuno-fluorométrico (Unicap,âPharmacia Upjhon) expresado en kU/lt. Se consideró positivo a la sensibilización valor igual o mayor a 0,35 kU/lt. Resultados: De los 300 lactantes estudiados 27 resultaron presentar IgE a la PLV lo que representa un 9%. 80% fueron RN de término y con peso AEG. Al momento de la toma de examen 14 (56%) tenían un estado nutricional normal y 6 (24%), en riesgo de desnutrir. Los diagnósticos de hospitalización fueron principalmente; bronconeumonías (4 pacientes VRS+), S. Bronquial Obstructivo (SBO) y diarreas. Cabe destacar que 6 pacientes sensibilizados (22%), no habían tenido contacto con PLV al momento del examen. 19 (70%) de los niños positivos tenían antecedentes familiares de atopia, como dermitis, rinitis y asma. Dentro de los antecedentes mórbidos de lactantes sensibilizados destacan; cólicos, diarreas, dermitis y SBO. Conclusiones: La incidencia de sensibilización a la PLV, medida por IgE específica, en nuestro grupo de lactantes menores de un año es de 9% La mayoría de los pacientes tenían antecedentes genéticos de atopia y 22% de los lactantes sensibilizados no habían ingerido fórmula láctea.

CLUB DE CELÍACOS Y SU IMPORTANCIA EN EL
CUMPLIMIENTO DEL REGIMEN LIBRE DE GLUTEN

Beltrán M*, Cortés C**, Errázuriz G***.
*Asistente Social, **Nutricionista, ***Médico Pediatra. Hospital Base de Puerto Montt.

Introducción: La enfermedad celíaca es una patología crónica caracterizada por una intolerancia al gluten. Los síntomas de presentación son: diarrea y mal incremento ponderal. Talla baja, anemia ferropriva, dolor abdominal recurrente y osteoporosis en adultos. El tratamiento es el régimen libre de gluten de por vida. Objetivo: Dar a conocer la experiencia del policlínico de gastroenterología pediátrica del Hospital Base de Puerto Montt y actividades del club de celíacos. Pacientes y Método: Desde junio de 1998 comienza un plan de pesquisa y control de pacientes celíacos, para lo cual se enviaron normas de derivación a consultorios y se localizan pacientes conocidos. De un total actual de 29 pacientes, en su mayoría de escasos recursos, 11 tenían diagnóstico previo a esta fecha, con edad de diagnóstico entre 9 m y 10 años (edad actual: 6-24 años). Posteriormente han sido diagnosticados los restantes 18, de edades entre 9 meses y 8 años (biopsia con cápsula de Watson en 17, gastroscopia en uno y anticuerpos IgA antigliadina más sospecha clínica en 2). Postdiagnóstico se sigue una rutina en la cual se cita a ambos padres. Se les entrega libro de recetas, lista de alimentos libres de gluten, harina de arroz y maicena conseguidas al por mayor, a precio de costo. Evaluación con nutricionista y asistente social. Visita de escuelas para sensibilizar al profesorado, además de un programa radial. Reuniones periódicas del club de celíacos, que constan de: 1º los padres exponen su experiencia personal. 2º charla por nutricionista, asistente social y médico sobre temas variados. 3º cóctel preparado por los padres, degustando e intercambiando recetas. Resultados: Del grupo de 11 pacientes, 4 cumplen el régimen, 5 no lo hacen y en 2 no se sabe. Pese a intentar sensibilizar a estos 5 pacientes y sus padres, esto no se logró. El grupo de 18 pacientes fue incorporado desde el diagnóstico a este plan de manejo. 16 cumplen dieta estricta. 2 no volvieron, por lo que se desconoce su evolución. El cumplimiento de la dieta es objetivado por: desaparición de los síntomas en los 16, normalización de curva pondoestatural en 14, normalización de hemoglobina en 13. Discusión: El cumplimiento de la dieta es independiente del nivel socioeconómico y cultural. La pertenencia al club es fundamental en el convencimiento de los padres, y así vencer el rechazo al diagnóstico, facilitando un manejo consecuente de la dieta.

ESTENOSIS CONGÉNITA DEL ESÓFAGO

Saitua F, Herrera P, Silva V, López PJ, Bustos P, Muñoz JC, Guzmán P.
Hospital Parroquial de San Bernardo - Santiago - Chile.

La Estenosis Congénita del Esófago (ECE) es una patología cuya frecuencia es de 1 en 25 000 a 50 000 nacidos vivos. Se presenta habitualmente en la infancia, pudiendo algunos casos debutar en la vida adulta. Se clasifica en tres grupos según la causa de estenosis: membrana o diafragma, hipertrofia muscular idiopática y remanente traqueobronquial. Se presenta el caso clínico de una ECE secundario a una hipertrofia muscular idiopática. Recién nacido prematuro de 27 semanas, PEG, parto vaginal, peso de nacimiento 720 gramos, y Apgar 9 y 9. Evolucionó con una membrana hialina y una displasia broncopulmonar. Se inició alimentación oral por sonda nasogástrica (SNG) a la semana de vida. A los 2 meses de edad, se intentó cambiar SNG, la que no logró pasar a estómago. Estudio radiológico demostró paso filiforme a nivel T6 - T7. Dado el peso del paciente (1 300 g) y mal estado nutritivo se realizó gastrostomía de Stamm y aspiración continua del cabo esofágico proximal. El niño presentó mejoría paulatina de su estado nutricional y respiratorio, logrando un peso de 2 900 g a los 6 meses de vida. Un segundo tránsito esofágico mostró obstrucción completa del esófago, con dilatación proximal. La endoscopia confirmó hallazgo radiológico a 13 cm de la arcada dentaria, descartando esofagitis y fístula esofágica. Se realizó esofagectomía parcial en la zona estrecha con anastomosis término terminal, y se encontró una pared esofágica gruesa sin signos inflamatorios esofágicos ni periesofágicos. La anatomía patológica confirmó el diagnóstico de estenosis congénita del esófago por proliferación muscular de la submucosa. Al 7º día postoperatorio se realizó tránsito esofágico que mostró buen pasaje a estómago sin signos de reflujo gastroesofágico. Se reinició alimentación por boca en forma progresiva, retirando la gastrostomía. Se da de alta al 14º día postoperatorio, presentó una buena evolución en controles posteriores. La estenosis congénita del esófago si bien es una patología poco frecuente hay que considerarla como diagnóstico diferencial en paciente que debuta con obstrucción esofágica después del periodo neonatal.

ENDOSCOPIA DIGESTIVA ALTA EN NIÑOS DEL SUR DE CHILE:
EXPERIENCIA DE 10 AÑOS

Hebel E, Fierro J, Bellolio E, Cabezas A.
Depto. de Pediatría de la Universidad de La Frontera, Temuco, Chile.

Introducción: La endoscopia digestiva alta se ha desarrollado como uno de los métodos más usados en gastroenterología pediátrica con el objetivo de hacer diagnósticos más precisos, además de tener utilidad en procedimientos terapéuticos incluyendo la biopsia intestinal. El presente trabajo tiene como objetivo describir las indicaciones y hallazgos endoscópicos de pacientes que se les practicó una endoscopia alta en la Unidad de Gastroenterología del Hospital Regional de Temuco, Chile. Además, evaluar el aporte al diagnóstico clínico, las complicaciones y limitaciones del procedimiento. Pacientes y Métodos: Se revisaron los protocolos endoscópicos desde enero 1991 a diciembre de 2000. Las endoscopias se realizaron con fibroscopio Olympus GIF P20 y a partir de 1998 se incorporó a la unidad la videoendoscopia. Los pacientes mayores de 6 años se prepararon con lidocaína faríngea tópica y sedación con midazolam, los menores de esa edad el procedimiento se practicó bajo anestesia general. Los datos obtenidos de los protocolos y/o ficha clínica incluyeron indicaciones y descripciones endoscópicas, procedimientos terapéuticos, concordancia clínico-endoscópica y complicaciones. Resultados: En los 10 años que incluye la revisión se realizaron 1 250 endoscopias a 1 006 pacientes cuyas edades fluctuaban entre 1 día y 15 años con un promedio de 9,6 años. 709 (58,6%) fueron niños y 501 (41,4%) niñas. 229 (18,9%) pacientes eran menores de 6 años, a los cuales se les realizó endoscopia bajo anestesia general. A 440 (36,4%) se les practicó la endoscopia con fines terapéuticos (esclerosis o ligadura de várices, dilataciones, extracción de cuerpos extraños, biopsia intestinal). Con fines diagnósticos se practicaron 877 endoscopias, las indicaciones más frecuentes fueron reflujo gastroesofágico 32,2% y el síndrome ulceroso 28,1%. La esofagitis representó un 15,3% de los hallazgos. La correlación clínica-endoscópica con el síndrome ulceroso fue de 67%, en cambio con el dolor abdominal recurrente solo de un 36%. El 47,1% de los hallazgos endoscópicos fueron catalogados como normales. Dentro de las complicaciones destacan; depresión respiratoria, sangramiento faríngeo, odinofagia y en un paciente crisis convulsiva por el uso de la lidocaína local. Conclusiones: La endoscopia digestiva alta en niños ha demostrado ser un método muy útil en el diagnóstico de las enfermedades gastroenterológicas en la infancia. Util en procedimientos terapéuticos que ha desplazado a la cirugía. De nuestros datos llama la atención el 47,1% de hallazgos normales, lo que implica revisar más acuciosamente las indicaciones a la endoscopia.

REDUCCIÓN NEUMÁTICA DE INVAGINACIÓN INTESTINAL.
EXPERIENCIA Y CONSIDERACIONES TÉCNICAS

Espinoza A*, Pose G, Soto G.
Clínica Alemana de Santiago. *Servicio de Imaginología Hospital Clínico San Borja-Arriarán.

Introducción: La invaginación intestinal (II) es una causa común de abdomen agudo en el lactante. El tratamiento consiste en su reducción ya sea quirúrgica, hidrostática o neumática. Si bien existe consenso en la literatura de que la desinvaginación neumática es el tratamiento de elección, en nuestro medio no ha sido incorporada en forma rutinaria. Objetivo: El objetivo de esta presentación es el demostrar nuestra experiencia en desinvaginación neumática en especial énfasis en la descripción del procedimiento y algunas consideraciones técnicas que nos han resultado útiles en mejorar nuestro rendimiento. Material y Métodos: Revisamos retrospectivamente todos los casos de II en los que se intentó reducción neumática de II en Clínica Alemana, correspondientes a 16 pacientes, 8 niñas y 8 niños, con edades de entre 4 m y 2ª 10 m. El procedimiento de desinvaginación se realizó en el Servicio de Radiología con apoyo fluoroscópico. No se usó sedación excepto en un caso. Se utilizó un aparato especial de reducción (Chiels Intussusception air reduction system products, Maineville, Ohio) y sondas blandas con puntas abalonadas. Se describen los detalles técnicos del procedimiento. Resultados: El procedimiento fue exitoso en 13 niños. En 2 de estos pacientes hubo recidiva, uno a las 24 h y el otro a los 7 días; ambas fueron manejadas quirúrgicamente. 3 procedimientos fueron frustros y requirieron cirugía. En uno de ellos se efectuó resección intestinal por isquemia; el otro fue reducido en forma manual pero laboriosa. No hubo complicaciones. Conclusión: La desinvaginación neumática fue exitosa en un 81% de los casos, cifra semejante a lo publicado en la literatura extranjera. En nuestra experiencia la estandarización de la técnica resulta fundamental para el logro de buenos resultados por lo que nos parece de interés compartirla.

HEMORRAGIA MASIVA GASTROINTESTINAL DE CAUSA
VASCULAR EN NIÑO ESCOLAR. PRESENTACION DE UN
CASO CLÍNICO

Carrasco M.
Servicio Clínico de Pediatría Hospital Las Higueras. Departamento de Pediatría Facultad de Medicina Universidad de Concepción.

Escolar de 9 años que ingresa al Hospital Las Higueras por cuadro de fiebre y un síndrome disentérico. Los exámenes practicados son concordantes con una colitis bacteriana. Al tercer día de estada se constata un agravamiento brusco con Hemorragia Digestiva (HD) tipo melena e intensos cólicos. Se practica una endoscopia digestiva alta, no encontrándose la causa del sangramiento. Recibe tratamiento como síndrome ulceroso con omeprazol E.V. Suero fisiológico y transfusión de glóbulos rojos. Alta al 5º día de franca mejoría. Reingresa cinco días más tarde en anemia aguda con Hto de 17%, Hb 6 g%, posterior a su estabilización hemodinámica se realiza nueva endoscopia digestiva Alta () una colonoscopia (-), seguida ese día de una arteriografía mesentérica que demuestra sangramiento de rama de arteria gastroduodenal. Se emboliza con gelita. A las 24 horas se practica laparotomía exploratoria que resultó blanca, con estabilización clínica de la HD, Alta sin sangramiento a los 10 días del segundo reingreso. Se presentó este reporte clínico por su gravedad que constituyó una emergencia médica, lo que determinó el uso de procedimientos médico-quirúrgicos en el mínimo tiempo posible. También hay que consignar finalmente el éxito de la embolización arterial. Se revisa la literatura disponible y se discute el caso.

REORDENAMIENTOS CROMOSóMICOS
SUBTELOMÉRICOS, UNA NUEVA CAUSA
DE RETRASO MENTAL EN EL NIÑO

Sanz P, Pardo A, Eydoux P.**
*Servicio de Genética Hospital Clínico Universidad de Chile, **Laboratorio de Citogenética Hospital Robert Debré, París, Francia.

El retraso mental es uno de los motivos de consulta más frecuente en genética. Pese a los progresos tecnológicos aún persisten sin diagnóstico etiológico un 40% de los niños con retraso mental. En su estudio se incluyen el cariograma, FISH y múltiple FISH. El cariograma convencional tiene una resolución de 400 a 500 bandas, no puede detectar reordenamientos cromosómicos más sutiles, se amplía su rendimiento al realizar bandeo de alta resolución, en el cual se identifican entre 600 a 800 bandas, esta técnica detecta solo defectos de 2 a 3 Mb, requiere mayor tiempo y experiencia para su análisis. Las técnicas de hibridación in situ con sondas moleculares fluorescentes (FISH), lograron un avance en el diagnóstico de microdeleciones específicas asociadas a síndromes como: Prader-Willi, Williams y Velocardiofacial, con un rendimiento alto, el cual depende del síndrome que se estudie. Existe un nuevo método para la detección de reordenamientos cromosómicos submicroscópicos subteloméricos, el múltiple FISH para telómero con sensibilidad 10 veces mayor que el bandeo de alta resolución. Estudios en niños con retraso mental con esta técnica detectaron cromosomopatías no diagnosticadas por citogenética convencional, en un 7,4 a 10% de los casos, siendo mayor al asociarse a dismorfias. Se presenta el estudio de múltiple FISH para telómeros en un lactante con retraso psicomotor, cuyo cariograma en linfocitos fue normal, con un cariograma prenatal normal, indicado por aumento en la translucencia retronucal, en el cual la prueba de múltiple FISH para telómeros detectó una microdeleción de la región subtelomérica del brazo largo de uno de los cromosomas 9. En los padres se descartó con la misma técnica, la presencia de deleciones en sus cromosomas 9, concluyendo que se trataba de un reordenamiento de novo, hecho relevante para el consejo genético. Discusión: El múltiple FISH para telómeros es la técnica actual con mayor sensibilidad para la detección de rearreglos cromosómicos submicroscópicos subteloméricos. Es relevante difundir e implementar el uso de esta técnica en el estudio de rutina de niños con retraso mental sin causa aparente y con cariograma convencional normal.

FRAGILIDAD CROMOSóMICA EN UN PACIENTE CON
GENOPATÍA E INMUNODEFICIENCIA

Navarrete C, Marcelain K, Pincheira J.
Hospital Roberto del Río, Unidad Inmunología. Programa de Genética Humana, Facultad de Medicina Universidad de Chile.

Se presenta el estudio citogenética de un paciente de seis años portador de una genopatía no clasificada caracterizada por: microcefalia, lesiones ampollares desde el periodo de recién nacido que evolucionan a lesiones cicatriciales, retardo del desarrollo psicomotor y pondoestatural importante e inmunodeficiencia inespecífica junto a déficit de linfocitos T. Existe el antecedente de tres hermanos hombres afectados por el mismo cuadro que fallecieron en el período de lactante por infecciones a repetición y una hermana sana de 14 años de edad, padres sanos no consanguíneos. Por presentar algunas características clínicas de Síndrome de Nijmegen (microcefalia, infecciones a repetición) se decide hacer un estudio de radiosensibilidad y eficiencia reparativa del daño endógeno durante G2 (ERG2) en células proliferantes del paciente y su control respectivo. Se determinó la frecuencia de aberraciones cromosómicas de linfocitos con y sin irradiar con Rx (0,4 Gy). La ERG2 fue estimada en base a la cantidad de lesiones cromosómicas reparadas en G2 y la duración de esta fase en el ciclo. Los resultados mostraron que el afectado presenta una frecuencia de aberraciones cromosómicas basal (29,4%) y radioinducida (131,2%) así como la duración de G2 (5,2 h) significativamente mayores que el control (1,2%, 32,7%, y 4,2 h respectivamente). La ERG2 calculada fue 0% mientras que el control fue de 20,7%. Estos resultados indican una baja frecuencia reparativa del paciente lo cual explicaría la alta radiosensibilidad. Conclusión: Los trastornos de la reparación del DNA detectado en este paciente podrían explicar algunas de las características clínicas como el retardo del desarrollo y la inmunodeficiencia y nos obliga a estar a la expectativa de que desarrolle un síndrome linfoproliferativo.

RAQUITISMO HIPOFOSFÉMICO LIGADO AL
CROMOSOMA X

González C, Mellado C, Solar E.
Hospital Dr. Sótero del Río.

El Raquitismo hipofosfémico es la forma más común de raquitismo hereditario. Se describe una incidencia de 1 x 20 000 nacidos vivos. La patogenia de esta enfermedad se explica por la mutación del gen PHEX ubicado en el cromosoma X. Esta mutación condiciona la pérdida de fosfatos por orina debido a la presencia de una alteración en la reabsorción de fosfato a nivel del túbulo proximal. El cuadro clínico se caracteriza retraso de la talla, deformidades óseas más evidentes en el segundo año de vida con mayor compromiso de EEII y retraso de la erupción dentaria. En los exámenes de laboratorio destacan un fósforo en sangre bajo, calcio normal y fosfatasas alcalinas elevadas; gases y electrolitos normales; PTHi normal o elevada, metabolitos de la vitamina D normales. En orina destaca una fosfaturia con una reabsorción tubular de fosfatos disminuida. El tratamiento consiste en la administración de fosfatos 70-100 mg/kg/día y 1,25 (OH) D2 (20-50 mg/kg/día). Caso clínico: lactante de sexo masculino con antecedentes e SBOR y coqueluche a los 2 meses. Madre obesa, con Diabetes Mellitus y talla de 1.50 m, hermanos sanos. Al año 10 meses es hospitalizado por reagudización de SBOR, se pesquisa rosario costal y desnutrición crónica (peso 9.145 gr, talla 78 cm). Al examen físico destaca talla baja, genu varo severo, ensanchamiento epífisis distales y rosario costal. En sus exámenes destacan fosfemia 1,6 mg/dl, calcio 9,9 mg/dl, fosfatasas alcalinas 1.463 U, gases y electrolitos normales, 25 (OH) calciferol normal, TPI 516 (NV hasta 65), reabsorción tubular de fosfatos (TRP) 57% (VN 85-100%). Fósforo en madre 2 mg/dl y en el padre 3,5 mg/dl. Se inició tratamiento con Rocaltrol 0,25 ug/día asociado a fosfato de potasio 5 cc 4 veces al día (3 g/día). Actualmente paciente tiene 3 años 6 meses con valores de fosfemia dentro de lo normal, talla en -1DS y sin genu varo. Comentarios: Nos ha parecido interesante presentar este caso clínico dado lo raro que es encontrar en la práctica pediátrica con casos de raquitismo. Como todos sabemos, con la suplementación de vitamina D casi no vemos raquitismos carenciales, es por eso que cada vez que nos encontremos ante uno de estos pacientes, siempre hay que pensar en la posibilidad de un raquitismo hipofosfémico (es el más común de los hereditarios) para así instaurar rápidamente el tratamiento lo que mejorará la talla y evitará las secuelas óseas. Otro punto importante y que no debemos olvidar es el estudiar a toda la familia para dar un correcto consejo genético y un diagnóstico precoz a los futuros hermanos.

FARMACOTERAPIA GÉNICA PARA LA FENILQUETONURIA

Moreno R, Sapag A, Israel Y.
SSM Sur e ICBM - Fac. Medicina, Fac. Ciencias Químicas y Farmacéuticas e Instituto Millenium, Universidad de Chile. Santiago, Chile.

Algunas enfermedades crónicas de la infancia se deben a defectos genéticos que implican un tratamiento permanente. La farmacoterapia génica está intentando revertir esta situación; ejemplos de ello son la inmunodeficiencia congénita, la fibrosis quística, la hemofilia y la distrofia muscular, entre otros. Un posible candidato para esta terapia génica es la fenilquetonuria (PKU). Se presentan antecedentes para desarrollar este tipo de tratamiento de PKU, en nuestro país. La PKU es una enfermedad autosómica recesiva por déficit o ausencia de la enzima fenilalanina hidroxilasa (PHA) hepática, lo que produce hiperfenilalaninemia (HFA). En Chile, la PKU tiene una frecuencia de 1 caso en 15 000 a 22 000 recién nacidos vivos. El Programa Nacional de Búsqueda Masiva Neonatal ha diagnosticado, desde 1992, 55 casos de PKU clásica. El tratamiento con una dieta pobre en fenilalanina es eficaz. Sin embargo, estudios recientes indican que, para prevenir el deterioro cognitivo en adultos y la PKU fetal en pacientes grávidas, es necesario continuar la dieta toda la vida. En nuestro país se han identificado cinco mutaciones del gen PHA, que dan cuenta de menos del 40% de sus alelos. La mutación más prevalente es la IVS10 que está presente en 15 a 24% de los alelos y corresponde a una sustitución nucleotídica en el intrón 10, que genera un procesamiento erróneo del RNA de la PHA. La PKU es un buen candidato para farmacoterapia génica porque el gen de la PHA humana ha sido clonado y secuenciado y existe un modelo animal, el ratón PAH enu2. Los protocolos efectuados hasta el momento, con éxito parcial, han intentado terapia de reemplazo in vivo, donde el cDNA de la PHA se entrega completo mediante vectores retrovirales y adenovirales. Estos estudios demuestran que basta recuperar un 10 a 20% de la función de la actividad PHA en el hígado para revertir la HFA. Los métodos de terapia ex vivo también son promisorios. Se propone el ensayo de otras metodologías, que podrían mejorar la duración del efecto terapéutico, como el uso de virus adenoasociados y otros métodos corrección génica.

DISTROFIA MIOTÓNICA NEONATAL: DESCRIPCIÓN DE
UN CASO CON ESTUDIO HISTOPATOLÓGICO Y GENÉTICO

Muñoz JC, Bustos P, Erazo R, Latorre JJ, Cifuentes L, Balboa P, Guzmán P.
Hospital Parroquial de San Bernardo-Santiago-Chile.

Resumen: La distrofia miotónica es una enfermedad multisistémica de herencia dominante (19q-11-13). Se produce por mayor replicación de tripletes CGT. La expresión más severa es la distrofia miotónica neonatal, frecuentemente relacionada con exagerada expansión del gen y que se transmite casi exclusivamente vía materna. La mortalidad se acerca al 50% y se debe generalmente a insuficiencia respiratoria. Se describe recién nacido de 40 semanas AEG con antecedentes de polihidroamnios materno nacido por cesárea de urgencia por sufrimiento fetal agudo, de sexo femenino, peso al nacer de 2 770 gramos, cc 35 cm y Apgar 3 al minuto y 7 a los 5 minutos, que debió ser conectada inmediatamente a VM. Al examen se constata ausencia de esfuerzo respiratorio, cráneo con región frontal prominente, orejas de implantación baja, labio superior "en tienda", soplo sistólico III/VI, hipotonía de predominio proximal, hiporreflexia y debilidad muscular de predominio axial. Los exámenes realizados fueron: Radiografía de tórax que mostró elevación del diafragma derecho, eco encefálica normal, TAC cerebral normal y biopsia muscular cuyo resultado fue atrofia de fibras, en especial del tipo I y núcleos centrales y prominentes. Se le diagnosticó Ductus persistente por ecocardiografía con corrección quirúrgica a los 24 días de vida. El estudio genético confirmó la enfermedad en la madre y en el recién nacido. Además la madre presenta miotonía clínica. La paciente evolucionó con mejor movilidad de extremidades pero siempre con pobre esfuerzo respiratorio permaneciendo dependiente de Ventilación mecánica falleciendo a las 5 semanas de vida por deterioro brusco de causa no precisada ni hallazgos específicos en la autopsia. Se destaca la importancia de diagnosticar precozmente la distrofia miotónica neonatal, por las implicancias pronósticas y de consejo genético.

DISPLASIA ESPONDILOTORÁCICA. SÍNDROME
JARCHO LEVIN. REPORTE DE UN CASO

Moreno R, González P, Pérez V.
Universidad de La Frontera. Hospital Regional Temuco.

Introducción: La alteración de la segmentación costovertebral presenta heterogeneidad genética con superposición de manifestaciones clínicas y radiológicas. En un intento de clasificación se describen 3 formas: Disostosis Espondilocostal (autosómico dominante benigno), Disostosis Espondilotorácica (autosómico recesivo) y Síndrome Jarcho Levin (autosómico recesivo letal). El Síndrome Jarcho Levin presenta múltiples alteraciones: tronco corto debido a variadas anomalías vertebrales (hemivértebras, fusiones cervicales y torácicas) y disposición costal en forma de cangrejo, estas predisponen a infecciones respiratorias, que son responsables de la mortalidad precoz. Caso clínico: Se presenta un lactante de 1 año 1 mes, con antecedentes de madre de 24 años, sana, con un hijo sano de otro padre sin antecedentes. RNT 39 sem AEG, talla 46 cm, peso y circunferencia craneal normal, que llama la atención por dismorfias. En el período neonatal se sospecha displasia esquelética por: facie tosca, cuello corto y rígido, desviación lateral de la cabeza, tronco corto, tórax y abdomen prominente en su diámetro anteroposterior, extremidades normales y hernia inguinal bilateral. Las radiografías muestran múltiples malformaciones de columna y costillas, Rx de huesos largos normal. Electroencefalograma y TAC de cerebro normal. Evaluación cardiológica normal. Diagnóstico clínico y radiológico compatible con Síndrome de Jarcho Levin. Ha evolucionado con múltiples cuadros respiratorios y su desarrollo psicomotor ha sido adecuado. Discusión: Este caso muestra la variabilidad clínica de este síndrome, que ha llevado a usar distintos términos para la misma condición por diferentes autores.

CARIOTIPO DE PACIENTES PORTADORES DE SÍNDROME
DE DOWN ESTUDIADOS EN HOSPITALES DE RANCAGUA
Y VALDIVIA (1997-2001)

Barraza X, Campusano L.
Servicio de Pediatría, Hospital de Valdivia. Laboratorio Central, Hospital de Rancagua.

Aunque es ampliamente reconocido que el diagnóstico clínico de síndrome de Down es indicación de estudio citogenético, esto no siempre se cumple por la dificultad de acceso de los pacientes beneficiarios a este recurso. El cariograma no se encuentra disponible en la mayoría de los hospitales del sistema público de salud y aquellos que tienen convenios con centros privados generalmente son limitados a un cierto número de exámenes por año o requieren que los padres costeen parte del arancel. En 1997 se consigue implementar la técnica de cariograma en linfocitos en el Laboratorio Clínico del Hospital de Rancagua, haciéndolo de libre disposición de todos los pacientes beneficiarios; hasta diciembre de 1999 se realizan 502 cariogramas en linfocitos de sangre periférica en dicho centro; desde octubre del año 2000 se realiza en iguales condiciones esta técnica en el Hospital de Valdivia. En ambos laboratorios se estudia un total de 600 exámenes, de los que 95 se realizaron en pacientes con diagnóstico clínico de síndrome de Down. Los niños estudiados tenían edades que fluctuaban entre 1 día y 18 años, con un franco predominio de neonatos menores de una semana ya que todos los casos nuevos pesquisados fueron estudiados. Tres exámenes no pudieron analizarse por escaso rendimiento del cultivo; en los 92 casos con diagnóstico citogenético se encontró trisomía 21 libre en 77 casos, uno de ellos asociado a traslocación (13, 14). En 8, se encontró mosaico con una línea normal, 3 trisomía con traslocación (21,21), y en dos casos otras alteraciones no asociadas al cromosoma 21. Cinco pacientes, todos neonatos, tenían cariotipo normal. Fueron evaluados clínicamente, dos presentaban síndrome hipotónico de etiología no precisada, dos sin alteraciones evidentes al examen físico y uno con malformaciones de SNC y fisura labiopalatina. Cinco pacientes derivados para estudio con otros diagnósticos como genopatía o síndrome dismórfico fueron diagnosticados como portadores de trisomía 21, uno de ellos en mosaico con línea normal. La libre disponibilidad del examen del cariograma permitirá una mejor caracterización de la población de pacientes diagnosticados clínicamente como portadores de síndrome de Down.

SíNDROME DE KLIPPEL FEIL. REPORTE DE UN CASO

González M, Rodríguez J, Arriaza M, Salazar C, Tapia S.
Servicio de Pediatría, Hospital Gustavo Fricke de Viña del Mar y Hospital Carlos van Buren de Valparaíso.

El Síndrome de Klippel Feil (SKF) se caracteriza por fusión de vértebras cervicales, cuello alado, torticolis y asimetría facial. Anomalías menos frecuentes son sordera, fisura palatina, malformaciones cardiovasculares, renales y tumores del sistema nervioso central. Su incidencia es 1 por 40 000 RNV. Su etiología es esporádica, describiéndose también herencia autosómica dominante y recesiva, determinando una falla en la migración de los somitos cervicales. Se presenta escolar de sexo femenino de 4 años 10 meses ingresada por neumonía y paraparesia de extremidades inferiores y disartria de instalación aguda. La paciente es adoptada, producto de incesto y su madre biológica es sorda. Su desarrollo psicomotor y pondoestatural ha sido normal. Al examen presenta asimetría facial, quiste de cola de ceja, lipoma craneano, cuello corto ancho con movilidad limitada, inserción baja del pelo, sinfalangismo de pulgares, hipoplasia tenar e impotencia funcional de extremidades. Por lo anterior se plantea SKF y probable Guillain-Barre, lo que se descartó mediante análisis del LCR. La Rx columna cervical presenta fusión vertebral de C4 a C7; el TAC y RNM cráneo cerebral presentan lipoma de ángulo pontocerebeloso izquierdo, lipoma subcutáneo y malformación de Mondini; el potencial auditivo evocado revela sordera sensorioneural y la Rx de manos demuestra fusión de falanges de pulgares. Se detecta una hipofosfemia moderada, siendo tratada con fosfato. Su cariotipo es normal. La evolución fue excelente, regresando totalmente la paraparesia y la disartria con relación a mejoría del proceso infeccioso y de la fosfemia. La paciente presenta la tríada típica que caracteriza al síndrome y otras manifestaciones no descritas anteriormente, como hipofosfatemia y sinfalangismo. La herencia probablemente sea autosómica recesiva debido a consanguinidad de los padres. La brusca instalación de la paraparesia y disartria asociado al proceso infeccioso intercurrente planteó múltiples interrogantes. Se descartó compromiso tumoral medular e infeccioso del SNC. La ubicación del lipoma en el cerebelo no repercutía en su función neurológica y la rápida recuperación de la paresia así lo confirma. La presencia de la hipofosfemia que se recupera tras el tratamiento con fosfato como del foco infeccioso no tiene una clara causa. En la literatura se ha descrito un paciente añoso con SKF, hipoparatiroidismo y alteración del calcio. La alteración metabólica del fósforo en nuestro reporte no se logra definir.

SíNDROME DE ADAMS OLIVER (SAO). REPORTE DE UN CASO

Arriaza M, Rodríguez J, Páez P, Gutiérrez E, Salazar C, Escobar M.
Servicio de Pediatría, Hospital Gustavo Fricke de Viña del Mar.

El Síndrome de Adams Oliver (SAO) caracteriza por severa aplasia cutis congénita del cuero cabelludo y defectos terminales transversos de extremidades de grado variable. Se pueden presentar braquidactilia e hipoplasia de uñas. Múltiples patrones de herencia han sido descritos correspondiendo la mayoría a un gen autosómico dominante de expresión variable. Se describe un lactante de sexo masculino con el SAO que evoluciona con retraso del desarrollo psicomotor, epilepsia, hipertonía de extremidades, calcificaciones intracerebrales e hipertensión arterial. Se descartó enfermedades del grupo TORCH. Diversas malformaciones cerebrales han sido reportadas en el SAO y en un solo caso se describen calcificaciones como en nuestro paciente. Las manifestaciones clínicas serían el resultado de una anomalía vascular embriónica temprana provocando defectos por disrupción vascular. La hipertensión arterial es una característica no descrita anteriormente en el SAO. Si se asume el mecanismo patogénico descrito, la causa de la hipertensión arterial probablemente corresponda a un defecto vascular renal, faltando su confirmación aún. La cicatrización de la extensa zona de aplasia cutis en él probando fue satisfactoria, no requiriendo de otras medidas más que vigilancia estricta de la lesión. Reportes previos describen hemorragias con o sin resultado de muertes por lesiones severas requiriendo intervenciones quirúrgicas extensas para subsanar la lesión. Debido a que ambos padres son sanos y no consanguíneos se postula una herencia autosómica dominante probablemente debida a mutación de novo.

EXTENSA OSIFICACIÓN HETEROTÓPICA COMO
PRIMERA MANIFESTACIÓN DE
PSEUDOHIPOPARATIROIDISMO EN UN LACTANTE

Cattani A, Mancilla E, García C, González S.
Departamentos de Pediatría, Radiología y Anatomía Patológica, Facultad de Medicina, Pontificia Universidad Católica de Chile.

La osificación heterotópica es una rara condición que puede presentarse en diversas situaciones clínicas, tales como Osteoma Cutis, Heteroplasia Ósea Progresiva (HOP), Fibrodisplasia Osificante y Osteodistrofia Hereditaria de Albrigth o Pseudohipoparatiroidismo. Este último se caracteriza por grados variables de hipocalcemia, hiperfosfemia debido a un defecto en el receptor de PTH o en sus señales de transcripción mediadas por cAMP. También puede asociarse a otras resistencias hormonales (TSH y gonadotrofinas). El cuadro clínico presenta un amplio espectro de alteraciones fenotípicas. Caso clínico: Lactante de sexo femenino con extensa calcificación subcutánea, similar a la descrita en la HOP, inicialmente normocalcémico. Segundo hijo de padres sanos no consanguíneos. A los 2 meses notan calcificación subcutánea en muslo izquierdo, la cual se extiende progresivamente a toda la extremidad. Biopsia: calcificación y osificación intramembranosa en tejido celular subcutáneo. Al examen de los 11 meses, julio de 1999, destacaba: talla p 3-5, IPT 160%, fascie redonda. Ca: 9,1 mg/dl, P: 6,5 mg/dl (vn: 3,9-6,5), F. Alc: 286 U/L (vn: < 317), PTH-i: 82 pg/ml (vn: 10-70), TSH: 12 mUI/ml (vn < 5,7), T4L: 1ng/dl (vn: 0,8-2,1). RTP 88,6%. Se inicia L-Tiroxina. En XII/99 Ca: 9,9, P: 6,8, PTH-I: 182. En 01/01 Ca: 7,5, P: 8,3, F. Alc: 5.598 y PTH-I: 964 pg/mL. Se inicia dieta baja en fósforo, aporte de 0,25 ug/d de 1,25 (OH) D3 y Carbonato de Ca. Actualmente los niveles plasmáticos de Ca, P, Falc y T4L están normales. Comentario: La presencia de osificación subcutánea, aun con normocalcemia, obliga a descartar un Pseudohipoparatiroidismo (OHA). Nuestra paciente tiene un OHA probablemente tipo 1A, con una osificación heterotópica grave, como la descrita en la HOP. Esta rara asociación ha sido comunicada en solo 2 pacientes en quienes se detectó mutación del gen GNAD1, en el cromosoma 20 q13 (Eddy y col. J. Bone Mineral Research, 2000; 15 (11): 2074), por lo que Kaplan sugiere que la osificación extraesquelética puede ser otra manifestación del amplio espectro fenotípico asociado a deficiencia en la proteína Gsa. (J Bone Mineral Research, 2000, 15 (11): 2084).

SíNDROME DE NIJMIGEN BREAKAGE ASOCIADO A
MEDULOBLASTOMA. REPORTE DE UN CASO CLíNICO

Arriaza M, Núñez G, Novoa F, Rayo Y, Rojas V, Sanz H, Tapia S.
Unidad de Genética, Oncología, Neurocirugía y Neuropsiquiatría Infantil. Hospital Gustavo Fricke, Hospital Carlos van Buren.

Introducción: El síndrome de Nijmegen Breakage (NBS) es un raro trastorno autosómico recesivo caracterizado por microcefalia, retardo en el crecimiento, inmunodeficiencia, inestabilidad cromosómica espontánea y una peculiar predisposición a desarrollar cáncer. Objetivo: Presentar un caso de NBS asociado a meduloblastoma. Caso clínico: Paciente de 15 años de edad con microcefalia, fascies "como de pájaro", polidactilia, talla baja, que desarrolla Leucemia linfoblástica aguda diagnosticada en 1995, tratada con quimioterapia y radioterapia. Seis años después (julio 2001) debuta con síntomas de hipertensión endocraneana, alteración de la marcha. Se realiza TAC cerebral que muestra imagen compatible con tumor de fosa posterior, se reseca quirúrgicamente en un 98 a 100% con histología de Meduloblastoma se ingresa a protocolo PINDA 97. Conclusión: Conocer el síndrome genético y su predisposición a neoplasias ha permitido hacer el diagnóstico de Meduloblastoma en forma precoz y programar un mejor tratamiento para el paciente.

VARIABILIDAD DE SUBPOBLACIONES DE LINFOCITOS
T: CD3, CD4 Y CD8 EN 9 PACIENTES CON SÍNDROME DE DI GEORGE

Aglony M1, Lizama M1, Méndez C2, Navarrete C3, Repetto G1, Garay F1, Carrión F4, Pérez R5, Talesnik E1.
1Departamento de Pediatría. Escuela de Medicina Pontificia Universidad Católica de Chile. 2Departamento de Pediatría Hospital Dr. Sótero del Río. 3Departamento de Pediatría Hospital Dr. Roberto del Río. 4Escuela de Biología Universidad Los Andes. 5Laboratorio de Inmunología Hospital Clínico Pontificia Universidad Católica de Chile.

Se analizan en forma retrospectiva exámenes inmunológicos en 9 pacientes con diagnóstico de Síndrome de Di George en periodo neonatal, con estudio FISH en 7; 6 con deleción intersticial 22q11.2 y uno con translocación no balanceada de los cromosomas 14 y 22. Se efectuó al diagnóstico, determinación de IgG, IgA, IgM, subpoblaciones linfocitarias y blastogénesis con Fitohemaglutinina (PHA) en aquellos con niveles de CD4 < 400/mm3. Resultados: los niveles séricos de IgG, IgA, IgM y linfocitos B fueron normales para todos los pacientes. Los recuentos totales de CD3 fluctuaron entre 1.415/mm3 y 5.543/mm3, CD4 entre 224/mm3 y 2.649/mm3 y CD8 entre 26/mm3 y 942/mm3. Los pacientes (P) 6, 7 y 9 tuvieron recuentos bajos de CD3, CD4 y CD8 según valores de referencia. A estos se les efectuó estudio de blastogénesis con PHA (10 µg/ml), obteniendo los siguientes resultados:

 

P6

Control
  P7 Control   P9 Control

Basal (cpm)
PHA (cpm)     

141
894

75
174
055

52
461
655

38 
212
110

24
429
790

60
338
292

De los 3 pacientes en los que se evaluó respuesta de blastogénesis con PHA, 2 tuvieron respuesta, uno en forma normal (P7), otro con respuesta, pero 2,4 veces menor que el control normal (P9) y en uno no se obtuvo respuesta (P6). Estos pacientes ilustran la variabilidad de la respuesta inmune celular en el Síndrome de Di George.

MANIFESTACIONES CLÍNICAS EN SíNDROME DE
DI GEORGE: ESTUDIO DE 9 PACIENTES

Lizama M1, Aglony M1, Méndez C2, Navarrete C3, Garay F1, Repetto G1, Talesnik E1.
1Departamento de Pediatría. Escuela de Medicina Pontificia Universidad Católica de Chile. 2Departamento de Pediatría Hospital Sótero del Río. 3Departamento de Pediatría Hospital Roberto del Río.

El Síndrome de Di George se caracteriza por anomalías faciales, defectos cardíacos, tímicos y de paratiroides y la microdeleción de la región cromosómica 22q11, en la mayoría de los casos. Objetivos: Describir la presentación clínica en un grupo de pacientes con Síndrome de Di George. Material y Método: Estudio retrospectivo de las características clínicas de pacientes con Síndrome de Di George de 3 hospitales de Santiago, Chile, durante periodo 1997-2001. Resultados: De los 9 pacientes, 5 eran hombres y 4 mujeres, todos con diagnóstico en periodo neonatal. Todos presentaron dismorfia facial típica y cardiopatías congénitas: 4 con tetralogía de Fallot, 4 con interrupción de arco aórtico tipo B y uno presentó coartación aórtica. Se asoció en 2 pacientes traqueobroncomalacia, 1 laringomalacia, 1 membrana laríngea, 1 pie bot, 1 pie varo. Todos presentaron hipocalemia neonatal; 2 con parathormona (PTH) baja. Cuatro pacientes fallecieron; 3 con anormalidades de vía aérea, por descompensación cardiovascular y 1 con desnutrición grave, por neumonía intrahospitalaria. En 2 familias se encontraron antecedentes de cardiopatías congénitas. En 7 pacientes se efectuó hibridación in situ con fluorescencia (FISH): 6 con deleción intersticial 22q11 y uno con translocación no balanceada entre cromosomas 14 y 22. Conclusiones: Se confirma amplia gama de manifestaciones clínicas graves neonatales, con cardiopatías congénitas persistentemente del tipo cono troncales.

INCIDENCIA DE RECIÉN NACIDOS MALFORMADOS
MAYORES (RNMM) Y SU IMPACTO EN LA MORTALIDAD
NEONATAL

Pizarro O, Alarcón J, Pizarro G*.
Servicio de Neonatología Hospital del Salvador. *Interno Medicina, Universidad de Chile, Sede Occidente.

Introducción: El evidente y creciente progreso en el cuidado intensivo neonatal ha significado una disminución sustantiva en la Mortalidad Neonatal, llegando en el año 2000 a valores de 6 o/oo en el Servicio de Salud Metropolitano Oriente, lo que provoca un cambio en las causales de mortalidad de este grupo etario, pasando las enfermedades genéticas a ocupar el primer lugar como factor etiológico o coadyuvante. Objetivo: Determinar la influencia en la mortalidad neonatal de las enfermedades genéticas. Material y Método: Se efectúa un estudio prospectivo en la Maternidad del Hospital del Salvador desde 1º de enero de 1997 a junio de 2001, registrándose 33 886 Recién Nacidos Vivos (RNV). Se pesquisa todo RNMM agrupándolo según su principal sistema comprometido (Cardíaco, Cromosómico, Sistema Nervioso Central (SNC), Facial, Osteoarticular, Digestiva, Genopatía, Renal y Otros).
Resultados: Se encontraron 556 RNMM con una incidencia global de 16,4%o RNV con la siguiente distribución (valores por mil RNV):

Cardíaco 3,3 Facial 1,9 Genopatía 0,9
Cromosómico 3,2 Osteoarticular 1,6 Renal 0,9
SNC 2,6 Digestivo 1,4 Otro 0,6

De los 556 casos, 107 (19%) fueron RNMM no compatibles con la vida. Conclusiones: 1. Los RNMM no compatibles con la vida presentan, durante el período analizado, una incidencia de 3,2%o, fluctuando entre 2,9 y 3,4%o Los RN con malformaciones cardíacas, cromosómicas y del SNC son las más frecuentes (55%). 2. Los RNMM no compatibles con la vida son responsables del 53% de la mortalidad neonatal en el grupo estudiado. 3. Los pacientes genéticos constituyen un grupo importante, diverso y creciente en la morbimortalidad neonatal, lo que asociado al mejor diagnóstico prenatal obliga a los profesionales de la salud a involucrarse en los conocimientos actualizados de la genética médica.

INCIDENCIA DE RECIéN NACIDOS MALFORMADOS MAYORES (RNMM)

Pizarro O, Alarcón J, Pizarro G*.
Servicio de Neonatología Hospital del Salvador. *Interno Medicina, U. de Chile, Sede Occidente.

Introducción: Las enfermedades genéticas, otrora infrecuentes y limitadas al campo de unos pocos especialistas, constituyen actualmente un grupo creciente que compromete a todas las especialidades médicas. Objetivo: Conocer la incidencia de RNMM, diagnóstico ecográfico prenatal y su relación con factores como sexo, PEG, edad y paridad materna. Material y Método: Prospectivamente, se registró todo RNMM en Maternidad Hospital del Salvador entre el 1 de enero de 1997 y 30 de junio de 2001, distribuyéndose, según sistema principal comprometido, en Cardíaco, Sistema Nervioso Central (SNC), Cromosómico, Facial, Digestivo, Osteoarticular, Renal, Genopatía y Otros. Resultados: De un total de 33.886 RNV, se registraron 556 casos, con incidencia de 16,4%o, distribuidos en: Cardíacos 20% (31% complejas). Cromosómico 19% (T21 61%, T13 9%, T18 8%). SNC 16% (defectos tubo neural 53%). Facial 11,5% (fisurado 55%, microotia 20%). Osteoarticular 9,7% (pie bot 26%, displasias óseas 19%). Digestivo 8% (defecto pared 30%, anal 30%). Renal 5,6% (Potter 41%, otras quísticas 29%). Genopatías 5,6% (64% sin determinar). Otros 2,8% (sin grupo significativo). No hay predominio de sexo, pero sí de cromosomopatías en PEG. Casi la mitad se concentra entre 20 y 30 años de edad materna (Cardíaco 58%), y gestación 2ª y 3ª. Ecografía prenatal coincidió diagnóstico en el 29%, siendo su mayor certeza en Renal (75%), SNC (55%), Digestiva (43%) y Cardíaco (20%). La tasa de mortalidad global fue de 3,2%o. Conclusiones: 1. El 55% de los RNVMM se concentra en los 3 primeros grupos y representan el 66,4% de los no compatibles con la vida. 2. Son grupos susceptibles de un mejor diagnóstico prenatal precoz no invasivo (ecografía) y de un adecuado y oportuno Consejo Genético. 3. La proporción de pacientes genéticos en Servicios de Neonatología seguirá aumentando en la medida que sigan disminuyendo las enfermedades infecciosas y las ligadas a la prematurez.

SÍNDROME DE WILLIAMS: ESTUDIO CLÍNICO, CITOGENÉTICO,
NEUROFISIOLÓGICO Y ANAT´MICO

Aravena T, Castillo S, Carrasco X, Mena I, López J, Rojas JP, Rosemberg C, Schröter C, Aboitiz F.
Hospital Clínico de la Universidad de Chile, Sección Genética.

El síndrome de Williams (SW) es una enfermedad genética producida por la pérdida de una de las copias del gen de la elastina y genes contiguos, localizados en el brazo largo del cromosoma 7 (7q11.23). Se caracteriza por presentar un compromiso multiorgánico con dismorfias faciales y un perfil cognitivo particular, que ofrece un interesante modelo para estudiar la relación entre cerebro, cognición y genes. Básicamente los pacientes presentan un deterioro de las funciones visuoespaciales, conservando notables habilidades sociales y en el lenguaje. Estudiamos a 44 pacientes con sospecha clínica de SW, a quienes se les realizó el examen de hibridación fluorescente in situ (FISH), que permitió confirmar el diagnóstico en 23 casos. Todos los pacientes fueron examinados para establecer sus características clínicas y a 3 pacientes con diagnóstico confirmado se les realizaron estudios electrofisiológicos y de imágenes cerebrales. El análisis de los potenciales evocados sugiere dificultades cognitivas en la detección y procesamiento de los estímulos visuales en los pacientes con SW, con respecto a los controles. La resonancia nuclear magnética confirmó una morfología cerebral normal, exceptuando el hallazgo de Chiari I en un paciente. El SPECT mostró hipoperfusión del lóbulo frontal derecho e hiperperfusión del cíngulo anterior bilateral en todos los casos, lo que podría estar relacionado con el déficit atencional propio del SW. Estos resultados muestran que existen alteraciones funcionales en el cerebro de los pacientes con SW que podrían estar relacionados con los déficit cognitivos característicos de esta enfermedad.

VIGILANCIA EPIDEMIOLÓGICA Y REGISTRO DE
MALFORMACIONES CONGÉNITAS 1998-2000

Tellerías L, Alvarado C, Sanz CP, Vargas NA.
Hospital San Juan de Dios. Servicio Salud Metropolitano Occidente.

Introducción: Las malformaciones congénitas (MC) son una causa importante de morbimortalidad en los niños; la frecuencia de las mayores alcanza a 3% de los RN vivos, según cifras de la OMS. Desde 1998 en nuestra Área se está trabajando con un sistema de notificación de MC; en 1999 se presentó una comunicación preliminar al 39° Congreso de Pediatría en Iquique; en esta oportunidad presentamos un trabajo ampliado hasta diciembre 2000. Pacientes y Método: Se solicita a todos los Servicios de Obstetricia y Unidades de Neonatología de los diferentes establecimientos del Área la notificación de los niños nacidos con una MC, mediante un formulario de registro, estas se recepcionan una vez al mes y se ingresan en una base de datos; cada notificación es revisada por genetista. Se tabulan los datos entre 1 enero 1998 al 31 diciembre 2000 para esta presentación. Resultados: De un total de 44 956 partos, se notifican 554 casos de MC, tasa de 12,3 por 1 000 partos y tasa de 10 por 1 000 RN vivos. 77% de los RN fue compatible con la vida, 50% de sexo masculino, 49% femenino y 1% sexo ambiguo correspondiente a RN con hiperplasia suprarrenal virilizante, Sd de Potter y sirinomelia. 75% presenta peso sobre 2 500 g y 80% edad gestacional sobre 37 semanas. Edad de la madre presenta dispersión esperada con pocos casos en edades extremas. En 88,4% se obtiene el dato de ocupación del padre, que en un 33% corresponde a obreros no calificados y 10,6% a choferes. Destacan Pudahuel, C. Navia, Renca como la comunas más afectadas entre las urbanas y Melipilla y Talagante entre las rurales. En 14% de los niños se detectan defectos de tubo neural, 10% malf cardíacas, 10% alteraciones cromosómicas. Comentario: Se presenta registro inicial de MC, existe aún subdiagnóstico que se pretende mejorar con reuniones regulares con los diferentes establecimientos. El propósito de nuestro equipo de trabajo es contribuir a mejorar la calidad de vida de la población a través de un conocimiento real de la magnitud de las MC, de sus probables etiologías y factores de riesgo.

SÍNDROMES DE PRADER WILLI Y ANGELMAN: 2
CUADROS CLÍNICOS CON ALTERACIÓN COMÚN
EN EL CROMOSOMA 15

Unanue N, Guerra P, Troncoso L, Cortés F, Alliende A, Curotto B, Troncoso M, Santa María L.
Servicio de Neuropsiquiatría Infantil, Hospital Clínico San Borja-Arriarán. Unidad de Genética, INTA, Santiago, Chile.

Introducción: Los síndromes de Prader Willi (SPW) y de Angelman (SA) son afecciones neurogenéticas, de presentación clínica heterogénea, con una incidencia estimada de 1 en 15 000 recién nacidos vivos. Ambos cuadros resultan de alteraciones moleculares en la región 15q11-q13, que alberga al gen SNRPN. En el SPW la deleción es del cromosoma 15 heredado del padre y en el SA del de origen materno. El 70-75% de los pacientes presenta una deleción cromosómica intersticial y un porcentaje menor, una disomía uniparental. Mediante el estudio de metilación de la región promotora de SNRPN se detecta el 99% de los SPW y 80% de los SA. Objetivo: Analizar el fenotipo de pacientes portadores de SPW y SA. Material y Método: Se evaluaron las características clínicas de 11 pacientes con SA y 14 con SPW con diagnóstico molecular confirmado (citogenética clásica, FISH y/o test de metilación). Resultados: 1) SA: de los 11 pacientes, 9 con test de metilación positivo y 2 FISH alterados, 6 hombres y 5 mujeres, con edad promedio al diagnóstico molecular de 6 años (rango 2-16 años), el inicio de los síntomas fue dentro del primer año de vida en 100% de los casos, en forma de epilepsia (91%) de inicio entre los 6 meses y el año, con retardo del desarrollo psicomotor (100%). La evolución destaca convulsiones de difícil control los 2 primeros años, con tendencia a la mejoría hacia la edad escolar, la aparición de movimientos extrapiramidales (100%) y un profundo compromiso cognitivo (100%), siendo el sello la ausencia de lenguaje (100%). Los hallazgos a las neuroimágenes fueron: atrofia cerebral (3/10) y retardo de la mielinización (4/10). 2) SPW: de los 14 pacientes, 7/8 presentaron citogenética normal, 6/7 FISH alterado y 14/14 metilación alterada, 6 hombres y 8 mujeres, con una edad promedio de inicio de síntomas de 5 meses (hipotonía 100%) y 78 meses a la confirmación diagnóstica. La clínica destaca dismorfias, retraso del desarrollo psicomotor y lenguaje en 100% de los pacientes y en la evolución alteraciones de conducta y compulsión por comer, con edad de inicio promedio de 20 meses. Conclusiones: El diagnóstico clínico del SA y SPW es inicialmente complejo, por lo que es importante la confirmación con estudio genético. Una evaluación clínica completa nos permitirá la sospecha clínica más precoz, correlacionar genotipo-fenotipo y contribuir al manejo integral de nuestros pacientes.

TAMIZAJE CLíNICO Y ESTUDIO DIRECTO DEL GEN
FMR1 EN PACIENTES CON CARACTERÍSTICAS DE
SíNDROME Xq FRáGIL

Alliende A1, Valiente A1, Curotto B1, Aravena T2, Mellado C1-2, Cortés F1.
1Laboratorio de Citogenética Molecular INTA, Universidad de Chile. 2Unidad Genética Hospital Dr. Sótero del Río.

Entre las causas frecuentes de RM familiar está el síndrome de Xq frágil (SXF), con una incidencia estimada de 1 en 4.000. Esta afección es causada por expansión del repetido CGG, en la región promotora del gen FMR1 ubicado en el locus FRAXA, en Xq27.3. En individuos mosaicos para la mutación se ha observado expresión parcial de la proteína FMRP y menor severidad en el fenotipo. Sin embargo, se estima que 65% de los casos especialmente en población pediátrica, están subdiagnosticados. Mediante doble digestión, Southern blot e hibridación con sonda StB12.3 se estudiaron 53 individuos con retraso mental y características clínicas del SXF; el criterio de inclusión fue presentar 12 o más puntos en el protocolo de tamizaje descrito por Buttler y haber sido evaluados en alguna de las unidades clínicas participantes. A partir del análisis directo del gen FMR1 se identificaron 15 casos con mutación completa; 1 mosaico para mutación completa y premutación y 1 caso mosaico de metilación. En este grupo la edad promedio fue de 11,18 ± 7,3 años y el score promedio de 21,5 ± 3,26 puntos. En los 36 casos restantes con estudio molecular negativo para la mutación la edad promedio fue 7,88 ± 4,2 años y el score promedio de 16,22 ± 3,05 puntos. Entre las manifestaciones clínicas evaluadas, 5 de ellas (macroorquidismo, historia familiar de retardo mental, historia familiar de retardo del lenguaje, hiperlaxitud articular y facies alargada) mostraron diferencias significativas entre los pacientes afectados por la mutación y los no mutados. La variabilidad fenotípica y genotípica de esta afección hacen indispensable definir criterios clínicos para población chilena al reclutar los individuos que deben ser sometidos al estudio molecular.

DEFECTOS DE TUBO NEURAL 1998-2000

Tellerías L, Sanz CP, Alvarado C, Vargas NA, Contreras J, Figueroa J, Danobeitia K, Cordero F.
Hospital San Juan de Dios. Servicio Salud Metropolitano Occidente.

Introducción: Los defectos de tubo neural (DTN) son alteraciones estructurales que en el caso de anencefalias comprometen la vida, así como mantienen una calidad de vida invalidante y de alto costo social en aquellos niños que presentan mielomeningocele. Desde 1998 estamos evaluando y buscando determinar población de mayor riesgo para esta patología. Pacientes y Método: Utilizando como instrumento un formulario, se recibe mensualmente las notificaciones de las malformaciones congénitas en RN de los diferentes establecimientos del Area, se separan los niños que presentan DTN para determinar algunos factores de riesgo; para esta presentación se entregan cifras obtenidas entre 1 enero 1998 y 31 diciembre 2000. Resultados: En 44 956 partos, se notifican 554 RN con malformaciones, de ellos 80 presentan DTN, no se incluyen 6 pacientes por comprobarse alteraciones cromosómicas de base, trisomía 18 y en otros por estar dudoso el diagnóstico de DTN. Se entregan los resultados de 74 RN con DTN que corresponden a 14,4% del total de malformaciones notificadas. Se registran 42 RN (46,7%) con mielomeningocele lumbosacro, 26 RN (35,2%) presentan anencefalia, 4 niños (5,4%) presentan mielomeningocele asociado a hidrocefalia y en un paciente se asocia además con pie bot. La comunas más afectadas corresponden a Pudahuel, Quinta Normal y Talagante. La ocupación del padre en un 30% correspondió a chofer, trabajador agrícola y manipulador de sustancias químicas; no se obtuvo el dato preciso de ocupación de la madre, ya que en la mayoría de los casos no se reconoce, registrando solo como dueña de casa, en aquellas trabajadoras que se emplean como temporeras. Comentario: Nuestro propósito intenta a través de algunos instrumentos de trabajo buscar orientación y líneas de trabajo en equipo para evitar ocurrencias de DTN; línea de trabajo ya establecida por el equipo que está revisando la incorporación de ác fólico en las harinas de panificación; y en aquellos casos que ya ha acontecido un episodio en la familia, evitar las recurrencias.

OBESIDAD INFANTIL Y DEL ADOLESCENTE,
EVALUACIÓN DE UN PROGRAMA DE MANEJO INTEGRAL

Román R, Vega V, Silva R, Díaz J, Schachter D, Osorio M, Bobadilla E, Sepúlveda A, Bravo S, Dieguez A, Tapia J, García H.
Centro Médico Endocrinológico Clínica Santa María.

Introducción: La obesidad afecta a más del 20% de los niños y adolescentes de nuestro país. El tratamiento es un desafío ya que se deben modificar hábitos de vida. Objetivo: evaluar los resultados a corto plazo de un tratamiento integrado multiprofesional (TI), sin uso de fármacos, en niños y adolescentes con obesidad moderada y severa. Método: durante los años 2000 y 2001 se reclutó prospectivamente niños y adolescentes obesos para recibir el TI; los niños que por diversas razones no ingresaron al TI siguieron un tratamiento convencional (TC). Se excluyeron pacientes con retardo mental y obesidad secundaria, excepto los portadores de hipotiroidismo compensado. Casos: n= 59, (29 niñas y 30 varones, 32 púberes y 27 prepúberes) que completaron un TI de 3 meses que incluyó ejercicios físicos aeróbicos (trisemanal) atención psicológica y nutricional personal y familiar (trimensual), talleres grupales y atención médica (mensual). Controles: n = 28 (19 niñas y 12 varones, 20 púberes y 8 prepúberes), que completaron un TC de 3 meses con atenciones mensuales de médico y nutricionista más indicaciones de ejercicio físico en su hogar. La antropometría y composición corporal se expresó con el índice de masa corporal (IMC), plicometría, relación peso talla (P/T) e impedanciometría (Imp). La tabla muestra las características, insulinemia (Ins) y colesterol total (ColT) basales de los casos (A) y controles (B) y los resultados expresados como variaciones del IMC y P/T (d) al completar los 3 meses; se incluye la desviación estándar y la significancia estadística por t de student (*= p < 0,001).


  Edad
años
P/T
%
IMC
k/m2
Ins
uUI/ML
ColT
mg/dl
C k/m2
dIM
dP/T %

A 11,1 ± 2,6 154 ± 19 27,5 ± 3,8 18 ± 23 179 ± 34 -2,5 ± 1,4* -15 ± 1,4*
B 11,4 ± 2,6 147 ± 17 26,0 ± 0,7 18 ± 14 189 ± 36 -0,7 ± 0,90 -3,9 ± 5,2

Resultados: La edad, antropometría y composición corporal fueron similares en ambos grupos al iniciar el TI y TC, sin embargo, al cabo de tres meses el grupo en TI logró reducir el IMC en 2,5 kg/m2 y P/T en un 15%, resultado significativamente superior al grupo control. No hubo diferencias significativas por sexo y desarrollo puberal. Conclusión: El TI fue más efectivo que el TC en disminuir la obesidad en el corto plazo. El seguimiento de estos pacientes permitirá evaluar el TI en el largo plazo.

PREDICCIÓN PRECOZ DE LA RECUPERACIÓN DE
TALLA EN NIÑOS NACIDOS PEQUEÑOS PARA LA
EDAD GESTACIONAL

Bazaes R, Iñiguez G, Ugarte F, Henríquez C, Cassorla F, García H.
Instituto de Investigaciones Materno-Infantil, IDIMI. Facultad de Medicina, Universidad de Chile.

Introducción: Alrededor del 80% de los recién nacidos pequeños para su edad gestacional (PEG) desarrollan un crecimiento compensatorio o catch up growth (CUG) que les permite normalizar su curva de estatura a los 3 años de vida. Como la definición de CUG es aún arbitraria, se analizó una cohorte de niños PEG utilizando parámetros tales como mediciones antropométricas dinámicas, las que fueron correlacionadas con evaluaciones del eje somatotrófico y con el puntaje Z de talla al final del seguimiento. Sujetos: 47 recién nacidos de término PEG idiopáticos (26 varones y 21 mujeres), del Hosp. Clínico San Borja Arriarán. Se realizó un seguimiento antropométrico mensual hasta los 18 meses de vida, y se midió cada 3 meses IGF-I IGF-II séricos (RIA), y GH urinaria (EIA). La curva de crecimiento de cada niño fue ajustada a un modelo polinomial, que permitió determinar la velocidad de crecimiento lineal (VCL) a los 3, 6 y 9 meses de vida. Se obtuvo los coeficientes de correlación (r ) entre las distintas VCL, los valores de IGF-I, IGF-II y GH, así como el puntaje Z de talla a los 18 meses (z18). Además, en cada parámetro se estimó su valor predictivo para la ausencia de CUG (definida como z18 < -1SD). Resultados: z18 se correlacionó significativamente con la VCL al 3er mes (r=0,658; p < 0,001) y 9º mes de vida (r = 0,537; p < 0,005). Por otro lado, z18 también se correlacionó con los valores de IGF-I al 3er (r = 0,485; p < 0,01) y 9º (r = 0,431; p < 0,05). Tanto VCL como IGF-I a los 3 y 9 meses fueron capaces de predecir la falta de CUG a los 18 meses. Una VCL inferior a 2,6 cm/mes a los 3 meses de vida se asoció en un 86% de los casos, con ausencia de CUG, mientras que un valor de IGF-I inferior a 60 mg/ml predijo el mismo resultado de talla en el 78% de los casos. Conclusión: En sujetos PEG, IGF-I y VCL permiten predecir precozmente (antes del año de vida) la recuperación de talla que ocurrirá durante la infancia temprana. De este modo sería posible identificar a aquellos individuos que se beneficiarían con una terapia precoz con hormona de crecimiento, cuyo efecto positivo ha sido recientemente demostrado en niños nacidos PEG.

HIPERINSULINISMO NEONATAL PERSISTENTE.
DOS CASOS CLÍNICOS. CLAVES PARA UN CORRECTO
DIAGNÓSTICO Y TRATAMIENTO

Hernández MI, Kattan J, Repetto G, Cattani A.
Departamento de Pediatría. Pontificia Universidad Católica de Chile. Universidad de Valparaíso.

La hipoglicemia es un trastorno metabólico frecuente en el período de recién nacido (RN), siendo hiperinsulinismo por hiperplasia de células B la causa más común de hipoglicemia refractaria en este período. En la actualidad se sabe que esta hiperplasia puede ser difusa o focal, lo que tiene implicancias sobre la extensión de la pancreatectomía que debe realizarse y por lo tanto sobre el mayor o menor riesgo de desarrollar diabetes a futuro. Caso 1: RNT, PN 4 980 (GEG). A las 2 horas de vida presenta glicemia de 16 mg/dl, requiriendo cargas de glucosa hasta 14 mg/k/min. El estudio demostró Hiperinsulismo: Insulina 14,2 uU/mL (vn: hasta 5) concomitante con glicemia 39, Insulina/glicemia de 157, cetonemia (-), screening metabólico, GSV, TSH, hGH y Cortisol normales. Ecotomografía abdominal normal. Por persistencia de hipoglicemia a pesar de uso de Ocreótide hasta (20 ug/k/día), se realiza pancreatectomía subtotal (+ 97%). Biopsia informa acinos normales. Persiste con hiperinsulinismo (insulina 42,5 uU/mL, Glicemia 45 mg/dl) por lo que se indica pancreatectomía total. Biopsia compatible con hiperplasia focal. Posterior a lo cual inicia hiperglicemia que se maneja con insulina. Caso 2: RNPT 37 semanas, PN 3 670 (GEG). A las 28 horas de vida presenta hipoglicemia sintomática, se maneja con glucosa hasta 18 mg/k/min, hidrocortisona y alimentación enteral. Estudio demostró Hiperinsulinismo: Insulinemia: 40,8 uUI/mL, Glicemia 27 mg/dl, Insulina/Glicemia. 1 360, cetonemia (-), screening metabólico, TSH, hGH y cortisol normales. Se inicia Diasoxide e Hidroclorotiazida. A los 30 días se realiza pancreatectomía parcial (95%). Biopsia: hiperplasia difusa de células B. Persiste hipoglicemia leve intermitente, se maneja con Diasoxide en dosis bajas sin recurrencia de hipoglicemia. En ambos pacientes está pendiente el estudio de mutación de receptor de sulfonilurea (USA) Comentario: Se debe sospechar hiperinsulinismo en todo RN con hipoglicemia refractaria a glucosa, cetonemia (-), estudio metabólico y hormonal normal, insulinemia alta y relación Insulina/Glicemia > a 2,5. Previo a la pancretectomía debiera intentarse el diagnóstico diferencial entre una lesión focal y una difusa, lo cual es posible mediante el mapeo pancreático y estudio genético, técnicas actualmente no disponibles en Chile que son de vital importancia para el tratamiento y futuro del paciente.

GRADIENTE TRANSTUBULAR DE POTASIO (TTKG) EN
NIÑOS CON HIPERPLASIA SUPRARRENAL CONGÉNITA
PERDEDORA DE SAL (HSRC PS) EN TRATAMIENTO DE
SUSTITUCIÓN

Ugarte F, Carreño J, Zambrano P, Barrera A.
Unidad de Endocrinología, Hospital Exequiel González Cortés.

Introducción: La gradiente transtubular de potasio (TTKG) y la relación Na/K u son indicadores directos de actividad mineralocorticoidea (AM), que han sido validados en niños; la actividad de renina plasmática (ARP) es un índice indirecto de AM y de alta variabilidad intraindividual. Objetivo: Evaluar la función mineralocorticoidea en niños con Hiperplasia suprarrenal congénita perdedora de sal (HSRC PS) en tratamiento de sustitución con hidro y fludrocortisona, midiendo TTKG, ARP y Na/K u y pl; correlacionando los distintos indicadores evaluados. Hipótesis: El TTKG es un buen método para evaluar la función mineralocorticoidea en pacientes con HSRC PS. Sujetos y Método: Se estudiaron 28 niños (%:$ = 10:18) de 5,5 + 4,3 años (0,5-13,6) portadores HSRC PS, se les determinó ELP y ELU, Glu y BUN pl, densidad u, ARP, 17OH P y se calculó TTKG (K u x Osm pl/ Kpl x Osm u) y velocidad de crecimiento (%VC teórico según edad y sexo NCHS). Se realizó estudio de correlación de Pearson entre las variables TTKG, Na/K u, Na/K pl, ARP y VC, considerando significativo r cuyo p < 0,01 Resultados: Se obtuvo un promedio + DS para TTKG, Na/Ku, Na/K pl y ARP de 6,93 + 3,28; 7,34 + 7,85; 35,8 + 6,2 y 3,10 + 2,2, respectivamente. El estudio de correlación reveló correlación entre TTKG vs Na/Ku con r = -0,45, p < 0,02; TTKG vs Na/Kpl con r = 0,44, p < 0,02, ARP vs VC: r = 0,49, p < 0,01: Para TTKG vs ARP, ARP vs Na/K u, VC vs TTKG y VC vs Na/K u p fue NS. Conclusiones: En niños con HSRC PS en tratamiento sustitutivo la TTKG se correlaciona más con Na/K u y Na/K pl que ARP, revelando que TTKG es un indicador de AM en estos niños. La ARP no se correlacionó con ningún índice directo de AM, confirmando su menor utilidad como indicador de AM en estos niños. El TTKG podría utilizarse en el ajuste de dosis de mineralocorticoides en niños con HSRC PS.

ADRENARQUIA PREMATURA Y PRESENCIA DE LA
MUTACIÓN VAL281LEU: INFORME PRELIMINAR

Cattani A, Poggi H, Mella G, Repetto G, Soto J, Foradori A.
Dpto. de Pediatría y Servicio de Laboratorios Clínicos, Facultad de Medicina, Pontificia Universidad Católica de Chile.

Se define como adrenarquia prematura (AP) la aparición de vello púbico antes de los 8 años en niñas y de los 9 en varones, sin otros signos de pubertad o virilización. Vello axilar, sudor apocrino y acné pueden o no estar presentes. Aunque ha sido considerada como una variante normal del desarrollo, se sabe que es un factor de riesgo para el desarrollo de hiperandrogenismo, hiperinsulinismo y dislipidemia. Las bases genéticas y/o ambientales de esta situación clínica no están aún dilucidadas. Por otra parte, se sabe que la frecuencia de heterocigotos para mutaciones en el gen CYP21 (21-Hidroxilasa) está aumentada en adultas con hiperandrogenismo sintomático. En Chile, la mutación Val281Leu es la más frecuente en HSC no clásica. Objetivo: Evaluar la frecuencia de la mutación Val281Leu en pacientes con adrenarquia prematura. Pacientes y Método: Se estudiaron 17 pacientes (15 mujeres, 2 varones) que presentaron vello púbico y/o axilar y/o sudor a una edad promedio de 5,8 ± 2,1 años (0,5 a 8 años), que tuvieran 17OH-progesterona (RIA) basal y post-ACTH, DHEA-S y Testosterona total dentro de los intervalos normales. La mutación Val281Leu se estudió por PCR alelo-específico (Wedell, 1993) y se confirmó con una pareja alternativa de partidores (Wilson, 1995). Como grupo control se utilizó la frecuencia alélica de Val281Leu en 315 donantes de sangre de este hospital. Resultados: Los niveles de 17OHP basal fueron de 0,85 ± 0,43 ng/ml y 4,1 ± 1,34 ng/mL post ACTH. Se detectaron 5 heterocigotos para la mutación Val281Leu entre las 17 adrenarquias prematuras estudiadas (29,4%), comparado con el 5,1% de la población control (16 de 315). Esto corresponde a una frecuencia alélica de 1/7 en los pacientes versus 1/40 en los controles. Conclusiones: Los pacientes con adrenarquia prematura tienen una frecuencia tres veces más alta de heterocigotos para Val281Leu que la población general. Este hallazgo plantea nuevamente la controversia en torno a las implicancias clínicas en heterocigotos para CYP21. Es necesario ampliar este estudio y evaluar otros factores genéticos y/o ambientales que pudieran incidir en la adrenarquia prematura.

TRATAMIENTO INTENSIFICADO (TI) EN
DIABETES MELLITUS TIPO 1 (DM1)

Codner E, López C, Avila A, Cáceres J, Mericq MV, García H.
IDIMI - Hospital Clínico San Borja-Arriarán.

Introducción: El TI logra un mejor control metabólico, traducido en mejores niveles de hemoglobina glicosilada (HbA1c), lo que retrasa y/o impide la progresión de las complicaciones microvasculares, pero aumenta los episodios de hipoglicemias severas (HS). Existe especial precaución de implementar TI en los menores de 7 años, debido a su mayor riesgo neurológico frente a HS. Pacientes y Método: En 1999, se inicia un programa de intensificación del tratamiento de DMI con equipo multidisciplinario: enfermera disponible 24 h, entrenamiento nutricional (intercambio de porciones de hidratos de carbono), cambio de las dosis de insulina y refuerzos, sesiones educativas personales y grupales, medición de glicemias al menos 3 veces al día, monitor automático de medición de glicemia y control de HbA1c al menos 3 veces al año. Se comparó resultados obtenidos el año 2001 del TI, con los obtenidos en un grupo prepuberal de la misma población con tratamiento convencional (TC) durante 1996. Resultados: En TI se incluyó a 56 niños (32 mujeres), 27 de ellos prepúberes. En 30 pacientes (53,6%) hubo insulinoterapia variable en 3 dosis o más. En 33 (58,9%) se realizó intercambio de hidratos de carbono (HC). Solo en 17 (30%) se cambió la dosis de insulina cristalina según ingesta de HC. En 6 (10,7%) se usó dosis fijas. En el grupo de TC, 36 pacientes (22 hombres) usaban 2 dosis fijas de insulina con o sin mezcla. No se observó incremento de peso (*p > 0,05).


  n Edad
(años)
HbA1c
(%)
Talla
Varones (Z)
Talla
Mujeres (Z)
Hipoglicemia
Severa (n)

TI 56 10,5 ± 3,5* 8,2 ± 1,8 -0,36 ± 0,95 -0,25 ± 1,0 12
TC 35 8,3 ± 2,2 8,6 ± 1,7 -0,4 ± 0,1 -0,15 ± 0,9 06

Conclusiones: Es posible implementar el TI en el sistema público de salud. La ausencia de efectos benéficos significativos sobre el control metabólico se puede deber a que el grupo TI cuenta con sujetos puberales. A corto plazo, no se observó efectos sobre la antropometría ni complicaciones crónicas. A futuro, esperamos contar con otros tipos de insulina, apoyo psicológico familiar y observar beneficios en la antropometría.

ACANTOSIS NIGRICANS COMO SIGNO CLÍNICO
PREDICTOR DE INSULINORRESISTENCIA EN NIÑOS
Y ADOLESCENTES OBESOS

Martínez A, Asenjo S, Gleisner A, Sagredo G.
Endocrinología Pediátrica, Hospital G. G Benavente. Depto. de Pediatría, Facultad de Medicina, Universidad de Concepción.

Introducción: Las alteraciones metabólicas y patologías asociadas a la obesidad como hiperinsulinismo y resistencia insulínica pueden aparecer precozmente en niños y adolescentes obesos. Objetivo: En pacientes obesos evaluar la acantosis nigricans (AN) como parámetro clínico predictor de insulinorresistencia y establecer su relación con parámetros antropométricos y bioquímicos. Pacientes y Método: Se estudiaron 28 pacientes obesos (IMC > 2 DS para edad y sexo), 13 de sexo femenino, edad (X) de 11,9 ± 2,3 años (8 a 15 años) y 15 masculino, edad (X) 12 ± 2,2 (9 a 16 años). Clínicamente se pesquisó la presencia de AN y de desarrollo puberal por estadio Tanner. El IMC (kg/m2) expresado como Z Score, el % de grasa corporal (%GC) por impedianciometría. Previo ayuno de 12 horas se determinó glicemia (GB) e insulinemia basal (InB) y ambas postcarga de glucosa anhidra= 1,75 gr*kp (max 75 g) a las 2 horas. Se evaluó insulinorresistencia por relación GB/InB. Se utilizó el programa estadístico Epi Info 6.04ª como base de datos y análisis. Resultados: Presentaron AN 13/28 pacientes. Al comparar los pacientes con AN y sin AN, no hubo diferencias en su distribución por sexo, edad (11,5 ± 1,8 v/s 12,5 ± 2,4 años, p = 0,18) ni estadio puberal de Tanner. Los pacientes con AN tuvieron mayor Z score de IMC (4,7 ± 1,6 v/s 3,8 ± 2,3 p = 0,04). Entre ambos grupos no hubo diferencia en relación % GC (48,3 ± 8,7 v/s 37,2 ± 9 p = 0,058). La InB promedio fue más alta en el grupo con AN (24,9 ± 11,8 uU/ml v/s 15,2 ± 8,1 p = 0,014) sin diferencia en la Insulinemia de 120 minutos (52,2 ± 18 v/s 112,3 ± 71 uU/ml, p = 0,109). Relación GB/InB fue menor en presencia de AN (4,22 ± 1,43 v/s 7,62 ± 3,59 p = 0,007). Conclusiones: En los pacientes obesos estudiados, la presencia de AN se relacionó con el IMC, no así con el %GC, como tampoco con estadio de Tanner. La AN se asoció con mayor insulinemia de ayuno pero no con la insulinemia 2 horas postcarga glucosa. Se comprobó relación de AN con la índice GB/IB. La AN fue un signo clínico predictor de insulinorresistencia. La determinación de glicemia e insulinemia basal son útiles para evaluar insulinorresistencia y han sido validados para población pediátrica, constituyendo un procedimiento menos invasivo y de menor costo que las pruebas dinámicos en la práctica clínica.

INSULINORRESISTENCIA EN ADOLESCENTES OBESOS MAPUCHES

Leiva E, Gleisner A, Martínez A, Asenjo S, Bahamondes A, Villalobos E.
Endocrinología Pediátrica, Universidad de Concepción. Hospital Villarrica, Chile.

La obesidad y la insulinorresistencia se consideran factores de riesgo cardiovascular. Existen etnias de riesgo como Indio-Americana, Indio-Australiana e Hispanos entre otros. Nuestra población esta constituida por indígenas e inmigrantes en su mayoría de origen hispano. Objetivo: Conocer y comparar índices de insulinorresistencia (QUICKI y HOMA-IR) y perfil lipídico en dos poblaciones de adolescentes obesos, mapuches e hispanos. Pacientes y Método: Se estudiaron adolescentes obesos mapuches y hispanos de dos internados rurales de la localidad de Villarrica, Chile. Se eligió al azar una muestra piloto de 22 mapuches y 30 hispanos, pareados por sexo, edad e IMC. Se midió perfil lipídico, TTGO con insulinemia basal (Ia) y 120 min. Otras variables analizadas fueron: QUICKI (1/[log (Ia) + Log (Ga)]), HOMA-IR Como base de datos y análisis estadístico se uso Epi-Info 6.04ª. Resultados: Mapuches: HOMA-IR= 1,59 ± 0,82; QUICKI = 0,367 ± 0,03. Hispanos: HOMA-IR= 1,57 ± 1,07 (p = 0,64), QUICKI= 0,373 ± 0,04 (p = 0,64); TTGO: En las mujeres mapuches: Glicemia basal (GB) = 83,1 ± 3,9 mg/dl, Glicemia 120 min = 108,8 ± 17,2 mg/dl, Ia = 9,37 ± 4,03 uUI/ml, Insulinemia 120 min = 47,83 ± 30,85 uUI/ml. Las mujeres hispanas: GB = 86,3 ± 5,2 mg/dl (p = 0,08), Glicemia 120 min = 94,6 ± 14,4 mg/dl (p= 0,03), Ia = 8,07 ± 4,86 uUI/ml (p = 0,28), Insulinemia 120 min= 27,28 ± 14,74 uUI/ml (p = 0,03). Insulinemia (uUI/ml) 2 horas fue menor en hombres mapuches 16,96 ± 10,61 al compararlos con mujeres mapuches (p = 0,002). Los hombres hispanos también tuvieron insulinemia 120 minutos menor que las mujeres hispanas 18,65 ± 13,9 (p= 0,03). Mapuches: Col-Total= 175,1 ± 42,4 mg/dl, Col-HDL= 54,2 ± 10,6 mg/dl, Col-LDL= 101,2 ± 43,6 mg/dl, TG= 118,6 ± 45,4 mg/dl. Hispanos: Col-Total= 155,4 ± 41,8 mg/dl (p = 0,2), Col-HDL= 50,5 ± 10,6 mg/dl (p = 0,26), Col- LDL = 88,8 ± 34 mg/dl (p = 0,47), TG = 97,3 ± 35,6 mg/dl (p = 0,06). Conclusiones: Los índices de insulinorresistencia no muestran diferencias significativas entre las 2 etnias. Las mujeres tienen insulinemia 120 min mayor que los hombres en ambas etnias. Las mujeres mapuches tienen valores promedios de glicemia e insulinemia a las 2 horas significativamente mayores que las mujeres hispanas. Las lipoproteínas plasmáticas no muestran diferencias significativas entre las 2 etnias.

TRATAMIENTO DE OBESIDAD ASOCIADA A
HIPERINSULINISMO EN ADOLESCENTES. CON
PIRÁMIDE ALIMENTARIA DE íNDICE GLICÉMICO BAJO

Mc Coll P, Mansilla MS.
Departamento de Salud Pública. Escuela de Medicina Universidad de Valparaíso-Unidad de Adolescencia. Consultorio La Faena Peñalolén.

Se ha observado un aumento de la obesidad infantojuvenil asociada a hiperinsulinismo y que a futuro pudiese desarrollar una diabetes insulinodependiente. Objetivos: Evaluar la magnitud del descenso de peso en adolescentes obesos asociada con hiperinsulinismo. Cuantificar la magnitud de descenso de la insulinemia en 6 meses de tratamiento. Validar la utilización de la pirámide alimentaria modificada por índice glicémico bajo. Pacientes y Método: Se estudian 20 adolescentes, 10 género masculino y 10 género femenino. Edad promedio 15,2 años. Se midió peso, talla, insulinemia basal y se calculó índice de masa corporal (IMC). Se indica pauta de alimentación utilizando la pirámide alimentaria con índice glicémico bajos. Se efectúa mediciones de control a los 6 meses. Análisis estadístico: comparación de promedios t de Student y Kruskal Wallis (K-W), con un nivel de significancia estadística de p < 0,05. Resultados: El IMC en varones al inicio fue de 30,1, descendió a 25,9 (-13,7%). En mujeres al inicio IMC fue de 27,1, descendió a 24,3 (-10,4%); K-W = 3,8 p < 0,04. En el grupo total el descenso fue de un 12,1%, t = 9, p < 0,001. La insulinemia inicial en los varones fue de 28,3, descendió a 16,3. En mujeres: inicial 26,5, a los meses: 13,7. K-W = 3,8 p < 0,04. Conclusiones: El descenso de IMC en el grupo total alcanza un 12,1%. Los niveles de insulinemia basal se normalizan en el 100% de los casos. En adolescentes con exceso de peso asociado a hiperinsulinismo, se recomienda un manejo nutricional con restricción de alimentos con índice glicémico elevado, como tratamiento de elección. Se valida la pirámide alimentaria modificada, como herramienta terapéutica que permite controlar el apetito entre comidas y entregar una alimentación balanceada.

RESISTENCIA INSULÍNICA EN NIÑOS OBESOS

Barja S, Hodgson MI, Urrejola P, Arteaga A.
Departamento de Pediatría y Departamento de Nutrición, Diabetes y Metabolismo. Escuela de Medicina, Pontificia Universidad Católica de Chile.

Introducción: La resistencia insulínica (RI) se define como una respuesta subnormal a las acciones de la insulina. Es una consecuencia del aumento de grasa corporal y constituye un factor de riesgo para el desarrollo precoz de Diabetes Mellitus tipo 2 en niños y adolescentes obesos. La RI podría ser un mecanismo etiopatogénico común para el desarrollo de otras complicaciones metabólicas de la obesidad como Hipertensión Arterial (HTA) y Dislipidemia. La RI se puede estimar a través del índice de HOMA [Glicemia (mmoles/lt) x Insulinemia (uU/ml) / 22,5], aplicable en la práctica clínica a diferencia del método de referencia más preciso. Objetivo: Evaluar la presencia de RI en niños obesos chilenos. Método: Se estudiaron 88 niños de 12 ± 2,4 años de edad, 52 obesos severos, 19 leves y 17 eutróficos (IMCz: 4,7 ± 1,6, 1,7 ± 0,5 y -0,2 ± 0,6 kg/m2, p < 0,001), comparables en edad, sexo y desarrollo puberal. Se realizó test de tolerancia oral a la glucosa, con insulinemia a los 0 y 30 minutos y perfil lipídico, en los eutróficos se realizó solo glicemia e insulinemia basales. Resultados: Los obesos severos tuvieron mayor insulinemia de ayuno (24,4 ± 10, 16,4 ± 4 y 12,2 ± 3 uU/ml) y HOMA (5,3 ± 2, 3,4 ± 0,8 y 2,3 ± 0,5) que los obesos leves y eutróficos, respectivamente (Anova p < 0,001), y presentaron con mayor frecuencia acantosis nigricans (63, 10,5 y 0%, Fisher p < 0,0001). En los niños obesos severos 12% presentó Intolerancia a la Glucosa (IG), 67% hiperinsulinismo (Insulinemia basal > 20 uU/ml) y 79% RI (HOMA > 3,8), para establecer ambos límites se usó como referencia +3DS del grupo eutrófico. En el grupo total y en los subgrupos hubo mayor insulinemia y RI en los grados III y IV de Tanner (p < 0,05). El IMCz explicó la insulinemia basal en 20% y la RI en 22% mediante análisis de regresión múltiple stepwise (p < 0,0001). En cuanto a PA sistólica (Pas), los regresores significativos fueron la edad y el IMCz (R: 0,44, p < 0,0001) y en PA diastólica (Pad) fue el IMCz (R: 0,23, p < 0,0001). En lípidos séricos, para Colesterol total y LDL el antecedente familiar explicó el 8 y 12% (p < 0,001). Conclusiones: 1) Los niños obesos tienen una alta prevalencia de RI condicionada por la magnitud de su obesidad. 2) Aunque existe asociación positiva entre RI y PA, en análisis de regresión múltiple el estado nutricional es el principal condicionante de HTA. 3) Las alteraciones del perfil lipídico están más asociadas a antecedente familiar de dislipidemia en CT y LDL y a magnitud de obesidad en HDL.

LA INTOLERANCIA A LA GLUCOSA SE ASOCIA A
DISMINUCIÓN DE LA SECRECIÓN INSULÍNICA EN
NIÑOS OBESOS

Barja S, Hodgson MI, Arteaga A.
Departamento de Pediatría y Departamento de Nutrición, Diabetes y Metabolismo. Escuela de Medicina, Pontificia Universidad Católica de Chile.

Introducción: La intolerancia a la glucosa (IG) es precedida por un período prolongado de Resistencia Insulínica (RI) y constituye una fase evolutiva avanzada hacia el desarrollo de Diabetes Mellitus tipo 2. En un estudio previo se observó que niños obesos con IG tenían similar grado y duración de su obesidad, hiperinsulinemia en ayunas e insulinorresistencia que niños obesos con tolerancia normal. Objetivos: Caracterizar un grupo de niños obesos severos portadores de IG, analizar las diferencias clínicas y metabólicas con un grupo control, pareado, con similar RI y evaluar respuesta a la baja de peso después de 6 meses. Método: Se estudió un grupo de 6 niños obesos con IG y 6 con tolerancia normal, pareados en edad (13,2 ± 2 años), sexo (3/3), desarrollo puberal, magnitud (IMCz 4,4 ± 1,4) y duración (7 ± 3,5 años) de su obesidad. Se comparó test de tolerancia oral a la glucosa, perfil lipídico e insulinemia basal y a los 30 min. Se estimó RI por índice de HOMA: [Glicemia (mmoles/lt) x Insulinemia (uU/ml)/22,5] y SI a través del índice: [Insulinemia 30-0/Glicemia 30-0]. Se reevaluaron 5 intolerantes 6 meses después, todos fueron tratados con manejo dietético y aumento de actividad física y dos de ellos recibieron además Metformina. Resultados: Los niños obesos intolerantes y los de tolerancia normal tuvieron hiperinsulinismo y RI comparables (Insulinemia basal: 23,4 ± 11 vs 30,7 ± 22,6 uU/ml y HOMA: 5,8 ± 3 vs 6,3 ± 4, p > 0,05). Los intolerantes tuvieron un índice de SI menor (1,44 ± 0,9 vs 6,6 ± 3,8 uU/ml /mg/dl, p < 0,05) y niveles mayores de Colesterol total (192 ± 37 vs 144 ± 40 mg/dl, p < 0,05) y LDL (125 ± 32 vs 84 ± 32 mg/dl, p < 0,05), no se diferenciaron en PA ni en presencia de acantosis nigricans. Después de 6 meses, el P/T promedio descendió en 12% y el IMCz en 23%, todos los pacientes normalizaron su TTOG, la SI no se modificó significativamente: 1,4 ± 0,9 a 2,1 ± 1,9 (p < 0,05), pero la RI descendió de 6,2 ± 3,5 a 4,8 ± 2,8 (p < 0,05). Conclusiones: Considerando la limitación del tamaño de esta muestra, nuestro estudio sugiere que: 1) En niños obesos severos con marcada RI, la aparición de intolerancia a la glucosa está determinada por una disminución de la SI y no por un incremento en la RI. 2) La normalización de la tolerancia a la glucosa observada frente al descenso ponderal (con o sin apoyo medicamentoso) es secundaria a una disminución de la RI y no a mejoría de la SI.

Evaluación de obesidad en escolares de Viña del Mar

Díaz P, Cisterna C.
Universidad de Valparaíso.

En la actualidad la obesidad infantil se ha transformado en un importante problema de salud pública. Es considerada como una enfermedad crónica, dado que los trastornos metabólicos de los niños obesos pueden ser la antesala de enfermedades crónicas del adulto. De acuerdo a estadísticas internacionales, 1 de cada 3 escolares es obeso o está en riesgo de serlo. La OMS recomienda evaluar la obesidad en niños y adolescentes a través del IMC considerando el sexo y el grado de desarrollo puberal. Nos interesó conocer la prevalencia de obesidad en escolares e investigar si existen diferencias en grupos de niños provenientes de distintos estratos socioeconómicos, con el objeto de alertar a los padres y profesores de la magnitud del problema, y realizar una intervención médica en los casos más severos. Material y Método: Se realizó evaluación nutricional (peso-talla) con balanza marca Detecto, y evaluación de desarrollo puberal (Tanner) a niños de 6° básico de 2 colegios de Viña del Mar (Colegio 1 privado; Colegio 2 municipal) en grupos comparables. Se calculó IMC y se evaluó de acuerdo a tablas de Burrows y Muzzo. Resultados: Se incluyeron 236 niños, un 46% de damas y un 54% de varones. La evaluación mostró un 26% de obesidad (P 95), un 25% de niños en riesgo de obesidad (P 85) y un 10% de sobrepeso (P 75), con un 36% de niños normales. La mayoría de los niños evaluados se encontraban en el grado 2 de desarrollo puberal según Tanner; no hubo diferencias significativas en los grados de riesgo de obesidad y obesidad entre ambos colegios ni entre damas y varones. Conclusiones: En el grupo estudiado se observa un gran porcentaje de obesidad y riesgo de obesidad, lo que constituye una problemática urgente de intervenir en dicha población. No existen diferencias significativas en los índices de obesidad y riesgo de obesidad entre los 2 estratos socioeconómicos estudiados. Con los resultados obtenidos se planificarán actividades médicas y educativas con los niños que así lo ameriten, tomando en cuenta que la obesidad en la infancia constituye un factor de riesgo cardiovascular en la edad adulta, según lo demuestra ampliamente la literatura.

FACTORES PRONÓSTICOS EN EL TRATAMIENTO DE LA OBESIDAD INFANTIL

Moraga F, Rebollo MJ, Bórquez P, Cáceres J, Castillo C.
Servicio de Pediatría, Unidad de Nutrición Complejo Hospitalario San Borja-Arriarán y Departamento de Pediatría Campus Centro Universidad de Chile.

Introducción: La obesidad infantil es el desafío nutricional actual; sin embargo, distintas estrategias terapéuticas no han sido exitosas en modificar hábitos alimentarios o en reconocer factores predictores que mejoren el pronóstico de tratamiento. Material y Método: Se analizó prospectivamente entre enero y agosto 2000 a 88 pacientes obesos de ambos sexos, en control mensual iniciado con educación grupal por edad, anamnesis general y nutricional, evaluación antropométrica ajustada por Tanner, encuesta de actividad física e ingesta, y laboratorio. Se efectuó seguimiento para adecuación dietaria y refuerzo de hábitos en control alterno entre médico y nutricionista, con registro en ficha especial. Se analizó con regresión múltiple, análisis uni y multivariado en planilla Excel y EpiInfo 6.0 buscando relación entre la variación del índice P/T o IMC con variables personales, familiares, antropométricas, bioquímicas y de actividad. Resultados: En 280 controles a 43 hombres y 45 mujeres de una edad x ± DE de 6,9 ± 3,3 años, el % P/T o % IMC inicial fue de 152 ± 19 ó 153 ± 19, con un peso al nacer 3 395 ± 756 g, 41% provenientes de familia extendida. Consultó espontáneamente 15%, 93% con percepción familiar de obesidad y 74% autopercibida; 57% tuvo tratamiento previo. Diecinueve % con PA > Pc90, 10% con resistencia insulínica; el colesterol total es de 174 ± 66 mg%, 43% > 170 mg% y 16% con LDLc > 139 mg%. Abandonan antes de 6 meses el 48%; de los que siguen el 63% baja > 5% de su IMC o P/T inicial, 2% mantienen y 3% suben de peso, constituyendo fracaso global de 53%. El análisis estadístico mostró relación predictora de éxito a la edad de inicio de tratamiento < 5 años; no arrojó relaciones estadísticamente significativas como predictores a la edad o educación materna, sexo, peso al nacer, tipo de familia o variables bioquímicas con la disminución de IMC o P/T. Conclusiones: Existe comorbilidad asociada a obesidad en un 15% de la población estudiada. La modalidad de tratamiento grupal ofrece mejores resultados en el mediano plazo que el tratamiento individual comparado con experiencias previas y la literatura. Solo el inicio precoz del tratamiento aparece como buen pronóstico terapéutico en esta experiencia.

DENSIDAD MINERAL ÓSEA EN ESCOLARES NACIDOS PREMATUROS

Milinarsky A, Fischer S, Giadrosich V, Hernández MI, Torres MT.
Universidad de Valparaíso. Instituto Médico Infantil. Valparaíso, Chile.

No se ha determinado la edad a la que los niños nacidos prematuros logran alcanzar valores normales de contenido mineral óseo en nuestro medio. El propósito de este estudio es describir el desarrollo pondoestatural, mineralización ósea e IGF1 en un grupo de niños entre 5 y 8 años de edad, nacidos prematuros, compararlos con sus pares nacidos de término, y relacionarlos con peso de nacimiento, nutrición del primer año de vida, maduración ósea e ingesta de calcio. Pacientes y Método: Prematuros sin patología, de menos de 34 semanas gestacionales egresados de las Unidades de Recién Nacidos de los Hospitales Carlos van Buren de Valparaíso, G. Fricke de Viña del Mar y Clínica Reñaca, Chile. Se evaluó ingesta de calcio, fósforo y vitamina D del primer año de vida y actual, la actividad física. La talla y el peso y se expresaron como valores z. La edad ósea de acuerdo al atlas de Greulich y Pyle. La densidad mineral ósea periférica (BMD-D) fue medida con absorciometría de rayos X de 1 fotón y expresada en valores z. Se midió somatomedina C (IGF1 plasmática por IRMA Estadística: se utilizó test t de Student, chi-cuadrado y regresión lineal. Resultados: 14 niños y 12 niñas entre 5 y 7 años 10 meses. Edades gestacionales entre 25 y 34 semanas. Pesos de nacimiento desde 740 a 2 200 g. La ingesta de calcio y fósforo promedio del primer año de vida fue de 511 ± 60 y 377 ± 57 mg/día, respectivamente. La ingesta de calcio promedio actual fue 733 ± 78 mg/día. 19 niños recibieron vitamina D. Todos los niños hacían actividad física normal. Las tallas de los niños nacidos prematuros (x = 117,48 cm) fue semejantes a los niños nacidos normales (x = 117,2 cm) con p = 0,84. El IMC resultó semejante al de los niños nacidos normales con p = 0,10. La BMD-D resultó significativamente menor en los nacidos prematuros (x = 0,273 ± 0,01) comparados con los normales (x = 0,302 ± 0,01) con p = 0,0003. La IGF1 estuvo dentro de valores normales, con promedios mayores en niños prematuros (p = 0,0001). No hubo correlación entre densidad mineral ósea con peso de nacimiento, ingesta de calcio y fósforo en el primer año de vida ni actual, sí con IGF1. Conclusión: Los niños escolares entre 5 y 7 años 9 meses que nacieron pretérmino mostraron talla, IMC y edad ósea semejante a los niños nacidos de término. La densidad mineral ósea fue significativamente menor sin que esto se correlacionara con la alimentación del primer año de vida, peso de nacimiento, edad ósea, ni ingesta de calcio actual. La somatomedina fue significativamente mayor en los niños prematuros y se correlacionó en forma positiva con la densidad mineral ósea.

DIAGNÓSTICO DE OBESIDAD: ¿CUÁL ES EL LÍMITE?

Hodgson MI, Barja S, Ardiles P.
Departamento de Pediatría. Escuela de Medicina. Pontificia Universidad Católica de Chile.

Introducción: El índice Peso/Talla (P/T) ha sido utilizado como criterio diagnóstico para definir sobrepeso (111-120% o +1a+2DS) y obesidad (> 120% o > +2DS). Sin embargo, se ha demostrado que en niños mayores de 6 años el índice de masa corporal (IMC) se correlaciona mejor a composición corporal. Las curvas de IMC del CDC-NCHS (noviembre de 2000) se han recomendado como patrón de referencia. Los puntos de corte sugeridos para sobrepeso y obesidad son el percentil 85 y 95. Estos límites son controvertidos, ya que subestimarían la prevalencia de obesidad. Objetivo: Comparar la prevalencia de obesidad en un grupo de niños chilenos de acuerdo a criterios de P/T e IMC usando como referencia los estándares nacionales (Burrows-Muzzo) y los del NCHS. Método: Se evaluaron 885 escolares de 1º, 4º y 7º básico procedentes de dos colegios municipalizados de la comuna de Las Condes. Resultados: Tabla: Estado nutricional de 885 escolares:

Estado Nutricional P/T
(NCHS)
IMC
(Burrows)
IMC
(NCHS)

P (c2)

Bajo peso (%) 2,5 1,0 1,8 0,064
Eutrofia (%) 48,7 56,7 59,9 0,001
Sobrepeso (%) 20,0 17,5 21,9 0,066
Obesidad (%) 28,8 24,8 16,4 0,000

En 1° básico la prevalencia no varía según los distintos índices (p > 0,05), en 4° y 7° básico la prevalencia de obesidad es menor al utilizar IMC-NCHS de referencia (p= 0,000). Estas tendencias son similares al considerar subgrupos por sexo. Conclusiones: 1) Existe una alta prevalencia de sobrepeso y obesidad en escolares. 2) Al utilizar los puntos de corte sugeridos para IMC, usando como referencia las curvas NCHS se subestimaría la prevalencia de obesidad, al comparar con la evaluación según P/T y curvas locales de IMC. 3) La discordancia entre dichos patrones de referencia ocurre principalmente en 4° y 7° básico. 4) En el grupo que se ubica entre p85 y p95 de los estándares NCHS ya se han descrito complicaciones metabólicas, por lo que desde el punto de vista clínico nos parece más recomendable el uso de patrones nacionales, o bien, usar puntos de corte más exigentes para el diagnóstico de obesidad, y así inducir una intervención más oportuna.

TRANSFUSIONES HOSPITAL San Juan de Dios

Hernández A1, Pérez V2, Pinuer S3, Miranda A4, Díaz-Valdés MV4.
1Jefe Unidad Neonatología Hospital San Juan de Dios. 2Becada de Pediatría Universidad de Chile. 3Becada Pediatría Universidad de Chile. 4Internos Hospital San Juan de Dios. Servicio de Pediatría.

Objetivos: Evaluar el número y qué hemoderivado se transfunde a los recién nacidos, en el periodo entre 15 diciembre 2000 al 31 de mayo 2001. Analizar el número y tipo de transfusiones según días de vida, edad gestacional, diagnóstico de ingreso y causa que motivo la transfusión. Material y Método: Hoja tipo para cada paciente que ingrese a la unidad y requiera transfusión, con edad gestacional, diagnóstico, días de vida en el momento de indicada la transfusión, tipo de transfusión y motivo de la indicación. Estos datos se correlacionaron con el registro del banco de sangre. Resultados: total de ingresos fue de 381 pacientes, de los cuales 57 fueron transfundidos al menos en una oportunidad, obteniéndose que un 15% de los pacientes ingresados se transfunden. Del total de ingresos 30 recién nacidos fueron menores de 1 500 g, los cuales el 100% recibió transfusiones. Total de transfusiones según edad gestacional fue: < 30 sem 28,5%. 30-32 sem 42,8%. 33-36 sem 19%. > 36 sem 9,5%. Los días de vida promedio de inicio de transfusiones según edad gestacional fue: < 30 sem 4,6 días de vida. 30-32 sem 16,6 días de vida. 33-36 sem 6,1 días de vida. > 36 sem 6 días de vida. Número total promedio de transfusiones que recibe cada recién nacido según edad gestacional. < 30 sem promedio 8,4 transfusiones. 30-32 sem promedio 4,6 transfusiones. 33-36 sem promedio 5,2 transfusiones. > 36 sem promedio 7,2 transfusiones. Número de transfusiones que recibieron: 28,5% de los recién nacidos recibió 1 transfusión.19% recibió entre 2-4 transfusiones. 30,9% recibió entre 5-9 transfusiones. 21,4% recibió > 10 transfusiones. Un 52,3% de los recién nacidos se transfunde > 5 veces. Por hemoderivado: Glóbulos rojos 56,4%, plasma 36%, plaquetas 5,8%, crioprecipitado 0,38%. Según causa de indicación: Anemia 29,6%. Sepsis 33,2%. Trastorno coagulación 4,29%. Alteración perfusión y/o shock 5,07%. reponer pérdidas 4,68%. Insuficiencia respiratoria 20,3%. Cardiopatías congénitas 1,1%. Preoperatorio 0,78%. Apneas 0,78% Conclusiones: Las indicaciones en los recién nacidos son poco precisas, los criterios clínicos y de laboratorio usados dependen del criterio del médico. Los recién nacidos < de 32 semanas o menores de 1 500 g se ven afectados por múltiples factores capaces de producir anemia > número de dadores, que > los efectos adversos de las transfusiones.

TROMBOFILIA EN PEDIATRÍA

Ferreiro M1, Neira L2, Carmona C2.
1Becada de Pediatría, Universidad de Valparaíso. 2Unidad de Hematología y Oncología, Servicio de Pediatría, Hospital Gustavo Fricke, Viña Del Mar.

Introducción: La trombofilia es una alteración genética o adquirida de la hemostasia que predispone a trombosis arterial (TA) y/o venosa (TV). En pediatría se diagnostica cada vez con mayor frecuencia. Existen pocos estudios en niños. Se reportan incidencias de TV de 0,7/100 000, con predominio en menores de un año y adolescentes. No se conoce la frecuencia de TA. En la mayoría de los casos el fenómeno es multifactorial. En el 80-90% de los casos existe una causa claramente identificable. Las recurrencias son frecuentes. La importancia de los defectos congénitos de la coagulación no ha sido correctamente evaluada en la población pediátrica. Objetivo: Reporte de 2 casos de trombosis venosa en pacientes pediátricos del Hospital Gustavo Fricke estudiados durante el año 2001. Caso 1: Paciente de 14 años, sexo masculino que cursa con dolor en extremidad inferior izquierda (EII) durante 4 meses, evoluciona con edema y coloración violácea de la extremidad. Se realiza Eco doppler confirmándose trombosis venosa profunda. El estudio de coagulación muestra TTPA persistentemente prolongado, resistencia de la proteína C activada, anticoagulante lúpico y anticuerpos antinucleares positivos compatibles con un síndrome antifosfolípidos. Caso 2: Paciente de 14 años de sexo masculino, gitano, portador de daño orgánico cerebral secundario a trombosis venosa cerebral en etapa neonatal y trombosis venosa profunda en extremidad inferior izquierda a los 13 años. Con mala adherencia a tratamiento anticoagulante oral e historia familiar de trombosis. Ingresa por crisis convulsiva y durante la hospitalización evoluciona con dolor en EII y aumento de volumen con circulación colateral. El Eco doppler confirma trombosis venosa en EII. Dentro de los exámenes de coagulación destaca déficit cuantitativo de antitrombina III, compatible con déficit congénito de este factor. Conclusión: Se debe sospechar síndrome de hipercoagulabilidad principalmente en período neonatal y adolescencia para realizar un diagnóstico precoz y manejo adecuado.

MICROESFEROCITOSIS FAMILIAR EN NIÑOS

Baeza M, Saavedra M, Verdugo P.
Hospital Clínico de Niños Roberto del Río.

La Microesferocitosis Familiar es una de las principales causas de Anemia Hemolítica Congénita. Se hereda en forma autosómica dominante. Se caracteriza por una alteración de la membrana del glóbulo rojo, adquiriendo una forma esferoidal, lo que resulta en un aumento de la fragilidad osmótica. Los eritrocitos alterados son atrapados en el bazo, produciendo un acortamiento de su vida media. El objetivo de nuestro trabajo es describir las características de la Microesferocitosis Familiar en la población controlada en nuestro hospital. Se revisaron las fichas clínicas de los pacientes con este trastorno controlados en el Policlínico de Hematología en el período comprendido entre enero 2000 y diciembre 2000. De un total de 46 casos de Anemias Hemolíticas Congénitas 29 correspondieron a Microesferocitosis (63%). Trece pacientes eran de sexo masculino (44,8%) y dieciséis de sexo femenino (55,2%). El promedio de edad al diagnóstico fue de 2 años 4 meses, con un rango entre 8 días y 10 años. De los pacientes estudiados 20 (69%) tenían antecedente de anemia familiar y 7 antecedente de familiar esplenectomizado (24%), siendo el principal familiar afectado la madre y en segundo lugar los hermanos. De los 29 casos 17 requirieron fototerapia en el período de recién nacido (58,6%), con un promedio de 5,7 días. Previo al diagnóstico de Microesferocitosis 8 niños evolucionaron con ictericia posterior al período neonatal y 7 tenían antecedente de anemia manejada en consultorio. Todos los pacientes se derivaron a este policlínico para estudio de anemia. En el hemograma del ingreso destacaba un valor de hemoglobina (Hb) promedio de 9,6 g/dl con un rango entre 4,4 y 13,7 g/dl. En 72,4% de los pacientes el valor de Hb fue inferior al aceptado como normal para la edad sexo. El valor del volumen corpuscular medio fluctuaba entre 70 y 104,6 fl con un promedio de 84,2 fl (normal para la edad en la mayoría de los casos). El porcentaje de reticulocitos promedio fue de 7,9% con un rango entre 1,6 y 26,2%, constituyendo este parámetro la principal alteración del hemograma, resultando anormal en todos los pacientes. El diagnóstico de este trastorno se realizó en base a la clínica, hemograma y test de fragilidad osmótica alterada en 21 pacientes y en los casos restantes solo en base a la clínica, hemograma y antecedentes familiares positivos para Microesferocitosis. Al analizar la evolución de los pacientes encontramos que 11 niños (38%) requirieron transfusión de glóbulos rojos, a 11 pacientes se les indicó esplenectomía (38%) la que se realizó en promedio a la edad de 10 años y 3 niños evolucionaron con litiasis vesicular. Todos los pacientes se manejaron con ácido fólico. En base a los resultados obtenidos podemos concluir que la Microesferocitosis Familiar es la causa más frecuente de Anemia Hemolítica Congénita de la población estudiada. Se debe sospechar este trastorno en todos los recién nacidos que cursen con hiperbilirrubinemia de causa no precisada, en pacientes que tengan antecedente de familiares directos con anemia y en niños que tengan aumento del porcentaje de reticulocitos en el hemograma. Todos estos enfermos deben ser controlados en consultorio de especialidad ya que en alta proporción evolucionan con anemia de difícil manejo requiriendo transfusiones y en algunos casos esplenectomía.

NEOPLASIAS MALIGNAS DE SNC EN PACIENTES
PEDIÁTRICOS EN EL HOSPITAL DE PUERTO MONTT.
EXPERIENCIA SEXCENAL (1995-2001)

Carrera J, Lagos MI, Vergara JA.
Hospital Regional de Puerto Montt y S.S. Llanchipal.

En el actual perfil epidemiológico pediátrico, el descenso del impacto de las enfermedades transmisibles en la estructura de la mortalidad ha determinado el aumento de la importancia relativa de otras causas de enfermedad y muerte. El cáncer ha pasado a ser la segunda causa de mortalidad proporcional entre 1 y 14 años de edad, luego de los traumatismos. Después de las leucemias, los tumores de SNC ocupan el 2° lugar en frecuencia en Chile entre los cánceres pediátricos, al igual que en países de mayor desarrollo. Sin embargo, su baja incidencia en términos absolutos aún determina bajos niveles de sospecha clínica, lo que sumado a las eventuales dificultades para la derivación en la estructura de la red asistencial pública, puede expresarse en diagnóstico tardío y empeoramiento del pronóstico. Se revisa el conjunto acumulado de 16 pacientes con tumores de SNC estudiados en el Servicio de Pediatría del Hospital de Puerto Montt en el período 1995-2001, determinando sus características demográficas (edad, sexo, residencia) y clínicas (síntomas iniciales, tiempo de evolución hasta 1ª consulta y derivación, localización y patología, tratamiento, letalidad, calidad de sobrevida). Se apunta a la experiencia del equipo neuropediátrico-neuroquirúrgico de un hospital de provincia de nivel terciario, cuya extensa área de atracción se caracteriza geográfica y socialmente por alta ruralidad y sectores de muy difícil acceso (provincias de Llanquihue, Chiloé, Palena y Undécima Región), con una red asistencial compleja como vía de acceso y derivación de los pacientes.

REMISIÓN ESPONTÁNEA (RE) EN LEUCEMIS AGUDA
NO LINFOBLÁSTICA (LANL) CONGÉNITA

Carmona C, Neira L, Núñez G.
Servicio de Pediatría, Unidad de Hemato-Oncología. Hospital Dr. Gustavo Fricke, Viña del Mar.

Introducción: La leucemia congénita (LC) es una forma rara de leucemia aguda, corresponde en su mayoría a LANL. Su etiología es desconocida, atribuyéndose una causa multifactorial; con alta tasa de mortalidad a pesar de la quimioterapia agresiva y un peor pronóstico en pacientes con traslocación cromosómica 11q23. Se han informado algunos casos de remisión espontánea. Objetivo: Presentar una paciente con LANL congénita en RE. Caso clínico: RNT femenino, parto normal, peso de nacimiento 3 860 gramos, madre de 28 años G7P5A1 sana, con embarazo normal. Al nacer se pesquisan múltiples nódulos subcutáneos violáceos, hepatoesplenomegalia, hiperleucocitosis con 98% de blastos, tipo monoblastos, mielograma e inmunofenotipo confirman LANL M5, citogenética en médula ósea 46XX. Debido al pobre pronóstico se decide abstención de terapéutica. Al mes y medio de vida se hospitaliza por cuadro febril, observándose remisión de lesiones cutáneas, discreta hepatomegalia, hemograma con anemia severa sin leucocitosis y mielograma, aunque hipocelular, no compatible con leucemia aguda. En controles ambulatorios posteriores persisten hemogramas sin presencia de blastos junto a un adecuado crecimiento y desarrollo. Conclusión: Se ha descrito una paciente portadora de LC en actual RE (10 meses de edad). En este caso, tal como lo describe la literatura, algunos pacientes con LC pueden beneficiarse con un manejo conservador sin quimioterapia, recomendándose el tratamiento en casos de traslocación 11q23 y en recaídas.

PREVALENCIA DE ENTEROPARÁSITOS EN PACIENTES
ONCOLÓGICOS Y EN UN GRUPO CONTROL

Monteverde P, Noemi I, Cerva JL.
Departamento de Pediatría, Hospital Luis Calvo Mackenna.

Introducción: Las enteroparasitosis son prevalentes en niños. Se describen frecuencias entre 10 a 90%. No existen reportes en relación a su prevalencia en pacientes con patología oncológica que no estuviesen cursando con diarrea. Objetivos: Determinar la frecuencia parasitaria en pacientes oncológicos comparándolos con niños sanos. Investigar en ambos grupos, la frecuencia de agentes emergentes tales como Cryptosporidium spp, Ciclospora y Microsporidium. Material y Método: Se estudió prospectivamente a 32 niños con patología oncológica en tratamiento quimioterápico y 90 niños sanos, siendo ambos grupos comparables. Como requisito fundamental se exigió que no estuviesen cursando un cuadro diarreico. A todos se les practicó un examen coproparasitólogico mediante el método de Burrows (PAF), la técnica de Ziehl-Neelsen y el Cromotropo 2 R. Resultados: De los enteroparásitos habituales, se halló un 6,3% de parasitados en el grupo oncológico y un 22% en el grupo control; G. lamblia (6,9%) y B. hominis (8,1%) fueron más prevalentes en el grupo control, mientras que en los pacientes oncológicos se hallaron ambas especies en un 3,2% respectivamente. No se encontró Cryptosporidium spp ni Cyclospora. Destaca en el grupo con patología oncológica una mayor frecuencia de Microsporidium (18%) que en el grupo control (4%) P < 0,05. Conclusiones: Los enteroparásitos se presentaron con una mayor frecuencia en niños sanos en relación a los con quimioterapia. Si bien esto no es estadísticamente significativo, probablemente por el tamaño de la muestra, presentan un riesgo relativo de 0,28, atribuible a una mayor higiene alimentaria en estos pacientes con el objeto de evitar complicaciones durante el tratamiento quimioterápico. Destaca la mayor prevalencia de Microsporidium en los pacientes oncológicos en relación a los controles, situación que debe considerarse, ya que se trata de un oportunista causante de diarrea incoercible en inmunocomprometidos, por ello se recomienda solicitar su búsqueda en pacientes inmunodeprimidos.

VENTA DE ANTIBIÓTICOS SIN PRESCRIPCIÓN
MÉDICA EN FARMACIAS DE SANTIAGO

Reyes M, Pizarro T, Cortés C, Vogel M.
Depto. Pediatría y Cirugía Infantil, Campus Centro y Norte, Hospital Clínico San Borja-Arriarán y Roberto del Río.

Introducción: La prescripción de antibióticos sin receta médica es un problema serio de salud pública a nivel nacional a pesar que existen normas que regulan la venta de estos medicamentos. Consciente de esta situación el Ministerio de Salud decidió realizar una campaña comunicacional y poner énfasis en la prohibición de venta de antibióticos sin receta. Objetivos: Evaluar el cumplimiento de esta normativa. Material y Método: Dado la existencia de un trabajo previo que midió prescripción de antibióticos en el año 1994 se decidió aplicar la misma encuesta entre agosto y septiembre del año 2000 a una muestra de aproximadamente el 18% de las farmacias del Gran Santiago. Se utilizó comparación de porcentajes, la prueba de Fisher y c2. Resultados: La prescripción de antibióticos fue de un 9,2% mostrando una reducción significativa con respecto al trabajo previo (p = 0,017). La derivación espontánea a médico fue de un 72% lo que muestra una aumento significativo (p = 0,005). Conclusiones: Los resultados demuestran que existe un cambio conductual de parte del personal que expende medicamentos en las farmacias lo que se traduce en una disminución significativa en la venta de antibióticos. Probablemente este cambio tenga un origen multifactorial siendo una de sus causas la campaña de difusión de la normativa que regula la prescripción de antibióticos por parte del Ministerio de Salud.

CITOQUINAS EN RECIÉN NACIDOS CON SEPSIS

Araneda H, Bancalari A, Estay D, Montecino N.
Unidad de Neonatología, Hosp. G. Grant B. Concepción. Facultad de Medicina, Universidad de Concepción.

Introducción: La sepsis neonatal continúa siendo una causa importante de morbilidad y mortalidad en el neonato. El diagnóstico precoz y el tratamiento oportuno pueden mejorar el pronóstico. La IL-1ß, IL-6, IL-8 y TNF son considerados importantes mediadores de la respuesta sistémica del huésped a la infección. Objetivo: Determinar si las mediciones de citoquinas en suero, pueden ser útiles indicadores de sepsis neonatal. Material y Método: Se hizo un estudio transversal para medir en suero las citoquinas (IL-1ß, IL-6, IL-8 y TNF) en 55 RN. Diecisiete RN presentaron sepsis con hemocultivo (+); 18 con sospecha de sepsis y hemocultivo (-) y 20 RN sanos formaron el grupo control. La muestra de sangre para medición de citoquinas se efectuó al RN al presentar signos y síntomas clínicos compatibles con sepsis. La muestra del grupo control se obtuvo de RN sin sintomatología infecciosa al momento de realizar exámenes de rutina. La medición de las citoquinas se efectuó por método de ELISA. Resultados: Los diferentes grupos de RN no presentaron diferencias en las variables demográficas. Se encontraron diferencias significativas (p < 0,05), en los niveles de IL-6, IL-8 y TNF entre el grupo de RN con sepsis versus el grupo de RN con sospecha de sepsis y el grupo control. No se encontraron diferencias significativas en la medición de IL-1ß entre los diferentes grupos analizados. Tampoco se encontraron diferencias en las citoquinas entre los RN con sospecha de sepsis y el grupo control. (Tabla) La mayor sensibilidad y especificidad se obtuvo con la IL-6 y el TNF (94 y 74%) respectivamente.


Citoquinas
Grupos
IL-1b (pg/mL)
x
IL-6 (pg/mL)
x
IL-8 (pg/mL)
x
TNF (pg/mL)
x

Sepsis 73,3 1.215,2* 996,9* 466,6*
Sospecha Sepsis 22,1 0089,3* 057,6* 0132,9
Control 24,7 0006,3* 079,5* 0113,7

(*p < 0,05)

Conclusión: De las citoquinas analizadas la IL-6 y el TNF serían los indicadores más confiables de sepsis neonatal.

CITOQUINAS Y DERIVACIÓN VENTRÍCULO PERITONEAL

Pinto C1, Santolaya M2, Araneda H3, Venegas G3, Contreras I4, Maturana M3.
Universidad de Concepción, Facultad de Medicina, Depto. Pediatría. 1Becada de Infectología Universidad de Chile. 2U. de Chile, Sede Oriente, Fac. de Medicina, Depto. de Pediatría. 3Universidad de Concepción, Facultad de Medicina. 4Residente Becario de Pediatría Universidad de Concepción.

Introducción: La hidrocefalia es una condición patológica con alta morbimortalidad. El tratamiento de elección es la derivación ventrículo peritoneal (DVP), cuya principal complicación es la infección del sistema que desencadena la liberación de citoquinas por los astrocitos y microglias en respuesta a los componentes de la pared celular bacteriana. La medición de citoquinas ha resultado útil para el diagnóstico y pronóstico en infecciones del SNC como la meningitis bacteriana aguda. Objetivo: Cuantificar los niveles de IL-1ß, IL-6, TNFa en un grupo de niños con ventriculitis asociada a DVP. Material y Método: Las interleuquinas se midieron por técnica de ELISA, amplificado por quimioluminiscencia en LCR de 43 niños menores de 15 años con DVP. La población de pacientes se subdividió en: a) grupo con ventriculitis (n = 15), LCR con > 50 leucocitos por mm3, proteínas > 40 g/l y cultivo bacteriológico positivo. Se tomó muestra de LCR a los días 0, 2, 10 y 21 de iniciada la terapia antibiótica. b) grupo sin sospecha clínica de ventriculitis: (n = 28) que ingresaron al estudio al momento del recambio, alargue o revisión del sistema derivativo. Ambos grupos eran comparables demográficamente. Los resultados se sometieron a un análisis de varianza y comparación múltiple con la prueba de Scheffé. Se consideró diferencia significativa a un p < 0,05. Los datos se analizaron con el paquete estadístico SPSS 8.0 1997. Resultados: Los valores de TNFa fluctuaron entre 338,6-15,26 pg/ml, los de IL-1ß entre 427-29,5 pg/ml y los de IL-6 entre 1.673, 4-602 pg/ml entre los días 0 y 21 (p < 0,001). El grupo control mostró valores normales para TNFa e IL-1ß la IL-6 presentó valor promedio de 99,3 pg/ml (2-428 pg/ml) discretamente por sobre lo normal. Conclusiones: La DVP asociada a ventriculitis cursa con niveles en LCR de TNFa, IL-1ß e IL-6 significativamente elevados en relación al grupo control. A los 21 días con terapia antibiótica, los niveles de Citoquinas en el LCR no regresan a niveles basales.

CITOQUINAS EN RECIÉN NACIDOS CON IRAB POR VRS

Bancalari A, Araneda H, Contreras I, Vargas AL, Montecino N.
Unidad de Neonatología, Hosp. G. Grant B. Concepción Facultad de Medicina, Universidad de Concepción.

Introducción: En estudios anteriores se ha demostrado que las citoquinas son mediadores de la respuesta inflamatoria útiles en RN con sepsis y enterocolitis necrotizante. En Infecciones Respiratorias Agudas Bajas (IRAB) por Virus Respiratorio Sincicial (VRS), esto aún no ha sido bien estudiado. Objetivo: Medir los niveles de citoquinas en RN con IRAB por VRS. Material y Método: Se hizo un estudio transversal para medir en suero las siguientes citoquinas: Interleuquina 1beta (IL-1ß), Interleuquina 6 (IL-6), Interleuquina 8 (IL-8) y Factor de Necrosis Tumoral alfa (TNFa) en 41 RN ingresados a la Unidad de Neonatología del Hospital Guillermo Grant Benavente entre los meses de junio y agosto del 2001. Veintiún RN presentaron IRAB por VRS, confirmados por Inmunofluorescencia directa, 20 RN sanos se utilizaron como grupo control. Las interleuquinas fueron medidas por técnica de ELISA. Resultados: No se encontraron diferencias en los niveles de IL-1ß, IL-6, IL-8 y TNFa entre el grupo de RN con IRAB y el grupo control.


Citoquinas Irab Control Significancia (p)

IL-1ß (pg/mL) 016 024 0,210
IL-6 (pg/mL) 073 006 0,229
IL-8 (pg/mL) 162 179 0,155
TNFa (pg/mL) 124 113 0,775

Conclusión: En RN con IRAB por VRS las citoquinas analizadas no muestran diferencia. Esto podría ser explicado, dado que en esta condición patológica principalmente hay compromiso local, a nivel de intersticio pulmonar sin viremia evidente. Por lo cual no sería de utilidad medir estas citoquinas en una evolución clínica favorable sin presencia de sobreinfección bacteriana.

INFECCIÓN POR HONGOS EN CATÉTERES VENOSOS
CENTRALES. EXPERIENCIA DEL HOSPITAL CLÍNICO
REGIONAL VALDIVIA, UNIDAD DE HEMATO-
ONCOLOGÍA PEDIÁTRICA

Pérez A, Contreras A, Zolezzi P, Cruz C, Fierro C, Faúndez C, Folatre I, Cea G.
Hospital Clínico Regional Valdivia.

Objetivo: Presentar nuestra experiencia en el manejo de infecciones micóticas de catéteres venosos centrales en pacientes pediátricos con enfermedades hematooncológicas. Material y Método: Se revisaron retrospectivamente las fichas clínicas de pacientes pediátricos con patología hematooncológica diagnosticados entre el 1 de enero de 1998 y el 31 de diciembre de 1999 en el Hospital Clínico Regional Valdivia, registrándose un total de 86 pacientes. Entre estos se encontraron 19 catéteres venosos centrales (Hickman). Cinco casos presentaron infección de este por cándida, donde se consignaron datos referentes a sexo, edad, enfermedad de base y su fase de tratamiento, motivo de consulta, tiempo de uso de catéter previo a la infección, cultivos de catéter y periféricos, hemocultivos, proteína C reactiva, terapia realizada y respuesta al tratamiento. Resultados: Ocho casos presentaron infección del catéter, 5 causada por cándida. De estos últimos, todos consultaron por síndrome febril. Tres fueron de sexo masculino y 2 femenino, con edades promedio de 5 años 5 meses (rango entre 4 años 7 meses y 6 años). Cuatro eran portadores de leucemia linfoblástica aguda, 2 en fase de mantención y 2 en fase 2 del protocolo II, según PINDA 96. El restante con sarcoma de partes blandas en etapa de mantención. El tiempo promedio entre instalación del catéter e inicio de la infección fue de 208 días (rango 92 y 451 días). La tasa de infección de torrente sanguíneo por hongos asociados a 1 000 días de uso de CVC de larga duración fue de 1,9%. Todos se manejaron con antifúngicos y retiro del catéter. Conclusiones: Las cándidas serían la causa principal de infección de catéter. El adecuado manejo de esta infección es una terapia antifúngica oportuna asociada al retiro precoz del catéter.

ENFERMEDAD DE KAWASAKI: EXPERIENCIA DE 17 AÑOS

Henríquez I, Miranda P, Enríquez G, Soler P, Doggenweiler P, Hinrichsen M, Soto JC.
Hospital Luis Calvo Mackenna. Salvecor. Clínica Las Condes.

Objetivo: Analizar en forma retrospectiva, el compromiso cardiaco de los pacientes (P) con diagnóstico (Dg) de Enfermedad de Kawasaki (EK) y su evolución en el tiempo a través de los ecocardiogramas (ECO 2D) realizados en el Hospital Luis Calvo Mackenna (HLCM), Salvecor y la Clínica Las Condes desde enero de 1984 hasta agosto de 2001. Material y Método: Se analizan 296 (P), el 63% es de sexo masculino, con edades entre 2 meses y 14 años. A los (P) con aneurismas gigantes (14) se les realizó coronariografía (10), y Test de Esfuerzo con Talio (4). Resultados: Se encuentran alteraciones en ECO 2D al momento del (Dg) en 51% de los (P) a saber: Disfunción miocárdica (DM) 16%, Derrame Pericárdico (DP) 20,6%, disfunción valvular (DV) 13%. La (DM) demora de 1 a 3 meses en regresar, permaneciendo alterada en los (P) que sufrieron Infarto al Miocardio (7 y 14 años de seguimiento); el (DP) regresa al mes de evolución; la (DV) entre 1 y 3 meses de evolución. Las alteraciones coronarias consistieron en: dilataciones (DC) 28%, aneurismas pequeños (AP) 3,04%, medianos (AM) 2,02% y gigantes (AG) 4,7%. Las DC regresan dentro del año de evolución. De los AG (12 P), 1 se pierde de control, 2 fallecieron (0,67%); de los restantes, 4 presentaron infarto, 3 en etapa aguda y 1 a los 3 años de evolución. Presentaron signos de isquemia miocárdica 4 P, 2 de ellos al 3er año de evolución y los otros al 8° y 14° año de evolución, en uno de ellos se realiza bypass coronario. Del total de lo P con AG reciben gammaglobulina 4P, 2 de ellos antes del 10° día y 2 recibieron 2 dosis. Conclusiones: La EK, en nuestra experiencia, presenta aneurismas coronarios en 9,6% de los casos, lo que es menor a lo encontrado en la población japonesa. Estos constituyen el grupo de riesgo de presentar enfermedad coronaria, según lo descrito en la literatura. El grupo con AG fue el de peor pronóstico ya que incluye los P infartados y fallecidos. La mortalidad de 0,67% está en los rangos publicados internacionalmente. Lo anterior señala un comportamiento relativamente benigno de la EK en nuestra población.

ENFERMEDAD DE KAWASAKI. REVISIÓN CLÍNICA Y
DE LABORATORIO DE 50 CASOS

Céspedes P, Grez JE*, Abarca K, Ferrés M, Méndez C, Heusser F, Talesnik E.
Hospital Clínico Universidad Católica de Chile.

Introducción: La enfermedad de Kawasaki es una vasculitis sistémica de origen desconocido cuya principal complicación es el compromiso cardiovascular. Objetivo: Describir los síntomas y signos más frecuentes, exámenes de laboratorio, tratamiento y complicaciones de pacientes con Enfermedad de Kawasaki. Métodos: Se revisan en forma retrospectiva las fichas de pacientes hospitalizados entre 1987 y 2000 en el Servicio de Pediatría del Hospital Clínico U.C. Se registran datos clínicos, de labratorio y ecocardiografías en pacientes con seguimiento mínimo de 2 meses. Resultados: Se tuvieron datos de 50 niños, 42% (21) mujeres y 58% (29) hombres. Edad promedio 2 años 2 meses (rango 2m-8 años). Los síntomas y signos más frecuentes fueron: fiebre 100% (promedio 8 días, rango 3-19 días), exantema 98% (49/50), compromiso ocular 96% (48/50), compromiso de extremidades 73% (36/50), adenopatía 60% (30/50). Los síntomas y signos asociados más frecuente fueron vómitos; 22%; artralgias, 18%, y eritema BCG; 18%. Dentro de la evolución todos presentaron descamación de dedos. El 66% de los pacientes ingresó con diagnóstico de E. de Kawasaki (33/50). De los exámenes; 42% presentó leucocitosis, 74% desviación izquierda, leucocituria 17/41. La VHS promedio 83,4 mm/h (rango 14-136 mm/h) y 39/48 pacientes presentaron trombocitosis. Todos los niños se trataron con aspirina. Gamaglobulina recibió un 80% (40) y de los 10 no tratados 7 presentaron la enfermedad previo a 1990 y 3 posteriormente. 29 pacientes recibieron esquema; 2 g/kg/dosis única. Complicaciones cardiacas desarrollaron 14 enfermos (28%). Diez presentaron dilataciones coronarias que en 6 regresaron, 3 permanecen igual y un niño desarrolla aneurisma. Aneurismas como primera complicación presentaron 4 niños, normalizándose en un caso, permaneciendo estacionarios en 2 y disminuyendo a dilatación en uno. Se destaca la frecuencia de complicaciones coronarias, con regresión en la mayoría de estos.

COMPLICACIONES INFECCIOSAS DE LA DIÁLISIS
PERITONEAL CONTINUA AMBULATORIA

Barrera P, Quiero X.
Hospital Exequiel González Cortés.

Introducción: La diálisis peritoneal continua ambulatoria (DPCA) constituye el método dialítico de elección en la edad pediátrica. Las complicaciones infecciosas más frecuentes de la diálisis peritoneal son las peritonitis, las infecciones del orificio de salida y del trayecto subcutáneo del catéter intraperitoneal. La tasa actual nacional de 0,59% EP/pac/año para los centros pediátricos (julio 1999-junio 2000). Objetivo: Conocer la incidencia de las complicaciones infecciosas de la DPCA en el Servicio de Nefrología del Hospital Exequiel González Cortés entre mayo 1995 y abril 2000. Método: Se realiza estudio retrospectivo y descriptivo basado en la revisión de 32 fichas clínicas de pacientes portadores de Insuficiencia Renal Crónica, en programa de DPCA en periodo mayo 1995 a abril 2000. Las tasas de peritonitis, infección del orificio de salida tunelitis, fueron calculadas por episodio/paciente/año. Resultados: De 32 pacientes analizados, un 65,6% correspondieron al sexo femenino, con una edad promedio de ingreso a DPCA de 9,2 años (0,66 a 20,3 años) y de 10,1 años para el sexo masculino (1,6 a 15,8 años) La tasa de peritonitis fue mayor en el período 1996-1997, 1,44 EP/pac/año, la cual se redujo a una tasa de 0,38 en el período 1999-2000. Los agentes infecciosos aislados fueron Staphilococcus aureus en un 27%, Staphilicoccus epidermidis en un 25%, destacando con un 14,5% no se aisló agente causal. La tasa de infección del orificio de salida fue variable en los distintos períodos, aislándose Staphilococcus aureus en un 46% y a Staphilococcus epidermidis en un 26,6%. Solo se diagnosticaron 2 casos de tunelitis en los períodos 1996-1997 y 1997-1998 cuyos agentes fueron Staphilococcus aureus y Klebsiella pneumoniae. Conclusiones: La peritonitis es la complicación infecciosa más frecuente de la DPCA. La incidencia a disminuido significativa gracias a una mejor educación del procedimiento al avance tecnológico en los sistemas de diálisis. El diagnóstico y tratamiento oportuno de esta complicación es fundamental para el éxito a largo plazo del procedimiento.

TRES CASOS DE ENFERMEDAD POR ARAÑAZO DE
GATO (EAG) EN ANTOFAGASTA

Prado MA.
Hospital Regional de Antofagasta, Servicio de Pediatría.

Introducción: La (EAG) presenta una variedad de manifestaciones clínicas (adenopatías regionales, hepatitis granulomatosa y síndrome febril prolongado). El diagnóstico se realiza comúnmente por análisis serológico. El tratamiento es controvertido. En el Hospital Regional de Antofagasta no se cuenta con la posibilidad de confirmar el diagnóstico de EAG. Se presentan 3 casos de EAG. Material y Método: Se realiza un análisis retrospectivo de 3 casos de EAG diagnosticados en el año 2001 en Antofagasta. Resultados: Caso 1: Paciente de 10 años, con aumento de volumen axilar derecho, de 2 cm de diámetro, blando, indoloro, móvil y sin cambios inflamatorios, de 2 semanas de evolución, sin otras molestias. En la mano derecha se constata cicatriz de rasguño de gato y refiere contacto con gatos. Hemograma y VHS normal. Se plantea el diagnóstico de EAG, que se confirma con IgG > 1/256. Caso 2: Paciente de 12 años, con historia de 4 semanas de aumento de volumen sensible en la región preauricular derecha. Antecedente de contacto con gato doméstico. Al examen aumento de volumen de 4,5 x 4 x 2 cm preauricular derecho, indurado, sin cambios inflamatorios locales, sensible. En cuello múltiples cicatrices de rasguño de gato. Ecografía confirma que el aumento de volumen es parótida con ganglios en su interior. Se inició tratamiento con Ampicilina/Sulbactam ev. Hgma y PCR normal. Al 4° día se cambia tratamiento por cotrimoxazol oral y se solicita IgG para EAG, que fue (+) >1/256. Se cambia tratamiento por Claritromicina. Simultáneamente presenta abscedación de la zona central de la parótida, que requiere 4 punciones, con estudio (-) y resolución sin fístulas. Caso 3: Escolar de 11 años, con cuadro de 7 días de fiebre y adenopatía inguinal. Al examen adenopatía inguinal derecha de 3 cm de diámetro, sensible, no adherida a planos profundos. Hgma. al ingreso: 15 200 blancos con desviación izquierda, PCR: 16 mg/dL. Se manejó con distintos antibióticos por 10 días, sin diagnóstico claro. El niño persistió febril hasta 40° C axilar, completando en total 23 días de fiebre. Se realizó estudio de síndrome febril prolongado, siendo todos los resultados (-). A los 14 días de hospitalización se solicitó serología para EAG que fue muy positiva en dilución de 1/256. Se indicó tratamiento con claritromicina por 14 días. Discusión: Se describen 3 casos de EAG, 2 de los cuales son formas no tan frecuentes de presentación (Sd. Febril prolongado y parotiditis abscedada), en los que se logra confirmar el diagnóstico.

SACROILEITIS SÉPTICA: EXPERIENCIA CON 26 CASOS

Jarufe M, Vilches V.
Hospital de Niños Dr. Roberto del Río.

Se presentan 26 casos de sacroileitis séptica tratados entre enero de 1996 y agosto 2001 en el Hospital de niños Dr. Roberto del Río para ilustrar la dificultad en la aproximación clínica, los diagnósticos iniciales más frecuentes y el tratamiento de esta poco habitual afección (2-3% de las infecciones osteoarticulares). Se revisaron los antecedentes de 19 mujeres y 7 hombres con edades entre los 2 y 14 años (promedio 8 años) con compromiso de la articulación sacroiliaca derecha en el 39% de los casos (10 pacientes) y la izquierda en el 61% (16 pacientes). Todos los enfermos fueron estudiados con exámenes de laboratorio (hemograma, VHS, PCR, hemocultivos) y de imágenes (radiografía de articulaciones sacroilíacas y cintígrama óseo trifásico). No se realizó artrocentesis ni drenaje quirúrgico en ninguno de los casos. Se realizó tratamiento antibiótico intravenoso (Cloxacilina y Gentamicina) por un tiempo promedio de 7 días, seguido de tratamiento antibiótico oral (Flucloxacilina) hasta completar 3 a 6 semanas. Todos los pacientes evolucionaron satisfactoriamente, con recuperación completa de la funcionalidad.

PÚRPURA FEBRIL

Medina M, Navarrete C, Ordenes N.
Hospital Roberto del Río.

El enfrentarse a un paciente con lesiones purpúricas y fiebre representa un interesante desafío diagnóstico debido a la multiplicidad de probabilidades, desde patologías banales y autolimitadas a enfermedades que pueden producir la muerte del paciente de no mediar un oportuno diagnóstico y una rápida intervención terapéutica. Identificar los diagnósticos de pacientes con púrpura febril y describir las características clínicas y de laboratorio de estos. Se revisaron las fichas clínicas de 139 pacientes hospitalizados en el Hospital Roberto del Río con diagnóstico de ingreso al Servicio de Urgencia de púrpura febril entre el 1º de enero de 1995 y el 31 de diciembre de 2000. El diagnóstico de egreso fue en 52% enfermedad meningocócica con o sin meningitis, 14% meningitis y/o meningoencefalitis viral, 12% púrpura febril, 7,2% exantema viral, 5% meningitis bacteriana no mengocócica y 3,6% Schönlein-Henoch. 56% fueron varones, el 87% llevaba menos de 48 horas de evolución al ingreso y el estado de gravedad en el 51% fue leve. La clínica fue vómitos en 54%, cefalea en 46%, 27% con signos meníngeos positivos, 25% tenía otro exantema además del púrpura, shock en 20%, HTE en 7% y convulsión en 6,5%. El 33% presentaba púrpura estrellado, el cual aumenta a un 55% en presencia de enfermedad meningocócica. El recuento de blancos fue en 14% < 5.000 y en 45% > 15.000. El cultivo de LCR mostró en 18% meningococo, 6,5% estafilocoagulasa negativo, 64% fue negativo y en 11% no se realizó. Hemocultivo se realizó en 123 pacientes (88%), 19,5% resultó meningococo, 4% estáfilo coagulasa negativo y en 73% fue negativo. Fallecieron 4 pacientes. El 52% de los púrpuras febriles correspondieron a enfermedad meningocócica independiente del estado de gravedad al ingreso. El encontrar púrpura estrellado aumenta la posibilidad de enfermedad meningocócica. Los 4 pacientes que fallecieron ingresaron en shock y con menos de 24 h de evolución. El 14% de las meningitis virales presentó púrpura. El 12% de esta serie egresó con diagnóstico de púrpura febril, pero hay que considerar que no se hizo estudio virológico (parvovirus, enterovirus, herpes, etc.).

TIROIDITIS AGUDA SUPURADA EN NIÑOS. CASO CLÍNICO

Giadrosich V, Hernández MI, Izquierdo C, Zamora B.
Servicio de Pediatría Hospital Carlos Van Buren (HCVB). Valparaíso. Universidad de Valparaíso.

La Tiroiditis Aguda Supurada es una patología infrecuente, que se puede presentar en ambos sexos y a cualquier edad. En niños el factor predisponente, en la mayoría de los casos corresponde a un defecto anatómico, produciéndose la infección por contigüidad, generalmente secundaria a un foco respiratorio alto. Se presenta un caso de Tiroiditis Aguda Supurada en una adolescente. Caso clínico: Niña de 13 años, sana, que consulta en la Unidad de Emergencia del HCVB con historia de 2 semanas de aumento de volumen en región cervical anterior, sensible; sudoración y temblor de manos y 3 días de fiebre alta. Al examen: T° 38,5 °C, Taquicardia: 150/min, piel caliente y sudorosa, temblor de manos, aumento de volumen sensible en relación a lóbulo tiroideo izquierdo. Laboratorio: Leucocitosis con desviación a izquierda, VHS 111 mm/h, PCR 109 mg/l, TSH 0,0 uU/ml, T4 20,7 ug/dl. ECO cervical: Aumento de volumen lóbulo tiroideo izquierdo con imágenes hipoecogénicas que sugieren colección. TAC cervical confirma hallazgos a ECO. Se realiza punción bajo ECO da salida a material purulento. Cultivo: streptococo pneumoniae. Se trató con Cefotaxima + Cloxacilina, Propranolol y Propiltiuracilo. Evolución favorable, alta a los 15 días. Al mes esofagograma contrastado no demuestra lesión fistulosa. Conclusión: La tiroiditis aguda supurada debe ser sospechada ante un aumento de volumen cervical anterior asociado a fiebre. El tratamiento antibiótico debe cubrir un amplio espectro y se debe asociar a una punción aspiración o drenaje quirúrgico. Es importante descartar un defecto anatómico de base para prevenir recurrencias.

ACTINOMICOSIS CERVICOFACIAL. CASO CLÍNICO

Soza G, Venegas P, González P, Pérez V, Villaseca M, Tomckowiack M.
Hospital Regional Temuco. Departamento de Pediatría, Universidad de La Frontera.

Introducción: La actinomicosis humana es una enfermedad muy infrecuente en población infantil por lo que se ha estimado importante dar a conocer el presente caso clínico. M.P.M., sexo femenino, 9 años, origen rural, comuna de Freire IX Región, sin antecedentes mórbidos, inmunizaciones al día. Presenta hace 3 meses un aumento progresivo de volumen facial, preauricular, cervical y mandibular derecho, que compromete región parotídea. Se hospitaliza el 8 de marzo de 2000. Examen físico: enflaquecida, con aumento descrito, indoloro, sin signos inflamatorios, consistencia firme, sin alteraciones de la piel. Apertura bucal limitada un 50%. Caries (+) sin signos inflamatorios. Ingresa con diagnóstico de parotiditis crónica. ¿Litiasis? ¿Tumoral? ¿TBC? Exámenes: Hemograma normal. PCR: 3 mg/dL. FA 4 980/L. Radiografía de mandíbula derecha: zona de aspecto lítico irregular, con pérdida de cortical y reacción perióstica. Aumento de partes blandas adyacentes. C: Tumor mandibular ¿Ewing? Ecotomografía: Parótida derecha, ecoestructura conservada. Tumor sólido de 4,2 x 2,6 x 3,5 cm que hace cuerpo con la rama mandibular derecha. C: Tumor de rama mandibular derecha. TAC de mandíbula: "Tumor sólido de espacio masticador derecho con reacción perióstica de mandíbula". C: Probable rabdomiosarcoma del músculo masetero. Cintigrama óseo: "Mayor captación de radiotrazador que compromete mandíbula derecha, desde rama a línea media". Con el diagnóstico de un probable tumor se realiza biopsia incisional de masetero. Informe: Actinomicosis Cervicofacial: hallazgos característicos por diferentes tinciones. Comentario: Enfermedad crónica supurativa infrecuente en niños, causada por bacterias del género Actinomyces y Propionibacterium, asociado o no a otros gérmenes que pueden ser comensales y patógenos ocasionales. Extensión por contigüidad sin respetar límites anatómicos, que puede afectar cualquier estructura, incluyendo tejido óseo. Se trata con Penicilina Sódica asociada o no a otro antibiótico por vía endovenosa y oral, y por tiempo prolongado (hasta 6 meses), ocasionalmente con drenaje o eliminación de lesiones. Nuestra paciente recibió tratamiento por 4 meses (endovenoso y oral) con excelente recuperación clínica. Es importante que el clínico conozca esta particular enfermedad, su profilaxis y tratamiento, ya que puede tener evolución y localizaciones de extrema gravedad.

INFECCIONES POR PSEUDOMONA AERUGINOSA EN
NIÑOS: CLÍNICA, EVOLUCIÓN Y FACTORES DE RIESGO

Delpiano L, Aramayo X, Cifuentes M, Lobos L.
Unidad de Infectología Pediátrica. Hospital Clínico San Borja-Arriarán.

Las infecciones por Pseudomona aeruginosa infrecuentes en individuos sanos, se presentan generalmente en pacientes con factores de riesgo asociado (inmunodeficientes, multiinvadidos), hospitalizados en Unidades de pacientes críticos y se acompañan de elevada letalidad. Además, reconocer los factores de riesgo relacionados a estas infecciones permite el inicio empírico de al menos un antimicrobiano efectivo contra este agente. Se describe una revisión retrospectiva de aspectos microbiológicos, características clínicas, evolución y factores de riesgo relacionados en niños con infecciones invasoras por este agente, desde enero de 1996 a agosto de 2001. Se incluye a 52 pacientes, 30 mujeres (58%), 8 recién nacidos, 22 lactantes y 22 pre-escolares o escolares, con promedio de hospitalización previa a esta infección de 18 días y hospitalizados en las unidades de UCIP (23), Neonatología (12), Oncología (3), Quemados (2), otros (12). Al momento de enfermar, 40 (77%) estaban sometidos a procedimientos invasivos: 10 con catéter venoso central (CVC), 10 con CVC y ventilación mecánica (VM) y 20 con CVC, VM y catéter urinario. En relación al huésped, 13 correspondían a grandes quemados, 5 oncológicos, 2 VIH (+), 10 con malformaciones congénitas. Promedios de PCR y leucocitos fueron 99,5 mg/l y 14 094 x mm3 respectivamente. En 19 se registró CIVD (trombopenia y prolongación del tiempo de cefalina). El sitio de aislamiento fue sangre en 51 (98%), sangre y LCR 4, sangre y orina 6, sangre y biopsia bacteriológica (BB) 2,BB 1. El patrón de susceptibilidad antimicrobiana reveló resistencia a imipenem 5,8%, amikacina 9,6%, ceftazidima 15,3%. Dieciocho (34,6%) fueron cepas multisensibles. En 42 episodios (81%), la infección fue de origen intrahospitalario. Hubo 14 fallecidos (4 grandes quemados), todos con infección de origen nosocomial, determinando una letalidad de 27%. Aunque sin grandes cambios en su susceptibilidad antimicrobiana a nivel local, la infección por este agente se comporta como una enfermedad grave en pacientes inmunocomprometidos y multiinvadidos especialmente en UCIP y en donde su adquisición nosocomial puede ser letal.

SEPSIS NEONATAL POR STREPTOCOCCUS PNEUMONIAE

González R, Sánchez C, Cárdenas L, Yáñez P.
Servicio de Neonatología, Hospital del Salvador.

Introducción: Streptococcus Pneumoniae es un importante patógeno en la población pediátrica. Sin embargo, las infecciones neonatales por este agente son raras y reportadas en las últimas décadas como casos esporádicos. Material y Método: Estudio descriptivo de 5 casos diagnosticados en nuestro servicio entre junio del 99 y junio del 2001 de recién nacidos (RN) evaluados con hemocultivos, cultivo de líquido cefalorraquídeo (LCR) y cultivo cervicovaginal a las madres. Resultados: De los cinco pacientes, tres son de sexo masculino y dos de sexo femenino; tres RN de término adecuados y dos son pretérmino (29 sem y 36 sem). 3/5 nacieron por parto eutócico con rotura espontánea de membranas y 2/5 por cesárea con rotura prematura de membranas mayor de 24 horas. Todas las madres asintomáticas. Se obtuvo hemocultivos (+) en 5/5 y cultivo de LCR (+) en 3/5 de los RN. Cultivo cervicovaginal materno (+) en 5/5. El inicio de los síntomas en los 5 RN fue en las primeras 24 horas. Tipo de síntomas: dificultad respiratoria 4/5, aspecto séptico sin dificultad respiratoria 1/5. Necesitaron ventilación mecánica 2/5 y uno de ellos ventilación de alta frecuencia. De los exámenes complementarios destacan PCR elevada en 5/5 y hemograma alterado en 4/5. Todas las cepas aisladas fueron sensibles a penicilina. Evolución clínica favorable en 4/5 y 1/5 con disfunción neurológica al alta. Discusión: Las manifestaciones clínicas de la infección perinatal por S. Pneumoniae son las de la sepsis precoz, con predominio de los síntomas respiratorios, resultando indistinguible de las sepsis por S. Agalactiae, el patógeno más prevalente en este grupo etáreo. La positividad de los cultivos cervicovaginales pone el acento en la vía ascendente de la infección y la portación materna del agente. El incremento en los reportes de sepsis por este patógeno motiva el estudio de factores de riesgo en las mujeres portadoras de él y considerar su potencial transmisión y causal de morbilidad en el RN.

INFECCIONES INVASORAS POR SREPTOCOCUS PNEUMONIAE
VIGILANCIA 1995-2001

Delpiano L, Márquez L, Peralta E, Cifuentes M, Lobos L.
Unidad Infectología Pediátrica. Hospital Clínico San Borja- Arriarán.

Streptococcus pneumoniae representa la principal etiología bacteriana de infecciones invasoras a edades tempranas. Se suma la creciente resistencia a penicilina y cefalosporinas de 3ª G, apuntando a la necesidad de una caracterización continua de este patógeno a fin de seleccionar terapias efectivas y definir la utilidad de profilaxis con vacuna. Se describe el patrón de susceptibilidad antimicrobiana de cepas aisladas en Bacteriología (CIM por e-test) y características clínicas y evolución de pacientes hospitalizados desde enero 1995 a junio 2001. De 213 cepas aisladas fueron sensibles a penicilina el 68,1% y a cefalosporinas de 3ª G 96,2%. La susceptibilidad a penicilina en los últimos 18 meses bajó al 58,0%. El sitio de aislamiento de estas cepas fue: Sangre 159 (71,3%), LCR 26 (11,7%), L. Peritoneal 20 (9,0%), L. Pleural 11 (4,9%), y L. Articular 7 (3,1%). Hubo 27 cepas que correspondieron a niños con bacteremias ambulatorias (consultantes de SUI, hemocultivados, no hospitalizados). De 160 pacientes hospitalizados, 51,9% hombres, 59,4% lactantes (43,8% < de 1 año). Los focos clínicos fueron: pulmonar (64,4%), meníngeo (16,2%), peritoneal (12,5%) y otros (6,9%). En 27 (16,9%) se consignó uso de antimicrobianos en los últimos 30 días. Un 20,6% presentó patología subyacente (enfermedad crónica, inmunodeficiencia entre otras). El 23,8% requirió cuidados intensivos. Hubo 6 fallecidos (solo 1 con resistencia a penicilina) determinando una letalidad de 2,8%. De 26 niños con foco meníngeo, solo 6 fueron resistentes a penicilina. Se logró serotipificación por ISP en 154 cepas, distribuyéndose en serotipos 14 (28,6%), 1 (10,4%), 18C (6,5%) y 5 (5,8%) principalmente. Con diferencias en la susceptibilidad antimicrobiana que la reportada a nivel nacional, se aprecia aumento de resistencia a penicilina en los últimos años. Predomina la morbilidad en lactantes, el aislamiento en sangre, el foco pulmonar y el aumento del diagnóstico de bacteremia ambulatoria. Destaca cobertura parcial de serotipos encontrados en relación a vacuna heptavalente recientemente introducida en el país.

DIAGNÓSTICO DE FARINGITIS POR ESTREPTOCOCO
GRUPO A EN UN SERVICIO DE URGENCIA PEDIÁTRICO:
TEST INMUNOLÓGICO RÁPISO V/S CULTIVO FARÍNGEO

Sepúlveda AC, Núñez C, Valderrama C, Cabrera A.
Hospital Naval Almirante Nef, Viña del Mar.

Introducción: A pesar que el Estreptococo Gr. A (EBGA) es la etiología bacteriana más frecuente de faringitis aguda, solo una minoría de los pacientes están infectados con EBGA. Al presentarnos frente a un paciente con faringitis aguda, la decisión que se debe tomar es si esta faringitis es atribuible a EBGA o no. Estas infecciones no tratadas pueden evolucionar a serias complicaciones como glomerulonefritis aguda y enfermedad reumática. El diagnóstico rápido y el uso de una terapia antibiótica apropiada es la forma de prevenir esas complicaciones. Objetivo: 1. Comparar la sensibilidad y especificidad de un test rápido de detección de EBGA con el cultivo faríngeo. 2. Determinar la utilidad del test rápido de detección de EBGA en el Servicio de Urgencia del Hospital Naval de Viña del Mar para el diagnóstico precoz y utilización correcta de antibióticos para disminuir la resistencia microbiana. Material y Método: Durante el período comprendido entre el 6 3 01 y el 22 8 01, se realizó Quick Vue In Line One - Step Strep A Test y cultivo en 104 pacientes entre 3 y 14 años de edad que cumplían criterio de inclusión (fiebre > 38°, Odinofagia y eritema faríngeo). Examen solicitado por médico de turno y muestra tomada por auxiliar de turno. Se indicó tratamiento antibiótico a todos los pacientes con test rápido para EBGA positivo. Los pacientes con test negativo fueron derivados a policlínico para tomar conducta de acuerdo al resultado del cultivo. Resultados: De las 104 muestras procesadas hubo 31 cultivos positivos que corresponde al 29,8% de las muestras por el método agar sangre. El test rápido de estreptococo detectó 27 muestras positivas correspondiente a 25,9% de la muestra. La especificidad del test rápido de estreptococo fue de 94,52% y la sensibilidad fue de 74,19%, con un valor predictivo positivo de 85,18% y un valor predictivo negativo de 89,61%. Conclusiones: El test rápido de detección de estreptococo es de fácil uso y rápida lectura. Entrega un diagnóstico inmediato y seguro, con lo que se obtiene un tratamiento precoz acertado y evita el uso de antibiótico inapropiado.

PROCALCITONINA: NUEVO MARCADOR DE
INFECCIONES BACTERIANAS EN PEDIATRÍA, ESTUDIO PRELIMINAR

Bustos R, Valenzuela G, Baeza R, Vera M.
Servicio de Pediatría Hospital Higueras Talcahuano Departamento de Pediatría Universidad de Concepción.

Introducción: Publicaciones recientes sugieren que los niveles plasmáticos de procalcitonina (PCT), un propéptido de la calcitonina, se elevan de manera importante en pacientes pediátricos con infecciones bacterianas invasivas y muestran una elevación moderada en infecciones bacterianas localizadas. A diferencia de la proteína C reactiva (PCR) la PCT no se elevaría en infecciones virales y patología inflamatoria no infecciosa(1). Objetivos: Evaluar los niveles PCT en pacientes críticos pediátricos ingresados a la Unidad de Cuidados Preferenciales del Hospital Higueras. Material y Método: Se determinaron los niveles de PCT a través de un método semicuantitativo rápido por inmunocromatografía (Brahms PCT-Q®, Berlín Alemania) en 7 pacientes. En este test la intensidad de color de la banda es directamente proporcional a la concentración de PCT de la muestra la que se relaciona con 4 rangos de concentración: < 0,5 ng/ml (normal), 0,5-2 ng/ml (infección bacteriana localizada), 2-10 ng/ml (infección bacteriana sistémica) y > 10 ng/ml (sepsis severa o shock séptico). Resultados: 2 pacientes presentaron valores de PCT > 10 ng/ml (1 meningococcemia, 1 Falla orgánica múltiple + sepsis a SAMR), 1 paciente presentó valores 0,5-2 ng/ml (infección a VRS + insuficiencia respiratoria) y 4 pacientes presentaron niveles de PCT en rangos normales < 0,5 ng/ml (1 infección respiratoria por influenza A, 1 neumopatía a VRS, 1 TEC y 1 quemadura extensa). Conclusiones: En nuestra experiencia y concordante a lo descrito previamente los valores de procalcitonina fueron más elevados en aquellos pacientes con cuadros bacterianos severos permaneciendo en rangos normales en infecciones virales y fenómenos inflamatorios no bacterianos. Por su facilidad de realizar y rapidez el PCT-Q® puede constituir una herramienta útil en la toma de decisiones terapéuticas.

(1) Pediatr Infect Dis J 1999; 18: 875-81.

MEDICIÓN DE COBRE EN LCR DE NIÑOS CON
MENINGITIS BACTERIANA: INFORME PRELIMINAR

Contreras I1, Maturana M2, Rodríguez A3, Venegas G2
1Residente Becario de Pediatría, Universidad de Concepción. 2Depto. de Pediatría, Universidad de Concepción. 3Depto. de Análisis Instrumental, Facultad de Farmacia, Universidad de Concepción.

Introducción: El Cobre (Cu) es un oligoelemento esencial que tiene un rol fundamental en todos los organismos aeróbicos, sirve como cofactor en reacciones enzimáticas esenciales tales como cadena respiratoria, defensa antioxidante, biosíntesis de neurotransmisores, formación de tejido conectivo y metabolismo del Fierro. En estudios anteriores se encontraron valores de Cu elevados en plasma de pacientes diabéticos mal controlados, infecciones entéricas y madres en trabajo de parto sugiriendo una elevación de este elemento en situaciones de estrés oxidativo. Objetivo: Estudiar el comportamiento del Cu en LCR de pacientes con Meningitis Bacteriana Aguda (MBA). Material y Método: Se determinó el Cu en LCR de 9 pacientes con MBA comprobada por látex y/o cultivo en el momento del ingreso y a las 48 h de evolución y tratamiento antibiótico. La determinación de este elemento traza se realizó por Espectrofotométrico Absorción Atómica. Pacientes con convulsión febril o encefalitis viral (n = 5), se utilizaron como grupo control. Resultados: Los niveles de Cu en LCR al ingreso de los pacientes con MBA fluctuaron entre 25-62 mcg/l, con un promedio de 46,4 mcg/l, en el grupo control el Cu estaba entre 13-20 mcg/l con un promedio de 16,4 + 4. En 6 pacientes los valores bajaron a las 48 h de tratamiento a un promedio de 30,1 mcg/l. Se encontraron diferencias del LCR-Cu al ingreso y a las 48 h en pacientes con MBA en relación al grupo control. Conclusiones: Los niveles de Cu en LCR están elevados en pacientes con MBA. Esto se podría explicar por el aumento de la permeabilidad de la barrera hematoencefálica por la infección o por una mayor actividad del elemento antioxidante Cu en el proceso inflamatorio.

CIPROFLOXACINA EN SÍNDROME DESENTÉRICO DE
NIÑOS HOSPITALIZADOS

Delpiano L, Cifuentes M, Márquez L, Avilés CL.
Unidad Infectología Pediátrica. Hospital Clínico San Borja- Arriarán.

La elección empírica de un antimicrobiano para un paciente con síndrome disentérico (SD), generalmente causado por Shigella, se ha dificultado en los últimos años por la creciente resistencia de este patógeno a los considerados antimicrobianos tradicionales. Dada nuestra realidad local, desde julio de 1999, se cambia la conducta terapéutica en SD, eligiendo empíricamente ciprofloxacina de inicio. Se presenta la evolución clínica de niños hospitalizados desde julio 1999 a junio de 2001, con diagnóstico de SD y tratados con ciprofloxacina 10 mg/k cada 12 h por 3 días vía oral. Durante el período descrito, se trató a 52 pacientes con promedios de: edad 4,3 años (2 meses-12 años); fiebre al ingreso 39,4 °C y PCR 93,5 mg/l. Tres pacientes presentaron episodios convulsivos asociados a fiebre. Se aisló patógeno en 35 coprocultivos (67,3%) y en 32 correspondió a Shigella (31 S. flexneri) con susceptibilidad in vitro 100% a ciprofloxacina (CIP), 81% a furazolidona (FZ), 41% a cloranfenicol (CAF), 13% a ampicilina (AMP) y 16% a cotrimoxazol (SXT). Durante el mismo período, en Bacteriología se aisló 97 cepas de Shigella desde niños (incluye pacientes ambulatorios consultantes en SUI) con susceptibilidad a CIP 100%, FZ 90%, CAF 53%, AMP 14% y SXT 12%. Los pacientes con Shigella confirmada, presentaron una estadía hospitalaria de 2,6 días, descenso de la fiebre antes de 24 h de terapia y desaparición de sangre macroscópica en deposiciones en promedio a las 32 h. Cuarenta y tres pacientes (82,6%) fueron controlados postalta sin presentar complicaciones. No hubo reingresos por causa relacionada. Se obtuvo una reducción en la hospitalización de estos pacientes al compararlos con una cohorte histórica de 54 pacientes con shigelosis (1997-1999) tratados con terapias tradicionales y hospitalizados en promedio por 5,6 días. Dado los patrones de susceptibilidad antimicrobiana que muestra Shigella en el tiempo y los resultados en esta casuística, ciprofloxacina se presenta como una herramienta terapéutica eficaz, acortando la clínica y estadía hospitalaria de niños con SD, que dada su gravedad requieran de hospitalización.

SHIGELLOSIS EN NIÑOS DE TEMUCO, CORRELACIÓN
EPIDEMIOLÓGICA, CLÍNICA Y BACTERIOLÓGICA

Muñoz M, Poblete R, Soza G.
Hospital Regional Temuco - Universidad de La Frontera.

Introducción: Las infecciones por shigella constituyen un importante problema mundial de Salud Pública. En Latinoamérica las infecciones son endémicas, más prevalentes en los menores de 5 años y en población con saneamiento básico deficiente. El uso normado de antibióticos ha provocado emergencia creciente de cepas multirresistentes. El objetivo del presente trabajo es dar a conocer los aspectos epidemiológicos, clínicos y microbiológicos (serotipo, resistencia) más relevantes de nuestra realidad local. Material y Método: Estudio retrospectivo de registros de laboratorio y fichas clínicas en pacientes hospitalizados en Servicio de Pediatría del Hospital Regional Temuco, desde enero de 1997 a marzo de 2001. En formulario ad-hoc se obtuvieron datos: clínicos, epidemiológicos y bacteriológicos. Resultados: Se analizan 330 pacientes. 53% sexo masculino. El 70% de los casos se presentó en menores de 6 años. La procedencia rural fue ligeramente superior. Hubo mayor incidencia en meses estivales (60%) y en población de nivel socioeconómico bajo. El cuadro clínico tuvo como principales síntomas fiebre; dolor abdominal difuso; cuadro diarreico desde un inicio disentérico, con una fase acuosa inicial o solamente acuosa durante todo el curso de la infección. Algunos pacientes debutaron con un cuadro de compromiso de conciencia o síndrome convulsivo, agregándose posteriormente diarrea. La principal complicación fue deshidratación. Shigella sonnei se aisló en un 50,9% de los casos, Shigella flexneri en un 40,6% y Shigella sp en un 8,5%. Las cepas resistentes a antibióticos aumentaron progresivamente durante estos 4 años. Fue posible observar una resistencia global a antibiótico promedio de 57% para Cloranfenicol, 52% para Cotrimoxazol, 73% para Ampicilina, 0,9% para Ciprofloxacino. Hubo 35% de cepas multirresistentes, constituyendo Shigella flexneri el 76% de ellas. Conclusión: Shigellosis constituye una causa importante de síndrome diarreico. El conocimiento clínico, epidemiológico y bacteriológico, son fundamentales para la aplicación de medidas de Salud Pública, elección de un antimicrobiano adecuado y en el futuro para la aplicación de vacunas actualmente en estudio.

INVESTIGACIÓN DEL GEN EAEA POR PCR EN CEPAS
DE ESCHERICHIA COLI AISLADAS DE DEPOSICIONES
DIARREICAS HUMANAS

Moraga E, Henríquez M, Montoya R, Venegas G, Vaccaro M, Tang J.
Universidad de Concepción, Concepción-Chile.

Introducción: Las cepas diarrogénicas de E. Coli enteropatógenos (EPEC) y enterohemorrágicos (EHEC), expresan el gen eaeA, el cual codifica una proteína de membrana externa requerida para la adhesión y reordenamiento del citoesqueleto del enterocito. Objetivo: Detectar la presencia de E. Coli en cuadros diarreicos, mediante la identificación del gen eaeA. Metodología: Se estudiaron deposiciones de 64 niños con cuadros diarreicos, ensayándose mediante PCR para el gen eaeA las cepas de E. Coli encontradas (379 cepas). Se utilizó como control (+) para EPEC la cepa 055: K59. En las cepas eaeA (+) se estudió por PCR la presencia de los genes VT1 y VT2, con la cepa EHEC 0157: H7 como control (+). Resultado: En las deposiciones de 12 de los 64 niños se detectaron cepas de E. Coli que expresaban el gen eaeA, lo que representa un 18,8% de frecuencia. De las cepas de estas 12 muestras, solo dos expresaban los genes VT1-VT2, lo que representa un 16,6% de EHEC del total de E. Coli diarrogénicas y un 3,13% de EHEC en el total de cuadros diarreicos agudos observados. Conclusiones: El uso de técnicas moleculares aplicadas al diagnóstico clínico, permitirían una rápida y certera detección de cepas diarrogénicas de E. Coli, causantes de cuadros diarreicos en niños. La frecuencia de diarreas causadas por EPEC y EHEC en niños detectadas por este método coincide con la descrita en otros lugares y con métodos clásicos. Proyecto: financiado DIUC 97.036.008-1.0

ENTEROPARASITOSIS EN PEDIATRÍA AMBULATORIA

Bascur MN, Gutiérrez D, Moreno F.
Depto. Pediatría, Facultad de Medicina, Universidad de La Frontera. Hospital Regional Temuco. Consultorio Miraflores.

Las infecciones parasitarias constituyen indicadores sensibles de los factores ecológicos. Producen escasa sintomatología, por lo que frecuentemente pasan inadvertidas. El objetivo de este trabajo es conocer la prevalencia de enteroparasitosis en la población pediátrica que se atiende en un consultorio urbano de Temuco, cuáles son los enteroparásitos y los motivos de solicitud más frecuentes según la edad. Método: Se revisaron las fichas de los pacientes menores de 15 años, que consultan en el Consultorio Miraflores, a los cuales se les realizó examen PSD entre septiembre del año 2000 a febrero de 2001. Resultados: Se evaluaron 195 pacientes, sexo femenino 45,6%. Examen PSD+ 57,9%, más frecuente en varones (63,2%). El 61,5% es de procedencia urbana, de ellos un 51,6% tiene PSD+, en los pacientes rurales: 68%. En lactantes se encontró un 35,7% de positividad, de ellos un 38,4% presenta Blastocystis hominis, la causa más frecuente de solicitud fue: mal ascenso ponderal: 57,1% y diarrea aguda: 10,7%. En preescolares, un 52,6% con PSD+, B. Hominis: 47,2%, solicitud por mal ascenso ponderal solo en el 21% de ellos. En escolares, un 67,1% tiene PSD+, el B. hominis se presenta en el 47,6%, la causa más frecuente de solicitud es el dolor abdominal con un 30,2%. En el grupo de edad entre 10 y 15 años, el 64,7% presenta PSD+ y el 51,5% de ellos tiene B. hominis y la causa más frecuente de solicitud fue el dolor abdominal de larga data. Conclusiones: Casi el 60% de los pacientes tiene un PSD+, más frecuente en varones y en pacientes rurales. La prevalencia aumenta con la edad, con un peak en el periodo escolar. Esto también se cumple para el parásito más frecuente: B. hominis. El mal ascenso ponderal es una causa muy importante de sospecha y solicitud en los lactantes; en cambio, en los pacientes mayores fue el dolor abdominal de larga data. Es destacable que en los lactantes la diarrea aguda corresponde al 10,7% de los motivos de solicitud; si consideramos que la causa parasitaria más frecuente de diarrea aguda en este grupo de edad es Cryptosporidium; será importante no olvidar solicitar el examen parasitológico con tinción de Ziehl Neelsen ante esta sospecha.

IMPACTO DE MEDIDAS DE PREVENCIÓN (MPR) DE LA
TRANSMISIÓN VERTICAL (TV) EN LA INFECCIÓN POR
VIH EN NIÑOS. ENERO 1998-MARZO 2001

Alvarez AM, Chávez A, Peña A, Vizueta E, Larrañaga C, Wu E.
Comité Nacional de SIDA Pediátrico, SOCHIPE. Pediatría, Hospital San Juan de Dios.

Introducción: Previamente el Comité Nacional de SIDA Pediátrico comunicó la disminución de la TV del VIH en Chile de 23% (total embarazadas) a 6,9% (embarazadas en protocolo PACTG 076: uso ZDV), entre 1995 y 1998. En los últimos años se han incorporado nuevas MPr para disminuir la TV del VIH como la cesárea electiva, el tiempo de rotura de membranas (T°RM) de < 4 h y nuevos antirretrovirales (ARV). Objetivos: Evaluar la TV del VIH en Chile, en 132 embarazadas que utilizaron Prot. 076 (o ZDV más otros ARV) y otras MPr entre 1/98 y 3/01. Analizar que MPr se utilizó en los niños que resultaron infectados. Pacientes y Métodos: Seguimiento prospectivo de los hijos de estas embarazadas con estudio del VIH por ADN-PCR, antigenemia y anticuerpos. El 58,3% de los binomios madre-hijo en estudio vive en la Región Metropolitana y el resto en otras Regiones del país. Resultados: 105 binomios madre-hijo utilizó Protocolo 076 (79,5%); el resto ZDV y otros ARV. De los niños nacidos de mujeres incorporadas a estos protocolos, 4 resultaron infectados (3%), 2 indeterminados (1,5%) y 126 no infectados (95,5%). La vía del parto fue cesárea electiva en 110 (83,3%), vaginal en 16 (12,1%) y cesárea por complicación obstétrica en 6 (4,5%). El T°RM fue < 4 h en 120 casos (92,4%). En los 4 RN infectados se aplicó el Prot. 076, pero incompleto: en 1 ZDV madre intraparto y RN y en 3 solo RNs; el parto fue vaginal en 3 y cesárea por complicación obstétrica en 1; en 3 el T° RM fue > 4 h. Conclusiones: Estos datos confirman la importancia de aplicar el Prot. 076 en todas sus etapas y que, en nuestro medio, la cesárea electiva y el T° RM < 4 h son medidas efectivas en la disminución de la TV del VIH. Pesquisar las embarazadas infectadas es el objetivo principal para lograr disminuir la infección por VIH en niños.

INFECCIÓN POR VIH EN NIÑOS. ANÁLISIS
DE LOS ÚLTIMOS 3 AÑOS

Chávez A, Alvarez AM, Vizueta E, Peña A, Larrañaga C, Wu E.
Comité Nacional de SIDA Pediátrico, SOCHIPE. Pediatría, Hospital San Juan de Dios.

Introducción: En 1989 se diagnosticaron en Chile los primeros casos de Infección VIH por transmisión vertical [TV]. A 03/2001 el Comité de SIDA Pediátrico ha detectado 139 niños infectados. Casi el 25% ha nacido entre 1/98 y 3/01. En 1995 se incorpora en Chile el Protocolo PACTG 076 (uso ZDV) en embarazadas VIH (+) para prevención de la TV del VIH. A 1998, con su aplicación se logró una disminución de la TV de un 23% (total embarazadas VIH+) a 6,9% en las en protocolo. Hasta la fecha aún no se norma en Chile ofrecer la prueba de VIH a todas las embarazadas. Objetivos: Analizar los niños VIH (+) nacidos entre 1/98 y 3/01 en relación a la utilización de protocolos de prevención; describir las manifestaciones clínicas que hicieron sospechar el diagnóstico y la edad y etapa de la infección VIH al momento de esta sospecha, en aquellos niños nacidos de mujeres que no usaron protocolos preventivos. Resultados: Durante este período nacieron 34 niños infectados. De ellos recibieron protocolo solo 4 (11,7%) y en todos fue incompleto (en 1 recibió ZDV la madre intraparto y el recién nacido, en 3 solo el RN); en ninguno la vía del parto fue cesárea electiva y solo en 1 la rotura de membranas fue < de 4 h, factores que han demostrado disminuir la transmisión. De los 30 niños sin protocolo, en 7 el diagnóstico se realizó por confirmación de la infección por VIH en la madre en el período postparto y en 23 por patología del niño (1 o más): bronconeumonía atípica (11), sepsis (4), infecciones bacterianas repetidas (4), síndrome mononucleósico (4), compromiso neurológico (3), hematológico (2), diarrea intratable (1) y desnutrición severa (1), siendo su edad y etapa al diagnóstico < 6 meses y C2 -C3 (SIDA) en 69,6% de los casos. Conclusiones: en el 88,2% de los niños infectados por VIH nacidos entre 01/98 y 03/01 se desconocía la infección VIH en la madre, lo que impidió la utilización de medidas preventivas para disminuir la TV de este virus. Es importante que los pediatras conozcan las manifestaciones clínicas de esta enfermedad para plantear el diagnóstico y tratamiento en etapas precoces. Es fundamental que la norma de ofrecer a toda embarazada la prueba de VIH que permita aplicar las medidas de prevención de la TV en forma oportuna, sea implementada en brevedad con el objeto de disminuir drásticamente el número de niños infectados.

SÍNDROME CARDIOPULMONAR POR HANTAVIRUS EN PEDIATRÍA

Soza G, Puebla S, Lorca P, Wenzel M, Navarrete M, Villagra E, Levis S.
Hospital Regional Temuco, IX Región. Hospital Clínico Valdivia, X Región. Instituto de Microbiología. U. Austral de Chile. ISP-MINSAL-Chile. Instituto de Enf. Virales. Julio Maiztegui, Pergamino, Bs. Aires, Argentina.

Introducción: El Síndrome Cardiopulmonar por Hantavirus (SCPH) es una grave zoonosis de origen viral con elevada letalidad transmitida al ser humano por ratones de campo. Detectado desde 1997 en nuestro medio, afecta más a gente joven, incluyendo niños. Son escasos los reportes de la enfermedad en población infantil, por lo que se ha estimado oportuno relatar nuestra experiencia en pacientes pediátricos con SCHP, procedentes de las regiones IX y X del país. Objetivos: Dar a conocer aspectos epidemiológicos, clínicos y de manejo terapéutico en 9 menores con diagnóstico confirmado (enero 1998-agosto 2001). Retroalimentar la capacidad diagnóstica y resolutiva del equipo de salud lo que permitirá un diagnóstico oportuno y un adecuado tratamiento. Material y Método: Información obtenida de registros clínicos y visitas epidemiológicas. Confirmación diagnóstica: IgM e IgG específicos en suero (ELISA). Detección de genoma viral de hantavirus en sangre por transcriptasa reversa y reacción de polimerasa en cadena (TR-RPC). Resultados: Edad promedio: 7,4 años (R: 2-13). Origen rural andino 7, rural costero 2. Contagio en casas abandonadas o graneros. Período de incubación promedio: 14 días (R: 7-21). Fueron constantes: fiebre alta (39-40 °C), intenso dolor abdominal, vómitos, mialgias. Todos presentaron compromiso respiratorio desde leve hasta distress tipo adulto. En forma regular hubo leucocitosis con inmunoblastos y/o linfocitos atípicos, trombocitopenia, elevación de transaminasas séricas, LDH e hiponatremia. En todos se encontraron títulos positivos para IgM e IgG específica y en 2 pacientes de brote familiar se detectó secuencia genómica de virus Andes. 4 niños requirieron ventilación mecánica y manejo de shock, falleciendo 3. Discusión y Comentarios: La frecuencia de SCPH en el menor de 15 años fue 16,6%, superior a reportes en USA. La letalidad de 33,3% es inferior a la de adultos, probablemente por inmadurez de la respuesta inmune. Es posible conformar un perfil epidemiológico y clínico de esta enfermedad, que sumado a las alteraciones de laboratorio, pueden permitir un diagnóstico precoz y un manejo oportuno de las formas graves del cuadro. No existe un tratamiento específico. Es conveniente aprender a convivir con el SCPH. Las medidas preventivas del contagio son fundamentales.

VIRUS RESPIRATORIO SINCICIAL EN PREMATUROS.
EXPERIENCIA CLÍNICA DE TRES AÑOS CON PALIVIZUMAB

Martínez JL, Villalón H.
Servicio de Neonatología - Clínica Las Condes.

El Virus Respiratorio Sincicial (VRS) es el principal patógeno respiratorio que afecta al prematuro extremo y es primera causa de reingreso tras el alta de los servicios de Neonatología en menores de 34 semanas de edad gestacional. Junto a las medidas de prevención general se dispone de Palivizumab (PVZ), anticuerpo monoclonal específico que ha demostrado reducir la tasa de ingresos por VRS. Se presenta la experiencia acumulada en 3 años de uso de PVZ a través de un protocolo prospectivo desde marzo a septiembre de los años 1999, 2000 y 2001. Se informó a los padres de los prematuros de 34 semanas y menores sobre la potencial utilidad de PVZ en reducir hospitalización por VRS, reacciones adversas, costos y régimen de administración. Se obtuvo consentimiento o rechazo en cada caso. Al alta se administró la primera dosis de PVZ (15 mg/kg) vía intramuscular. Se inició seguimiento de los pacientes que recibieron PVZ y de los rechazos en toda la época invernal y hasta la desaparición de VRS del medio ambiente. Un grupo control histórico de características similares incluyó los niños egresados los años 1997 y 1998, se usó de base para comparar resultados de efectividad en reducir ingresos por VRS. Se evaluó en el grupo tratado reacciones adversas. Resultados: El grupo de control histórico incluyó 75 pacientes, mediana de edad gestacional 30 semanas (26-34 semanas), mediana de peso al nacer 1 220 gramos (740 a 2 190 gramos). Un 10,6% presentaba displasia broncopulmonar con criterio de oxígeno dependencia a los 28 días de vida. En ellos se consignó un 37,3% de reingresos (28/75), siendo un 46,4% debida a VRS (13/28). El grupo de estudio incluyó 102 pacientes de los cuales aceptaron su uso 77 (75,5%) y rechazaron 25 casos (24,5%). Mediana de edad gestacional en grupo de estudio 30 semanas (25-34), peso al nacer 1 140 gramos (780-2 300), un 8,7% presentaba Displasia Broncopulmonar (28 días). El grupo que rechaza PVZ presenta 32% de ingresos (8/25), siendo 4 de los casos secundarios a VRS (4/8). El grupo que recibió PVZ presenta 25,9% de reingreso (20/77), de ellos, dos presentan (VRS 10% - 2/20). La reducción total de la hospitalización por VRS entre el grupo control y el tratado (46,4% a 10%) es de 78,5%. En ninguno de los grupos estudiados se presentó mortalidad asociada a VRS. No se reportaron reacciones adversas a PVZ. Conclusiones: La administración de PVZ resultó segura y eficaz para reducir la hospitalización por VRS en prematuros. Esto concuerda con los estudios previos. Su uso, junto a las medidas generales de prevención son elementos disponibles hasta obtener de calidad.

SÍNDROME NEFRÓTICO EN HOSPITAL REGIONAL DE ANTOFAGASTA

Mansilla V, Tabilo C.
Hospital Regional de Antofagasta. Universidad de Antofagasta.

El síndrome nefrótico (SN) se caracteriza por edema, proteinuria masiva, hipoalbuminemia e hipercolesterolemia. Su incidencia varía entre 2 y 5 casos por cada 100 000 menores de 15 años y la prevalencia de 15 por cada 100 000 niños menores de 16 años. Es más frecuente en varones, entre los 2 a 6 años de edad. En los niños es más frecuente el SN primario, siendo la histología más habitual la "lesión mínima", que se caracteriza por responder al tratamiento esteroidal en alta proporción. Quisimos analizar las características y comportamiento de los niños con SN en el Hospital Regional de Antofagasta, entre los años 1991 al 2001. Se revisaron 13 pacientes cuya edad promedio de debut de la enfermedad fue 4,1 años; con 7 casos entre 2 a 5 años; 10 pacientes de sexo masculino. En 4 pacientes se desconoce la clínica del debut por ser pacientes trasladados. Los 9 pacientes restantes ingresaron con edema, 2 en anasarca y ascitis; el promedio de proteinuria de 24 horas fue de 5,2 gr, albuminemia de 1,85 gr/dl, colesterolemia 510 mg/dl, trigliceridemia 423 mg/dl, creatininemia 0,48 mg/dl. Once pacientes respondieron al tratamiento corticoidal a los 10,7 días en promedio. Así se comportan 6 pacientes corticosensibles, 5 corticodependientes y 2 corticorresistentes. Se realizan en 3 pacientes biopsia renal: 1 glomerulonefritis focal-segmentaria y 2 lesión mínima. No siguieron controles 4 pacientes y de los pacientes restantes, 4 fueron recaedores frecuentes. Dentro de las complicaciones del tratamiento, los 9 pacientes presentaron cushing y bulimia. Y como complicación de la enfermedad hay 1 paciente con neumonía, 2 con celulitis y 1 peritonitis. En 3 pacientes fue necesario el uso de Ciclofosfamida. Conclusión: la presentación de los SN en nuestro Hospital, es mayormente en los varones y en preescolares. Responden inicialmente en un 85% (11/13) al esteroide y mayormente son corticosensibles. En los 9 pacientes que están en control, el 44% es recaedor frecuente y dentro de las complicaciones del tratamiento todos los pacientes presentaron Cushing y bulimia.

ENFERMEDAD DE BERGER: CASO CLÍNICO

Mansilla V.
Hospital Regional de Antofagasta. Universidad de Antofagasta.

La nefropatía IgA o enfermedad de Berger (EB) es la glomerulonefritis primaria crónica más frecuente en el mundo. En Chile, se ha descrito en un 25% de las biopsias renales y en un 13% de donantes renales vivos asintomáticos. Se caracteriza clínicamente por hematurias recurrentes e histológicamente por depósitos de IgA en el mesangio glomerular. Por la alta frecuencia que presenta esta patología en menores con hematuria, queremos mostrar un caso clínico que consultó en el Hospital Regional de Antofagasta. Se trata de un menor de sexo masculino, de 9 años 3 meses, que se hospitaliza en octubre de 1999 por hematuria macroscópica, indolora, sin coágulos acompañado de un cuadro de bronconeumonía. Destaca entre los exámenes una proteinuria de 24 horas de 216 mg y ex. de orina con eritrocitos + 100 y cilindros granulosos y hemáticos, creatinina normal, ASO 300 UI/ml, C3 151 mg/dl. Evoluciona normotenso, con buena diuresis y hematuria microscópica. Es dado de alta a los 9 días con control ambulatorio. Vuelve a ser hospitalizado en junio de 2000 por hematuria y virosis respiratoria alta. Destaca ahora una proteinuria de 24 horas de 1 362 mg y la ecografía renal muestra ambos riñones con aumento de volumen y ecogenicidad; con diferenciación corticomedular disminuida. Factor reumatoídeo y células de lupus normales. Se da de alta a los 17 días con control en policlínico y en espera de realizar biopsia renal en Santiago. Nuevamente debe ingresar por hematuria posterior a cuadro febril, con una creatininemia de 1,09 mg% que asciende hasta 6,14 mg%, cae la diuresis a 0,4 cc/kg/hora. Se trata el cuadro respiratorio bacteriano con Unasyn EV y manejo médico habitual de la Insuficiencia Renal Aguda, mejorando diuresis a las 48 horas. Se traslada en forma urgente a Santiago, dónde se realiza biopsia renal el 8/9/2000 que da como resultado una E.B. Se manejó con Prednisona 2 mg/kg/día durante 3 meses en dosis decrecientes hasta suspender. Ha permanecido asintomático, normotenso, con función renal normal, sin proteinurias y con escasa hematuria microscópica ocasional. La EB es una enfermedad glomerular lentamente progresiva hacia la insuficiencia renal, sin embargo, el grado de progresión es muy variable. Por lo tanto, es recomendable establecer un programa de pesquisa, realizando un examen de orina a todo niño en edad escolar, seguido de un examen histológico del paciente con hematuria persistente y detectar así esta patología en forma precoz y reducir su alta morbimortalidad en la vida adulta.

DIABETES MELLITUS TIPO 1 EN NIÑOS CON GLOMERULOPATÍA

Díaz M, García H, Alvarez E, Villanueva J.
Hospital Clínico San Borja-Arriarán, Hospital Puerto Montt.

La aparición de compromiso glomerular en niños portadores de diabetes mellitus tipo 1 (DM1) es frecuente, pero la situación inversa no lo es y no está descrita en niños. Se presentan dos niños cuyo cuadro clínico se describe a continuación: Caso N° 1. Niña de 11 años, sana hasta los 6 años, presenta hematuria microscópica sintomática, proteinuria moderada, función renal y calciuria normal, ANA negativos, hipocomplementemia (C3 15 mg%, C4 10 mg%), ecotomografía reno-vesical normal. Biopsia renal: Glomerulonefritis mesangio capilar tipo 1. Tratamiento con prednisona 40 mg c/48 h por 12 meses (abril 97-abril 98). Evoluciona normotensa, función renal normal, hematuria microscópica, proteinuria moderada e hipocomplementemia mantenida. Durante dos años (junio 98 a junio 2000) recibe ciclosporina 100 mg/kg/día sin respuesta. Desde junio 2000 recibe en forma exclusiva enalapril 10 mg c/12 h. En mayo de 2001 debuta con cuadro de Cetoacidosis diabética, confirmándose una DM tipo 1. Caso N° 2. Niño de 7 años, sano, inicia en marzo de 2001 dolor abdominal intenso y vómitos. Manejado como ITU. Reevaluado, en exámenes de laboratorio destaca leucocitosis discreta. Ecografía abdominal normal. Apendicectomía (19/03/01), apéndice sin signos inflamatorios. Sin cambio en la clínica. El 28/3/2001 inicia cuadro purpúrico, diagnosticándose un síndrome de Schonlein-Henoch. Se administra metilprednisolona con buena respuesta. Control a las 2 semanas, sedimento urinario con 180 hematíes, cilindros hialinos y cuerpos grasos ovales, C3 y C4 discretamente elevados, aumento de colesterol y triglicéridos, glicemia de 403 mg% y proteinuria de 2,8 g/dl en muestra aislada. Los exámenes sucesivos ratificaron el diagnóstico de DM tipo1. Biopsia renal del 21/4 informa Glomerulonefritis proliferativa focal y segmentaria. Estos casos ejemplifican una situación de presentación inhabitual que complica tanto el manejo como la evolución de los pacientes con glomerulopatías, en quienes el tipo de relación causal y el factor predisponente aún no han sido establecidos.

PERFIL DE MORBILIDAD NEFROLÓGICA INFANTIL EN CENTRO DIAGNÓSTICO Y TRATAMIENTO. HOSPITAL REGIONAL DE TEMUCO. 1996-2001

Dreves P, Reinoso S.
Servicio de Pediatría, Hospital Regional Temuco. Universidad de La Frontera.

Introducción: Se ha estimado importante dar a conocer la patología nefrológica en control en el Centro de Especialidades del Hospital Regional Temuco (CDT), IX Región, con la finalidad de contribuir a mejorar el diagnóstico, la referencia oportuna y el adecuado manejo de los pacientes. Material y Método: Estudio prospectivo de todos los pacientes derivados al Policlínico de Nefrología del CDT, Hospital Regional Temuco, desde enero 1996 a junio de 2001. Se registran aspectos epidemiológicos, clínicos y evolutivos. Resultados: La muestra incluyó 925 pacientes, 326 varones (35%) y 599 mujeres (65%). La edad se distribuyó en: 0-11 meses 73 (7,9%), 1-2 años 158 (17%), 3-5 años 211 (23%), 6-12 años 394 (42,5%) y mayores de 13 años 85 (9,1%). Los diagnósticos por orden de frecuencia son: infección urinaria (48,3%), malformaciones nefrourológicas (15,5%), disfunción vesical (8,7%), vejiga neurogénica (6,6%), enuresis (4%), hematuria (3,7%), glomerulonefritis aguda (3,2%), síndrome nefrótico (3%), síndrome hemolítico-urémico (2,2%), insuficiencia renal crónica (1,3%), S. Schonlein Henoch (1,3%), hipertensión arterial (1,1%), urolitiasis (0,7%). El diagnóstico más frecuente es infección urinaria (447 pacientes, 48,3%). El seguimiento muestra control regular en 762 pacientes (82,3%), con letalidad de 0,2% por insuficiencia renal terminal. Conclusiones: La patología encontrada no difiere del perfil de morbilidad en centros nacionales. La infección urinaria es la patología más frecuente. Hay una capacidad limitada de estudio en nuestro medio (imágenes, urodinamia), que se refleja en evaluación incompleta de 56% de los pacientes. A pesar de las limitaciones señaladas, estimamos que este policlínico cumple una importante función en el manejo de la patología nefrológica regional, que esperamos optimizar en el futuro con la disponibilidad de mejores recursos diagnósticos y terapéuticos.

INSULINORRESISTENCIA Y DISLIPIDEMIA EN
PACIENTES PEDIÁTRICOS PORTADORES DE
INSUFICIENCIA RENAL CRÓNICA

Cano F, Delucchi A, Iñiguez G, López L, Mazuela N, Sepúlveda P, Torrealba I, Villegas R.
Unidad de Nefrología y Endocrinología, Hospital Luis Calvo Mackenna, Escuela de Salud Pública, Universidad de Chile, Santiago, Chile.

Se ha descrito que los pacientes en Insuficiencia renal crónica (IRC) presentan insulinorresistencia (IR) y dislipidemia, trastornos que produciendo alteraciones no relacionadas con la homeostasis glucídica propiamente tal, agravan la patología de base. Objetivos: Estudiar la presencia de IR y dislipidemia en IRC en etapa de tratamiento médico prediálisis, y correlacionarlos con estado nutricional y trastornos clínicos asociados. Método: Se dividió en 2 grupos a pacientes en IRC, clearence de creatinina (VFG) entre 20-40 y 40-80 ml/min. Se evaluó: estado puberal (taner), nutricional (IMC), obesidad androide (cintura/cadera > 0,85), hirsutismo, acantosis-nigricans, presión arterial, medicamentos y antecedentes familiares. Se estudió perfil lípico y definió dislipidemia por National Cholesterol Education Program, IR por cálculo de HOMA (homeostasis model assesment) e IGFBP-I. Se comparó ambos grupos con 20 pacientes controles sanos de similares características demográficas. Análisis estadístico: t-Student, Fisher, regresión lineal, en stata y excel 97. Resultados: Se estudió 16 pacientes, 10 varones, edad 12,5 ± 4,38, 50% púberes, 73% eutróficos. IMC 19 ± 3,1, 59,4% obesidad androide: 13% > 1, PAD > p95 13%. No hubo signos clínicos de IR. Dislipidemia aislada 37,5%, Dislipidemia combinada 18,75%. Los resultados metabólicos se muestran en la tabla:


*(p < 0,05)
IRC mod (VFG 20-40)
(n= 7)
IRC leve (VFG 40-80)
(n= 9)
CONTROLES
(n= 20)

Parámetro Prom de Prom de Prom de
Colesterol 205,67* 42,10 155,2* 29,25 < 170 (NCEP)
Triglicéridos 132,5* 47,03 78,11* 35,51 < 152 (NCEP)
Homa 3,7* 1,42 6,13* 2,42 2,4 2,1
IGFBP-I 123,2* 40,96 68,73* 30,91 55,0*

36,2


Los valores de colesterol y triglicéridos están alterados en los de IRC moderada. La IGBP-I fue menor y el HOMA mayor en los de IRC leve. El análisis separado de población púber y prepúber mostró mayor IR en los primeros (p < 0,05). Existe marcada diferencia entre obesos y eutróficos, pero sin significancia estadística (muestra pequeña, n = 3). Los obesos presentaron todos IR y dislipidemia combinada. No hubo diferencia entre hipertensos y normotensos. Conclusiones: A mayor grado de IRC, mayor dislipidemia. La IR puede estar en etapas tempranas de IRC, guarda relación con pubertad y obesidad, no así con grado de IRC en etapa prediálisis probablememnte por concentrarse estos pacientes en el grupo de IRC leve, relacionándose con obesidad y con pubertad, siendo estos pacientes los de mayor riesgo, quienes se deberían estudiar y tratar precozmente. No se encontraron otros factores relacionados.

INSULINORRESISTENCIA Y DISLIPIDEMIA
EN PACIENTES PEDIÁTRICOS EN INSUFICIENCIA
RENAL CRÓNICA EN DIÁLISIS

Delucchi A, Torrealba I, Cano F, Sepúlveda P, López L, Iñiguez G, Mazuela N, Villegas R.
Unidad de Nefrología y Endocrinología, Hospital Luis Calvo Mackenna, Escuela de Salud Pública. Universidad de Chile Santiago, Chile.

Con frecuencia los pacientes con insuficiencia renal crónica (IRCr) en diálisis presentan Insulinorresistencia (IR) y Dislipidemia, las que pueden producir diversas alteraciones secundarias que se agravan a medida que se deteriora la función renal. Nuestro objetivo fue estudiar IR en pacientes en IRCr en Diálisis Peritoneal (DP) y Hemodiálisis (HD) y correlacionar con estado nutricional, crecimiento, trastornos clínicos asociados, lípidos séricos, dosis de diálisis y test de equilibrio peritoneal. Introducción: La insulinorresistencia (IR) y la dislipidemia son frecuente en los pacientes con insuficiencia renal crónica, produciendo diversas alteraciones secundarias no relacionadas a la homeostasis glucídica, las que se agravan a medida que empeora la función renal. Método: Se estudiaron pacientes en IRCr en DP y HD (mínimo 4 meses de terapia dialítica). Se evaluó estado nutricional (IMC), Z T/E, obesidad androide, hirsutismo, acantosis nigricans, presión arterial (PA) y perfil lipídico. Se estudió IR a través del Test de HOMA (Homeostasis Model Assessment) y de IGFBP-I. Se estudió test de equilibrio peritoneal (PET) y la dosis de diálisis (Kt/V). Los grupos fueron comparados entre sí y con sus controles sanos (CS) para HOMA y con el National Cholesterol Education Program (NCEP) para lípidos. En el análisis estadístico se utilizó t-Student, ANOVA y Fisher (valor significativo p < 0,05). Se determinó Insulinemia por RIA e IGFBP-1 por IRMA. Resultados: Se estudiaron 50 pacientes: DP (23), HD (7) y Controles (20). Edad promedio 10,1 años, 76% eutróficos y 60% prepúberes, Z T/E x: - 1,79 ± 1,3, IMC x: 17,5 ± 2,6, presentó PAD > p95 el 36% y Dislipidemia el 67%. Promedio y Desviación estándar de los parámetros estudiados.


*(p < 0,05) PD + HD CS
  X Desv. st X Desv. st

HOMA 7,8* 05,4 02,4* 2,1
INSULINEMIA 036,6* 23,1 11,9* 9,4
IGFBP-1 00140,2* 53,6 55,0* 036,2

El HOMA en IRCr en diálisis fue significativamente mayor que en CS. No hubo diferencias de HOMA entre eutróficos y obesos (p = NS), entre hipertensos y normotensos (p = NS), y entre dislipidémicos y normolipidémicos (p = NS). HOMA se relacionó con hirsutismo, acantosis nigricans y alteraciones menstruales. La IGFBP-I fue significativamente mayor en los pacientes en diálisis vs controles sanos (p < 0,01). Conclusiones: La IR se observó en todos los pacientes con IRC en diálisis, siendo significativamente mayor en Hemodiálisis. El grado de IR fue independiente del estado nutricional, y no se correlacionó directamente en este estudio con PA y Dislipidemia, a pesar de que un 36% de pacientes presentó PAD > p 95 y un 67% dislipidemia. IGFBP-I fue significativamente mayor en los pacientes en diálisis, probablemente por alteración en el clearence de esta proteína.

HIPERNATREMIA EN EL NIÑO HOSPITALIZADO

Saavedra M, Duffau G.
Hospital Clínico de Niños Roberto del Río.

La hipernatremia puede ser causada por una excesiva pérdida de agua en relación a la pérdida de solutos, por aumento de las pérdidas insensibles, por excesivo aporte de sal sin un adecuado contenido de agua y por trastornos neurológicos que alteren la producción de ADH. Tradicionalmente la principal causa de hipernatremia en niños ha sido el síndrome diarreico agudo con deshidratación. En los últimos años se ha producido una disminución del número de pacientes que deben ser hospitalizados por diarrea y sus complicaciones, aumentando la importancia relativa de las otras causas de hipernatremia. Por este motivo consideramos importante estudiar los casos de hipernatremia detectados en nuestro hospital en los últimos dos años, para determinar su etiología y características clínicas más relevantes. Se revisaron los casos de hipernatremia de niños hospitalizados en el Hospital Roberto del Río desde agosto 1998 a noviembre del año 2000. Se estudiaron 55 pacientes con este diagnóstico (0,2% del total de niños hospitalizados durante ese período). Más del 75% de los casos fueron menores de 2 años, con una alta proporción de niños desnutridos o en riesgo de desnutrición (39,9%). No se observaron diferencias en cuanto a género. En la mayoría de los pacientes la hipernatremia se detectó en el transcurso de la hospitalización (80%) y solo en 11 pacientes (20%) se detectó al ingreso. El antecedente más importante para el desarrollo de hipernatremia fue la restricción hídrica y la cardiocirugía. Dentro de los diagnósticos principales de los pacientes estudiados el mayor grupo correspondió al de pacientes cardiológicos que desarrollaron hipernatremia posterior a cirugía cardiaca (36,36%), en segundo lugar los pacientes con síndrome diarreico agudo (23,63%) y con menor frecuencia pacientes que cursaron con sepsis o encefalopatías. En la mayoría de los casos hubo una normalización de la natremia durante la hospitalización, secundaria a tratamiento de hidratación con soluciones con una concentración de sodio entre 35 y 70 mEq/l, o por resolución de la patología de base. Los casos en que no hubo normalización correspondieron a pacientes muy graves, que finalmente fallecieron. Doce enfermos fallecieron (21,8%) y la causa de muerte no tuvo relación aparente con la hipernatremia. En base a los resultados obtenidos se puede concluir que la hipernatremia se ha convertido en una patología poco frecuente, con un nuevo patrón de presentación. Los pacientes que desarrollaron hipernatremia durante su hospitalización correspondieron a enfermos con una alta proporción de desnutrición y portadores de patologías complejas, principalmente aquellos sometidos a cirugía cardiaca manejados con restricción de volumen. En este grupo de enfermos se observa una alta letalidad, reflejando que se trata de niños con patologías graves en que la hipernatremia aparece asociada a otros trastornos tanto o más graves que el hidroelectrolítico. En los pacientes que cursaron con cuadros menos graves y que presentaron hipernatremias leves se observó una recuperación rápida del trastorno con una terapia de rehidratación, demostrándose nuevamente que este es un tratamiento efectivo para el manejo de la hipernatremia. En aquellos enfermos en que no pueda realizarse esta terapia y que además deban permanecer con restricción hídrica y manejo de acidosis metabólica, debiera ser considerado el uso de agentes alcalinizantes que no aporten sodio.

SEGUIMIENTO DE LA VEJIGA NEUROGÉNICA
ASOCIADA A MIELOMENINGOCELE. IQUIQUE,
1996-2001

Born E, Manríquez L.
Neonatología. Hospital de Iquique.

La causa más común de vejiga neurogénica (VN) en pediatría es la disrafia raquimedular, cuya lesión más frecuente es el mielomeningocele (MMC). La prevalencia de MMC en Iquique oscila entre 1/500 en 1999 a 1/1 800 nacidos vivos en 2001. La medicina moderna permite que sobrevivan mayor cantidad de niños y con mejor calidad de vida. Por eso se inicia la evaluación y trat. del compromiso urinario en los neonatos, para que la VN que acompaña los MMC no deteriore el árbol urinario superior. Objetivo: Evaluar el comportamiento de las VN manejadas en el Policlínico Especialidades, Hospital de Iquique. Material y Método: Se recolecta información de fichas clínicas de pacientes con MMC desde 1996 a la fecha. Se registran datos generales, adhesión al control y trat. y evaluación periódica de función renal, bacteriología de orina y estudio con ecografías renales (Eco), cistoureterografías (UCG) y cintigrama, junto con medir presión de escape vesical (LPP). El trat. consiste en antibiótico profiláctico, oxibutinina y cateterismo vesical limpio (CIL) para presión de escape > 40 cm agua. Resultados: Fueron 25 niños con MMC, 22 en lumbosacro, 14 mujeres, 22 de término, y 19 con hidrocefalia. Se mantienen en control regular 12 niños. 2 de ellos con vesicostomía, uno por insuficiencia renal y el otro por no poder llevar el CIL. 9 de los 12 en control fueron catalogados como vejiga de alto riesgo (VAR). 6 de ellos inician de neonatos el tratamiento completo, con CIL. Están sin hidronefrosis (HN) a la Eco, sin reflujo en UCG y cintigrafía bien. Una VAR en que se suspendió CIL aparece con HN izq. Otra con HN grado IV en que se inició solo antibiótico, al agregarse CIL bajó su HN pero queda con daño renal. A las 3 vejigas bajo riesgo no se indica CIL y se mantienen bien. Una hace RVU II a III que disminuye con inicio de CIL. Conclusión: Protegemos riñón si se mantiene adhesión al tratamiento (AB, oxibutinina y CIL) y a los controles de imágenes seriados, lo que hemos mejorado con los años en la medida que se tiene un policlínico estructurado para tal efecto.

LITIASIS RENAL EN PEDIATRÍA

Lagomarsino E, Avila D, Céspedes P, Baquedano P, Cavagnaro F.
Pontificia Universidad Católica de Chile.

Existe escasa información sobre la litiasis urinaria pediátrica en Chile. Con el objetivo  de conocer las características epidemiológicas, clínicas  y de laboratorio, se diseñó un estudio prospectivo que incluyó tanto los ingresos, como las consultas externas por litiasis en el Hospital de la Pontificia Universidad Católica. Se elaboró una ficha en la que se consignan identificación, antecedentes familiares, caracterización, laboratorio y tratamiento. Entre el 1 enero de 1997 y 31 de diciembre de 2000, 52 niños ingresaron al protocolo, 26 (50%) mujeres, con edades entre 2 meses y 16 años 5 meses. El 50% tenía antecedentes familiares de litiasis renal. Los síntomas iniciales fueron: dolor abdominal 23 (44%), hematuria 21 (40%), fiebre 13 (25%), eliminación de cálculo 11 (21%), vómito 11 (21%), infección urinaria 9 (17%), globo vesical 3 (6%) y en 9 (17%) fue un hallazgo en pacientes asintomáticos. La sintomatología varía según la edad del paciente: en los menores de 5 años el hallazgo del cálculo, la fiebre y la infección urinaria fueron los síntomas más frecuentes mientras en los mayores de 10 años lo fueron, el dolor cólico y la hematuria. Se hospitalizaron 1,6 niños con litiasis  por cada 1 000 ingresos  en dicho período. En el estudio, 12 (23%) pacientes, tenían malformaciones urinarias: doble sistema pielocalicilar 4 (67%), estenosis pieloureteral y reflujo vesicoureteral 2 (17%) cada uno, riñón ectópico, divertículo, estenosis uretral, quiste renal, vejiga neurogénica, riñón  en herradura y displasia renal 1 (8%) cada uno. Catorce (37%) pacientes presentaban alteración metabólica al estudio, de los cuales 11 (79%) resultaron  ser hipercalciuria idiopática, otras fueron hipomagnesuria; hipocitraruria e hiperuricosuria y acidosis tubular renal tipo I. En cuatro (8%) la litiasis ocurrió durante períodos de inmovilización prolongadas. El 25% (13 pacientes) tuvo estudio bioquímico del cálculo: todos incluían  oxalato de calcio puro o en su forma mixta. Conclusiones: La litiasis renal se presentó  con igual frecuencia en ambos sexos, los síntomas variaron según la edad. Se hospitalizaron 1,6 por cada 1 000 ingresos hospitalarios. La mitad tiene antecedentes familiares, 23% tienen malformaciones urinarias y 37% alteraciones metabólicas especialmente hipercalciuria.

DRENAJE ENDOSCóPICO EN NIÑOS DE LA VíA URINARIA ALTA

Bernal M, López MT, Cortés M, Vargas F.
Unidad de Urología Pediátrica, Hospital San Borja-Arriarán.

Objetivo: Mostrar a la Comunidad Pediátrica la experiencia de la Unidad de Urología Infantil de nuestro Hospital, en el uso de catéteres ureterales doble J (enroscado en ambos extremos), de material inerte, utilizados para drenar la obstrucción de la vía urinaria proximal, como la hidronefrosis causada generalmente por estenosis pieloureteral y/o la hidroureteronefrosis originada por estenosis ureterovesical). Fueron colocados endoscópicamente, de manera mínimamente invasiva. Con lo cual se evitó las derivaciones externas como la pielostomía y/o ureterostomía, e incluso como se verá, en algunos pacientes se evitaron las grandes cirugías reparadoras abiertas. Esto fue posible por la incorporación en la Unidad de Urología de material endoscópico neonatológico de 7,5 French, lo que permite su paso por la uretra masculina, incluso del recién nacido. Se analiza el resultado de la aplicación de este procedimiento de drenaje endoscópico en 19 unidades renales (12 con estenosis pieloureteral y 7 con estenosis ureterovesical). Edad promedio de los pacientes fue 7 meses. Los drenajes se mantuvieron in situ por un período de 7 meses en promedio. En todos se usó antibiótico profiláctico. La hospitalización fue de 1 día. El catéter fue bien tolerado (los pacientes no presentaron cólicos, hubo leve hematuria transitoria en 3 pacientes, todos los pacientes presentaron alteración leve del sedimento urinario, pero sin gérmenes). Las complicaciones observadas se refieren a movilización del catéter (uno asciende a uréter y dos caen a vejiga, los que se retiraron endoscópicamente. Un cuarto catéter asciende a pelvis y se retira en el momento de la cirugía abierta reparadora). Los controles ecográficos con los catéteres doble J in situ, demostraron en todos los pacientes disminución de la dilatación. Al retirar los catéteres, en 11 unidades renales reaparece la dilatación y requirieron de cirugía reparadora abierta, pero con menos dificultades técnicas. En 8 unidades renales (40%), se mantuvo la mejoría obtenida con el drenaje interno, tanto estructural como funcional, sin que se haya requerido cirugía reparadora abierta. Seguimiento entre 4 a 54 meses.

INFECCIÓN DEL TRACTO URINARIO EN NIÑOS
MENORES DE 15 AÑOS EN UN SERVICIO DE PEDIATRÍA

Sepúlveda AC, Cabrera A, Valderrama C, Núñez C.
Hospital Naval Almirante Nef, Viña del Mar.

Definición: La infección del tracto urinario (ITU) es una causa frecuente de infección en la infancia, predomina en la mujer, excepto en el recién nacido. Se define como la invasión y multiplicación de gérmenes en la vía urinaria y su diagnóstico debe ser confirmado bacteriológicamente. Objetivos: Evaluar la conducta seguida en 112 pacientes menores de 15 años hospitalizados con sospecha diagnóstica de ITU en el Servicio de Pediatría del Hospital Naval de Viña del Mar entre los años 2000 y 2001. Material y Método: Se evaluaron 112 pacientes entre 1 mes y 14 años 10 meses que fueron hospitalizados con el diagnóstico presuntivo de ITU basados en la clínica y sedimento de orina. Previa toma de urocultivo se inicia tratamiento antibiótico. Durante la estadía hospitalaria se realiza ecografía y cintigrafía renal con DMSA a todos los pacientes. Al alta son derivados a Policlínico de Nefrología para control y continuar estudio. Resultados: De los 112 pacientes el 70,5% correspondió al sexo femenino. El 15% de los pacientes tenía el antecedente de ITU previa. El motivo de consulta más frecuente fue fiebre en un 95%, seguido de vómitos con un 45,5%. El 85,7% tiene un sedimento de orina alterado sugerente de ITU, el urocultivo es positivo en un 91% correspondiendo a E. Coli en un 77,6%. Se realizó ecografía renal en 101 pacientes, 52% son informadas como normales, el 48% restante presentó diversos grados de alteración. Se encontró un 27,4% de pacientes con cintigrafía con DMSA normal, 5% con signos de caliectasia o hipoperfusión renal y un 67,6% compatibles con pielonefritis aguda. Todos los pacientes recibieron tratamiento antibiótico por 10 días, siendo el medicamento de elección en nuestro servicio el Cefuroximo (89,2%). A todos los pacientes se les tomó urocultivo de control al tercer día de iniciado tratamiento para evaluar respuesta a la terapia. Conclusiones: La conducta seguida con los pacientes con ITU en nuestro servicio logra controlar el cuadro agudo, pesquisar malformaciones, lesiones previas de la vía urinaria y el seguimiento posterior de los pacientes. La cintigrafía muestra un mayor porcentaje de positividad en comparación con los demás métodos diagnósticos, por lo que se sugiere utilizarla en todos aquellos servicios con disponibilidad a este examen.

UROCULTIVOS PEDIÁTRICOS: ANÁLISIS DE LOS
MÉTODOS DE OBTENCIÓN DE MUESTRAS EN
RELACIÓN A LOS UROPATÓGENOS AISLADOS
Y EL RECUENTO DE COLONIAS

Céspedes P, Lizama M, Wyrth H, Nardiello A, García P, Lagomarsino E, Cavagnaro F.
Hospital Clínico Universidad Católica de Chile.

La Infección urinaria (ITU) es una patología frecuente en pediatría. Con el objetivo de relacionar los métodos de obtención de las muestras, los uropatógenos y sus recuentos de colonias, se analizaron retrospectivamente los urocultivos con desarrollo bacteriano de la Red de Salud UC durante 4 meses del año 2000. Se registró edad, sexo, método de obtención de la muestra, procedencia, microorganismo, recuento de colonias y susceptibilidad antimicrobiana. Se consideró urocultivo (+) un recuento > 105 ufc/mL para muestras por recolector o 2º chorro, > 104 ufc/mL para sondeo y cualquier recuento para punción vesical (PV). Se consideró recuento bajo aquellos urocultivos con desarrollo < 105 ufc/mL pero > 5.000 ufc/mL para recolector o 2º chorro y > 500 ufc/mL por sondeo. El estudio estadístico se realizó por el test de Fisher y Binomial. Se analizó un total de 567 urocultivos con desarrollo de algún uropatógeno. De estos, 431 fueron (+) según la definición y 136 (23%) tenían recuentos bajos. De los 431 considerados (+), 313 (73%) fueron mujeres y 118 (27%) hombres (p < 0,05); 164 (38%) tenían < 2 años y 267 (62%) tenían > 2 años (p < 0,05). Los métodos de toma de muestra fueron: 2º chorro 65%, sondeo vesical 18%, recolector 16% y PV 1%. 2º chorro fue el más utilizado en > de 2 años, pacientes ambulatorios y mujeres. PV y cateterismo se utilizó más en < de 2 años y niños hospitalizados. En el grupo con recuentos bajos, la obtención de la muestra fue: 2º chorro 22%, recolector 38%, cateterismo 15% y PV 0%. E. coli fue el microorganismo más aislado (77%), seguido de P. mirabilis (10,1%) y E. faecalis (3,7%). La sensibilidad de E. coli fue de 99% para Cefuroximo, 63% para Cefazolina, 97-100% para Aminoglucósidos, 97% para Nitrofurantoína y 44% para Ampicilina (p < 0,05). Comentario: La mayoría de los urocultivos (+) correspondieron a mujeres > 2 años, en los que la muestra se obtuvo por 2do chorro. Una de cada 4 muestras con desarrollo bacteriano presenta recuentos bajos, obtenidos en su mayoría por recolector y que pueden considerarse contaminación. Destaca un bajo % de muestras obtenidas por PV, gold standard en el diagnóstico de ITU. E. coli fue el uropatógeno más frecuente, manteniendo sensibilidad a antibióticos pero con una menor susceptibilidad a Cefazolina. En hombres y pacientes hospitalizados E. coli se obtuvo en menor proporción y P. mirabilis fue más frecuente en sexo masculino que femenino (22,9% vs 5,4%).

CARACTERIZACIÓN DE LA INFECCIÓN URINARIA EN LACTANTES

Peralta E, Delpiano L, Molina C, Hun J.
Unidad Infectología Pediátrica. Hospital Clínico San Borja-Arriarán.

La infección del tracto urinario (ITU) es la infección bacteriana más frecuente en pediatría luego de las infecciones respiratorias. La tasa de ITU en lactantes febriles puede alcanzar un 5%. El diagnóstico oportuno facilita la elección de terapia efectiva, define estudios morfológicos, funcionales y motiva conductas para evitar secuelas renales. Luego de revisión retrospectiva, se describen las características clínicas, microbiológicas y evolutivas de lactantes hospitalizados con diagnóstico de ITU desde enero 1996 a diciembre 2000. De un total de 269 pacientes, encontramos 146 hombres (54,2%), el promedio de edad fue de 6,5 meses (31 recién nacidos). Presentaron vómitos un 38,6%, diarrea 41,2%, letargia 61%, irritabilidad el 26% y convulsiones el 5,9%. La temperatura promedio de ingreso fue 38,9 °C. El promedio de leucocitos fue 20 423 x mm3 y PCR 105 mg/l. Se aisló germen de 34 hemocultivos (12,6%), 25 de estos correspondían a lactantes menores de 3 meses (73%), en todos se aisló E. coli. Hubo 38 niños con urocultivo negativo, en quienes el diagnóstico se apoyó en la clínica más alteración del sedimento urinario con hemo (+) o alteración cintigráfica. De 231 muestras de urocultivos positivos, se desarrolló E. coli en 209 (90,4%), Klebsiella sp 13 (5,6%) y Pseudomona aeruginosa 4 (1,7%). El método de toma de muestra de orina fue recolector (222) y cateterismo (42), método en uso desde 2000. E coli presentó una resistencia antimicrobiana in vitro a CFP 1º G de 24,6%; 17,5% a AMP; 32,65 a STX y 0% a AMK. En 225 lactantes se realizó ecotomografía, encontrando en 52 (23%) alteraciones morfológicas, así también de 61 cintigrafías renales efectuadas (DMSA), 36 (59%) presentaron alteraciones del tipo de cicatrices renales. Recibieron terapia ev por 6 días promedio, siendo cefotaxima el principal antimicrobiano empleado en el 89%. La estadía hospitalaria alcanzó un promedio de 8 días. No hubo letalidad. En suma, un lactante febril con leucocitosis y PCR elevada, obliga a descartar el foco urinario, debiendo investigar bacteremia especialmente en el menor de 3 meses. Destacan: el predominio de E. coli como agente causal, la elección de cefotaxima como antimicrobiano y la utilidad de los métodos de imagen para diagnóstico, especialmente cintigrafía (DMSA).

EPIDEMIOLOGÍA EN LOS GÉRMENES MÁS FRECUENTES DE INFECCIÓN DEL TRACTO URINARIO

Cavagnaro F, Aglony M, Céspedes P, Márquez S, Nardiello A.
Hospital Clínico Universidad Católica. Departamento de Pediatría.

Introducción: El diagnóstico de infección del tracto urinario (ITU) se basa en la positividad del urocultivo, examen que requiere de a lo menos 24 a 48 horas para informarse. ¿Es posible la orientación etiológica por sexo y edad del paciente? Objetivo: Evaluar las características epidemiológicas de los pacientes con ITU, según el germen causal, determinando la frecuencia de aparición de cada agente causal, según sexo y edad. Pacientes y Método: Se analizaron retrospectivamente los antecedentes de 70 pacientes hospitalizados por ITU en el Servicio de Pediatría del Hospital Clínico U.C., durante 1999 y junio de 2000, consignándose el agente causal, edad y sexo de cada paciente. Resultados: El 55,8% de los pacientes eran mujeres, con edad promedio (Edad*) de 1 año 9 meses. La distribución según edad y sexo fue la siguiente:


  Mujeres Hombres

< 3 meses 37% 63%
3 meses - 2 años 54% 46%
> 2 años 80% 20%

Al analizar los datos según cada germen obtuvimos lo siguiente:


  E. coli
%
68,5%
Edad*
Klebsiella
%
14,3%
Edad*
Enterococo
%
7,1%
Edad*

Hombres 39,5 12 m 60% 3 m 60% 2 m
Mujeres 60,5 39 m 40% 22 m 40% 3 m

  Enterobacter
%
5,8%
Edad*
Pseudomona
%
4,3%
% Edad*

Hombres 75 14 m 66,6 4 m
Mujeres 25 16 m 33,4 2 m

Conclusiones: A partir de estos resultados podemos plantear que en pacientes menores de 18 meses son más frecuente los gérmenes diferentes a E. coli y que en varones las probabilidades de tener una ITU por un germen distinto a E. coli son más altas que en mujeres.

ESTUDIO DE UROCULTIVOS EN PACIENTES
PEDIÁTRICOS HOSPITALIZADOS VS AMBULATORIOS

Nardiello A, Lizama M, Céspedes P, Wyrth H, Cavagnaro F, Lagomarsino E.
Hospital Clínico Universidad Católica. Departamento de Pediatría.

La Infección Urinaria (ITU) es la segunda causa de infección bacteriana en niños. E. coli se reporta como el uropatógeno más frecuente, representando un 70-80% del total de ITU, variando este porcentaje en pacientes hospitalizados donde aumenta la frecuencia de otros patógenos. Objetivo: Evaluar uropatógenos más frecuentes en pacientes hospitalizados vs ambulatorios y su frecuencia, métodos de toma de muestra y características de la población (edad/sexo). Metodología: Se revisaron en Laboratorio de Microbiología del Hospital Clínico U.C. urocultivos realizados en pacientes menores de 15 años durante cuatro meses del año 2000, dividiéndose según procedencia en ambulatorios (A) (se incluyeron todas las tomas de muestra de la red de Salud del Hospital Clínico y Servicio de Urgencia) y hospitalizados (H), registrándose además edad (mayor o menor de 2 años), sexo y método de toma de muestra. No se estudiaron antecedentes clínicos. Se analizaron datos a través del test de Fischer y Binomial. Resultados: Se obtuvo un total de 431 cultivos, de los cuales 35 (8,12%) provenían del hospital y 396 (91%) de consulta ambulatoria (p < 0,05), de estos últimos un 24% se realizaron en S.U. Los métodos de toma de muestra fueron: Ambulatorio: 2º chorro 67%, Recolector 16%, Sondeo 15% y Punción vesical (PV) 0,3%. Hospitalizados: 2º chorro 40%, Recolector 2,9%, Sondeo 37%, Sonda a permanencia 8,5%, PV 8,6%, ostomía 2,9%. Los patógenos aislados fueron: Ambulatorios: E. coli 79%, P. mirabilis 11%, E. Fecalis 3,3%, K. pneumoniae 2%, P. aureginosa 0,8%. Hospitalizados: E. coli 54%, P. aureginosa 8,6%, E. clocae 8,6%, E. fecalis 8,6%. Con relación a la edad en ambos grupos fueron más frecuente los > de 2 años. Conclusiones: E. coli permanece siendo el uropatógeno más frecuente, aunque en urocultivos provenientes del hospital disminuye su frecuencia. En la red ambulatoria se realizan con menor frecuencia métodos invasivos de obtención de muestra, que dentro del ámbito hospitalario, y en ambos grupos predominan los mayores de 2 años.

ASOCIACIÓN ENTRE BACTERIAS UROPATÓGENAS Y
ALTERACIONES EN EL ESTUDIO POR IMÁGENES DE
PACIENTES CON ITU

Cavagnaro F, Nardiello A, Céspedes P, Márquez S, Aglony M.
Hospital Clínico Universidad Católica. Departamento de Pediatría.

Objetivo: Detectar asociación de bacterias uropatógenas con: a.- la presencia de daño parenquimatoso en la cintigrafía renal con DMSA, y b.- alteraciones anatómicas y/o funcionales en la ecografía renal y vesical (ECO) y la uretrocistografía (UCG); así como también determinar la relación entre sensibilidad antibiótica y la presencia de daño parenquimatoso y alteraciones anatómicas y/o funcionales. Pacientes y Métodos: Se analizaron retrospectivamente todos los pacientes hospitalizados por 1ª ITU en el Hospital Clínico UC., durante los años 1998 y 2000, que contaban con estudio de imágenes completo (ECO, UCG y Cintigrafía). 69 pacientes cumplían con los requisitos del estudio. En relación a la evaluación de las sensibilidades se consideraron dos grupos, los multisensibles y los resistentes a 1 o más antibióticos. Resultados: De los pacientes incluidos en el estudio el 55% eran mujeres, siendo el promedio de edad de 2 años 1 mes (rango: 15 días a 8 años 3 meses). Al analizar cada germen por separado en relación a la alteración en la cintigrafía, ECO y UCG, obtuvimos los siguientes resultados:


BACTERIA Cintigrafía ECO UCG

E. coli 62% 59% 24%
Klebsiella sp. 70% 70% 50%
Enterobacter cloacae 75% 50% 50%
Enterococo 0100% 50% 75%

Al analizar las sensibilidades antibióticas de los gérmenes, no se observó diferencia entre ambos grupo. Conclusiones: Los gérmenes no E. coli se asocian con mayor frecuencia a alteraciones cintigráficas y uretrocistográficas; en cambio, en las alteraciones ecográficas se observa mayor frecuencia de Klebsiella, seguida por E. coli y luego los otros patógenos. Por otra parte, no encontramos asociación directa entre la sensibilidad antibiótica del germen y su capacidad de presentar daño parenquimatoso o asociarse a alteraciones anatómicas o funcionales.

FRECUENCIA DE ALTERACIONES DIFERENTES A
REFLUJO VÉSICO URETERAL, DETECTADAS CON
URETROCISTOGRAFÍA

Nardiello A, Glenz C, Orellana P, Cavagnaro F, Lagomarsino E, Céspedes P.
Hospital Clínico Universidad Católica. Departamento de Pediatría.

Introducción: Dada la mayor sensibilidad de la Cistografía Isotópica Directa (CID), para la detección de reflujo vésico ureteral (RVU), en comparación a la uretrocistografía miccional seriada (UCG), asociado a las francas menores dosis de radiación producidas, ha sido discutido si en la evaluación de niños con infección del tracto urinario (ITU), debiera solicitarse la CID en lugar de la UCG, para la detección más sensible de RVU. Sin embargo, la UCG permite evaluar las características anatómicas de vejiga y uretra, así como también utilizar una clasificación estandarizada para graduar el RVU. Objetivo: Evaluar la presencia de alteraciones uretrocistográficas, diferentes a RVU y analizar la frecuencia con que estos hallazgos se evidencian en la ecografía renal y vesical (ECOr), pudiendo plantear así el uso de la CID más una ECOr en lugar de la UCG, en el estudio de pacientes con ITU. Pacientes y Método: Se analizaron retrospectivamente todos los pacientes que consultaron al Policlínico de Nefrología del Centro Médico San Joaquín de la U.C., desde 1998 a 2000, con diagnóstico de ITU y estudio por imágenes completo. 223 pacientes cumplían con los requisitos del estudio. Resultados: De los 223 niños analizados, el 70% mujeres, con un promedio de edad de 3 años 10 meses (DS ± 42 meses). La UCG demostró RVU en 91 de los 223 niños (40%) y se evidenció una patología distinta a RVU en 5% (12/223), siendo estas principalmente divertículos vesicales o paraureterales, ureteroceles y 1 caso de valvas uretrales posteriores. En 3 de estos 12 pacientes (25%) se observó la misma alteración a la ecografía. Conclusiones: A partir de estos resultados, podemos plantear la posibilidad de realizar una CID con una ECOr en el estudio de los pacientes con ITU, con una baja probabilidad de omitir otra patología concomitante, ofreciendo así al paciente un estudio más sensible y con menor irradiación, en la detección del RVU. Sin embargo, debe considerarse el contexto clínico del paciente, teniendo en cuenta determinadas circunstancias en las que se debe preferir el uso de la UCG; como por ejemplo en varones menores con sospecha de patología obstructiva.

TRAUMATISMO OBSTÉTRICO. ANÁLISIS DE
FACTORES DE RIESGO

Núñez E, Alvarez A.
Depto. de Pediatría Facultad de Medicina Universidad de Concepción. Servicio de Pediatría Hospital Las Higueras, Talcahuano, Chile.

Se entiende por traumatismo del parto a diversas alteraciones y lesiones producto del parto o asociadas a maniobras médicas efectuadas durante este. Existen factores de riesgo asociados al trauma obstétrico (TO), cuya incidencia y relaciones en nuestro medio se desconocen. Se analizaron todos los casos de TO durante el periodo comprendido entre el 1 de julio de 2000 al 30 de junio de 2001 en la Unidad de Puerperio del Servicio de Obstetricia del Hospital Las Higueras de Talcahuano. Se estudiaron características maternas, tipo de parto, características del recién nacido (RN), persona que atendió el parto, y se comparan con un grupo control durante el mismo periodo. Los datos se almacenaron en un protocolo y fueron analizados con el programa EPINFO 6.0. En el periodo de estudio nacieron 3.719 niños, de los cuales 178 presentaron uno o más TO, siendo el total de traumatismos 188 (5,05%). El TO más frecuente encontrado fue fractura de clavícula 108 (2,9%), seguido por el cefalohematoma 71 (1,9%), parálisis braquial 6 (0,16%), hematoma glándula suprarrenal, hemorragia subaponeurótica, fractura de húmero, cada una con 1 caso (0,03%). Analizando los factores de riesgo materno y de los RN en ambos grupos, no hubo diferencias significativas en relación a la edad, talla y paridad de la madre; tipo de parto, persona que atendió el parto, sexo, talla, peso y circunferencia de cráneo del RN. Nuestra cifra de TO es elevada en comparación con la descrita en la literatura internacional. Nos llama la atención que la macrosomía fetal y la talla materna baja no fuera en nuestro grupo estudiado un factor de riesgo importante en el TO.

DOPPLER FETAL Y RIESGO DE MORBIMORTALIDAD PERINATAL

Becerra M, Bocaz F, Medina L, Mena P, Gómez R.
Hospital Sótero del Río, Unidad de Neonatología, Cedip.

Desde hace dos décadas el doppler fetal ha sido utilizado para evaluar riesgo perinatal. El estudio de flujo doppler de arteria y vena umbilical en el feto con insuficiencia placentaria y retardo de crecimiento intrauterino ha sido asociado a morbimortalidad perinatal y a compromiso neurológico postnatal. Objetivo: Establecer la relación entre las alteraciones progresivas del estudio de doppler fetal en fetos con RCIU y la morbilidad perinatal. Método: Se analiza retrospectivamente la evolución postnatal de los neonatos con RCIU y doppler fetal alterado, excluyendo polimalformados, aneuplodias y embarazos múltiples. Se compara la evolución con el tipo de alteración de doppler: 1. Solo aumento de la resistencia. 2 Flujo ausente o reverso al final de diástole en arteria umbilical. 3 Ausencia de vasodilatación de la arteria cerebral media. Se registran los datos biodemográficos, los diagnósticos de egreso, la tolerancia alimentaria, el patrón de crecimiento, el estado clínico al alta, duración de hospitalización. Se analizó con tablas de contingencia, x2 test de Mann-Whiting y regresión logística. Se presenta el análisis de la morbilidad mayor según tipo de alteración del doppler. Resultados: Se identificaron 93 pacientes, 71 se hospitalizaron con una mediana de peso: 1 585 g (570-2 680) y de edad gestacional: 34 semana (25-41). La mortalidad fue 5,6%. 57 tenían aumento de resistencia y 14 flujo ausente en diástole, 34 ausencia de vasodilatación. 14 presentaron hemorragia intracraneana (HIC), 11 ductus arterioso, 20 dificultad respiratoria. El riesgo de morbimortalidad fue mayor con alteración del flujo reverso que con solo aumento de resistencia. Hubo correlación entre flujo diastólico ausente o reverso y mortalidad, HIC, compromiso neurológico al alta (p < 0,05). El compromiso neurológico al alta se asoció con menor edad gestacional, menor peso de nacimiento y ausencia de vasodilatación de la arteria cerebral media en el doppler fetal. El análisis de regresión logística muestra este último como el de mayor valor predictor de compromiso neurológico al alta. Conclusión: El tipo de alteración del doppler fetal se asocia a diferentes riesgos de morbimortalidad neonatal.

USO DE SULFATO DE MAGNESIO EN EL TRATAMIENTO
DE RECIÉN NACIDOS CON HIPERTENSIÓN PULMONAR
PERSISTENTE

Ahumada E, Hernández MI, Saldes MI, Páez C, Fierro L.
Unidad de Neonatología. Hospital Carlos van Buren.

El Síndrome de Hipertensión Pulmonar Persistente (HTPP) del recién nacido (RN), se caracteriza por hipoxemia refractaria a oxígeno asociado a un shunt extrapulmonar de sangre venosa secundario a un aumento de la resistencia vascular pulmonar en ausencia de cardiopatía congénita. Su incidencia es de 1/1 000 nacidos vivos. La terapia estándar incluye oxígeno, ventilación mecánica, sedación paralización, soporte inotrópico y vasodilatadores. Objetivo: Evaluar el uso de sulfato de magnesio (SMg) en RN cursando con HTPP severa, usando Índice de oxigenación (IO) > 20 y gradiente Alveoloarterial (A-a) > 550 como criterios de severidad. Método: Estudio descriptivo. Se analizaron historias clínicas de RN egresados con diagnósticos de HTPP entre 1994-2001. Se obtuvieron dos grupos: A con SMg y B sin SMg. Variables analizadas: sexo, edad gestacional (EG), vía de parto, peso de nacimiento, apgar, uso de inotropos, paralizantes, condición de egreso, días de VM y variaciones del IO y A-a en el tiempo. Dosis de SMg: 200 mgrs/kg, seguido de 30-50 mgrs/kg/hora. Resultados: El total de pacientes fue 25, 14 (54%) grupo A y 11 (46%) grupo B, 60% sexo masculino; 68% parto cesárea. EG x 39,9 + sem.; inotropos 80% y paralizantes 60%. No hubo diferencia significativa en los días de VM para ambos grupos. Fallecieron en el grupo A 5 pacientes y 3 en el grupo B. El IO‘x fue 29 y 21 para el grupo A y B respectivamente, encontrándose 5 pacientes del grupo A con IO > 30 v/s el grupo B donde ningún paciente presentó IO > 30. Al analizar A-a en el grupo A, 10 pacientes presentaron valores > de 620 y solo 2 en el B. Existe diferencia significativa en las pendientes de regresión de IO y A-a para los casos severos. Discusión: Estudio descriptivo donde los grupos A y B no son comparables ya que se usó SMg en los pacientes más graves. No hubo diferencia en cuanto a mortalidad y días de VM. Se observó que el uso precoz de SMg produce una caída más rápida de los valores de IO y A-a.

VENTILACIÓN DE ALTA FRECUENCIA

Faunes M, Miralles C, González A, Cifuentes J.

Unidad de Neonatología, Pontificia Universidad Católica de Chile.

La ventilación de alta frecuencia (VAF) es una alternativa a la ventilación convencional cuando con esta no se logra una adecuada respuesta. Objetivos: revisar las características de los RN con VAF y los factores asociados a la respuesta a este modo de ventilación. Método: Registro prospectivo desde 1997 de las características clínicas y epidemiológicas de los RN ventilados con VAF. Se considera falla de VAF a la no disminución del índice de oxigenación o a una PaCO2 > 60 mm Hg o pH < 7,20 en las primeras 48 h de iniciada. Resultados: 67 pacientes fueron ventilados con VAF. Los diagnósticos más frecuentes fueron: Hernia diafragmática (19%), bronconeumonía-sepsis (15%), síndrome de dificultad respiratoria (15%), aspirativo meconial (10%) y escape aéreo (10%). Las características de los RN se muestra en la tabla.


  Total Respuesta + Respuesta -

N (%) 67 (100) 39 (57) 27 (43)
Pes (g); promedio + DS 2.469 + 1.173 2.561 + 1.100 2.306 + 1.288
EG; promedio + DS 34 + 5 34 + 5 33 + 5
Apgar 1 min; p 50 (p 25-75)* 6 (2-8) 7 (4-8) 3 (2-7)
Apgar 5 min; p 50 (p 25-75)* 8 (5-9) 8 (7-9) 6 (4-8)
Apgar 1 min < 3; n (%)* 18 (27) 5 (13) 12 (44)
Apgar 5 min < 6; n (%) 25 (37) 13 (33) 12 (44)
Género masculino; n (%) 39 (58) 26 (67) 12 (44)
Peso < 1.500 g; n (%) 16 (24) 9 (23) 7 (27)
Peso < 2.500 g; n (%) 30 (45) 16 (41) 14 (52)
Traslados; n (%) 36 (54) 24 (61) 11 (41)
Surfactante; n (%) 55 (82) 30 (77) 24 (89)
Oxido Nítrico; n (%) 44 (66) 25 (64) 18 (67)
Días en VAF; p 50 (p 25-75)* 3 (1-4) 3 (2-5) 1 (0,5-1)
Responde; n (%) 38 (57) 100 0
Fallece n (%)* 30 (45) 4 (10) 26 (96)

*: P < 0,05

Conclusiones: El 60% de los RN con falla respiratoria grave responden a VAF, los RN que no responden tienen una alta mortalidad a pesar del uso de otros tratamientos de rescate como óxido nítrico y surfactante.

VENTILACIÓN DE ALTA FRECUENCIA EN NEONATOS

González A.
Servicio de Neonatología, Hospital San José.

Antecedentes: Conociendo la incidencia de enfisema intersticial y displasia broncopulmonar ocasionada por baro-volutrauma en prematuros, asociado a la dificultad para ventilar y oxigenar a estos niños, ha motivado el desarrollo de ventilación de alta frecuencia (HFVO). Esta modalidad consiste en ventilar a una frecuencia mayor de 150 ciclos por minuto y con un volumen corriente en ocasiones menor que el espacio muerto. Objetivo: Describir la experiencia en un hospital público. Método: Se ingresaron en forma prospectiva a un protocolo de HFVO (oscilador Sensor-Medics) 20 recién nacidos desde noviembre 1999 a agosto 2001. La indicación de HFVO fue enfisema intersticial o fístula broncopleural, además de aquellos con fracaso a la ventilación convencional (índice de oxigenación > 20 y/o PIM > 30 cm de agua) por distintas patologías como membrana hialina, aspirativo meconial, hernia diafragmática, con o sin hipoplasia pulmonar, hipertensión pulmonar o bronconeumonía. Resultados: 8/20 prematuros (EG 26-42 sem), con un peso de nacimiento de 606-3 844 g. Las patologías fueron: síndrome aspirativo meconial (6), hernia diafragmática (6), membrana hialina (5), hemorragia pulmonar (2) y shock séptico tardío (1). El inicio de la HFVO en 17/20 fue el primer día, 3 el segundo día y uno al 12° día. 15/20 (75%) de los casos se asoció a hipertensión pulmonar y la terapia se prolongó de 1 a 18 días (promedio: 4 días). 2/20 tenían Apgar < 5 a los 5 minutos. La mortalidad de este grupo fue del 60% (12/20). Conclusión: Este estudio muestra una alta mortalidad. Sin embargo, constituye una última alternativa ventilatoria para pacientes con patología muy grave y diversas, lo que plantea la posibilidad de indicar esta terapia en forma más precoz.

EVALUACIÓN DE TRES PERÍODOS-AÑOS
EN EL USO DE SURFACTANTE

Arredondo F, Gandolfi MC, Llanos A, Mena P.
Hospital Sótero del Río.

Objetivo: Evaluar nuestra experiencia en el uso del surfactante desde su introducción en abril/98 hasta marzo/01, centrándonos en la identificación de cambios en la morbi-mortalidad asociada con EMH durante el período estudiado y factores que puedan influir la efectividad del surfactante. Material y Método: La información sobre variables maternas (uso de corticoides, SHIE, RPM, tipo de parto), neonatales (peso de nacimiento, edad gestacional, APGAR), datos relacionados con el protocolo de administración (tipo de surfactante, tiempo primera dosis, número de dosis) y su efecto en morbilidad (dependencia de O2 a los 28 días y 36 sem, ROP, HIV) y mortalidad fue obtenida prospectivamente. Para el análisis se dividieron los pacientes en tres periodos por año de uso: 1= abril/98-marzo/99, 2= abril/99-marzo/00 y 3 = abril/00-marzo/01. Resultados significativos se controlaron por edad gestacional y adecuación (valor de z) usando un modelo de regresión logística. Resultados: Un total de 212 pacientes recibieron surfactante por EMH; los resultados relevantes se resumen en la siguiente tabla:


Período
1 N= 69
2 N= 51
3 N= 90

Peso Nac, (g) media (DS) 1 298 (435) 1 215 (431) 1 376 (493)
Letalidad (%)   33   21  
15,
4
  4, 2 3, 3 2  

Comparación de los tres años estudiados revela disminución significativa de la mortalidad de (p = 0,032), y de la mediana del tiempo de administración de la 1ª dosis (p = 0,0001 Wilcoxon). Análisis de regresión logística identificó una correlación del año de administración con sobrevida, aun después de corregido por edad gestacional y z score (OR 0,58; 95% IC= 0,36-0,94). Pacientes que mueren tienden a ser más pequeños y presentar complicaciones tales como pneumotórax y hemorragia pulmonar. Conclusión: Los resultados de este estudio sugieren disminución de la mortalidad en pacientes con EMH asociados con los años de uso.

ÓXIDO NÍTRICO INHALADO EN EL TRATAMIENTO DE HIPERTENSIÓN PULMONAR PERSISTENTE DEL RECIÉN NACIDO

Bancalari A, Bello P, Campos L, Fasce J, Pacheco VH.
Unidad de Neonatología, Servicio de Pediatría, Hospital Guillermo Grant Benavente de Concepción.

El tratamiento con Oxido Nítrico inhalado (ONi) en el RN con falla respiratoria hipoxémica e hipertensión pulmonar persistente (HPP) ha sido recientemente aprobado en Estados Unidos. El ONi es un potente vasodilatador selectivo de la arteria pulmonar sin modificar la presión arterial sistémica. Diversos estudios en RN con HPP han demostrado que la terapia con ONi mejora la oxigenación y produce vasodilatación pulmonar mantenida. Objetivo: Disminuir la morbimortalidad de los RN que presentan falla respiratoria hipoxémica e HPP mediante tratamiento con ONi. Material y Método: Se estudiaron prospectivamente 7 RN de término o cercano al término con falla respiratoria hipoxémica e HPP comprobado por ecocardiografía doppler color bidimensional entre el 1 de enero de 2000 hasta el 30 de abril de 2001. En 3 se utilizó ventilación convencional y en 4 ventilación de alta frecuencia. El tratamiento con ONi se inició con 20 partes por millón (ppm), por 4-6 h, disminuyendo a 10 ppm por 20 h y finalmente a 5-6 ppm por 24-72 h, suspendiéndose al obtener una FiO2 < a 0,8. Se tomaron gases arteriales y metahemoglobinemia antes del inicio de la terapia y una hora después de cada disminución del ONi. Resultados: El peso promedio y desviación estándar (DS) de los RN fue de 3.456 ± 1 080 g (rango 2 460-5 510 grs). La edad gestacional promedio fue de 37,4 ± 1,6 semanas (rango 35-39). Todos los RN eran de sexo masculino. La edad promedio de inicio del ONi fue de 2,8 ± 2,1 días (15-168 h). La oxigenación promedio (PaO2), previo al uso de ONi fue de 55,2 ± 17,9 mmHg, aumentando significativamente a 151,3 ± 42,6 mmHg post ONi (p < 0,01). El índice de oxigenación promedio y DS antes del ONi fue de 30,7 ± 7,5 disminuyendo significativamente a 10 ± 5,1 una hora postONi. El valor de metahemoglobinemia en todos los casos fue inferior a 2%. No se observaron efectos colaterales de ningún tipo. La sobrevida fue de un 100%. Conclusión: El ONi es una terapia que usada en bajas dosis mejora la oxigenación del RN con falla respiratoria hipoxémica e HPP, sin presentar efectos colaterales. En centros sin la posibilidad de circulación extracorpórea de membrana (ECMO) mejoraría la sobrevida de estos RN.

ÓXIDO NÍTRICO EN NEONATOS. EXPERENCIA DE UN HOSPITAL PÚBLICO

González A.
Servicio de Neonatología, Hospital San José.

Antecedentes: El óxido nítrico (NO) es una sustancia natural producida por las células endoteliales, que al ser inhalado aumenta el GMP-c intracelular, con la consiguiente vasodilatación de la vasculatura pulmonar. La respuesta a este fármaco depende de la causa de la hipertensión pulmonar persistente (HTPP), siendo mejor en la hipertensión pulmonar primaria y en las secundarias a hipoxia. Sin embargo, en la hipoplasia pulmonar la respuesta es pobre. Objetivo: Describir la experiencia en un servicio de neonatología. Método: Se ingresaron prospectivamente a un protocolo para uso de NO, una vez agotadas las medidas de manejo habitual de HTPP; es decir, estabilización hemodinámica en base a drogas vasoactivas y administración volumen, hasta obtener una presión arterial sistémica 20 mmHg por encima de la presión de arteria pulmonar, alcalinización metabólica (ph > 7,45) y ventilación adecuada con ventilación convencional o alta frecuencia. Si a pesar de ello el índice de oxigenación (IO) es > 20 e HTPP comprobada con ecocardiografía, se indicó NO a una dosis de 20 ppm. Si hubo respuesta se mantuvo por 4 h y luego se bajó de 5 en 5 ppm cada 30 min, hasta lograr la dosis mínima. No existiendo respuesta se aumentó de 5 en 5 ppm cada 30 min, hasta llegar a 40 ppm, no obtenida la respuesta se suspendió el NO. Resultados: 14 recién nacidos requirieron NO de marzo de 2000 a agosto de 2001. 4 prematuros, requirieron NO desde el 1 día 11/14 y 1/14 al 6° día. 11/14 con ventilación de alta frecuencia al inicio de la terapia. 13/14 iniciaron la terapia con 20 ppm, alcanzándose dosis > 30 ppm en 6 pacientes. La respuesta a la terapia fue exitosa en 6/14 (43%). El fracaso ocurrió en pacientes con hernia diafragmática e hipoplasia pulmonar (4), membrana hialina severa (2) y aspirativo meconial (2). El tratamiento se mantuvo de 1-8 días. La mortalidad fue de 8/14. Conclusión: Nuestros resultados son comparables con otras series. Se observó fracaso de la terapia esperable, según lo ya conocido. La indicación de NO podría limitarse a HTPP sin hipoplasia pulmonar y a recién nacidos con edad gestacional > 34 sems.

FIBROBRONCOSCOPIA (FBC) EN RECIÉN NACIDOS PREMATUROS
AL MOMENTO EXTUBACIÓN: AVANCE DE REPORTE

Prado F*, Peña V*, Varela P**.
*Hospital Clínico San Borja-Arriarán. ** Hospital Luis Calvo Mackenna.

La exploración FBC rutinaria neonatal postextubación temprana en niños ventilados por más de 72 h podría identificar precozmente patología adquirida de la vía aérea, generalmente oculta y subvalorada por la presencia de enfermedad pulmonar severa. Se planificó un estudio abierto, prospectivo en UTI neonatológica durante 1 año desde agosto 2000. El objetivo fue evaluar seguridad más eficiencia de FBC 2,2 mm dentro de las 72 h de extubación, realizada con anestesia tópica endonasal sin sedación. Criterios exclusión: < 750 g, < 7 días de vida, inestabilidad hemodinámica, HIC, FiO2 > 0,4 y malformación conocida vía aérea. Se evaluaron 12 RN con VM 3-45 días duración (x 14,4 días); 58% 3-10 días. 8 hombres. Edad gestacional x 32 semanas (26-36); PN: 900-3 000 g. 42% < 1 500 gr, 25% < 1 000 g. El motivo de intubación fue EMH 8 pacientes (67%); apneas 2 (17%) y BRN + HTP 2 (17%). Prolongación VM > 10 días por EMH 2 (17%) y BRN + HTP 3 (25%). 5 pacientes con FBC + (42%), 3 con patología congénita no vinculada con intubación (25%): laringomalacia posterior 1, laringomalacia + estenosis coana y cricoides anular 1. 2 pacientes (17%) presentaron estenosis subglótica adquirida (ESA), 1 de ellos con inflamación supraglótica. 4 pacientes requirieron CPAP nasal (33%), 2 dexametasona ev por 5 días y un paciente dilatación por ESA membranosa grado III. No hubo complicaciones y al alta no hubo obstrucción vía aérea superior. 5 Pacientes evolucionaron con DBP (42%). 3 de ellos luego VM > 10 días. La FBC en forma rutinaria al momento de la extubación fue segura y eficiente en diagnosticar patología vía aérea en ausencia de sospecha clínica. Derivó en tratamientos tempranos y efectivos como CPAP nasal, dilatación vía aérea y antiinflamatorios.

REVISIÓN DE PROTOCOLO DE PESQUISA DE
HIPOGLICEMIA EN RECIÉN NACIDO DE RIESGO

González P, Esparza P.
Servicio de Pediatría, Unidad Neonatología, Hospital Regional Temuco. Depto. Pediatría, Facultad de
Medicina, Universidad de La Frontera.

Introducción: La hipoglicemia es un problema frecuente en el recién nacido de riesgo, y puede ser causal de alteraciones en el normal desarrollo neurológico. Por este motivo en el Hospital Regional de Temuco se instauró en agosto de 2000 un Protocolo de Pesquisa de Hipoglicemia en pacientes de alto riesgo. Objetivo: Revisar el protocolo y determinar el porcentaje de hipoglicemia en pacientes de riesgo. Determinar el momento de aparición de la hipoglicemia y la frecuencia de los síntomas. Diseño: Seguimiento cohorte único, descriptivo, longitudinal, retrospectivo. Material y Metodo: Al protocolo ingresaron todos los recién nacidos catalogados como pequeños para la edad gestacional (PEG), pretérminos e hijos de madre diabética (HMD), que permanecían junto a sus madres en puerperio. La pesquisa consistió en determinar glicemia con cintas reactivas a las siguientes horas de vida: 2, 6, 12, 24 y 48 horas (PEG y Pretérmino) y 1, 2, 3, 6, 12, 24 y 48 horas (HMD). Toda glicemia con cinta < 40 mg/dl se certificó con glicemia de laboratorio central, y si esta última fue < 40 mg/dl se diagnosticó hipoglicemia. Resultados: Se pesquisó 13% de hipoglicemia en pacientes de riesgo. La distribución fue: 65% RNTPEG, 19% HMD, 16% pretérmino. Hipoglicemia asintomática 73% y sintomática 27%, los síntomas más frecuentes fueron: temblor, hipoactividad, succión débil, hipotonía e hipotermia. Se observó que en un 40% las hipoglicemias se presentaron dentro de las 3 primeras horas. Además, se observó concordancia entre las glicemias con cinta y las de laboratorio. Conclusiones: Se observó mayor incidencia de hipoglicemia que la que muestra la literatura, 13% versus 8-9%. El grupo más afectado fueron los RNTPEG. El diagnóstico de hipoglicemia se realizó predominantemente en las primeras horas de vida. La gran mayoría de las hipoglicemias fueron asintomáticas.

NIVELES DE LEPTINA Y DE IGF-I Y CRECIMIENTO EN
NIÑOS DE MUY BAJO PESO (MBP) HASTA LOS 12 MESES
DE EDAD CORREGIDA (EC)

Mena P, Blanco A, Pinzón MC, Alegría A, Jiménez E, Pérez F.
Hospital Sótero del Río. INTA, Universidad de Chile.

Introducción: El crecimiento de MBP sigue un patrón característico de aumento de peso hasta los 2 a 4 meses de EC, con un peso para la talla aumentado, y una disminución de la ganancia de peso produciéndose menor peso para talla a los 12 meses de EC. La leptina es una hormona producida en el tejido adiposo y en la placenta que forma parte de los mecanismos reguladores del apetito. Objetivo: Evaluar la asociación del patrón de crecimiento en prematuros con los niveles plasmáticos de leptina y de IGF-I a 2, 6 y 12 meses de EC. Método: 38 RNMBPN fueron evaluados prospectivamente, en peso, talla, CC, hemograma, niveles de leptina y de IGF-I a los 2, 6 y 12 meses. Los niveles de leptina y de IGF-I fueron determinados por radioinmunoanálisis. Se analizó con Anova, correlación lineal y regresión múltiple. Resultados: Leptina y IGF-I muestran una tendencia al aumento, pero gran variabilidad. A los 2 y 12 m hay correlación entre nivel de leptina e indicadores de grasa corporal (r > 0,55), pero no a los 6 m. El volumen de ingesta y la observación o subjetiva del apetito no se correlacionan con el nivel de La IGF-I a 6 m es mayor en los niños hombres y existe una tendencia a ser mayor en los MBP pequeños para EG.


EC (meses) 2 6 12
   

Zp/t 0,78 (0,85) -0,23 (0,74) -0,51 (1,03)
Leptina 4,01  (2,20) 04,67 (2,0) 0 5,21 (2,50)
IGF-I 03,8   (2,87) 05,44 (2,2) 06,11 (2,51)

El análisis escalonado progresivo de regresión múltiple usando sexo, edad gestacional y p/t a los 2-6-12 meses mostró una correlación de los niveles de leptina solo con p/t a los 2 y 12 meses. Conclusión: Los niveles de leptina se asocian a mayor adiposidad solo a ciertas edades, no parece ser un factor regulador de la evolución de peso en el primer año de vida.

PROFILAXIS DE INFECCIÓN NEONATAL PRECOZ POR
STREPTOCOCCUS GRUPO B (IPSGB): FACTORES DE
RIESGO (FR) Y PRÁCTICAS ACTUALES DE PREVICIÓN
EN LA REGIÓN METROPOLITANA (RM)

Cifuentes J*, Grupo Colaborativo Neonatal.
Pontificia Universidad Católica de Chile*. Grupo Colaborativo Rama Chilena de Neonatología. Clínicas: Alemana, Dávila, Hospitales: Barros Luco, Universidad Católica, Universidad de Chile, del Profesor, Parroquial de San Bernardo, Padre Hurtado, San José, San Juan de Dios, del Salvador y Sótero del Río.

La administración de antibióticos intraparto ha disminuido la prevalencia de IPSGB. Existe escasa información acerca de la prevalencia de la IPSGB y de las prácticas actuales de prevención en nuestro país. Objetivos: Describir la prevalencia de IPSGB, la prevalencia de FR y las prácticas actuales de prevención en la RM. Métodos: Un estudio observacional realizado en 12 centros de salud de la RM entre el 1 de mayo y el 31 de octubre de 2000. 5 centros pertenecen al sector privado y 7 al sistema público. Los datos fueron prospectivamente registrados en una base de datos especialmente diseñada. Resultados: Hubo 16 casos de IPSGB en 21 687 partos analizados, 0,74/1 000 nacidos vivos (rango entre centros: 0,00-1,61/1 000). La prevalencia de IPSGB no fue diferente entre los centros privados versus los públicos (OR, 0,32; 95% CI, 0,07-1,43). El screening para SGB se realizó según criterio del obstetra tratante, solo un centro mantuvo un protocolo de screening. 6,5% de las embarazadas fueron cultivadas, 18% tuvieron cultivo positivo. 13% (rango entre centros: 7,3-17,1%) tenía al menos un FR. 32% (rango entre centros: 4,0-52,7%) de las embarazadas con al menos un FR recibió profilaxis, 60% de ellas recibieron al menos dos dosis de antibióticos previo al parto. 87% de la población portadora fue tratada. 5% de la población sin factores de riesgo recibieron antibióticos intraparto. Los antibióticos más usados fueron: ampicilina 65% y penicilina 17%. 7/16 (43,8%) de las IPSGB tenían antecedentes de FR. Ninguna de ellas recibió profilaxis. La prevalencia de IPSGB en la población con FR 2,48/1.000 versus 0,48/1 000 nacidos vivos en el grupo sin FR (OR, 5,19; 95% CI, 1,93-13,95). Conclusión: La prevalencia de IPSGB es baja comparada con la descrita en la literatura. Sin embargo, aún existen oportunidades pérdidas para la prevención de la enfermedad. Estos hallazgos muestran la necesidad de implementar protocolos de prevención de IPSGB en nuestro país.

CATÁTERES PERCUTÁNEOS EE UNA UNIDAD DE CUIDADO
INTENSIVO NEONATAL DEL SISTEMA PÚBLICO

Escalona J, Tapia M, Zúñiga M, Jiménez E, Llanos A.
Hospital Sótero del Río.

Los catéteres percutáneos son rutinariamente empleados para administrar nutrición parenteral prolongada en RN de muy bajo peso al nacer. Objetivo: Evaluar nuestra experiencia con el uso de catéteres percutáneos (CP) en una unidad de recién nacido del sistema público. Diseño y Método: Evaluación de datos obtenidos prospectivamente de catéteres percutáneos colocados durante el periodo enero/2000 a mayo/2001. En nuestra institución todos los CP son colocados por un equipo de matronas especialmente entrenadas para tal fin. Las variables evaluadas incluyen biodemográficas, edad y lugar anatómico de inserción del catéter, duración del catéter, causal de retiro, complicaciones asociadas, presencia de infección. Resultados: Un total de 195 CP se colocaron en 155 pacientes hospitalizados en el periodo estudiado. La media del peso al nacer y edad gestacional fueron 1 175 (rango 570-5 150 g) y 30,5 sem (rango 23-42 sem). La mayoría de los catéteres se colocaron en la vena mediana (27%) y yugular (29%) seguidos por la axilar (25%). La mediana de la edad al tiempo de colocación del primer catéter fue 5 días (p25% = 3; p75% = 10). La mediana de duración del catéter fue 9 días (p 25% = 5; p 75%= 13). Cincuenta (25%) catéteres fueron frustos (flebitis, extravasados o desplazamiento), se obstruyeron 15 (8%) y se retiraron por terminación de tratamiento 95 (49%) o muerte 9 (4,7%). Bacteremia con PC en posición se documentó en 9 pacientes (5%). La tasa de infección por 1 000 días catéter fue 4,8 x 1 000. Conclusión: Los resultados de este estudio muestran que el uso de CP en nuestra unidad se asocian a bajas tasas de infección y complicaciones.

SEPSIS NOSOCOMIAL EN UNA UNIDAD
DE CUIDADO NEONATAL

Jiménez E, Llanos A, Tapia M, Meneses R.
Hospital Sótero del Río.

La sepsis nosocomial constituye una importante causa de morbimortalidad en las unidades de cuidado intensivo neonatales. Objetivo: Evaluación del comportamiento epidemiológico de sepsis nosocomial (SN) por categorías de peso en una unidad de cuidado intensivo neonatal utilizando metodología de seguimiento de infecciones intrahospitalarias. Diseño y Método: Todo paciente hospitalizado en la Unidad de Recién Nacido durante el periodo comprendido entre enero/2000 y diciembre/2000, que permanecieron hospitalizados más de tres días, fueron prospectivamente evaluados para determinar la presencia de SN. Se definió SN con la presencia de hemocultivo + (HC+). Diagnóstico de SN x S. epidermidis requirió 2 hemocultivos positivos. Las categorías de peso estudiadas fueron < 1 000, 1 000-1 499, 1 500-2 500, > 2 500. Resultados: 978 pacientes hospitalizados en el periodo estudiado, de los cuales 603 permanecieron más de 3 días. La media (DS) de la edad gestacional y peso al nacer de esta población fueron 34 (4,5) sem y 2 282 (948) g respectivamente. Se reportaron 36 HC (+) en 32 pacientes (5,3%).


Peso al nacer < 1 000 1 000-1 499 1 500-2.500 > 2 500

N 40 106 227 230
Paciente día 3 358 5 797 4 230 2 626
Episodios de ST 7 13 10 5
ST/Paciente día 2,1/1 000 2,2/1 000 2,4/1 000 1,9/1 000

Organismos predominantes son gram (+) S. epidermidis (12/36) y S. aureus (10/36) seguidos por gram (-) K. pneumoniae (10/36) y E. coli (3/36). Conclusión: Los resultados de este estudio no muestran diferencias significativas en la incidencia de SN x paciente día, sugiriendo que la estancia hospitalaria juega un importante papel en el riesgo de infección de esta población. Gérmenes gram (+) constituye el principal causante de HC (+); por lo tanto, implementación de mejores técnicas de asepsia durante procedimientos estarían recomendadas.

EVALUACIÓN DE CRITERIOS DE HOSPITALIZACIÓN
EN PACIENTES CON SOSPECHA DE PRESENTAR
INFECCIÓN CONNATAL

Mühlhausen G, González A, Candia AL, López E, López A.
Servicio de Neonatología y Obstetricia, Hospital San José.

Introducción: La pesquisa de pacientes con la sospecha de infección connatal es una causal de toma de exámenes y hospitalización en los Servicios de Neonatología. Esto demanda hospitalizaciones por la alta probabilidad de septicemia de este grupo separándolos de sus madres pero con muy baja comprobación de enfermedad. Material y Método: Se estudiaron en forma prospectiva, descriptiva y longitudinal al grupo de recién nacidos que ante la sospecha de infección connatal se les efectuó exámenes mediante los cuales se decidió posteriormente su hospitalización o no. Este estudio se efectuó desde mayo de 2000 a mayo de 2001 en el Servicio de Neonatología y en la Maternidad del Hospital San José. Se analizaron en ambos grupos antecedentes tales como: horas de RPM, fiebre materna, ITU y/o vaginosis periparto, características del líquido amniótico, sufrimiento fetal, vía de parto, procedimientos invasivos, edad gestacional, fiebre al nacer, Apgar, motivo de screening infeccioso, cultivo de contenido gástrico, hemograma, PCR y hemocultivos. Se recolectaron los datos de acuerdo a un protocolo diseñado previamente y la información obtenida se procesó en tablas y gráficos. Resultados: Se estudiaron 228 pacientes que ante la sospecha de infección connatal se les efectuó screening de infección, basado en el 88% de los casos en los Antecedentes: RPM, temperatura materna y/o del recién nacido al momento del parto. El 33% de ellos se hospitalizaron y recibieron tratamiento antibiótico. Definimos criterios de sospecha de infección: 1) RPM > 24 horas, 2) fiebre materna y/o del recién nacido, 3) edad gestacional < 37 s, 4) recuento de blancos < 6 000 x mm3 o > 20 000 x mm3, 5) cultivo de contenido gástrico (+) y 6) clínica (fiebre en puerperio, SDR, apnea y/o cianosis, hipoactividad, alteración de la alimentación). Decidimos sumar criterios y encontramos que en el grupo de los no hospitalizados el 59% cumple solo con 1 criterio; 83% tienen 2 o más criterios en el grupo de los hospitalizados. Analizando las fichas de los hospitalizados por un observador independiente, se consideraron verdaderamente enfermos 19 pacientes y de estos, 14/19 (74%) tenían 3 o más criterios. 2 niños de los hospitalizados tuvieron hemocultivos (+) y ellos tuvieron 2 y 4 criterios de infección. Conclusiones: A pesar de sospecharse la infección connatal, esta es de difícil comprobación. Si consideramos nuestros "criterios" podríamos sugerir sospechar infección con 2 o más criterios y evaluar la hospitalización según cada caso en particular.

ASPECTOS CLÍNICOS Y BACTERIOLÓGICOS DE LAS SEPSIS EN RN

Aravena M, Ahumada E, Vergara R.
Residentes Neonatología. Hospital Carlos van Buren.

Introducción: La sepsis neonatal, definida como una infección generalizada del neonato, documentada por hemocultivo positivo, es causa de morbimortalidad importante en el recién nacido. Su incidencia es difícil de establecer, debido fundamentalmente a lo inespecífico del cuadro clínico y a las dificultades en lograr identificar al germen. La etiología ha variado en el tiempo. La relevancia de este problema, exige una vigilancia epidemiológica y bacteriológica permanente. Objetivos: 1. Analizar las características epidemiológicas de los RN con sepsis demostrada. 2. Analizar las características bacteriológicas de las sepsis en RN comprobadas con hemocultivo positivo. 3. Describir algunos exámenes hematológicos realizados a este grupo de RN. Material y Método: Se realiza análisis de historia clínica y seguimiento de 13 RN hospitalizados en la unidad de neonatología del Hospital Carlos van Buren, durante el período de noviembre de 2000 a agosto de 2001, en los cuales se efectuó el diagnóstico de sepsis demostrada por hemocultivo positivo. En este período se implementó el sistema de hemocultivo automatizado (Bacter). Se consignan diversas variables epidemiológicas. Además se consignó germen identificado y exámenes hematológicos. Resultados y Conclusiones: En este período, en la unidad de RN se tomaron 185 hemocultivos, resultando 24 hemocultivos positivos, de los cuales 10 correspondieron a estafilococo coagulasa negativo (contaminación). En 13 RN que se comprobó sepsis hubo 6 hombres y 7 mujeres. El 77% correspondieron a pretérmino. Hubo 7 cesáreas y 6 partos. El 45,6% tuvo un PN menor de 1 500 grs. Los agentes etiológicos identificados corresponden en su mayoría (61,6%) a gérmenes gram negativos. Hubo 2 casos (15,4%) de Estreptococo grupo B y 2 casos (15,4%) de Stafiliccoco aureus. Todos recibieron ATB de primera línea, 6 de ellos se les cambió a ATB de segunda línea. Se encontró alteraciones en los exámenes realizados en la mayoría de los RN. Se recalca la importancia de mantener una vigilancia permanente en cada unidad a fin de conocer la realidad bacteriológica local, disminuir los factores de riesgo y dar el tratamiento adecuado.

INCIDENCIA DE CARDIOPATÍAS CONGéNITAS (CC) EN
RECIÉN NACIDOS DE TÉRMINO (RNT) EN EL PERIODO
NEONATAL PRECOZ MEDIANTE ECOCARDIOGRAFíA

Vascopé X1, Enríquez G2X Soler P2 Doggenweiler P2, Hinrichsen M2.
Hospital Luis Calvo Mackenna2. Salvecor2. Hospital Salvador1.

Introducción: La mayoría de las CC se manifiestan en el período neonatal, si no se diagnostican ni tratan tempranamente causan alta mortalidad. La Maternidad del Hospital del Salvador por su cercanía con el centro cardiovascular del Hospital Luis Calvo Mackenna recibe embarazadas con diagnóstico prenatal de CC de distintas regiones del país, sin embargo, la incidencia de CC diagnosticadas en el período neonatal precoz en Neonatología entre los años 1997-1999 fue de 3,3 por mil lo que se considera bajo respecto a lo reportado en la literatura. Objetivo: Observar si la introducción de la ecocardiografía en el Servicio de Neonatología en RN de alto riesgo de CC permite pesquisar un mayor número de cardiopatías y mejorar su manejo y traslado. Material y Método: Desde el 1/7/00 al 30/6/01 nacieron 7 147 RN vivos en el Hospital del Salvador, un neonatólogo entrenado efectuó en forma prospectiva ecocardiografía doppler color a RNT que presentaron: diagnóstico prenatal de CC, cianosis, soplo cardíaco, arritmias, antecedentes familiares de CC, genopatías y otras malformaciones. Resultados: Se estudiaron 100 RN encontrando: 46% (46/100) con ecocardiografía normal y 54% (54/100) con CC, de estos 27,7% (15/54) tenían diagnóstico prenatal. La correlación con control ecocardiográfico efectuada por cardiólogo infantil fue alta. La incidencia de CC durante el período de estudio se elevó a 7,59 por mil. Se detallan los diagnósticos encontrados. La ecocardiografía se efectuó en promedio en las 2 primeras horas de vida en los casos críticos iniciándose precozmente PGE1 en las CC ductus dependientes. El procedimiento permitió seleccionar los casos que requerían traslado urgente al centro cardiovascular en forma más certera y oportuna. Conclusión: La introducción de la ecocardiografía en el Servicio de Neonatología del Hospital del Salvador permitió llevar el diagnóstico de CC neonatales a incidencias semejantes a las reportadas en la literatura. El tiempo mediado entre el nacimiento y la llegada al centro cardioquirúrgico disminuyó en forma significativa.

ECOCARDIOGRAFÍA FETAL. ANÁLISIS DE LA
EXPERIENCIA DE LOS 2 ÚLTIMOS AÑOS

Henríquez I, Enríquez G, Soler P, Doggenweiler P, Hinrichsen M.
Hospital Luis Calvo Mackenna.

Objetivo: Analizar la correlación existente entre el Ecocardiograma (Eco) fetal y el diagnóstico cardiológico de recién nacido (RN). Investigar la mortalidad de los cardiópatas diagnosticados in utero incluyendo abortos y fallecidos in útero en un periodo de 2 años. Material y Método: Se analizan los formularios de seguimiento de Ecos fetales realizados en HLCM, Salvecor y Cl. LC entre 1999 y 2000. Total 241 exámenes, hechos en 156 pacientes (p). Seguimiento 5 meses a 29 meses desde el momento del nacimiento. Región Metropolitana 55%, indicación por causa fetal 73%. Resultados: Del total de 156 p examinados se encontraron 76 p cardiópatas (48%) de estos presentaron arritmias 21 p, cardiopatías estructurales 55 p, falta de correlación A) no se diagnosticó: 1 p con estenosis pulmonar leve, 1 dextrocardia, 2 coartación aórtica, 1 tronco en polihidroamnios, 1 interrupción cayado aórtico en ventrículo único. B) se confundió aorta con pulmonar con 2 ventrículos únicos con atresia aórtica, TGA D con L, Displasia de tricúspide e hipoplasia de ventrículo derecho (VD) con Ebstein C) se diagnosticaron; 1 comunicaciones interventriculares que no se encontraron en el momento del nacimiento. D) se desconocen: por no contar con el resultado del ecocardiograma de RN en 12 p de los cuales 8 eran patológicos, de estos 3 fallecieron. Estado actual: de los 156 p estudiados 91 (58%) no presentaban cardiopatías al momento de evaluar el estudio. Operados 19 (12%). Esperan operación 3 (2%). En control 21 (13%). Se desconocen en 9 (6%). Fallecidos incluyendo mortinatos 18 (11%). Los muertos, del total de cardiopatas (76 p) es el 23%. Análisis de fallecidos: 2 mortinatos, 11 p fueron considerados fuera del alcance quirúrgico, 2 p con diagnóstico de doble salida de VD, 2 p fallecidos en el postoperatorio, 1 p después de operación de colon. Conclusión: La correlación encontrada es aceptable, sujeto a mejorar con el aumento de la experiencia del equipo médico. La mortalidad hallada es más baja que la encontrada en publicaciones extranjeras, más aún si se considera que incluimos mortinatos, en nuestros estudios no encontramos abortos.

CIERRE TRANSCATÉTER DE DUCTUS ARTERIOSO
PERSISTENTE CON COILS DE LIBERACIÓN
CONTROLADA

Clavería C, Trincado C, Garay F, Urcelay G, Arnaiz P, Valenzuela F, Toro L1 Heusser F.
Departamentos de Pediatría y de Enfermedades Cardiovasculares. Pontificia Universidad Católica de Chile, y 1Hospital Sótero del Río.

Antecedentes: El cierre percutáneo del ductus arterioso persistente (DAP) con coils de Gianturco es una técnica efectiva, con escasas complicaciones, destacando entre estas la embolización del coil durante la instalación, lo que prolonga el procedimiento. Esta complicación llevó al desarrollo de un nuevo coil, con sistema de liberación controlada (LC) (Flipper, Cook Inc). Objetivo: Analizar nuestra experiencia en la utilización de coils de LC, en el cierre percutáneo del DAP. Método y Resultados: Criterios de inclusión: pacientes con DAP de diámetro menor < a 4 mm, mayor de 6 meses y de peso corporal > a 6 kilos. Entre octubre de 2000 y agosto del 2001 diecisiete pacientes (8 mujeres y 9 hombres) fueron sometidos a esta técnica de cierre. Bajo sedación con midazolam y ketamina vía EV, e infiltración en sitios de punción con Lidocaína, todos los pacientes fueron sometidos a sondeo cardiaco derecho e izquierdo (vainas femorales 4 ó 5 French) y aortografías, evaluándose presión de arteria pulmonar, magnitud del cortocircuito (Qp/Qs), forma del ductus, y diámetro menor del DAP. La edad promedio de los pacientes fue de 5 años 3 meses (9 meses a 23 años) mediana 3 años, y un peso promedio de 22 kg (7,2 a 58 kg) mediana 20 kg. El diámetro menor del DAP fue en promedio de 1,7 mm (1,3 a 3,5 mm) mediana 1,7 mm. Seis pacientes tenían cortocircuito de izquierda a derecha detectable con oximetría (Qp/Qs > 1,3), y 5 tenía hipertensión pulmonar leve (presión media > 20 mm Hg). Para la oclusión del DAP se eligió un coil de LC con un diámetro helicoidal de 2 o más veces el diámetro ductal menor y de 3 a 5 asas. El cierre del ductus se realizó vía arteria aorta en todos los pacientes, y además vía pulmonar en uno de ellos, confirmándose el cierre por angiografía. En dos pacientes con DAP más amplio se liberaron dos coils simultáneamente, y en uno de ellos la angiografía posterior revelaba flujo residual instalándose un tercer coil. En todos los pacientes se logró cierre angiográfico del DAP. Todos los pacientes fueron dados de alta al día siguiente, previa radiografía de tórax que confirmó coil (s) en posición adecuada en todos ellos, y ecocardiograma-Doppler que reveló mínima filtración en 2 pacientes. No hubo embolización de coil (s), ni otras complicaciones. Conclusión: El cierre transcatéter de DAP con coils de LC es una técnica efectiva y muy segura, ya que no se asocia a embolizaciones de coil (s) ni a otras complicaciones significativas.

IMPACTO DEL USO DE INDOMETACINA PROFILÁCTICA
EN LA INCIDENCIA DE DUCTUS ARTERIOSO
PERSISTENTE EN EL PREMATURO MENOR DE 29
SEMANS DE EDAD GESTACIONAL

Gandolfi MC, Zenteno S, Llanos A, Mena P.
Hospital Sótero del Río.

Estudios clínicos recientes han sugerido el uso de indometacina profiláctica en el menor de 28 semanas para disminuir la incidencia de ductus arteriosos persistente. Desde noviembre de 2000 se introdujo un protocolo de administración de indometacina a todo RN menor de 28 semanas. Esquema utilizado: 0,2 mg/kg dosis inicial a las 15 horas de vida y dos dosis adicionales de 0,1 mg/kg cada 24 h en RN menor de 28 semanas o > 1 000 gr con diagnóstico de DAP. Con el fin de evaluar el efecto de este tratamiento en la tasa de DAP y detectar posibles efectos colaterales en la incidencia de ECN y HIV, primero establecimos la incidencia de dichas complicaciones en los dos años previos (enero/99-octubre/00), para compararla con la obtenida después de la introducción del protocolo. Incluimos solamente RN < 29 semanas que hayan sobrevivido las primeras 48 h de vida. En el periodo preprotocolo identificamos 103 RN, y hasta abril del /01 identificamos 32 RN correspondientes al período (postprotocolo). Los resultados comparando los dos períodos pueden verse en la siguiente tabla.


  Pre N= 105 Post N= 32 p

Peso Nac media (DS) 979 (218) 890 (205) 0,05
E. Gest media (DS) 26,4 (1,24) 26,8 (1,1) 0,09
DAP nro (%) 430 (41)0 8 (25) 0,11
ECN quirúrgica nro (%) 110 (13)0 1 (3,5) 0,11
HIC III-IV nro (%) 900 (8,7)0 1 (3,1) 00,3
Mortalidad nro (%) 320 (30)0 9 (28) NS

La evaluación del protocolo de indometacina profiláctica sugiere que su implementación ha disminuido la incidencia de DAP y HIC III-IV en la población objetivo, sin incrementar la incidencia de ECN quirúrgica o la mortalidad. Basado en lo anterior se recomienda continuar su uso en nuestra unidad.

INDOMETACINA ORAL Y CIERRE DEL DAP EN PREMATUROS

Arrizaga N, Correa F, Fuentes H, Pinto M, Rybertt F, Moreno R.
Neonatología, Hospital Barros Luco Trudeau, SSM Sur. Santiago, Chile.

En nuestro Servicio de Neonatología tenemos una alta frecuencia de prematuros (RNP), en que se asocia el ductus arterioso persistente (DAP). La indometacina endovenosa (EV) es el tratamiento médico para el cierre del DAP, a falta de la forma EV hemos usado la indometacina oral. Presentamos los resultados del esquema terapéutico usado de indometacina oral sobre el DAP clínico y su confirmación ecocardiográfica (EcoC), además, se evaluaron las posibles complicaciones. Entre junio de 2000 y julio de 2001, 17 RNP con DAP tuvieron EcoC pre y postratamiento con indometacina oral, se usaron tres dosis de 0,2 mg/kg cada 12 horas. Se trató el DAP sintomático por clínica y EcoC con flujo > 1 m/seg. Se midió función renal, plaquetas y electrolitos en sangre. Los 17 casos tienen entre 24 y 34 semanas al nacer, iniciaron tratamiento entre los 2 y 7,5 días de vida, con peso promedio de 1 182 g, rango 690 a 2 318 g. Ninguno de los RNP tuvo niveles de nitrógeno ureico (BUN), creatinina o de diuresis en valores de exclusión, según la Guía Uso Indometacina 2001, MINSAL-Chile. Solo un RNP tuvo valores alterados de BUN posterior al tratamiento, pero con creatinina y diuresis normal. Solo un RNP tenía un recuento de plaquetas de 50 000 al inicio; pero no tuvo hemorragia postratamiento. Solo un RNP recibió dos dosis de indometacina oral por cierre ductal precoz. Los electrolitos eran normales. El EcoC previa al tratamiento mostró un DAP con flujo entre 1 a 3,4 m/seg. El examen posterior al tratamiento evidencia que 13/17 casos (76,5%) cerraron o normalizaron el DAP con este tratamiento, 8 de estos fueron tratados antes de las 72 horas de vida. Los cuatro restantes requieren de un 2º esquema de Indometacina oral de 0,1 mg/kg/dosis cada 24 horas por 4 días, con lo cual, 3/17 (17,6%) cierran o normalizan el DAP, y solo 1/17 (5,9%), que inició tratamiento a los 7,5 días de vida, mantiene un flujo de 1,6 m/seg, luego del 2º tratamiento con indometacina oral, y requiere cirugía, para cerrar el DAP. El 94,1% de los RNP estudiados cierra o normaliza el DAP con la indometacina oral. Los que requieren un 2º tratamiento, lo iniciaron más tardíamente la primera vez, promedio 4,2 días, rango 2,5 a 7,5 días, y es solo este último caso el que no responde a la indometacina oral. Ningún caso presenta complicaciones. La indometacina oral sería una alternativa en el cierre del DAP, si no se tiene la forma EV, y al igual que esta, se sugiere su uso precoz.

EVALUACIÓN DEL CRECIMIENTO INTRAUTERINO
EN RECIÉN NACIDOS CHILENOS

Alarcón J, Hering E, Tohá D, Torres A.
Servicio de Neonatología Hospital del Salvador.

Introducción: Existe la recomendación para que los centros de Atención Neonatal obtengan curvas representativas de la población que atienden considerando un número adecuado de neonatos por cada semana de gestación, edad gestacional confiable y exclusión de casos que tengan factores que alteran el Crecimiento Intrauterino (CIU) Durante mucho tiempo se utilizó la Curva de Lubchenco y en la actualidad a nivel nacional se aplica la curva de Juez y Cols que evaluó el CIU de RN de nivel socioeconómico medio con un limitado número de casos de edades gestacionales menor de 34 semanas. Material y Método: Desde 1988 a la fecha se registra en una base computacional FileMaker Pro y Excel antecedentes obstétrico, fecha última regla (FUR), paridad morbilidad materna, EEGP, sexo, talla y patología perinatal del RN. Se efectúa antropometría neonatal estandarizada, se excluyen RN con malformaciones, RCIU y morbilidad materna. Resultados: Se registran 121 872 partos en Maternidad del Salvador desde 1988 al 2000. Cumplen requisitos 70 793 RN. Se obtiene curva de peso promedio general y por sexo en población beneficiaria del Hospital del Salvador. Antes de las 36 semanas de gestación no hay diferencia de pesos por sexo. La ganancia máxima de peso alcanza su máximo a las 36 semanas, luego decrece. La comparación con la curva de Juez es coincidente en los mayores de 34 semanas; sin embargo, el promedio de peso entre las 28 y 31 semanas es significativamente mayor que lo obtenido por proyección estadística en la curva actualmente en uso, lo que puede resultar un sesgo importante al evaluar el CIU de este grupo neonatal. Conclusiones: Se destaca la importancia de contar con una curva de crecimiento de la población beneficiaria a cargo, cuyas condiciones pueden variar para cada centro. La diferencia de peso promedio por sexo es importante solo después de las 36 semanas. Hay una diferencia estadísticamente significativa de los pesos promedios entre las 28 y 31 semanas entre la curva actualmente en uso y los hallazgos de este estudio.

DISTRIBUCIÓN DE RECURSOS PARA LA ATENCIÓN
NEONATAL EN EL SISTEMA DE SALUD PÚBLICA
CHILENA

Becerra C, Cifuentes J, Correa F, D’Apremont I, Farfán V, Hering E, Hübner ME, Mena P, Reyes C, Standen J.
Comisión Nacional de Neonatología. Ministerio de Salud de Chile.

La atención neonatal ha experimentado un gran desarrollo en los últimos años lo que se ha traducido en una importante reducción en la mortalidad neonatal. El conocimiento de la distribución actual de los recursos, humanos y tecnológicos, asignados a la atención neonatal permitirá corregir posibles asimetrías e implementar de manera más eficiente futuras estrategias de desarrollo de la especialidad. Objetivo: Describir la distribución de recursos humanos y técnicos asignados a la atención neonatal en los 28 Servicios de Salud. Método: Se realiza una encuesta a los Servicios de Salud entre febrero y abril del 2001 solicitándose información acerca de los recursos humanos y tecnológico disponibles en el servicio de Salud y en el hospital de referencia del Servicio. Resultados: La tabla muestra la disponibilidad de cupos, recursos humanos y ventilación mecánica del centro de referencia de cada Servicio de Salud en relación al número de partos asignados al Servicio de Salud. Los valores se expresan en mediana, percentiles 10-90, y rango.


Variable Mediana Percentil 10-90 Rango

Partos servicio 7 422 3 452 -14 695 1 476 - 16 000
Partos establecimiento 3 664 2 326 - 7 129 1 129 -   8 897
Por 1 000 partos Servicio:      
Cupos Intensivo 0,79 0,53 - 1,32 0,3 - 1,7
Cupos Intermedio 1,66 0,93 - 2,34 0,6 - 3,2
Cupos Totales 4,30 2,29 - 5,23 1,6 - 6,8
Médicos 1,04 0,62 - 1,75 0,5 - 2,2
Enfermeras 1,43 0,79 - 2,33 0,6 - 4,6
Auxiliares 3,1 1,39 - 3,88 0,8 - 5,0
Ventiladores 0,71 0,48 - 1,16 0,4 - 3,4

Conclusiones: Existe una gran variabilidad en la disponibilidad de recursos cama, recursos humanos y de ventilación mecánica entre los servicios de salud. La información recopilada es de gran importancia para planificar la asignación equitativa de los recursos y constituye la información de base para evaluar el posible impacto de esta variabilidad en los resultados neonatales.

SISTEMA DE TRASLADO NEONATAL-EXPERIENCIA 1997-2001

Cifuentes J, Equipo de Traslado Neonatal.
Unidad de Neonatología de la Pontificia Universidad Católica de Chile.

En el área perinatal la concentración de los partos de riesgo en centros terciarios se asocia a una menor mortalidad neonatal. Debido a que muchas de las patologías neonatales no son detectadas prenatalmente o por la estructura del sector de salud chileno que no contempla la centralización en el sector privado, ni la coordinación de los sistemas público-privado es necesario contar con un sistema de transporte neonatal que permita el traslado seguro y oportuno del RN. Objetivo: Describir la organización y los resultados de un sistema de transporte neonatal. Metodología: Se describe la organización del sistema de transporte neonatal. Se analizan la base de datos de transporte y las fichas clínicas de los RN trasladados entre enero de 1997 y agosto del 2001. Resultados: En el período estudiado se trasladaron 292 RN, los que representaron el 8,9% de los RN ingresados a la unidad. La tabla muestra las características principales de los RN trasladados.


Características 1997 1998 1999 2000 2001

N 72 57 40 69 54
Provincia, n(%) 12 (16,7) 5 (8,8) 6 (15) 18 (26,1)   5 (9,3)
Desde H. Público; n(%) 22 (30,5) 9 (15,8) 9 (22,5) 22 (31,8) 23 (42,6)
Desde H. sin UTI; n(%) 29 (40,3) 30 (52,6) 12 (30,0) 22 (31,9) 16 (29,6)
< 1 500 g 8 (11,1) 7 (12,3) 4 (10) 11 (15,9) 10 (18,5)
Cardiopatía 18 (25,0) 12 (21,0) 6 (15,0) 14 (20,3) 9 (16,7)
RNT Falla Respiratoria 31 (43,0) 18 (31,6) 15 (37,5) 19 (27,5) 26 (48,1)
Mortalidad* 8 (11,1) 6 (10,6) 6 (15,0) 6 (8,7) 5 (9,3)
Estadía (p50; p25-p75) 7 (4-14) 7 (5-10) 7 (4-0) 7 (3-14) 7 (4-12)
% Ingresos anuales 9,9 7,2 5,36 10,2 15,2

*: Durante hospitalización

Conclusiones: Nuestros datos sugieren que en el diseño del cuidado perinatal nacional debiera considerarse un sistema de regionalización o centralización que coordine tanto la actividad del sector público cómo privado y un sistema de transporte que permita ejecutar esta centralización cuando el traslado prenatal no sea posible.

ENFERMEDADES CATASTRÓFICAS (EC) EN
NEONATOLOGÍA, ¿CUÁL ES SU IMPACTO?

González A, Martínez A, Cifuentes J.
Unidad de Neonatología, Departamento de Pediatría, Pontificia Universidad Católica de Chile.

Las Isapre catalogan una enfermedad como EC dependiendo del monto de la cotización del titular. Para efectos de este análisis consideramos EC aquella enfermedad con cargos hospitalarios > $ 4 000 000. Objetivo: Evaluar el impacto de las EC en una Unidad de Neonatología de nivel terciario, sus causas, costos y cobertura por las Isapre. Métodos: Se evaluaron las cuentas de todos los RN ingresados a las unidades de cuidados intensivo e intermedio del Servicio de Neonatología entre julio y diciembre del 2000. Se analizó el monto total de los cargos hospitalarios, el monto cubierto por la Isapre, copago y % impago o pendiente de las cuentas de los RN y de los considerados EC. Resultados: 191 RN ingresaron al intensivo e intermedio. Las principales causas fueron: Prematuros < 1 500 g y/o 32 sem 40 (21%). Enf. Respiratorias 39 (20%). Infecciones 27 (14%). Cardiopatías Congénitas 13 (7%). Otras Malformaciones 17 (9%). Asfixia/depresión respiratoria 15 (8%). 54 RN tuvieron EC (28%), pero el monto sumado de sus cuentas correspondió al 79,4% del total de la suma de las cuentas de todos los pacientes. De ellos 30 fueron prematuros < 1 500 g (55%), 14 presentaron malformaciones mayores /cardiopatías (26%) y 5 Enf. respiratorias (9%). El grado de cobertura se muestra en la siguiente tabla:

Total M $
Pago Isapre
M $
Copago
M $
Pendiente/Impago

Cuentas < 4 Mil 180 206 131 527 24 215 23 637
(n= 137) (73,5%) (13,4%) (13%)
Cuentas > 4 Mil 695 855 430 065 213 09 152 698
(n= 54) (61,8%) (30,6%) (8%)
Total (n= 191) 876 061 561 582 237 306 76 335
  (64%) (27%) (9%)

Conclusiones: Las EC si bien afectan a menos del 30% de las hospitalizaciones, representan la mayor proporción de cargos hospitalarios en esta Unidad de nivel terciario. Su cobertura es menor por las instituciones de salud previsional, debiendo el paciente afrontar un copago significativamente mayor. Las EC más frecuentes corresponden a prematuros y malformaciones.

EMISIONES OTOACÚSTICAS COMO SCREENING
AUDITIVO EN DETECCIÓN PRECOZ DE HIPOACUSIA
EN NEONATOS

Vargas P, García M, Arredondo N.
URN. Hospital San Juan de Dios.

En la URN del Hospital de La Serena, con el objetivo de conocer el grado de hipoacusia de los RN, se realizó como screening la medición de Emisiones Otoacústicas (EOA). Material y Métodos: Se realizó examen de EOA a RN de la UCIN y Maternidad durante un periodo de 7 meses (enero a julio de 2001): Se estudió una muestra de 242 oídos, 60 RN sin factor de riesgo y 61 RN con factor de riesgo. A todos estos RN se les realizó EOA y según resultados Impedanciometría, Acumetría y Potenciales Evocados Auditivos. La primera evaluación de las EOA se realizó a los 10 días de vida en el grupo de riesgo y a los 3 días al grupo sin riesgo, como promedio. Resultados: Las EOA alteradas de los RN con riesgo fue de 31,15% y 21,7% en los RN sin riesgo. Se repitió la EOA al mes. El porcentaje de alteración disminuyó al 15,5% en los RN con riesgo y de 3,45% para los RN sin riesgo. Estos pacientes sometidos a Impedanciometría entregaron resultados sugerentes de patología de oído medio, las que serán tratadas por Otorrinolaringología. Conclusiones: Nos parece de utilidad el uso de la EOA como screening auditivo, pero necesitamos de un mayor estudio para validar este método en nuestra población de RN. Esta experiencia puede servir de base para implementar un programa de diagnóstico precoz y rehabilitación de esta patología en los RN.

REHOSPITALIZACIÓN PRECOZ EN EL PREMATURO
MENOR DE 34 SEMANAS

Martínez JL, Villalón H.
Servicio de Neonatología. Clínica Las Condes.

El prematuro egresado de las Unidades de Neonatología se rehospitaliza con frecuencia, ya que por su condición de pretérmino tiene algunos riesgos específicos conocidos, principalmente las infecciones respiratorias agudas. En nuestro país, la dificultad de los programas de seguimiento así como una comunicación poco expedita con los Servicios de Pediatría en los que se hospitalizan estos pacientes, no permiten un fácil diagnóstico de esta realidad. En un grupo cautivo de prematuros, como ocurre en nuestro centro, esta evaluación es más factible. Nuestro objetivo es conocer las causas que motivan la primera hospitalización después del alta en estos pacientes. Se incluyen 322 prematuros con edad gestacional al nacer inferior a 34 semanas, egresados del Servicio de Neonatología de la Clínica Las Condes, entre los años 1995-2000. Se logra un buen seguimiento de todos ellos, observándose un primer reingreso en 98 (30,4%), dentro de los tres meses siguientes al alta. Se analizan las tasas por edad gestacional y diagnóstico de egreso. En los 98 pacientes que se rehospitalizaron, se observa un aumento del riesgo, en la medida que disminuye la edad gestacional de nacimiento. Así, observamos un 19,1% (30/157) en el grupo de 33-34 semanas, valor que se eleva a 58,1% (18/31, p < 0,01) en los menores de 28 semanas. En los niños con edad gestacional 29-30 semanas, se observó 28 ingresos (50%) y 22 (28,2%) en los de 31-32 semanas. Al analizar los diagnósticos de egreso, la mayor frecuencia correspondió a las infecciones respiratorias agudas 30,6% (30/98). De estas, 23 (23,4%) por virus sincicial respiratorio (VRS). 10,2% (10/98), por consecuencias de patología prenatal (malformaciones, cardiopatías congénitas, genopatías) y 14 derivados de morbilidad neonatal (anemia, hemorragia intracraneana, Displasia broncopulmonar, otros). 14 niños se operaron de hernia inguinal (14,2%) y 10 (10,2%) para estudio de apneas. Llama la atención una proporción superior a la de la población general en hospitalizaciones por estenosis pilórica (4,08%, 4/98) y Reflujo gastroesofágico (7,1%, 7/98). Así, un 75,5% (74/98) reingresa por otras causas que su patología pre o neonatal. Conclusión: El grupo de prematuros con edad gestacional menor de 34 semanas, aparece con un alto riesgo de reingresar en los tres meses siguientes, por diagnósticos no presentes al momento del alta. Esto permite diseñar estrategias específicas y motiva mayores estudios, en el enfrentamiento de estos problemas.

ORGANIZACIÓN DE UN BANCO DE LECHE HUMANA
EN UNA UNIDAD DE NEONATOLOGÍA

Mena P, Milad M, Blanco A, Meneses R, Borges V, Insunza M.
Hospital Dr. Sótero del Río, Instituto de Salud Pública.

Introducción: El inicio precoz de alimentación enteral en el prematuro con leche materna estimula la maduración gastrointestinal, sin aumentar el riesgo de enterocolitis. El uso de leche de su propia madre no siempre es posible en las primeras 72 horas, por condición clínica materna. La leche humana donada tiene el riesgo de transmitir virus y bacterias potencialmente patógenos. Estos gérmenes son inactivados con la pasteurización. Se presenta el proceso de validación de un baño de temperatura controlada con una unidad calefactora y una unidad refrigerante como pasteurizador de leche materna. Método: Se realizaron evaluaciones de: 1) el sistema de calentamiento y enfriamiento, con registrador Ellab, mod CTF 9004 y 4 termocuplas tipo SSR 60020-E700TS, calibrados, en interior del líquido a pasteurizar, estableciéndose una curva en el tiempo 2) análisis bacteriológico con recuento de unidades formadoras de colonias (ufc) en leche humana sin y con pasteurización.

Resultados:


Ciclo pausterización controlado con termocúpulas  
   
Coloca agua y temperatura agua alcanza los 62,5 °C 25 minutos
Coloca mamaderas cierra baño, mamaderas alcanzan 62,5 °C 10 minutos
Pausterización 30 minutos
Enfriamiento 20 minutos

Máximos recuentos con y sin Pasteurización    
  Rec total Staf Aureus Colif totales Colif fecales
SIN 6,5 x 10^6 ufc/ml 3 x 10^2 29 ger/ml 3,6 ger/ml
CON 85 ufc/ml < 10 ufc/ml < 3 ger/ml negativo

Conclusiones: Es posible adaptar un baño de temperatura controlada para disponer de cantidades reducidas de leche materna pasteurizada para la alimentación precoz del prematuro extremo cuya madre no tiene o no se encuentra en condiciones de extraerse leche.

CRECIMIENTO DE RECIÉN NACIDOS < 1 500 G
LOS PRIMEROS CUATRO AÑOS

Vernal P1, Pittaluga E2, Vega S3, Henríquez MT4, Tohá D5, Morgues M1.
Hospitales 1San José, 2Sótero del Río, 3Félix Bulnes, 4San Juan de Dios, 5Del Salvador. Grupo colaborativo de seguimiento neonatal: Neoseg.

Se presenta el crecimiento de 455 recién nacidos de muy bajo peso de nacimiento (RNMBPN), egresados vivos de 5 centros hospitalarios de la Región Metropolitana, que nacen entre enero 1995 y diciembre 1996. Material y Método: Estudio prospectivo. Se confeccionó un protocolo común de seguimiento. Los datos se analizaron en una base Epi info y se calculó promedios ± desviación standard (DS) para peso, talla y perímetro cefálico, y puntaje Z por edad corregida (EC) hasta los 2 años y por edad cronológica hasta los 4 años según patrón NCHS. Se aplicó ANOVA y Kruskal Wallis para la comparación entre los grupos. Resultados: De los 455 niños, 39,1% son pequeños para la edad gestacional (PEG), 49,3% son de sexo masculino, peso de nacimiento promedio 1 196 g (± 214 g), edad gestacional promedio 29,7 (± 2,5) semanas. El grupo global muestra un rápido crecimiento en peso desde las 40 semanas de EC hasta los 3 meses, deteriorándose posteriormente hasta los 12 meses, para luego recuperarse paulatinamente, normalizándose a los 18 meses EC. El porcentaje de niños con desnutrición (peso -2 DS) disminuye desde 31,9% a las 40 semanas a 4,3% a los 4 años. La talla muestra una recuperación progresiva y sostenida durante los 4 años de estudio; el porcentaje de niños con talla (-2 DS) disminuye desde 40,1% a las 40 semanas hasta 5,6% a los 4 años. El crecimiento por grupo de adecuados para la edad gestacional (AEG) n = 246 y PEG n = 178, muestra una mejoría en peso y en talla.

Tabla

Porcentaje niños con (-2 DS) en peso y talla según adecuación


PESO (-2 DS)
TALLA (-2 DS)
Edad AEG (%) PEG (%) AEG (%) PEG (%) N=AEG-PEG

40 s 21,1 49,3 25,4 61,1 199 - 142
3 m 1,6 10,3 13,2 40,3 197 - 144
6 m 8,6 18,6 14,2 27,1 198 - 145
12 m 15,4 28,7 13,6 25,2 169 - 129
24 m 7,0 17,3 7,3 13,2 114 - 075
36 m 6,6 16,9 8,3 13 108 - 071
48 m 1,1 10 2,3 10   89 - 060

Conclusiones: El crecimiento recuperacional ocurre en todos los grupos analizados. El peso y la talla alcanzan rangos normales (en promedio) desde los 18 meses EC. El PEG crece significativamente menos que el AEG en todas las edades, presentando la evolución más desfavorable.

RIESGO DE MORBIMORTALIDAD NEONATAL SEGÚN GASES DE CORDÓN

Novoa JM, Hidalgo L, Cárcamo J, Schelle C, Caro C, Costa R, Galleguillos M.
Hospital Padre Hurtado. SSMSO. Unidad de Neonatología.

La medición de gases de cordón es cada vez más considerada en el resultado de las acciones obstétricas como parámetro de condición fetal en el momento de la entrega a neonatología. El pH considerado adecuado se ha ido bajando paulatinamente en la literatura hasta llegar actualmente a pH < 7,00. Objetivo: Evaluar riesgo relativo (RR) de mortalidad neonatal (MMN) y de presencia de encefalopatía hipóxico-isquémica (EHI) según gases de cordón. Material y Método: Se estudia una población de 1 812 RN mayores de 1 499 gramos nacida entre 16/nov/1998 y 31/julio/2001 que fue objeto de medición de gases de cordón. Se excluyen los RN con malformaciones incompatibles con la vida que condicione la no realización de maniobras de reanimación. Se evalúa la incidencia de EHI y MNN para los grupos definido como A y se parea con el grupo definido como B para obtener el RR. Se trabaja con intervalo de confianza de 95%. Se definen los siguientes grupos: A, pH < 7,00 v/s B: pH 7,01 -7,10; A, Bicarb. < 13 mm Hg v/s B, Bicarbonato 14 a 16; A, pH < 7,00 y pCO2 > 65 v/s < B, pH 7,00 y pCO2 < 65 mm Hg. Resultados: Se encuentran 88 RN con pH <7,00, 39,7% (n: 35) presentan EHI y 4,54% (n: 4) fallecen, 191 RN con pH 7,01 a 7,10, de ellos 19 (9,94%) tienen EHI y 0,52% (n: 1) fallece. Con Bicarbonato < 13 hay 160 RN, de los cuales 18,1% (n: 29) sufren EHI y 2,5% (n: 4) fallecen comparados con 301 RN con Bicarbonato entre 14 y 16 m Eq/lt, 18 RN (5,9%) con EHI y 1 (0,33%) fallecido. En el grupo con pH < 7,00 y pCO2 > 65 se encuentran 58 RN, 44,8% (n: 26) con EHI y 6,9% (n: 4) fallecen; en cambio para el grupo pareado de pH < 7,00 y pCO2 < 65 hay 30 RN, 30% (n: 9) con EHI y ningún fallecido. Se obtienen estos RR: Para pH < 7,00 v/s pH 7,01 -7,10, RR de EHI 3,99 (3,70-4,29) y de MNN es 8,68 (8,38-8,95). Comparado < 13 v/s Bicarbonato 14 a 16, el RR de EHI es 3,03 (2,80-3,25) y RR de MNN fue 7,69 (7,29-7,75). Para el grupo con pH < 7,00 y pCO2 > 65 v/s pH < 7,00 y pCO2 < 65 mm Hg el RR de EHI es 1,49 sin validez estadística por cruzar eje 1 (0,97-2,01) y de MMN es no evaluable por no haber fallecidos en el grupo pH < 7,00 y pCO2 < 65 mm Hg. Conclusión: Existe un alto RR de EHI y MNN para los grupos pH < 7,00 y Bicarbonato < 13 m Eq/lt. El RR de EHI no se modifica en el grupo con pH < 7,00 en relación a la retención de pCO2. La medición de gases de cordón es una importante herramienta para evaluar RR de morbimortalidad neonatal.

RIESGO RELATIVO (RR) DE MORBIMORTALIDAD
NEONATAL SEGÚN TEST DE APGAR

Novoa JM, Cárcamo J, Gómez CL, Aguila ME, Riquelme E, Salinas D, Poblete S.
Hospital Padre Hurtado. SSMSO. Unidad de Neonatología.

El test de Apgar es probablemente la única evaluación clínica cuantitativa que ha sobrevivido 50 años a los rápidos avances de la medicina y a repetidos intentos de desprestigiarlo. Este estudio pretende evaluar la capacidad actual del Test Apgar para medir RR de morbimortalidad neonatal. Objetivo: Estimar el riesgo de evolución adversa neonatal medida por mortalidad a los 28 días, encefalopatía hipóxico-isquémica (EHI) y hospitalización mayor a 5 días en recién nacidos de término (RN). Material y Método: Se estudia la base de datos, generada en forma prospectiva, de la Unidad de Neonatología para correlacionar el Apgar asignado y la evolución adversa evaluada para cada una de las siguientes condiciones: Encefalopatía hipóxico-isquémica (EHI) total y por grados según Sarnat, Hospitalización > 5 días (Hosp > 5 ds) incluido fallecimiento antes de 5 días y mortalidad neonatal (MNN). Se incluye la totalidad de RN > 37 sem de edad gest. nacidos entre el 16/nov/1998 y 31/julio/2001. Se excluyen RN con malformados incompatibles con la vida que condicionen per se la no realización de maniobras de reanimación. Se considera un RR de 1 los eventos ocurridos para Apgar 5 min > 7. Se trabaja con intervalo de confianza de 95%. Resultados: Evaluados una población de 16 505 RN > 37 sem que presentan tasa de MNN de 0,60%o (10 RN), 57 RN con EHI g I, EHI grado II 11 RN y 3 RN con EHI grado III. La incidencia de Apgar 1 min < 3 fue de 0,56% y de 4 a 6 de 3,19%. Para Apgar 5 min < 3 la incidencia fue de 0,048% y de Apgar 4 a 6 es 0,19%. El estudio de RR revela que el Apgar al 5 min de 4-6 tiene RR de EHI global de 205,8 y de EHI 2-3 el RR es 1 200, por otra parte, el RR de MMN alcanza a 73,5 y de Hosp > 5 ds o fallecimiento < 5 días llega a 257. Si el Apgar 5 min es < 3 el RR de mortalidad sube a 588 y el RR de EHI 1-2-3 es 365,9 siendo de 2.744 para EHI moderada y severa en conjunto y el RR de Hosp > 5 ds o muerte < 5 días alcanza a 549. Conclusión: El test de Apgar en forma aislada identifica alto riesgo relativo de EHI, mortalidad y hospitalización mayor de 5 días en RN de término lo que le permite ser, aun medio siglo después de su creación, una adecuada medición de vitalidad al nacer y predecir riesgo de morbimortalidad neonatal.

RELACIÓN ENTRE ENCEFALOPATÍA HIPÓXICO
ISQUÉMICA (EHI), GASES DE CORDÓN UMBILICAL
Y PUNTAJE APGAR

Sakovets I, Novoa JM, Hidalgo L, Valenzuela P, Villagrán M, Balbiano A, Erices A.
Hospital. Padre Hurtado. SSMSO. Unidad de Neonatología.

La acidosis en el gas de cordón es un signo frecuentemente utilizado en la definición de asfixia perinatal, pero en numerosos estudios se ha visto falta de correlación entre pH de cordón y puntaje de Apgar. La relación entre los criterios clínicos y bioquímicos de asfixia perinatal es el motivo de nuestro interés. Objetivos: Evaluar características de EHI según los resultados de gases de cordón y test de Apgar. Material y Método: Se analizó la base de datos computacional de Unidad de Neonatología, generada en forma prospectiva, en el período comprendido entre el 16 de noviembre 1998 y el 15 de agosto de 2001. Se incluyeron 16 867 RN > 36 sem de edad gestacional y con peso de nac. > de 2 000 gr. Fueron excluidos los RN con malformaciones incompatibles con la vida. Se analizaron los datos de peso nac., edad gestacional, gases de cordón y Apgar a los 1,5 y 10 min. Para evaluar grado de EHI se utilizó clasificación de Sarnat y Sarnat. Se seleccionaron para el estudio todos los RN que presentaban EHI y contaban con gas de cordón. Resultados: Durante periodo estudiado 75 RN presentaron EHI: EHI grado I 80% (n: 60), EHI grado II 16% (n: 12) y 4% (n: 4) EHI gr III. Gas de cordón se obtuvo en 90,6% (68 RN), grupo motivo de este estudio. De estos 68 RN el 79,4% (n: 54) tenían EHI grado I, 17,6% (n: 12) EHI gr II y 2,9% (n: 3) EHI gr III, relación que fue proporcional al grupo total RN con EHI (n: 75) de este período. Del total de RN con EHI con gas de cordón (n: 68), el 76,5% (n: 52) presentó pH < 7,10; 48,5% (n: 33) tienen pH < 7,00 y de ellos 21,2% (n: 7) presentaron EHI moderada o severa. Con pH < 6,90 hubo 18 RN de los cuales 14 (77%) presentaron EHI gr I leve. Destaca que 6 RN presentaron pH < 6,80 y de ellos la mitad curso con EHI gr I. Al asociar el pH < 7,10 con el Apgar < 6 a los 5 min, hubo 25 RN de los cuales 40% presentó EHI gr II- III; y cuando el Apgar 5 min fue > 7 todos los RN presentaron EHI leve. En todos los RN con pH < 6,70 el Apgar 5 min fue menor a 4 y el 50% evoluciona con EHI grado III. Hubo 2 RN fallecidos, ambos con pH < 6,70 y Apgar 0 a los 5 min. Conclusiones: El 25% RN con EHI presenta pH > 7,11; la presencia de acidosis con pH < 7,00 por sí sola no permite predecir el grado de EHI, aún en asociación con Apgar a los 5 min < 6. Solo acidosis tan severas como pH < 6,70 permiten predecir gravedad de la EHI.

SOBREVIDA DEL PREMATURO < 1 500 G EN CHILE

Morgues M, Henríquez MT, Tohá D, Vernal P, Pittaluga E, Vega S, Reyes C.
Comisión Nacional de Seguimiento del prematuro. MINSAL.

Desde el 1° de enero del año 2000 se inició oficialmente el seguimiento de prematuros coordinado en todos los servicios de salud y junto a ello el registro en una base de datos especial que consigna todos los nacidos vivos con peso < 1 500 g y/o < 32 semanas. El objetivo de este trabajo fue conocer la sobrevida y estado al egreso de los niños con < de 1 500 g egresados durante el año 2000 en los servicios de salud. Se estudió la sobrevida de 1 690 niños nacidos en las 28 maternidades del país con UTI neonatal. El análisis se realizó por: EG; cuartiles de peso y además tramos de 100 g en los menores de 1 000 g utilizando el método de Kaplan-Meir, Wilcoxon y sobrevida actuarial.

SOBREVIDA ACTUARIAL (esperanza de vida). CHILE 2000

Peso
< 1día
%       n
2 - 7 días
%       n
8 - 28 días
 %       n
> 28 díasn
%       n

1 250-1 500
96 (22/599)
98 (13/577)
96 (14/564)
98 (12/550)
1 000-1 249
94 (28/462)
95 (23/434)
96 (17/411)
96 (14/394)
750-999
85 (53/359)
85 (47/306)
87 (33/259)
92 (18/226)
< 750
55 (105/232)
68 (41/127)
72 (24/ 86)
76 (15/ 62)

Un porcentaje importante de las muertes ocurrieron el primer día de vida (43%), y es por ello que el enfoque en base a la esperanza de vida es capaz de ilustrar mejor la realidad. La sobrevida mejora a medida que transcurren los días vividos. El quiebre en la sobrevida se ubicó en los 700 g, siendo el riesgo de morir en el cuartil de peso inferior (< 750 g) 36 veces mayor que en el cuartil superior (1 250-1 500 g). Presentó DBP un 69% en < 750 g y cae a 10% entre 1 250-1 500 g. Se realizó fondo de ojo en el 80% encontrándose ROP en el 16% de los casos (25% de ellos requirió cirugía). Ecografía cerebral se realizó en el 90% en algún momento de la hospitalización revelando una incidencia global de 12% de hemorragia intracraneana grado III - IV. Por primera vez en Chile se cuenta con una estadística nacional de < 1 500 g, que permitirá reorientar estrategias para mejorar la sobrevida y calidad de vida de estos niños en Chile.

EVALUACIÓN DE UN PROGRAMA DE PESQUISA
PRECOZ DE RETINOPATÍA (ROP) DE EL RN < 1 500 G

Hering E, Katz X, Alarcón J, Kychenthal A, Dorta P.
Servicio de Neonatología Hospital del Salvador.

Introducción: La Retinopatía del Prematuro (ROP) consiste básicamente en una Neoformación Vascular hacia el vítreo a partir de vasos retinianos inmaduros produciéndose tracción en la retina, la cual puede llegar a desprenderse. Es de etiología multifactorial siendo la inmadurez uno de los factores más importantes. La mayor sobrevida de los RN < 1 500 g los hace un grupo de alto riesgo. La ROP es la primera causa de ceguera infantil en Chile. Objetivo: Conocer la incidencia de ROP en RN < 1 500, contribuir a su diagnóstico precoz y tratamiento oportuno. Material y Método: Se implementa programa de pesquisa sistemática en todo RN < 1 500 g, efectuando fondo de ojo a partir de la 4ª semana de vida. Se utiliza diagnóstico internacional de ROP zona 1 - 2 - 3 Etapa 1 - 2 - 3 - 4 - 5 y enfermedad Plus. Resultados: Se estudian 316 RN < 1 500 g. La cobertura del Programa alcanzó a un 92,7%. La incidencia global fue de un 45,4%. De los 133 Recién Nacidos que presentaron ROP un 50,5 % alcanzó etapa 1, un 42,9% la etapa 2 y un 3,8% Etapa 3 + Enfermedad Plus. De acuerdo a peso de nacimiento el grupo de 500 a 749 g presentó una incidencia de 75,5%, bajando a 23,5% en los RN de 1 250 a 1 500 g. Los 5 casos (3,8%) con etapa 3 Plus recibieron tratamiento con pantofotocoagulación Láser y todos pesaron menos de 1 000 g. Conclusiones: Aunque en un 96% se produjo regresión espontánea del proceso por ser la ROP, de evolución errática, una incidencia de 45,4% obliga a cada de centro cuidado intensivo implementar un programa de pesquisa que permita no solo conocer la incidencia de ROP, sino poder aplicar oportunamente el tratamiento en aquellos casos que lo requieran, evitando la ceguera. Los más expuestos son los RN < 1 000 g.

IMPACTO DEL RETRASO DE CRECIMIENTO
INTRAUTERINO (RCIU) EN LA SENSIBILIDAD A LA
INSULINA Y NIVELES DE GONADOTROFINAS EN EL
RECIÉN NACIDO DE TÉRMINO: RESULTADOS PRELIMINARES

Peña V, Alegría A, Salazar T, Iñiguez G, Soto N, Ong K, Dunger D, Mericq MV.
Instituto de Investigaciones Materno Infantil, Facultad de Medicina, Universidad de Chile, Santiago, Chile y Universidad de Cambrige, UK. P. Fondecyt # 1000937.

El retraso del crecimiento intrauterino se asocia a mayor riesgo de desarrollar en la vida adulta diabetes tipo 2, hipertensión arterial e hiperandrogenismo ovárico, como resultado de una programación hormonal fetal. El objetivo del presente trabajo es estudiar si esta programación hormonal es evidente en el periodo neonatal. Para ello se reclutaron 136 recién nacidos (RN) de termino pequeños para la edad gestacional (PEG) y 56 adecuados (AEG), a las 48 horas de vida se obtuvo una muestra de sangre para estudio de glicemia, cortisol, LH, FSH, leptina, péptido C, insulina, IGFBP-1, ácidos grasos libres (AGL), BOH butirato (BOhb) y SHBG. El peso de nacimiento y el SDS de la talla fue de 2.531 + 220 g y -1,81 + 1,01 en los PEG versus 3 625 + 435 g y -0,04 + 1,09 en los AEG, respectivamente. La talla del padre y de la madre fue de -1,49 + 0,86 SDS y -1,16 + 1,15 SDS en los PEG versus -1,29 + 1,17 SDS y -1,06 + 1,06 SDS en los AEG respectivamente.


  Insulina
UI/ml
Péptido
ng/ml
C IGFBP-1
ng/ml

AEG 15,9 + 16,6 0,8 + 0,8 088,2 + 53,2
PEG 07,0 + 09,3** 0,2 + 0,2** 163,8 + 50,4**

  Leptina (ng/ml) SHBG (nmol/L)
  F M F M

AEG 4,3 + 3,4 2,3 + 2,1 49,5 + 24 46,5 + 25
PEG   0,5 + 0,7**    0,2 + 0,2** 40,3 + 15 44,2 + 17

  Cortisol
mcg/ml
AGL
meq/L
BOhb
nmol/L

AEG 11,6 + 9,4 0,4 + 0,2 1,3 + 0,9
PEG 10,5 + 6,5 000,7 + 0,4** 006,6 + 6,1**

  LH (mUI/ml) FSH (mUI/ml)
  F M F M

AEG 0,3 + 0,5 1,4 + 2,2 2,0 + 2,7 1,5 + 1,9
PEG 0,3 + 0,3 0,9 + 0,9 00,8 + 1,2* 1,0 + 1,1

Nuestros resultados muestran que los RN de término PEG tienen niveles significativamente más bajos de leptina, insulina y péptido C y niveles más altos de AGL, BOhb e IGFBP-1 que los niños adecuados. No se observaron diferencias significativas en los niveles de cortisol y de SHBG. Nuestro estudio es el primero en informar niveles disminuidos de FSH en niños PEG vs AEG. La presente información sugiere que la programación prenatal podría afectar no solo el eje de insulina, sino también las gonadotrofinas, llevando con el tiempo a morbilidad en el eje reproductivo. F: femenino; M: masculino. *p < 0,005; **p < 0,0001.

ANÁLISIS DE LA MORTALIDAD DE PREMATUROS
EXTREMOS EN EL HOSPITAL BARROS LUCO-
TRUDEAU. AÑO 2000

Salas R, Silva C.
Hospital Barros Luco-Trudeau.

Introducción: Se define como prematuro extremo (PE) a todo recién nacido con un peso de nacimiento (PN) menor de 1 500 g y/o menor de 32 semanas de edad gestacional (EG). En Chile el 1,5% de los RN son PE con una mortalidad del 30% antes del año de vida. En el Hospital Barros Luco-Trudeau (HBLT) la tasa de PE es cercana al 2%, y nuestro propósito es conocer los factores perinatales asociados con la mortalidad de estos. Objetivos: Determinar las características epidemiológicas de los PE fallecidos y detectar los factores biomédicos neonatales asociados con la mortalidad de PE corregida por viabilidad. Pacientes y Método: Se realizó un seguimiento prospectivo de todos los PE nacidos vivos durante el año 2000 desde su nacimiento hasta el alta o fallecimiento. En el análisis se excluyeron los PE no viables (malformaciones letales y EG menor de 25 semanas) y se buscó asociación entre mortalidad con vía del parto, PN, EG y asfixia. Resultados: Nacieron 115 PE (2,0% del total de RN), de los cuales fallecieron 41 (36%). No hubo sobrevivientes menores de 500 g ni menores de 25 semanas. Se consideraron no viables a 16 PE, obteniéndose una mortalidad corregida de 25,2%. El 72% de los PE fallecidos viables tenía menos de 1 000 g y el 60% eran menores de 28 semanas, de estos la mayoría nació por vía vaginal y presentó asfixia. Comentario: La mortalidad de PE en el HBLT es levemente mayor que el promedio nacional, al corregir según viabilidad disminuye considerablemente. La gran mayoría de los PE viables fallecidos tenían menos de 1 000 g y eran menores de 28 semanas; este último grupo se asoció mayormente con parto vaginal (73%) y asfixia (53%), a diferencia de los mayores o igual a 28 semanas que se resolvieron principalmente por cesárea (90%) y presentaron baja frecuencia de asfixia (10%). Nuestras metas son mejorar la sobrevida del grupo entre 26 y 27 semanas de EG cuya mortalidad es 59%. Basados en los buenos resultados obtenidos en otros Centros en que la cesárea es la vía de elección en la resolución de los embarazos viables entre 25 y 27 semanas, surge la necesidad de evaluar la aplicación de este criterio en nuestro Servicio.

MORTALIDAD CORREGIDA DE PREMATUROS
EXTREMOS SEGÚN CRITERIOS DE LA OMS.
HOSPITAL BARROS LUCO-TRUDEAU 2000

Salas R, Silva C.
Hospital Barros Luco-Trudeau.

Introducción: La Organización Mundial de la Salud define como recién nacido (RN) a todo producto vivo de la gestación de 500 g o más. Prematuro extremo (PE) es todo recién nacido menor de 1 500 g y/o menos de 32 semanas de edad gestacional (EG). En Chile la mortalidad neonatal alcanza al 6,5 por 1 000 nacidos vivos y el 50% corresponde a PE. Para comparar la mortalidad entre distintos Centros se excluyen los PE no viables que son aquellos que pesan menos de 500 g o presentan malformaciones incompatibles con la vida (mortalidad corregida). Nuestro propósito es conocer la mortalidad de los PE viables. Objetivos: Determinar el riesgo de fallecer por peso de nacimiento (PN) y EG en relación a la vía del parto y presencia de asfixia. Relacionar las causas de fallecimiento con factores perinatales y de manejo intrahospitalario. Pacientes y Método: Se realizó un estudio prospectivo a todos los PE nacidos en el Hospital Barros Luco-Trudeau durante el año 2000 hasta el alta o fallecimiento. En el análisis se excluyeron los PE no viables según criterios de la OMS, registrando la edad al momento del deceso de los PE viables y los dos principales diagnósticos causales de fallecimiento. Se buscó asociación entre mortalidad con vía del parto, PN, EG y asfixia. Resultados: De un total de 115 PE fallecieron 41 (36%). No hubo sobrevivientes menores de 500 g ni menores de 25 semanas. Se consideraron no viables a 6 PE, obteniéndose una mortalidad corregida de 30,4%. El 77% de los PE fallecidos viables eran menores de 1 000 g y el 72% menor de 28 semanas; en ambos grupos la vía de resolución del parto más frecuente fue la vaginal, existiendo además una mayor incidencia de asfixia. El 71% de los PE fallecieron antes de los 7 días de vida, siendo las principales causas de muerte la enfermedad de membrana hialina, sepsis connatal y asfixia. En los fallecidos después de la primera semana la causa principal de muerte fue la sepsis intrahospitalaria. Comentario: Aproximadamente el 75% de los PE fallecidos viables eran menores de 1 000 g o menores de 28 semanas. Nuestro esfuerzo para disminuir la mortalidad de los PE debe orientarse a evitar los problemas directamente relacionados con la prematurez y a prevenir las infecciones intrahospitalarias.

TRASLADOS DESDE UNA UNIDAD DE NEONATOLOGÍA
SIN RESIDENCIA LEJOS DE LOS CENTROS DE
DERIVACIÓN 1998-2000

Arredondo O.
Neonatología, Hospital Iquique.


La ocurrencia de malformaciones mayores y la falta de residencia médica y de implementación en nuestra Unidad de Neo obliga incluso en la actualidada la necesidad imperiosa de traslados de pacientes graves a centros de derivación de mayor complejidad para su resolución médica o quirúrgica. Se actualizan las fichas clínicas de 23 pacientes de Neonatología que fuesen trasladados entre 1998 y 2000, considerando las siguientes variables: N° de traslados por año y sexo, edad de traslado, diagnóstico, personal, centro asistencial de derivación y medio de transporte entre otros. En 1998 se trasladaron 5 RN todos masculinos. En 1999 7 RN femeninos y 4 masculinos. El año 2000 2 RN femeninos y  5 masculinos. La edad al momento del traslado fue entre 1 y 3 días de vida, 8 entre 4 y 15 días y 8 > o = a 16 días. El diagnóstico de traslado comprendió a 9 RN con patología digestiva, 8 cardiópatas y 6 RN con otras malformaciones como malformaciones de SNC. En 10 traslados el personal que lo realiza fue matrona + auxiliar, en 7 traslados  matrona + médico, en tres casos solo auxiliar, en 2 solo matrona y 1 fue traslado por equipo médico DIPRECA. El HLCM fue el centro de mayor derivación tanto a Neo como a UTI cardiológico, 1 RN fue trasladado al hospital de DIPRECA, 1 al CREDES Vitacura y 1 a Arica. El 100% de los traslados se realizo por vía aérea. El 100% de los traslados de RN graves conectados a VM fueron acompañados por médico + matrona. La edad de traslado fue directamente proporcional a las posibilidades de cupo en el centro de derivación. Los diagnósticos de traslados de mayor frecuencia fueron las cardiopatías y malformaciones digestivas como atresia esofágica y hernia diafragmática. Los principales problemas fueron: conseguir cupo, conseguir pasaje, disponibilidad de personal, problemas inherentes al traslado como viaje en ambulancia, acceso al aeropuerto y avión, instalación de la incubadora, durante el vuelo, viaje desde el aeropuerto al centro de derivación, retorno y envío de la incubadora y monitores. En la actualidad, de los 23 RN trasladados hay 4 fallecidos, 8 en control, 8 sin control, 2 enviados a otras ciudades y 1 alta.

PROGRAMA DE DESARROLLO SICOMOTOR Y ESTIMULACIÓN

Brand G1, Fernández L1, Riquelme P2, Durcudoy J3, Lagos AM4, Pacheco N5, Salazar I55, Ardura M5.
1Pediatras Académicos, Facultad de Medicina, Universidad de La Frontera, Temuco. 2Educadora Diferencial, Académico Universidad Católica. 3Educadora de Párvulos, Universidad Autónoma del Sur. 4Médico Consultorio Amanecer. 5Enfermeras Consultorio Amanecer.

Introducción: El Objetivo del presente trabajo es analizar el impacto de un modelo de intervención que lleva 10 años de evolución en Temuco, en relación a la disminución de la prevalencia de Retraso de DSM, así como aspectos cualitativos. Material y Método: El Programa se inicia en 1990 con la Capacitación del Equipo de Salud del Niño del Consultorio Urbano Amanecer de Temuco. Luego de esta se realiza un Diagnóstico de Situación de DSM (línea base), mediante la aplicación de test sicométricos validados en Chile (EEDP y TEPSI) a una muestra de niños sanos en control (78 lactantes de 2 a 21 meses y 65 preescolares entre 3 y 4 años). Se incluye más adelante a Educadoras en Actividades en el Consultorio y se crea "La Sala de Estimulación Temprana del Desarrollo" (SET). Resultados: Del estudio diagnóstico, se obtiene que el coeficiente de desarrollo (CD) se mantiene en promedio 1 en el 1er. Año de vida, descubriendo a 0,90 en el 2do. (descenso progresivo). En edades preescolares se describe mayor prevalencia cercana al 40%, las áreas comprometida es lenguaje. Se identifican además factores de riesgo biológico, que en conjunto alcanza al 5,7%. El resto corresponde a factores ambientales (de privación social). Luego de aplicar el Programa 2 años, 4 años, 8 años se aprecia impacto en la prevalencia principalmente en el menor de 2 años (21 meses) donde evoluciona con un descenso progresivo hasta un 7% (75%). En edades preescolares su descenso inicial es rápido hasta un actual de 15% (4 años de edad). Se analiza el impacto del trabajo de niños en Sala de Estimulación, donde el 84% mejora su desarrollo en relación a pretest, incluso niños con CD en valores normales. Comentarios: Luego de 10 años de intervención y madurez de un programa, se destaca la incorporación al equipo de salud de Educadora (or), la inclusión de un espacio especialmente destacado para estimular el enfoque de riesgo, el trabajo con los padres y el gran énfasis en trabajo con redes de atención del niño. Del extraordinario impacto en los indicadores se desprende que es una buena estrategia, que la estamos defendiendo en otros establecimientos de la región.

ESTUDIO COMPARATIVO DE VELOCIDAD DE
CONDUCCIÓN NERVIOSA EN NIÑOS PORTADORES DE
DIABETES MELLITUS INSULINODEPENDIENTE (DMID)
Y CONTROLES SANOS

Giadrosich V, Rojas V, Cueto G, Novoa F.
Unidad de Neuropsiquiatría Infantil, Unidad de Endocrinología Infantil, Unidad de Electrofisiología. Hospital Carlos van Buren. Valparaíso.

Introducción: La DMID es una enfermedad endocrina frecuente en pediatría. La prevalencia de neuropatía periférica oscila entre 9-72% correlacionándose con el control metabólico. Objetivos: Comparar las velocidades de conducción nerviosa motora y sensitiva de niños DMID y un grupo control. Metodología: Se estudiaron 35 niños, 19 DMID con 5 años de diabetes en promedio (2-14) y 16 niños sanos comparables en edad, sexo y características sociodemográficas. En todos se realizó anamnesis, examen físico general y neurológico. En grupo DMID se evaluó hemoglobina glicosilada (HbG) promedio últimos 5 años. Con equipo Sinergy se midieron velocidad de conducción nerviosa sensitiva y motora. Resultados: Los 35 niños tuvieron velocidades de conducción normales. No se encontraron diferencias significativas en velocidades de conducción en ambos grupos (DMID promedio motor 50,3 m/seg; sensitiva 45,3 m/seg; grupo control promedio motor 49,0 m/seg; sensitiva 45,5 m/seg). HbG promedio últimos 5 años: buen control (< 7,5%): 10 pacientes; regular (7,5-9%): 4; malo (> 9%): 5. En grupo DMID hubo una relación inversa entre velocidad motora y HbG promedio (Pearson-683). Conclusión: No se encontraron diferencias entre ambos grupos, pese a distintos grados de control metabólico. Sin embargo, el peor control metabólico estaría enlenteciendo la velocidad de conducción nerviosa, aunque no significativamente.

CONVULSIONES FEBRILES EN LA INFANCIA.
PROGRAMA DE EPILEPSIA INFANTIL (PEI) DEL
HOSPITAL SAN JUAN DE DIOS. SERVICIO DE SALUD
METROPOLITANO OCCIDENTE

Bobadilla V, Venegas V, Núñez B.
Servicios de Pediatría y Neurología Infantil, Hospital San Juan de Dios.

Las convulsiones febriles (CF) tienen características clínicas definidas y factores asociados a su recurrencia. El objetivo del estudio fue describir las características epidemiológicas y clínicas de pacientes con CF, con las variables de recurrencia en su evolución. Base de Datos: pacientes con CF del PEI al 31 de diciembre de 2000. Los resultados se analizaron con Tabla de Prosecución. De 1 056 pacientes se analizaron 122 con CF (11,5%). No hubo diferencia significativa por sexo (49 M, 73 H) con una proporción de 1: 1,5. Primera CF: edad promedio 1 a 5 m, mediana 1 a 3 m (4 m - 4 a 6 m); la temperatura fue mayor a 39 °C en 72,8% y mayor a 38,5 °C en 86,4%; la patología asociada fue: respiratoria (56,5%), digestiva (3,7%), otra (2,8%) y no detectada (37%); mayor frecuencia en otoño (33,6%). Las crisis fueron simples (CFS) en 71,3% y complejas (CFC) en 28,7%. Dos pacientes debutaron con status convulsivo generalizado. El 26,2% tenía antecedente familiar de primer grado con CF y 48,3% historia familiar con epilepsia. El DSM fue normal en 110 (90,2%). De 115 EEG 82,6% fue normal, 9,6% mostró anomalías inespecíficas y 7,8% actividad paroxística específica. Se realizó TAC Cerebral en 25 pacientes (96% normal). El 9,8% inició tratamiento profiláctico con la primera CF, 40,2% con la segunda y 50% con tres o más crisis. 82 pacientes recibían medicamentos: 79 (96,3%) profilaxis continua (54 Fenobarbital y 25 Acido Valproico) y 3 intermitente (Diazepam). Otros 34 habían finalizado tratamiento y 6 estaban en control sin medicamentos. La frecuencia de recaída en los cinco primeros semestres de tratamiento fue 16,2%, 13,5%, 10,0%, 4,7% y 6,9% respectivamente. De las recurrencias en 28 pacientes (23,3%), 18/87 fueron CFS y 10/35 CFC (NS); el 50% tuvo antecedente familiar con epilepsia y 32,1% con CF. La edad, sexo, temperatura y patología asociada en la primera CF coincide con la literatura. Fue riesgo de recurrencia de CF tener crisis multiconvulsiva y antecedente familiar de epilepsia y/o CF. Las variables edad, tipo de CF, DSM, temperatura y EEG no se asociaron con riesgo de recurrencia, a diferencia de lo descrito en la literatura. Se debe seguir a largo plazo estos casos para evaluar los factores asociados a epilepsia.

FOMENTO DE LACTANCIA MATERNA EN MEDICINA
PRIVADA. RESULTADOS EN FASE DE DIAGNÓSTICO

Martínez JL, Rossel M.
Servicio de Neonatología, Clínica Las Condes

Los beneficios de la lactancia materna resultan indiscutibles y deben extenderse a la actividad pediátrica pública como privada. Para ello se desarrolla un programa de fomento de lactancia materna al interior de Clínica Las Condes que consta de una fase de diagnóstico previa, seguida de capacitación para el personal de salud y de una tercera etapa de implementación y desarrollo del programa. Nuestro objetivo es presentar los resultados de la fase de diagnóstico previo al inicio del programa. Material y Métodos: estudio prospectivo en base a encuesta a las madres de todos los niños nacidos entre 1 enero al 30 junio 2000 en nuestro Servicio de Neonatología. La encuesta se realizó entre enero a marzo de 2001 y consideró los siguientes aspectos: información de lactancia, duración de lactancia materna, uso de fórmulas artificiales, actividad laboral materna y modalidad de lactancia. La encuesta fue realizada en formulario unificado a ser llenado por pediatra o por encuesta telefónica. Resultados: de un universo de 628 niños nacidos en el primer semestre 2000 se obtuvo 407 (64,8%) de encuestas válidas. Los 221 casos restantes fueron excluidos por datos insuficientes o poco confiables. 1. La información de lactancia: las madres refieren al pediatra y la matrona como las principales fuentes de información. Un 20% lo hace además por libros y revistas. Un 11,5% por charlas de lactancia y 5,6% dice no recibir información. 2. Tiempo de lactancia: un 32,9% alcanza los 6 meses, de ellos un 14,4% refiere lactancia materna exclusiva. Un 28% no llega a los 3 meses. Un 11% fracasa en período neonatal. 3. Trabajo y lactancia: el 50% de las madres trabaja. El promedio de regreso al trabajo es de 3 meses. Un 42% abandona la lactancia al volver al trabajo. 4. Técnica empleada: 21% usó libre demanda con abandono de 73% en esta modalidad. 5. Uso de fórmulas lácteas: Un 14,4% no las usa hasta el sexto mes. Un 26,5% las inicia en el período neonatal y un 55,7% antes de los 3 meses. Conclusiones: el programa de fomento debe lograr informar y educar a las madres y al personal de salud para aumentar la tasa de lactancia materna al 6° mes y evitar el abandono precoz y la introducción de fórmula especialmente en el primer trimestre. Además debe capacitar a las madres para compatibilizar el trabajo y la lactancia materna.

LACTANCIA MATERNA: ANÁLISIS PROSPECTIVO
DE FACTORES DE RIESGO

Araos S, Huenuhueque C, Carrillo C, Novoa JM, Rodríguez R.
Hospital Padre Hurtado. SSMSO. Unidad de Puerperio.

En nuestro quehacer toma una gran importancia durante el Puerperio la Promoción y Fomento de las técnicas de Lactancia (Lact) adecuadas, así como la educación de las madres durante su estadía. Objetivo: 1) Conocer y evaluar factores que influyen en la instauración de la Lact exitosa. 2) Conocer Lact de primípara y multíparas. 3) Conocer la influencia de vía de parto en la Lact. 4) Evaluar la influencia de actitud materna respecto a Lact. 5) Evaluar la influencia de características físicas de la mama. 6) Cuantificar tipo de Lact al egreso. Material y Método: Estudio descriptivo prospectivo del 100% de madres que permanecieron con su hijo en puerperio, durante el período de 1/6/1999 a 1/8/1999. Se consigna: Actitud Materna frente a la Lact, Antecedente Lact previa. Tipo de Pezón. Grietas. Tipo de Lact al egreso. Resultados: Se evalúan 1 033 casos. Del total de casos, 1 028 con Lact Materna exclusiva (LMExc) (99,5%), 5 casos Lact Mixta (LMx). No hubo casos de Lact Artificial (LArt). Al evaluar primíparas y multíparas se observa que LMExc es sobre 99% en ambos grupos. En relación a vía del parto: Cesáreas 179, 2 (1,1%) casos LMx; Forceps: 83, 1 (1,2%) caso LMx y eutócicos 774 casos, 1 (0,13%) con LMx. Respecto a grietas hubo 52 (5,0%) casos, egresando todos con LMEx. En relación a tipo de pezón, 917 fueron adecuados, 3 (0,32%) casos LMx; Pezón plano: 47 casos; 2 LMx (4,2%). Pezón umbilicado 12 casos, sin LMx. Pezón corto 57 casos; todos con LMExc. Actitud materna evaluada al inicio de lactancia fue regular y mala en 46 casos, de estos, 1 caso egresó con LMx y ninguno con LArt. Respecto antecedente de lact, de 1 033 casos hubo 629 multíparas de las cuales 548 casos era bueno, 2 con LMx; 47 casos regular y 34 mala todos con LMEx. Conclusiones: 1) El tipo de pezón es una variable que no influye en el éxito de la lactancia. 2) Respecto a la variable "actitud materna a la lact" los casos en las cuales hubo mala o regular actitud, que podría hacer presumir un fracaso de lact tuvimos casi 100% LMEx. 3) El antecedente de lact mala o regular no influyó en lact actual siendo su egreso con LMEx. 4) Este estudio refuerza la política actual respecto a Lact Materna en nuestra sección donde el personal conoce y maneja en forma uniforme las técnicas que se entregan a las pacientes con cariño.

EVALUACIÓN DEL CRECIMIENTO Y ESTADO
NUTRICIONAL EN NIÑOS DE 0-5 AÑOS EN EL
CAMPAMENTO MINERO BHP TINTAYA (4 000 msnm) 1999

Silva J*, Muro M**
Pediatra Hospital BHP Tintaya, **Director Hospital BHP Tintaya. Hospital BHP Tintaya S.A., Cuzco, Perú.

El crecimiento y el estado nutricional de los niños que viven a grandes altitudes ha sido un foco de estudio, buscando entender las influencias de la altura sobre las principales variables antropométricas. El propósito del presente estudio es determinar el crecimiento y estado nutricional de los niños de 0 a 5 años, que viven en el campamento minero BHP Tintaya localizado en la sierra sur del Perú a 4 000 msnm. Se utilizó una ficha de recolección de datos para cada paciente; para los niños > 2 a se utilizó tallímetro de pie marca Perspective Enterprises Kalamazo, y en niños < a camilla pediátrica con tallímetro; para el peso se utilizó balanza electrónica autocalibrante marca Seca Apha de toma de medidas antropométricas. Los indicadores de peso, talla y edad decimal se compararon entre sí usando las tablas NCHS de los EEUU. Se consideró anormal o desnutrición toda comparación < p 10. Se estudiaron 112 niños (43% varones y 57% mujeres). En 82% su crecimiento y estado nutricional fue normal; en 20 niños (18%) se encontró alteración de los percentiles T/E, P/T o ambos, estos porcentajes de desnutrición son bajos si se compara con otros estudios nacionales o internacionales. La desnutrición fue mayor en los niños (25%) que las niñas (12,5%). Usando la escala de Waterloo predomina la desnutrición crónica (11,6%) sobre la desnutrición aguda (1,8%). Mayor prevalencia de desnutrición se encontró en niños de 1-2 años (35%). En los niños de 0-6 meses no se encontró ningún tipo de desnutrición (lactancia materna 100%).

EVALUACIÓN DEL STATUS DE COBRE EN RECIÉN
NACIDOS DE TÉRMINO PEG SUPLEMENTADOS CON ZINC

Villalobos JC1, Maturana M1, Rodríguez A2, Castillo-Durán C3, Venegas G1.
1-2Depto. de Pediatría y de Análisis Instrumental. Universidad de Concepción. 3INTA. Universidad de Chile.

Introducción: En Journal of Pediatrics (volumen 27, N° 2) nuestro grupo publicó un seguimiento de RNT (PEG) suplementados con Zinc, observando un incremento peso-talla y de los valores plasmáticos de este oligoelemento en relación a placebo. Objetivo: Dado que algunas publicaciones relatan depresión del status de Cu al dar suplemento de Zn oral, y considerando que ambos elementos traza comparten el mismo cotransportador a nivel intestinal, nos interesó saber si hubo diferencias en nutrición en Cu en pacientes suplementados y no suplementados de Zn. Material y Método: Se seleccionó una muestra de 52 RNT (PEG), de los cuales 25 se suplementaron diariamente con 5 mg de Zn por 6 meses y 27 recibieron placebo. Bajo consentimiento de sus padres se obtuvo una muestra de 1 cc de sangre venosa y 1 g de cabello a los 30 - 60 - 90 - 120 y 180 días. Se excluyeron los recién nacidos con malformaciones congénitas, asfixia o infecciones cogestacionales. También se excluyeron los hijos de madres con preeclampsia y colestasia intrahepática del embarazo, así como también aquellas con patología grave preexistente. La determinación de Cu se realizó por Espectrofotometría de Absorción Atómica. Resultados: Se obtuvieron los siguientes resultado de PEG suplementados con Zn: 30 días Cu pelo 25,4 ± 7,2 ug/g, Cu plasma 97,0 ± 20,8 ug/dl. 90 días: Cu pelo 26,3 ± 6,4 ug/g, Cu plasma 114,4 ± 23,3 ug/dl. 180 días: Cu pelo 27,5 ± 5,9 ug/g, Cu plasma 117,8 ± 14,8 ug/dl. El grupo PEG con placebo los valores fueron los siguientes: 30 días Cu pelo 23,6 ± 7,4 ug/g, Cu plasma 92,1 ± 32,1 ug/dl. 90 días: Cu pelo 30,1 ± 7,9 ug/g, Cu plasma 115,4 ± 23,1 ug/dl. 180 días: Cu pelo 27,3 ± 4,7 ug/g, Cu plasma 127,5 ± 15,9 ug/dl. El estudio estadístico no reveló diferencias en el status de Cu en ambos grupos ni en las distintas etapas de medición. Conclusión: En este estudio no encontramos déficit en el status de Cu en niños suplementados con Zn.

ALIMENTACIÓN DE LOS PUEBLOS ORIGINARIOS ANDINOS

Arce JE.
Sociedad Argentina para la Equidad en Salud y la Interculturalidad/Neuquén, Argentina.

Objetivo: Rescatar las tradiciones culinarias y comidas autóctonas de los Pueblos Originarios, como reafirmación de identidad y cultura, contribuyendo a enriquecer la alimentación local, principalmente en zonas rurales. Metodología: búsqueda bibliográfica, testimonios, jornadas, congresos. En tiempos prehispánicos los pueblos americanos tenían una alimentación variada, completa y suficiente: de la caza, pesca y recolección de frutos silvestres habían evolucionado a la cría de animales (llamas, guanacos, alpacas, vicuñas, aves de corral) y a la agricultura. Las civilizaciones preincaicas del mundo andino (Chimú, Nazca, Tiwanako, Aymara) habían desarrollado notables técnicas en el aprovechamiento de tierras áridas y laderas de montaña, utilizando la poca agua disponible (vertientes, rocío, niebla condensada) para irrigar las terrazas con cultivos de cereales y sus numerosas variedades (maíz, quínoa, huequeñ), papa, batata, zapallo, yuca o mandioca y otras fuentes de energía, proteínas, minerales y vitaminas. Los Incas perfeccionaron el riego con acueductos, canales y acequias, obteniendo abundantes cosechas cuyos excedentes almacenaban a más de 2 000 m. de altitud para paliar carencias y prevenir hambrunas por sequías, inundaciones, terremotos, aludes, cuyas noticias eran trasmitidas por rápidos chasquis sobre la red de excelentes caminos. La indómita raza mapuche resistió a la invasión inca (1480 d.C.) pero había aprovechado sus conocimientos agrícolas. El calendario agrario andino se asocia hasta hoy con ceremonias religiosas y las tareas de arar, sembrar, cosechar, almacenar y distribuir tienen carácter comunitario (mingaco). La cruenta invasión europea desarticuló este delicado equilibrio biopsicosocial con matanzas, pestes (viruela, gripe, sarampión), desplazamientos forzados, trabajos insalubres y extenuantes en minas de oro y plata, transculturación y suicidios. Por otra parte, llegaron nuevos cereales (principalmente trigo) y la ganadería vacuna, caballar y ovina que se incorporaron a la alimentación autóctona, la cual se conservó sobre todo en el campo, la selva y la montaña. Más tarde los esclavos africanos trajeron sus creencias, costumbres y comidas, y finalmente las sucesivas oleadas de inmigrantes de los más diversos países y lejanos continentes fueron aportando lo suyo. Hasta nuestros días han perdurado sabrosas y nutritivas comidas tradicionales: mazamorra, humita, tamales, quesos, tortillas, y en el área patagónica curanto, ñaco y los legendarios piñones da araucaria, que aportan hasta 50% de las calorías a la población pehuenche.

NEUROCONDUCCIÓN EN ARTRITIS IDIOPÁTICA JUVENIL

Llorente L, Hidalgo G.
Instituto de Rehabilitación Teletón. Santiago, Chile

En la Artritis Reumatoídea (AR) el sistema nervioso periférico (SNP) se ve frecuentemente afectado, lo que se objetiva a través del electrodiagnóstico. Objetivo: El objetivo del presente estudio es evaluar si existen alteraciones del SNP en pacientes portadores de artritis idiopática juvenil (AIJ) mediante estudios de neuroconducción. Material y Método: Se sometieron a estudio 10 pacientes con diagnóstico de AIJ que actualmente se encuentran en control en el Instituto de Rehabilitación Infantil de Santiago. Se cuantificaron velocidades de conducción motora para los nervios tibial posterior bilateral y cubital unilateral, y sensitiva para los nervios sural bilateral y cubital unilateral. Los resultados obtenidos fueron comparados con valores de referencia normales para niños de las mismas edades publicados en la literatura internacional. Resultados: Todos los resultados se encontraron dentro de los valores de referencia mencionados. Esto sugiere que, a diferencia de la AR, la AIJ no afectaría al SNP en forma habitual, y esto podría deberse al menor tiempo de evolución de la enfermedad en los pacientes estudiados.

CAMBIOS EN LA SOBREVIDA DE PACIENTES
PORTADORES DE LUPUS ERITEMATOSO SISTÉMICO
8LES) EN LOS ÚLTIMOS 30 AÑOS

González B, King A, Hernández P.
Unidad de Inmunología, Hospìtal Luis Calvo Mackenna.

El Lupus Eritematoso Sistémico (LES) constituye una de las mesenquimopatías más severas en la edad pediátrica, debido al compromiso multisistémico de la enfermedad. En la actualidad se considera que gran parte de la mortalidad del LES se debe al compromiso renal y/o neurológico. La incorporación de nuevos medicamentos inmunosupresores en la terapia del LES ha mejorado significativamente la sobrevida de estos niños. Objetivo: Comparar la sobrevida global de 31 niños con LES tratados entre 1969-1984 exclusivamente con esteroides orales y 49 pacientes controlados entre 1985-2001 con un régimen de tratamiento más agresivo consistente en esteroides orales y/o pulsos de metilprednisolona y/o pulsos de ciclofosfamida (CFM). Resultados: Para el período 1974-1984 la sobrevida global a 5 y 10 años plazo fue de 68% y 40% respectivamente. Para el segundo período 1985-2001 estos valores se modificaron significativamente alcanzando una sobrevida de 95%-93,8% a 5 y 15 años plazo respectivamente. Conclusión: Una terapia más agresiva en el LES, así como un enfoque multidisciplinario en el control de estos pacientes, ha logrado mejorar significativamente la sobrevida de estos niños en las últimas dos décadas en Chile.

EXPRESIONES CLÍNICAS INICIALES Y EVOLUTIVAS DE
LUPUS ERITEMATOSO SISTÉICO INFANTIL (LES)

Miranda M, Toso MS, Lira L, Norambuena X, Gatica H.
Hospitales: San Juan de Dios, Militar, Carabineros, E. González Cortés. J.J. Aguirre. Santiago-Chile.

LES se caracteriza por espectros clínicos, serológicos y evolutivos diversos. Objetivos: Analizar clínica, laboratorio, histología renal y correlacionar estas variables con situación actual y función renal. Pacientes y Método: 25 LES < de 16 años, controlados de enero 1988 a diciembre 1998 Se analizaron: datos demográficos, clínica, "criterios diagnósticos" (1982), complementado con algunas variables de Lehman (1994); laboratorio y biopsia renal. Análisis estadístico: Varianza para edad de inicio según clínica y evolución. Tablas de contingencia y test exacto de Fisher para diferencias según sexo; t de Student, para variables continuas. Para grado de asociación de variables dependientes: coeficiente de contingencia y V de Cramer. Resultados: Seguimiento: 3,5 meses a 8,10 años (Mediana: 3,03 años; Promedio: 3,04 años). Sexo: 17 (68%) mujeres; relación hombre /mujer 1: 2,1. Edad inicio: 5,02 a 15,02 años (Mediana: 10,7 a; Promedio: 10,04 a.). Según predominio manifestaciones iniciales y durante evolución, se encontraron 4 patrones clínicos: renal, multiorgánico, hematológico y cutáneo. LES predominio renal, cumplió criterios diagnósticos más precoz (< 1 mes). Diferencias significativas, para las niñas, con relación a fotosensibilidad (p < 0,026) y compromiso del estado general severo (p < 0,04). Mayor proporción de prepúberes varones y proteinuria, ambas sin significación estadística. No hubo diferencias significativas entre ambos sexos y el resto de variables. Se encontraron asociaciones relativamente fuertes entre sexos, para las mujeres con fotosensibilidad y compromiso del estado general severo inicial. Para los varones con función renal, proteinuria, tipo histología renal y estado global final del paciente. Existió asociación entre DNA y función renal, trasplante renal y estado general global del paciente al corte (V de Cramer: 0,534, 0,426 y 0,418, respectivamente). También asociaciones entre proteinuria y función renal, trasplante renal, tipo de histología de la lesión renal y estado global final del paciente (V de Cramer: 0,654, 0,522 y 0,822 y 0,508, respectivamente). Conclusión: LES predominó en niñas. Se vio relación entre patrón clínico inicial y expresión posterior. Fotosensibilidad y compromiso general severo mayor en niñas Asociación entre DNA y proteinuria inicial con estado actual de la función renal y estado global final.

LUPUS ERITEMATOSO SISTÉMICO GRAVE EN
PEDIATRÍA: ENFOQUE TERAPÉUTICO Y MANEJO
DE DOS CASOS

Aglony M, Castillo A, Talesnik E, Ronco R, Rodríguez J, Méndez C, Rabello M.
Unidad de Cuidados Intensivos Pediátricos, Hospital Clínico P. Universidad Católica de Chile.

Introducción y Objetivo: El Lupus Eritematoso Sistémico (LES) es una enfermedad autoinmune, multisistémica, inflamatoria, que se caracteriza por una gran variedad de manifestaciones clínicas. Tanto su presentación en hombres y en población pediátrica han sido asociadas a compromiso orgánico más severo. El objetivo de este trabajo es describir el manejo y enfoque terapéutico de dos pacientes con LES grave ingresados a nuestra Unidad de Cuidados Intensivos. Pacientes y Resultado: Caso 1: Paciente de 13 años, con diagnóstico reciente de LES, con compromiso Hematológico, Renal y SNC. Estando en tratamiento esteroidal, ingresa a la UCI por Shock Séptico e Insuficiencia Cardiaca, causadas por una endocarditis bacteriana de la válvula mitral con cultivos positivos a Estafilococo Aureus. Evoluciona grave, requiriendo monitorización invasiva, ventilación mecánica, antibióticos de amplio espectro, reemplazo renal, drenaje de derrame pericárdico, cirugía de recambio valvular mitral y drenaje ventricular externo secundario a hidrocefalia por hemorragia cerebelosa derecha. Durante la evolución, debido a la gravedad y gran actividad de su Lupus, se decide manejo agresivo recibiendo: Pulsos de Metilprednisolona E.V., Inmunoglobulina EV, Plasmaféresis y Ciclofosfamida. Luego de 1 mes de ventilación mecánica y 2 meses en la UCI, se traslada a sala para posteriormente ser dado de alta manteniendo terapia esteroidal. Caso 2: Paciente de 11 años, con antecedente de epilepsia en tratamiento, con diagnóstico reciente de LES, con compromiso renal y hematológico. Evoluciona con BRN extensa y SDRA por lo que es trasladado a nuestra UCI. Evoluciona grave, requiriendo ventilación mecánica, monitorización invasiva y antibióticos de amplio espectro. Debido a lo grave de la evolución de su LES, recibe tratamiento con pulsos de Metilprednisolona EV, Inmunoglobulina EV, Plasmaféresis y Ciclofosfamida. Luego de 28 días de estadía en la UCI es trasladado a sala para posteriormente ser dado de alta. Comentario y Conclusiones: El enfoque terapéutico del LES depende de la gravedad de la enfermedad y de los órganos afectados, incluyendo esteroides orales en los casos leves y pulsos endovenosos de esteroides en los casos graves. En estos últimos, ha sido de utilidad el manejo con terapia citotóxica como Ciclofosfamida, con grandes resultados en la nefropatía lúpica y el uso de Plasmaféresis, descrita como terapia de rescate en pacientes con LES grave. La sobrevivencia de nuestros pacientes se debió al manejo agresivo multidisciplinario que incluyó técnicas y terapias propias de Cuidados Intensivos y la asociación de terapias inmunosupresoras agresivas.

COMPLICACIONES INFECCIOSAS DURANTE LA
EVOLUCI´N DEL LUPUS ERITEMATOSO SISTÉMICO
(LES) EN PACIENTES PEDIÁTRICOS

González B, King A, Cofré L, Hernández P, Miranda M, Toso MS, Lira L, Talesnik E, Méndez C, Navarrete C, Norambuena X, Quezada A.
Unidad de Inmunología, Hospital Luis Calvo Mackenna.

En los últimos años la sobrevida de los niños portadores de LES ha mejorado significativamente gracias a la terapia inmunosupresora basada en el uso de pulsos de ciclofosfamida (CF). Este tipo de tratamiento conlleva riesgos de diversos tipos, siendo las infecciones unas de las complicaciones más temidas por el clínico. Objetivo: determinar la incidencia y tipo de infecciones así como la mortalidad relacionada a infecciones severas durante la evolución del LES. Material y Método: Se analizaron los antecedentes clínicos y evolutivos de 48 pacientes pediátricos portadores de LES, procedentes de 8 centros de Santiago, con seguimiento de 1-15 años. Todos los pacientes recibieron tratamiento esteroidal, y además, 45 fueron tratados con pulsos de CF, en dosis de 500 mg/m2 iv. Resultados: de los 48 pacientes, 5 presentaron procesos infecciosos en el curso de la terapia con CF (10%), uno de los cuales falleció por shock séptico por S. aureus. Por otra parte, 15 enfermos tuvieron complicaciones infecciosas (31%): TBC renal (1), y pulmonar (1), toxoplasmosis (1), herpes zoster (2), varicela (3), neumonía intersticial (1), infección por CMV (1), neumonías (3), meningitis por S. pneumoniae (1), impétigo (1). Dos pacientes fallecieron por reactivación lúpica. Conclusiones: Las complicaciones infecciosas fueron más frecuentes en el curso de la enfermedad lúpica que en el período de tratamiento con CF. La mortalidad en nuestros pacientes estaría condicionada más a la patología de base que a las complicaciones Infecciosas.

ANTICUERPOS ANTIFOSFOLÍPIDOS EN LUPUS ERITEMATOSO SISTÉMICO

Norambuena X, Quezada A.
Hospital Dr. Exequiel González Cortés, Unidad de Inmunología. Universidad de Chile Facultad de Medicina Departamento de Pediatría Campus Sur. Santiago, Chile.

La presencia de anticuerpos antifosfolípidos (AAF) se ha descrito en pacientes con trastornos trombóticos venosos, oclusiones arteriales y en mujeres con abortos y/o pérdidas fetales recurrentes, como un evento primario o secundario a ciertas enfermedades, constituyendo el Síndrome Antifosfolípido (SAF) Primario o Secundario respectivamente. En Pediatría existen pocas experiencias reportadas sobre el tema. Objetivo: Determinar la presencia de anticuerpos antifosfolípidos en enfermos con Lupus Eritematoso Sistémico (LES). Método: En 8 enfermos con diagnóstico de LES (Criterios ARA), controlados en un hospital pediátrico metropolitano en un periodo de cinco años (1996-2001), se determinaron los niveles de anticuerpos Anticardiolipinas (aCL) IgG e IgM por ELISA y Anticoagulante Lúpico (AL) por DRVV test, cuando presentaban manifestaciones sugerentes de SAF, en ausencia de cuadro infeccioso activo. Además se registraron las manifestaciones clínicas relacionadas según criterios para SAF. Resultados: La serie correspondió a 8 mujeres, edad entre 5a 7m y 15a 4m con una media de 11a 8m. El anticuerpo aCL IgG se detectó en 5/8, aCL IgM en 4/8 y AL se encontró en 2/8. En las enfermas con AAF positivos destacaron las siguientes manifestaciones clínicas: trombosis retiniana unilateral, valvulopatía mitro-aórtica, trombocitopenia y anemia hemolítica autoinmune. Estas alteraciones estuvieron ausentes en las enfermas con AAF negativos. Livido reticularis se encontró en las 5 enfermas con AAF (+) y en solo 1 con AAF negativos. En esta serie de enfermas con LES, la presencia de AAF positivos se asoció con algunas expresiones clínicas que deberían motivar su reconocimiento precoz para tomar decisiones terapéuticas oportunas y planificar un estricto seguimiento que detecte nuevas manifestaciones o recurrencias. Por corresponder el SAF a una entidad insuficientemente definida, probablemente más frecuente que lo sospechado y que se asocia a LES y a otras enfermedades, sugerimos una investigación más dirigida.

SÍNDROME ANTIFOSFOLÍPIDO (SAFL) EN PEDIATRÍA:
TRES CASOS CLÍNICOS

Franco C*, Maldonado P, Miranda M*.
Servicio de Pediatría. Hospital San Juan de Dios. Universidad de Chile*.

Introducción: SAFL es un síndrome autoinmune de etiología desconocida, escasamente descrito en pediatría. El diagnóstico se basa en los criterios sobre "Antifosfolípidos" (Sapporo, 1998), que exige la presencia de siguientes condiciones: trombosis arterial o venosa, pérdida recurrente del embarazo o trombocitopenia; asociado a la demostración de Anticuerpos Antifosfolípidos (AFL) o Anticoagulante Lúpico (AL), en dos oportunidades separadas por 6 semanas. Objetivo: Analizar la presentación clínica y de laboratorio del SAFL en niños, destacando su asociación etiológica con factores infecciosos. Método: Análisis de tres casos clínicos de SAFL hospitalizados en Servicio de Pediatría de Hospital San Juan de Dios desde 1996 al 2001. Resultados: Tres casos de SAFL en niños con edades entre los 3 a 12 años; que presentaron: Trombosis venosa profunda (TVP) de extremidades inferiores y Accidente cerebro-vascular oclusivo (AVE). En dos de ellos el episodio de trombosis tuvo clara relación temporal con un cuadro infeccioso (Varicela) y elevación de AFL isotipo IgM. Además dos pacientes tienen alteración de exámenes inmunológicos sugerente de una mesenquimopatía; esta posibilidad determina que el seguimiento de estos pacientes en el tiempo sea obligatorio. Todos reciben tratamiento con Fraxiheparina seguido de Anticoagulantes orales por 6 meses. Evolución posterior fue favorable.


Antecedentes Clínica AFL(+) AL
Lab. Inmunológico alterado

Niña11 años varicela TVP IgG, IgM (-) AAN, FR, C3, crioglobulina
Niño 12 años sano TVP IgG, IgM, IgA (+) AAN, C3, Crioglobulina
Niño 3 años varicela AVE IgG, IgM (+) (-)

Conclusiones: El SAFL es un síndrome de reciente descripción, subvalorado en Pediatría que debe tenerse en cuenta siempre ante cualquier cuadro de trombosis. En pediatría lo más frecuente es SAFL secundario a infecciones, en segundo lugar debe descartarse una mesenquimopatía.

COMPROMISO PULMONAR EN ENFERMEDADES REUMATOLÓGICAS

Ramos SM, García M, Norambuena X, Pavón M, Zúñiga D, Quezada A.
Unidades de Inmunología y Neumología, Hospital E González Cortés, Facultad de Medicina Campus Sur Universidad de Chile. Santiago, Chile

Las manifestaciones pulmonares de las enfermedades reumatológicas son descritas con baja frecuencia en pediatría. Pueden tener origen en la enfermedad de base, el tratamiento o ser secundarias a infecciones. Objetivo: Evaluar función pulmonar y características imaginológicas en pacientes con enfermedades reumatológicas con evolución mínima de su enfermedad de base de un año y con seguimiento hasta la fecha. Material y Método: Se estudiaron 14 pacientes, 9 mujeres y 5 varones, edad entre 7 y 19 años (media 13 a), en control en la Unidad de Inmunología del Hospital Dr. Exequiel González Cortés, sin patología pulmonar crónica preexistente. Se evaluó función pulmonar con espirometría (Es), difusión de CO (DLCO) y gases arteriales (GA) en reposo y ejercicio. En imagenología se realizó radiografía de tórax (Rx) y Tomografía Axial Computarizada de tórax de alta resolución (TAC). Resultados: El promedio de evolución de la enfermedad fue de 4 ± 2,8 años. La enfermedad de base correspondió a: Artritis Crónica Juvenil (ACJ) 11, Lupus Eritematoso Sistémico (LES) 2 y Dermatomiositis Juvenil (DMJ) 1. La evaluación mostró alteraciones en al menos un examen en 5/14 casos. Un enfermo con LES tuvo alteración ventilatoria restrictiva avanzada en la Es, DLCO disminuida y signos de engrosamiento pleural y atelectasias subsegmentarias en la TAC; un enfermo con ACJ tuvo DLCO disminuida y engrosamiento cisural en la TAC y un enfermo con ACJ presentó nódulo subpleural en la TAC como única alteración. Los GA sugirieron hipoventilación en 3 enfermos, 2 con LES (1 activo) y uno con ACJ activa. Se comprobó un mayor riesgo de hipoventilación en enfermos con LES (RR 12,5, p < 0,05). Este estudio demuestra una baja prevalencia de alteraciones de la función pulmonar en este grupo de pacientes, sin embargo, el hallazgo de hipoventilación con ejercicio y de alteraciones imagenológicas en pacientes asintomáticos plantea la necesidad de evaluación precoz y seriada en este tipo de enfermos.

PÚRPURA DE SCHÖNLEIN HENOCH (PSH):
CARACTERIZACIÓN Y SEGUIMIENTO DE PACIENTES

Ladino M, Miranda M.
Servicio de Pediatría, Hospital San Juan de Dios.

El púrpura de Schönlein-Henoch es un síndrome caracterizado por púrpura no trombocitopénico, manifestaciones gastrointestinales y articulares. Su tratamiento es sintomático y la terapia esteroidal en el compromiso digestivo y renal es discutible. Objetivo: Analizar clínica, evolución, laboratorio y terapia en nuestra población pediátrica y correlacionarla con la literatura. Pacientes y Método: Se analizaron historias clínicas de 39 niños hospitalizados en un Servicio de Pediatría de Santiago Metropolitano en el período de enero 1995 a diciembre 2000. Resultados: Dentro de las vasculitis referidas a nuestro centro, el PSH fue la más frecuente (7,4 por 100 000 menores de 15 años). En los 39 casos, el tiempo de seguimiento promedio fue de 8,4 ± 7,3 meses. La media de edad alcanzó a 7 ± 2,7 años, y 22 niños (56,4%) fueron mujeres. En 64,1% (n = 25) de los casos se presentó asociación con un antecedente desencadenante posible, siendo, en el 80% de ellos, un cuadro respiratorio. 64,1% se presentó en otoño e invierno. Todos los pacientes presentaron púrpura; el 56,4% compromiso digestivo; 87,1% manifestaciones del aparato locomotor, y 2,6% compromiso renal. Laboratorio: se identificó estreptococo ß hemolítico grupo A (+) en 38,2% (n = 13); la IgA sérica estaba aumentada en 34,7% y el examen de orina alterado en 43,6%. Un caso cursó con GN mesangiocapilar tipo I. De los 17 (43,6%) pacientes con compromiso renal, a los 6 meses de seguimiento 54,5% tenían examen de orina y función renal normales. Diecisiete niños (43,6%) recibieron tratamiento esteroidal, siendo la causa principal de su uso el compromiso digestivo. En el grupo tratado con esteroides, 8 (47%) evolucionaron con nefritis a pesar de esta terapia. El 94% de los pacientes mejoró. Conclusión: El PSH fue la vasculitis más común en nuestra población y se presentó preferentemente en periodos fríos, en relación con cuadros respiratorios. El compromiso cutáneo (100%) determinó su diagnóstico, y el digestivo su decisión terapéutica. Su curso natural fue la resolución sin complicaciones en 94% de los casos. La terapia esteroidal no pareció tener un claro rol en la prevención del compromiso renal. Para ello será necesario realizar un estudio prospectivo.

PÚRPURA TROMBOCITOPÉNICO INMUNE DEL NIÑO
(PTI). REVISIÓN DE HOSPITALIZACIONES: H. GUSTAVO
FRICKE, PERÍODO SEPTIEMBRE/1997 AGOSTO/2001

Fuenzalida M*, Neira L**, Carmona C.
**Unidad de Hematología HGF, Viña del Mar**. Becada Pediatría Hospital C. Van Buren*

Introducción: PTI se define como: plaquetas < 150 000/mm3, habitualmente autolimitada con producción plaquetaria normal o aumentada. Incidencia anual 1/10 000 niños, > fc 2-5 años. Objetivos: Describir las características clínicas, laboratorio y la evolución de los PTI hospitalizados y su seguimiento al mes y 6 meses. Material y Método: Se revisaron fichas de sept. 1997-ago. 2001 con dg egreso de PTI, se consignaron antecedentes clínicos, exámenes: parámetros hematológicos, mielograma y evolución. Resultados: Se encontraron 31 pacientes: 80% agudos, sexo: 15M/16H, edades: 1-13 años (50% entre 1-3 años) 100% con lesiones en piel, 30% sangramiento de mucosas, HIC(-), adenopatías 6%, Hepatoesplenomegalia 3%, 53% presentaron anemia, plaquetas menor o igual de 10 000 en 66%, entre 10 y 20 mil: 20% entre 20 y 50 mil: 10%. El 90% fue con tratado con corticoides. A 13 pacientes se les realizó mielograma (bicitopenia-hepatoesplenomegalia), encontrándose aumento de megacariocitos, sin blastos. Evolución: 33% de los pacientes normalizó plaquetas al mes, y 80% a los 6 meses. De 6 pacientes que evolucionaron en forma crónica, la mitad fue esplenectomizado. Conclusiones: Se confirma que el mayor porcentaje de PTI tiene evolución aguda, responde antes de los 6 meses, con o sin tratamiento, y que para hacer el diagnóstico en el 60% solo se requirió hemograma. Los casos hospitalizados fueron pacientes con plaquetas bajas y/o clínica de hemorragia.

MANIFESTACIONES REUMATOLÓGICAS EN NIÑAS
CON INFECCIÓN POR PARVOVIRUS B 19

Miranda M, Norambuena X, Quezada A, Larrañaga C.
Hospitales San Juan de Dios y Exequiel González Cortés. Universidad de Chile Facultad de Medicina Departamentos de Pediatría Campus Occidente y Sur. Santiago, Chile.

El Parvovirus B 19 (PVB-19) se ha relacionado con diversas manifestaciones clínicas tales como eritema infeccioso, crisis aplásticas, infección intrauterina y compromiso articular agudo o crónico. Objetivo: Describir el perfil clínico de 5 niñas que presentaron manifestaciones reumatológicas asociadas a infección por PVB-19. Método: Se revisaron las manifestaciones reumatológicas y la evolución en 5 niñas con infección demostrada por PVB-19 (IgM por ELISA o Reacción de la Polimerasa en Cadena PCR) controladas en dos centros de referencia de Reumatología Infantil de la Región Metropolitana. Resultados: Cinco niñas, rango de edad 1 a 11 ms-14 a 8 ms, seguimiento 4 ms-1 a 3 ms, consultaron en periodo de otoño e invierno 2000-2001. Al ingreso en 4 niñas se diagnosticó artritis aguda y Enfermedad de Kawasaki (EK) en una. Las características de la artritis fueron: oligoartritis 2 y poliartritis asimétrica con compromiso axial y periférico 2, se prolongaron entre 3 y 8 ms, 3 fueron de curso crónico y 1 recurrente. En 4/4 la IgM para PVB-19 resultó (+) y el otro caso se confirmó con PCR y Nested (+). El Factor Reumatoideo fue (-) en 3/3, en 2/3 los AAN fueron (+), una con títulos altos 1/1 280 por lo que se plantea probable Lupus Eritematoso Sistémico (LES). Una enferma evolucionó con Aplasia Medular y posteriormente Leucemia Linfoblástica Aguda. Cuatro recibieron tratamiento con antiinflamatorios no esteroidales, una con analgésicos por Aplasia Medular y una recibió Inmunoglobulina ev (IGIV) por la severidad de su poliartritis crónica. En la EK se administró IGIV y ácido acetilsalicílico. Actualmente todas se encuentran inactivas, sin secuelas articulares, dos de ellas con tratamiento. Esta serie demuestra que manifestaciones reumatológicas diversas, algunas de curso crónico, pueden asociarse a infección por PVB-19, por lo que deberíamos tener un mayor índice de sospecha. El seguimiento a largo plazo podrá definir el rol que tiene este agente en las expresiones de autoinmunidad o como factor desencadenante de enfermedades relacionadas con estos fenómenos.

EVOLUCIÓN DE LAS MEDIDAS ANTROPOMÉTRICAS
AL NACER EN LA CIUDAD DE LIMACHE DURANTE LOS
ÚLTIMOS 25 AÑOS

Bardian E, Alvear V, Moyano E, Zumelzu E, Bustos P.
Departamento de Nutrición, Facultad de Medicina, Universidad de Chile.

En las últimas décadas, a nivel nacional, se ha observado una mejoría de los indicadores de salud de la población infantil, disminuyendo la mortalidad infantil, el bajo peso a nacer y desnutrición entre otros. A pesar de estas mejorías la situación a nivel de cada comunidad puede ser diferente, lo que hace necesario conocer su evolución regional o local y así entregar elementos para definir acciones a esos niveles. La situación al nacer ha adquirido especial importancia porque se ha señalado que las injurias fetales (cuyo resultado se expresa en las medidas antropométricas al nacer) se asocian a la aparición de enfermedades crónicas no transmisibles del adulto. Este estudio tuvo el objetivo de evaluar la evolución de las medidas antropométricas al nacer durante los últimos 25 años, en la ciudad de Limache. Para ello se analizaron los nacimientos ocurridos desde 1974 hasta 1999. Se observó un aumento significativo en el peso al nacer de 209 gramos (al comparar los tres primeros años de la serie con los tres últimos), llegando a pesar en promedio, el año 1999, 3.375 gramos con una desviación estándar (DE) de 426 g. En relación a la talla al nacer hubo un aumento de 0,5 cm en los mismos años, llegando a medir, en el año 1999, 49,7 cm con una DE de 1,86. Con respecto a la proporción de niños con bajo peso de nacimiento, esta alcanzaba a 8,9% en la década de los setenta, pasando a 4% en la década de los ochenta y a solo 2,3% a fines de los noventa. En cuanto al peso insuficiente, este varía de 23,4% al inicio de los setenta a 14% a finales de la década de los noventa. Por otro lado, la proporción de recién nacidos que pesaban más de 4 000 g aumentó de 5 a 8%. El número de hijos por mujer disminuyó casi en un hijo, pasando de un promedio de 2,9 a 2,1. Estos valores son semejantes a los observados en países de mayor desarrollo. Probablemente representan una mejoría de las condiciones socioeconómicas, de salud y nutrición, pero también pueden ser el efecto del descenso de las tasas de fecundidad y/o que en la actualidad exista una mayor derivación de los embarazos y partos con patologías a hospitales de mayor complejidad.

Financiado por Fondecyt, Proyecto 1010572.

DETERMINANTES DE MORBILIDAD EN PREESCOLARES
DE UN CENTRO ABIERTO INTEGRA

Tapia J, Astroza G.
Facultad de Medicina, Universidad de Concepción.

El centro abierto "El Chañar" pertenece a Integra y admite niños de ambos sexos de entre 2 y 5 años, con índice CAS entre 400-575 y un ingreso per cápita de entre 2 500 y 80 000 pesos. Material y Método: Se realizó un estudio prospectivo, descriptivo y no intervencional, en un total de 122 niños que asistieron entre marzo y julio del 2001 al centro abierto "El Chañar". Se analiza el número de episodios infectocontagiosos por niño y se correlaciona con el sexo, edad, estado nutricional por la relación peso/talla índice NCHS, índice CAS, porcentaje de asistencia e ingreso per cápita. Todos los episodios mórbidos fueron diagnosticados por médicos pediatras de los consultorios municipales o en consulta en el extrasistema, debidamente certificados. Resultados: El 54% correspondió al sexo masculino, la distribución por edad 51,6% tenía 4 años de edad y 27% tenía 3 años. Hubo 1 caso de peso/talla -2 DS y 6 con -1 DS, 24 niños con +1 DS y 12 con +2 DS. Un 46,7% del total no tuvo episodios mórbidos durante el período, 26,2% tuvo 1 episodio, 20,5% tuvo 2, 4,1% tuvo 3, 0,8% tuvo 4 y 1,7% tuvo 5 episodios. Conclusión: Si bien se encontraron diferencias significativas entre el riesgo de enfermar (1 episodio a lo menos) o no, con el deterioro nutricional y el menor ingreso per cápita, no existe correlación con el porcentaje de asistencia, grupo etario, ni índice CAS. No se encontró correlación entre el número de episodios mórbidos por niño con indicadores de deterioro nutricional, obesidad o ingresos per cápita que denotan pobreza extrema.

CUENTO INFANTIL: SU USO COMO MATERIAL
EDUCATIVO EN LA PREVENCIÓN

Fernández L, Díaz A.
Depto. de Pediatría y Cirugía Infantil, Facultad de Medicina, Universidad de La Frontera, Temuco, Chile.

Introducción: La alta prevalencia de caries y otras patologías orales obliga al odontólogo a ocupar su rol de educador para prevenir estas enfermedades. El uso del material atractivo para los niños, adecuado a su edad y sus necesidades, como el cuento infantil, se convertiría en un valioso instrumento que podría modificar a largo plazo hábitos higiénicos y alimentarios. El objetivo de este trabajo es la creación y confección de cinco cuentos infantiles para niños menores de cinco años. Para realizarlos se consideró el desarrollo evolutivo de los niños hasta los cinco años y el contenido en relación a las etapas de creación de textos. Material y Método: Se sigue los 8 pasos recomendados para la elaboración de material educativo, estudio bibliográfico, diagnóstico de necesidades, diseño inicial, prueba borrador, rediseño y prueba final. Se realizó un diagnóstico de situación o necesidades educativas en niños urbanos menores de cinco años. Para ello se seleccionó al azar un grupo de 15 niños. La recolección de datos se efectuó mediante una entrevista semiestructurada aplicada por la autora, previa aplicación se probó el instrumento en tres niños. Se analizaron los datos conforme a la metodología cualitativa-descriptiva. Los resultados fueron presentados en tablas de tendencia que mostraron las opciones, percepciones y necesidades de los niños asistentes al Centro Abierto, "Vista Hermosa" del sector Villa Alegre de la ciudad. De esto se realizó un diseño inicial de los cuentos considerando las normas literarias. Se elaboraron los borradores, los cuales se probaron en un grupo de diez niños, mediante el uso de una pauta de observación sobre formas y contenidos. Luego de la revisión, corrección y edición final. Conclusión: Es necesario que los profesionales de la salud incorporen la creación de material educativo adecuado a las necesidades y con la correcta validación, esta tarea no es fácil, se acerca más a producir cambios. Se tendrán los Cuentos en la Exposición.

VARIABLES DE INTERÉS FAMILIAR EN EL
SEGUIMIENTO DEL NIÑO SANO MENOR DE 2 AÑOS.
APORTE DE LA MEDICINA PRIVADA

Moraga F.
Servicio Médico Dental MET Ltda.

Introducción: La consulta pediátrica privada ofrece la oportunidad de establecer una duradera relación médico-paciente a la vez que permite llevar registros unipersonales de los hitos del desarrollo infantil que son de particular interés para los padres. Material y Método: Se analizó prospectivamente 1 216 pacientes desde noviembre 1995 a noviembre 2000 desde su primer control postnatal, mensualmente durante el primer año de vida y bimensual el segundo año. Se registró morbilidad, variables de desarrollo psicomotor, antropometría e hitos familiarmente importantes: lactancia, marcha, verbalización, dentición, etc. en planilla QuattroPro, análisis estadístico con z y ji cuadrado. Resultados: Se observó lactancia exclusiva en el 88%, de duración x ± DE 5,5 ± 1,2 meses, parcial hasta 6,7 ± 1,5 meses, 8% más del año; no lácteos desde 4,8 ± 1,6 meses. Comen solos con la mano 65% a los 12 meses y solos con cuchara 90% a los 2 años. Presentaron 10,4 ± 2,2 episodios mórbidos varones y 8,9 ± 2 mujeres (p < 0,05), 73% infecciosos (78% respiratorio, 10% digestivo), 1% ectoparásitos, 1% traumáticos. Se sientan solos 60% a los 7 meses y 90% a los 8 m. La dentición inicia a los 7,5 ± 1,8 meses, 6% después de los 12 meses, 5% antes de los 3 meses. Marcha autónoma a los 13,3 ± 2,6 meses varones y 12,2 ± 1,4 mujeres (p < 0,005), 8% sobre los 16 y 7% antes de 10 meses. 78% duerme solo a los 12 meses pero 35 % (40% mujeres y 30 % hombres) presentan trastornos del ritmo del sueño según sus padres y 22% refiere dificultad para establecer hábitos, lo que aumenta a 28% a los 2 años. Control de esfínter diurno hombres v/s mujeres a los 2 años 53% v/s 71% (p < 0,001). Conclusiones: La sistematización en la búsqueda de los hitos del desarrollo en la consulta privada permite optimizar la relación médico-padres-paciente y evita la rutinización del acto médico. Se encuentra una duración de la lactancia superior al promedio nacional que ha aumentado en un 20% en el período estudiado, y se aprecia que el desarrollo psicomotor es más precoz en el sexo femenino, así como se aprecia discrepancia por sexo en la tasa de ataque de infecciones. La revisión en la literatura sobre estos aspectos muestra grandes variaciones metodológicas lo que dificulta las interpretaciones.

HIJO NO DESEADO (HND) DESPUÉS DEL PARTO:
MEDICIÓN DE FRECUENCIA. ANÁLISIS DE TENDENCIA

Vargas NA, Valdés M, Sabugo F, Díaz-Valdés MV, Arce MI.
Servicio de Pediatría, Hospital San Juan de Dios.

Medir HND es un problema médico social, difícil de estudiar y sobre el que hay poca literatura. El propósito de este estudio es medir su frecuencia y comparar con esfuerzos anteriores. Material y Método: Entre agosto 1999 y septiembre 2000 se aplicó a 741 puérperas de un hospital de Santiago Metropolitano una pauta de detección, que asigna puntaje acumulativo, hasta sobrepasar valores de corte para situaciones dudosas e HND. Se excluyó a las madres de recién nacidos hospitalizados o con malformación congénita evidente. La cifra encuestada corresponde al 12,1% de los partos del período. Resultados: Un 5,4% de los niños fue calificado como HND y 7% quedó en situación dudosa; cifras muy parecidas a las de estudios previos, del mismo grupo, que han usado pautas similares. Al compararlos con los hijos "deseados", los HND tuvieron frecuencia menor de control adecuado de embarazo (p < 0,0002) y mayor frecuencia de madres que declararon malas relaciones con el padre del niño (p < 0,0002). Se observó una tendencia a mayor proporción de madres en situación de soledad (solteras, viudas y separadas) (p: 0,044). En los HND hubo menos primogénitos (p: 0,017) y más nacidos de orden cuarto o superior (p < 0,002). Conclusión: La comparación con estudios anteriores, realizados en los últimos 15 años en el área y empleando metodología similar, muestra resultados bastante coincidentes en lo que respecta a frecuencia de HND.

CALIDAD DE VIDA EN FAMILIAS DE PACIENTES
CRÓNICOS (CR) GASTROENTEROLÓGICOS

Alarcón T, Vargas NA.
Departamento de Pediatría y Cirugía Occidente.

Para evaluar la calidad de vida de estos pacientes se encuestó a madres o cuidadoras de 65 niños atendidos en una Unidad de Gastroenterología Infantil de un Servicio de Pediatría Metropolitano. Un 58,5% (n= 38) era estreñido con escurrimiento; 10,7% (n = 7) sin él y 30,8% (n= 20) celíacos. Material y Método: Uno de los autores encuestó entre agosto 1999 y mayo 2001. La mediana de edad de las madres fluctuó entre 36 y 40 años. Resultados: Las medianas de tamaño familiar fueron: 3 adultos y 2 niños, sin variación apreciable en los grupos y el ingreso per cápita mensual fluctuó entre $ 31.900 y $ 36.400, según grupo. Un 72,3% del total declaró que su vida se había comprometido mucho con la enfermedad del niño y 73,8% que le demandaba tiempo y gasto (86,2%) excesivos. Entre los celíacos hubo tendencia a mayor compromiso del rubro alimentario. Un 66,2% declaró poder financiar los gastos, lo que bajó a 55% en los celíacos. Los rubros que originaban más gasto fueron medicamentos (70,8%) y traslado (58,5%). Un 69,3% reconoció mucho cambio en su vida al enfermar el niño, en especial entre los celíacos (75%). Los cambios más destacados eran: vivir en función del niño (38,5%); fatiga (27,7%); tensión (15,4%) y aislamiento (10,8%). Otro 41,5% declaró cambios negativos en el matrimonio con incomprensión y diferente manejo del cónyuge. Hubo también cambios positivos (17%). Un 77% declaró sufrir y 72,3% se atribuía una enfermedad secundaria, en especial depresión (26,2%) y ansiedad (24,6%). Un 38,5% de los niños tenían dificultad para asistir al colegio. La actividad física se veía dificultada (regular o mucho) en 21,6%, mientras la alimentación lo era en 73,8%. Los niños estimaron que los tratamientos eran muy o regularmente desagradables en 53,9%; mientras los exámenes llegaron a 47,6%. La relación con los compañeros era muy o regularmente dificultada en un 21,6% y 11 de ellos (17%) relataron problemas como humillación o rechazo. Con los hermanos la relación era muy o regularmente con problemas en 38,4%, y 13 de ellos (20%) relataron humillación o agresión. Conclusión: Hay claros problemas de calidad de vida en estas familias y es importante realizar tareas de apoyo psicológico para ellas. En las madres es importante luchar contra la depresión y apoyar en los conflictos familiares, y en los niños fomentar la resiliencia y la autoestima. Contar con medicamentos y facilidades de transporte para la atención puede mejorar su calidad de vida.

IMPACTO DE UNA INTERVENCIÓN SOBRE LA ATEN-
CIÓN DE LOS NIÑOS EN EL PRIMER AÑO DE VIDA

Casado ME, Miranda P, Zepeda A, Tijero M, Alvarado R, Díaz S.
Instituto Chileno de Medicina Reproductiva (ICMER)

Objetivo: Evaluar el impacto, de un programa de atención integrada en el primer año posparto, sobre lactancia y seguimiento de los niños en el Hospital básico de Limache. Metodología: La intervención consistió en capacitación a los proveedores (cuatro talleres de atención integral de madres y niños/as en el primer año posparto y pasantías en ICMER y otros servicios especializados); asesoría para los proyectos elaborados por los mismos proveedores; y apoyo a la gestión de la dirección. Se hicieron evaluaciones antes (n= 349 niños), durante y después de la intervención (n = 254 niños) con metodología cuantitativa y cualitativa (entrevistas a usuarias y proveedores y observación de la atención). Se analizó la proporción de niños en control a los 6 meses y al año; el porcentaje de lactancia materna, el peso y la talla de los niños/as a estas edades; y la satisfacción de usuarias y proveedores. Resultados: El seguimiento de los niños mejoró significativamente (p < 0,001) después de la intervención. La proporción en control, pre y postintervención, fue 88,8% y 98% al 6º mes y 54,4% y 92,5% al 12º mes respectivamente. El peso y la talla de los niños (x ± EE) no varió siendo el peso, pre y postintervención, 3 338 ± 27 g y 3.341 ± 33 g al nacer, 7 952 ± 66 g y 7 851 ± 72 g al 6º mes y 9 886 ± 75 g y 9 950 ± 74 g al 12º mes de vida, respectivamente. Los niños permanecieron en lactancia materna exclusiva, pre y postintervención, en un 67,6% y 55,3% (p = 0,003) a los 6 meses y en un 30,4 y 16,1% al año (no significativo). La proporción de niños amamantados, pre y postintervención, fue 75,4% y 63,9% a los 6 meses (p = 0,003) y 51,6% y 48,1% al año (ns). Las madres expresaron satisfacción por la mejoría de la calidad de atención, y los proveedores por la oportunidad de expresar su creatividad para mejorar los servicios. Conclusión: La intervención tuvo un impacto significativo en el seguimiento de los niños, la calidad de atención y la satisfacción de los proveedores. La disminución en la proporción de casos en lactancia a los seis meses puede explicarse por el mayor retorno de niños a control. (Proyecto financiado por The Welcome Trust).

CONOCIMIENTO Y ACTITUDES DE UN GRUPO DE
MADRES ANTE ACCIDENTES DOMÉSTICOS DE
SUS HIJOS

Alvarez A, Ibáñez C, Hernández L, Hu C.
Departamento de Pediatría Facultad de Medicina Univ. de Concepción.
Servicio de Pediatría, Hospital Las Higueras, Talcahuano, Chile.

Los accidentes en el hogar son un importante problema de salud pública a nivel mundial. En nuestro país los accidentes de los niños en sus primeros años ocurren frecuentemente dentro de sus hogares. De ahí la importancia del manejo que se realiza inmediatamente ocurrido el accidente para disminuir la morbimortalidad causada por estos. Con el objetivo de evaluar el conocimiento que tendrían las madres frente a ciertas urgencias, se aplicó una encuesta en la que se consignó la edad, nivel educacional, la previsión, trabajo y cinco preguntas abiertas: Usted qué hace si: 1. su hijo se golpea en la cabeza; 2. si su hijo se quema con agua caliente; 3. si su hijo se atora; 4. si su hijo tiene temperatura elevada mayor a 39 °C; 5. si su hijo ingiere un medicamento no indicado para él. La encuesta se analizó con el Programa EPI 6.0. Se encuestaron 108 madres cuyo rango de edad fluctuó entre 14 y 54 años, con una mediana de 30,5. El nivel educacional: Educación Básica 31 (28,7%), Educación Media: 53 (49,1%), Educación Superior: 24 (22,2%). Tenían previsión A 55 (51%). Trabajaban fuera del hogar 34 (31,5%). En cuanto al número de hijos, el 33,3% tenía uno; el 30,8% tenía dos; el 23,1% tenía 3; el 12,8% tenía más de cuatro niños. En la pregunta 1 la gran mayoría de las madres lo deja en el suelo sin moverlo y consulta posteriormente a un servicio de urgencia; tres madres le colocan agua con hielo y mantequilla. En relación a la pregunta 2, el 90,8% de las madres aplica agua fría en la quemadura; un 9,2% coloca aceite de comer. En la pregunta 3 el 86% le aprieta el abdomen o le golpea la espalda para extraerle el cuerpo extraño. Algunas madres le meten el dedo en la boca o lo ponen boca abajo. Como respuesta a la pregunta 4, un 75% le administra antipirético y le coloca paños fríos. Un 20% lo lleva a un consultorio o a un servicio de urgencia, un 5% le coloca papas o harina más antipirético. En relación a la pregunta 5, el 95% de las madres consulta en un policlínico, consultorio o servicio de urgencia. Independientemente de la edad, del nivel de educación, del número de hijos y de la previsión, la gran mayoría de las madres encuestadas dan una respuesta adecuada al problema presentado.

PERFIL DE CONSUMIDORES DE SUSTANCIAS
CONSULTANTES A UN CENTRO DE SALUD
INTEGRAL DE ADOLESCENTES

Sáenz F, Aguirre ML.
Centro de Salud Integral del Adolescente "SERJOVEN", Departamento de Pediatría,
Facultad de Medicina Oriente Universidad de Chile.

En la etapa adolescente el consumo de drogas ilícitas presenta su más alta prevalencia de vida (37,1% CONACE, Chile, 1999). Esta problemática biopsicosocial intenta ser abordada desde los distintos niveles de atención. A partir de nuestra experiencia y la observada en distintos centros de atención primaria, hemos constatado que se dificulta el diagnóstico y tratamiento especializado de adolescentes consumidores que aún no han desarrollado dependencia. El Centro de Salud Integral para el Adolescente SERJOVEN se ha propuesto conocer el perfil de esta población con el objeto de desarrollar estrategias de intervención en etapas iniciales del consumo. Objetivos: Describir las características de los adolescentes consumidores de sustancias en seguimiento en SERJOVEN y sus diferencias con la población total consultante. Método: Se analizaron retrospectivamente 78 fichas CLAP y sus evoluciones, correspondientes a 37 mujeres y 41 hombres entre 11,5 y 20,25 años, que presentaban consumo de sustancias, ingresados a SERJOVEN entre mayo de 1999 y mayo de 2001. El estudio tiene un carácter exploratorio descriptivo, con una metodología cuantitativa. Los datos fueron analizados en Microsoft Excel. Resultados: El 10,2% de la población consultante a SERJOVEN presenta consumo de sustancias. El 74% consulta sin ser acompañado (vs el 44% en la población general). A su ingreso solo un tercio refiere como motivo de consulta el consumo. Un 45% (de la muestra) son abusadores o dependientes. La prevalencia de vida para marihuana es de 91%, para tabaco y alcohol 80%, sin diferencias significativas por sexo. La edad de inicio en las drogas lícitas es de 13,3 años y en las ilícitas es de 14,54, observándose un inicio más temprano en los hombres (13,09 y 14,24). El 50% presenta actividad sexual (vs el 16,3% de la población general), el 61% disfunción familiar (vs el 32,4%). Además, los adolescentes consumidores presentan tres veces más ideación suicida que la población general (20% vs 6%). La deserción de tratamiento alcanza al 65%. Conclusiones: Es necesario explorar el consumo a pesar de que el motivo de consulta no tenga relación con él. Los adolescentes consumidores presentan con mayor frecuencia disfunción familiar, ideación suicida y actividad sexual de riesgo que la población total de adolescentes en control. Es imperioso desarrollar estrategias de intervención temprana dirigidas a esta población de alto riesgo, que mejoren la adherencia y motivación al cambio.

ESTUDIO DE CONCORDANCIA CLÍNICA EN EDUCANDOS
DE PRE Y POSTÍTULO EN PEDIATRÍA. PUNTAJE DE TAL

Urzúa MS, Duffau G, Zepeda G, Sagredo S.

Departamento de Pediatría y Cirugía Infantil, Facultad de Medicina, Universidad de Chile.
Hospital de Niños Roberto del Río. Santiago de Chile.

Los programas de formación médica deberían alcanzar criterios y destrezas en los educandos, que condujeran a evaluaciones concordantes ante una misma situación clínica. Hipótesis: Un sistema de puntaje (Tal) para calificar estado clínico, que agrupa diferentes signos, genera mayor concordancia entre observadores que cada elemento integrante (diferencia de 0,20 o mayor en el índice kappa). Material y Método: Muestra: Con información anterior, error estándar de kappa de 0,08, diferencia intragrupo e intergrupo de 0,20 y confirmación por estudio piloto, la estimación fue de 74 a 176 casos por grupo, para error alfa de 5%. Los observadores fueron parejas de internos (n = 70) y médicos alumnos del Programa de Especialización en Pediatría (APE) (n = 30). Se evaluó el sistema de puntaje, consignando, además: edad del paciente, género, estado nutricional y diagnósticos de ingreso. Estudio estadístico: Comparación de proporciones por ji cuadrado y de índices kappa. Resultados: Se estudiaron 345 niños con patología respiratoria aguda baja, 167 por internos de medicina y 178 por médicos (APE), comparables en las variables señaladas. El puntaje de Tal, por internos, mostró kappa de 0,515 y los signos individuales, de 0,080 a 0,379. En APE, 0,230 y 0,163 a 0,277, respectivamente. Una agrupación con menos categorías no mostró ventajas. Ambos grupos de examinadores solo difirieron en el puntaje total, más concordante entre internos que médicos. Al comparar kappa para cada signo con el resultado del puntaje de Tal, se detectó cambio significativo solo en internos y para sibilancias y cianosis, en cuatro categorías (p < 0,05). Conclusión: La concordancia encontrada es escasa, tanto para un solo signo como para el conjunto y no mejora al reducir las categorías de evaluación. La propuesta de Tal genera mejor concordancia que los signos aislados solo en internos y para cianosis y sibilancias. Es indispensable revisar los objetivos y métodos docentes que llevan a adquirir habilidades y destrezas clínicas.

¿MÉDICOS ¿EXPERTOS EN DISCIPLINA INFANTIL?

Rojas P, Leisewitz T, Triviño X.
Pontificia Universidad Católica de Chile.

Introducción: Impartir disciplina a los hijos es una preocupación constante entre los padres. El castigo físico, a juicio de muchos podría ser útil, sin embargo, es un punto controversial. Entre los pediatras, considerados expertos en el tema, no hay consenso al respecto. Mc Cormick publicó en 1992 que un 59% de pediatras y 70% de médicos familiares encuestados, habría apoyado el uso del castigo físico en los niños bajo ciertas condiciones. En 1993, el 59% de los pediatras encuestados por White afirmó haber castigado físicamente a sus hijos. En Chile, no existen estadísticas formales al respecto. Material y Método: Encuesta rápida y autoadministrada a 397 participantes del III Congreso de Medicina Familiar (agosto 2001, Santiago). Resultados: Se recuperó el 46% de las encuestas. La mayor parte corresponde a médicos (56%), enfermeras (19%) y estudiantes de medicina (7%). De los médicos, 60% son médicos familiares; 17,5% médicos generales y 3% pediatras. 76,6% trabaja con niños. Entre quienes tienen hijos (67,2%), las técnicas disciplinarias habituales más utilizadas son la conversación y los límites (91,3%), tiempo fuera (17,6%), castigo emocional (12,6%) y castigo físico leve (8,4%). La gran mayoría (91%), considera al castigo físico como un método disciplinario inútil, pese a esto un 44,2% lo menciona como "necesario a veces". En este sentido, 68,6% de los encuestados afirma haber utilizado castigo físico leve con sus hijos, porcentaje que aumenta en relación al número de estos. En relación a castigo emocional, 75% lo ha utilizado en sus niños. Castigo físico y emocional ocurriría principalmente frente a comportamientos de riesgo, desafío a la autoridad y desobediencia. Un 64,3% habría observado evidencias físicas de castigo en sus pacientes, sin embargo, solo el 74,5% hace en estos casos el diagnóstico de maltrato. De estos, la mayoría (50,7%) opta por "plantear el diagnóstico a los padres e intentar un acuerdo", un tercio denuncia siempre y 24% solo en caso de maltrato severo. En relación a proponer técnicas disciplinarias a los padres, 63,9% lo hace en forma espontánea, el 28,8% solo si los padres lo solicitan. Discusión: Estadísticas de UNICEF Chile revelan que el 73,6% de los niños recibe algún tipo de violencia por parte de sus padres, la mitad sufriría violencia física y uno de cada cuatro, violencia física grave. Los profesionales jugamos un rol fundamental. Crear instancias de discusión y capacitación formal en disciplina infantil, parece ser una prioridad aún no resuelta.

UTILIZACIÓN DE SISTEMAS DE SALUD FORMALES
E INFORMALES POR ADOLESCENTES. ESTUDIO
COMPARATIVO CHILE-FRANCIA

Pommier J*, Zubarew T**, Romero MI***, Billot L*, Deschamps JP*.
*Escuela de Salud Pública, Universidad Henry Poincare I, Nancy, Francia.
**Departamento de Pediatría. Facultad de Medicina. Pontificia Universidad Católica de Chile.
*** Departamento de Salud Pública. Facultad de Medicina. Pontificia Universidad Católica de Chile.

Los adolescentes constituyen un grupo con necesidades y problemas específicos de salud y toman decisiones propias respecto a dónde y a quién acudir para enfrentarlos. Objetivo: Estudio transcultural es comparar las expectativas y la utilización de los sistemas de salud formales e informales en Chile y Francia por los adolescentes, con el propósito de promover estrategias adecuadas de resolución de problemas de salud de este grupo etareo en ambos países. El estudio se realizó en una muestra representativa, calculada para diseño de prevalencia, de 414 adolescentes chilenos y 543 adolescentes franceses entre 15 y 19 años, mediante un cuestionario de preguntas abiertas, anónimo, autoadministrado y utilizando igual metodología en ambos países. Resultados: En ambos países, para problemas de salud físicos, los adolescentes recurren en primera instancia a la madre como fuente de apoyo y consejo, en cambio, para problemas emocionales y/o relacionales recurren preferentemente a sus amigos. Respecto a profesionales, para problemas de salud física prefieren al médico general y para problemas emocionales/relacionales un 39% de los adolescentes chilenos y un 10% de los franceses recurre al psicólogo y un 25% de los adolescentes en ambos países no concurre a ningún profesional. Los adolescentes chilenos esperan de los profesionales apoyo técnico en problemas físicos, en cambio, los franceses priorizan los aspectos afectivos. En caso de problemas emocionales/relacionales esperan apoyo afectivo e información de las personas del entorno y apoyo técnico de los profesionales. Los cuidados autoadministrados son similares en ambos países, mencionando los franceses con mayor frecuencia el uso de medicamentos autoadministrados y los chilenos, los "remedios caseros". La medicina natural más utilizada es "el agua de hierbas" y la homeopatía, que es utilizada por los adolescentes de ambos países por ser considerada inocua y tener menos efectos colaterales. Conclusiones: Los adolescentes tienen expectativas con respecto a la ayuda que pueden esperar de las personas de su entorno y de los profesionales. El rol de los profesionales puede ser crucial en dos aspectos complementarios: uno, los profesionales deberían apoyar a padres y pares para que estos ayuden frente a las dificultades que viven los adolescentes y dos, los profesionales deberían desarrollar competencias para otorgar atención integral que satisfaga las expectativas de los adolescentes, tanto en su capacidad técnica como sus habilidades de apoyo, escucha y comprensión. Los servicios de salud formales deben conocer y favorecer el uso de los sistemas informales como un recurso complementario de salud por los adolescentes, que aparece como una respuesta a su creciente necesidad de autonomía. (Estudio apoyado por CONICYT/INSERM en el marco de la cooperación chileno-francesa).

CRIB SCORE: NUEVO PREDICTOR DE MORTALIDAD NEONATAL

Bustos R, Baeza R, Valenzuela G, Vera M.
Departamento de Pediatría, Facultad de Medicina Universidad de Concepción;
Servicio de Pediatría, Hospital Higueras.

Introducción: En 1990 el International Neonatal Network desarrolló el score de CRIB (Clinical Risk Index for Babies) para predecir el riesgo de muerte en recién nacidos de muy bajo peso. Este score se basa en información recolectada durante las primeras 12 horas después del nacimiento y es derivado de 6 variables: peso de nacimiento, edad gestacional, presencia de anomalías congénitas, exceso de base máximo, FiO2 máxima y mínima apropiada(1). Objetivos: Evaluar la aplicación de la escala de CRIB en recién nacidos de muy bajo peso verificando su valor predictivo de mortalidad neonatal intrahospitalaria. Material y Método: La escala de CRIB fue aplicada prospectivamente desde enero de 1998 a agosto del 2001 en 86 recién nacidos con un peso de nacimiento < 1 500 g y/o una edad gestacional inferior a 31 semanas ingresados en la Unidad de Neonatología del Hospital Higueras de Talcahuano. Los recién nacidos fueron clasificados en cuatro grupos de acuerdo al valor del score: Grupo I (score 0-5), Grupo II (score 6-10), Grupo III (score 11-15), Grupo IV (score > 16). El análisis estadístico fue realizado utilizando el test exacto de Fisher. Resultados: En el periodo estudiado 25 (29,1%) pacientes fallecieron. La mortalidad intrahospitalaria se incrementó en relación al score así: la mortalidad del grupo I (n = 61) fue de 14,7%, grupo II (n = 16) 50%, grupo III (n = 6) 100% y grupo IV (n = 3) 66%. Para un score de CRIB > 5 la mortalidad fue de 64,0% (p < 0,00001); para un score de CRIB >10 la mortalidad fue de 88,8% (p < 0,0001). Conclusiones: En nuestra experiencia existe una correlación directa entre el score de CRIB y la mortalidad intrahospitalaria. El score de CRIB tiene una correlación significativa con la mortalidad para valores mayores a 5. (1)Lancet 1993; 342: 193-8.

ANÁLISIS DE LOS CASOS PRESENTADOS AL COMITÉ
DE ÉTICA CLÍNICA DEL SERVICIO DE PEDIATRÍA, EN
SU PRIMER AÑO DE FUNCIONAMIENTO

Barraza X.
Hospital de Valdivia, Servicio de Pediatría.

En mayo de 2000 se constituye el Comité de Etica Clínica (CEC) del Servicio de Pediatría, como una instancia de reflexión de aquellos casos en que el equipo tratante pesquise dificultades en su manejo por consideraciones éticas. El comité está conformado por seis profesionales, encabezados por el Jefe de Servicio, participan dos médicos docentes y dos asistenciales, más una enfermera. Según el caso se solicita la participación de otros especialistas. Los casos, en general, se presentan al comité por los médicos tratantes, becado de pediatría y médico de sala, con un resumen de la historia clínica y una orientación sobre el problema a discutir. Desde su constitución se han presentado 13 casos, con un franco predominio de pacientes neonatológicos o lactantes menores portadores de patología congénita; también se han analizado 2 casos de UCI pediátrica y un caso de patología fetal con diagnóstico prenatal. En todos los casos, salvo uno, el problema presentado a discusión se refirió a proporcionalidad de tratamiento, indicación de retiro de terapia y orden de no reanimar. Aunque el período de estudio es escaso, se aprecia una notable mejoría en la identificación de los conflictos éticos, al igual que en el establecimiento del contexto social y cultural de las familias de los pacientes, por parte de los médicos tratantes. Se presenta la experiencia de un año de funcionamiento del CEC del Servicio de Pediatría como una instancia de reflexión y análisis de los casos que presentan conflictos éticos en el manejo clínico de la patología pediátrica.

REFLECTOMETRÍA ACÚSTICA: UN NUEVO MÉTODO
PARA EL ESTUDIO DE EFUSIÓN EN EL OÍDO MEDIO
EN PEDIATRÍA

Silva C, Salas R.
Hospital Barros Luco Trudeau.

Introducción: La efusión en el oído medio es una de las patologías más frecuentes en pediatría que puede llevar a complicaciones infecciosas, déficit auditivos y trastornos del lenguaje. Para su diagnóstico se requiere la confirmación de líquido en el oído. La timpanometría es el método objetivo más usado para confirmar efusión en el oído medio cuando la otoscopía es dudosa o alterada, con las dificultades de ser un instrumento no portátil y requerir de un operador experimentado. La reflectometría acústica es un nuevo método capaz de determinar la probabilidad de efusión en el oído medio a través de la medición del ángulo de gradiente espectral, además ofrece las ventajas de ser portátil, indoloro y de fácil manejo. Objetivo: Evaluar la reflectometría acústica con respecto a la timpanometría en la detección de efusión en el oído medio determinando su sensibilidad, especificidad, valor predictivo positivo y negativo. Resultados: Se estudiaron 105 niños entre 6 meses y 18 años, a los que se les realizó timpanometría y reflectometría acústica con un total de 204 oídos evaluados, considerando como riesgo de efusión en el oído medio valores de ángulo de gradiente espectral entre 0 y 64°. Al comparar la reflectometría con la timpanometría (prueba estándar) se observó una especificidad de 99%, una sensibilidad de 57%, un valor predictivo positivo de 97% y un valor predictivo negativo de 75%. Conclusiones: Los resultados obtenidos permiten recomendar la reflectometría acústica como un nuevo método objetivo para descartar con alta seguridad la presencia de líquido en el oído medio, facilitando la toma de decisiones en pediatría general donde la experiencia en otoscopía y la posibilidad de derivación a especialistas es limitada. Por su bajo costo, fácil uso y eficacia promete grandes ventajas y beneficios para el manejo de la otitis media secretora a nivel ambulatorio y en Salud Pública.

LINFANGIECTASIA INTESTINAL: REPORTE
DE UN CASO CLÍNICO

Carrasco M, Alvarez A, Silva J, Schalper J, Neira J.
Depto. Pediatría Facultad de Medicina Universidad de Concepción.
Servicio de Pediatría, Hospital Las Higueras, Talcahuano, Chile.

La linfangiectasia intestinal (LI) es una rara entidad que puede ser debida a un trastorno congénito relacionado con la malformación de linfáticos en cualquier parte del cuerpo. En las formas congénitas no solo se pierde grasa del cuerpo, sino también linfocitos y se origina un estado de inmunodeficiencia. También hay una pérdida sustancial de proteínas en la luz del intestino. Creemos importante presentar este caso clínico debido a la baja frecuencia de esta patología. Se presenta la historia de una niña hospitalizada en el mes de agosto del año en curso en el Servicio de Pediatría, Hospital Las Higueras, Talcahuano. Escolar de 6 años que presenta un cuadro de edema alternante de ambas extremidades superiores el año 1999. Por este motivo presenta dos hospitalizaciones previas, descartándose síndrome nefrótico y enfermedades hepáticas. Ingresa a nuestro servicio con el diagnóstico de observación de mesenquimopatía, la que se descarta por clínica y exámenes de laboratorio. En esta oportunidad presenta albúminas en rangos entre 20 y 30n mg/dl, edema facial y de extremidades; se administró albúminas en tres oportunidades. Presenta cuadro clínico y radiológico compatible con neumonía, se realiza fibrobroncoscopía obteniendo lavado broncoalveolar, comprobándose un pneumocistis carinii. Se trata con cotrimoxazol endovenoso y esteroides sistémicos con buena respuesta. Se confirma una inmunodeficiencia celular con un recuento total de linfocitos de 1.200. Se sospecha que el cuadro de hipoproteinemia y linfopenia podría deberse a una LI. Se realiza endoscopía digestiva alta que muestra mucosa duodenal con engrosamiento simétrico blanquecino difuso, desde donde se toman dos biopsias cuyo resultado revela dilatación de vasos linfáticos y linfocitos en la vellosidades intestinales, confirmándose así el diagnóstico. Actualmente la niña se encuentra en buenas condiciones generales, con una dieta hipograsa con aportes de lípidos de cadena mediana más un aporte hiperproteico e hipercalórico, con tratamiento antibiótico profiláctico, mientras dure su inmunodeficiencia.

CRECIMIENTO INTRAUTERINO EN LA MUJER MAPUCHE URBANA

Moreno R, Pacheco G, Moncada M, Correa F.
Neonatología, Hospital Barros Luco, Genética-SSM Sur e ICBM-Fac. Medicina,
Universidad de Chile. Santiago, Chile.

El crecimiento intrauterino (CIU) resume el efecto de un potencial de desarrollo en un ambiente materno, bajo la presión de una selección normalizante. La OMS recomienda confeccionar curvas propias de no haber un referente adecuado. Cerca del 50% de la etnia mapuche vive en la Región Metropolitana, y se desconoce si el CIU en la mujer mapuche urbana difiere del patrón nacional (Juez y col., 1989). Presentamos nuestra experiencia sobre el CIU en la mujer mapuche urbana. Se estudian 1 095 recién nacidos vivos (RNV) cuyas madres tienen al menos un apellido mapuche (AM) y 4 464 de madre sin AM (SAM) seleccionados sin factores de retardo de CIU, en 3 años. Las mujeres con ambos apellidos mapuches (AAM) son el 22,2% de las con AM, tienen menor talla (152,9 cm) y difieren significativamente de la frecuencia de grupos sanguíneos r = 0,898 (alelo ABO*O) y d = 0,094 (alelo Rh negativo) que las madres SAM (156,6 cm; r = 0,752; y d = 0,223). Por ello, se compararon el peso de nacimiento (PN) con la prueba t-Student, entre madres AAM y SAM, para edad de gestación (EG) y sexo del RNV, en la siguiente tabla de CIU.


Sexo
EG
Mujer Hombre
  Madre AAM Madre SAM Madre AAM Madre SAM

37 02 712* 2 977 2 686* 2 971
38 3 178 3 201 3 165 3 274
39 3 511 3 39 3 539 3 505
40 3 524 3 543 3 621 3 658
41 03 882* 3 609 3 803 3 732

* Diferencias significativas entre grupos (p < 0,05)

Demostramos que las madres AAM son biológicamente distintas de las madres SAM. A pesar de ello, las diferencias en los PN son significativas solo en EG extremas del rango descrito de CIU para RNV mujer, y a las 37 semanas en RNV hombres. No existe dimorfismo sexual del PN en el CIU de RNV de madre con AAM, tendencia que está presente en RNV de madres SAM, y que aumenta a mayor EG, sin llegar a ser estadísticamente significativa. Estas diferencias de CIU solo reflejan una tendencia. Pero hemos estudiado solo el efecto de la etnia materna y falta considerar el efecto de la etnia del padre o de la población mapuche en su hábitat original.

EXCESO DE PESO AL NACER. COMPARACIÓN
CON NIÑOS DE PESO NORMAL

López I1, Sepúlveda H2, Jeria C3, Letelier CL3.
1Universidad de Chile. Facultad de Medicina. OFEM. 2Coresam Conchalí.
3Alumnas Escuela de Medicina Usach.

El peso de nacimiento es preocupación permanente del equipo de salud de la atención primaria. Este, al sobrepasar los límites de normalidad, por déficit o por exceso, se convierte en un factor de riesgo. El sistema de información estadística de los consultorios incluye el registro y tabulación de los recién nacidos que llegan a inscribirse, según peso al nacer, lo que permite cuantificar los grupos de pesos extremos. En el consultorio J. Symon O., de la Región Metropolitana se registraron los cuatro últimos años, entre 6% y 13% de niños con 4 000 g o más y entre 4% y 6,4% con menos de 2 500 g. En este estudio se comparan los recién nacidos (RN) de 4 000 g o más, con un grupo con peso al nacer entre 3 000 y 3 999 g en cuanto a: edad gestacional, antropometría, apgar a los 5’, tipo de parto, orden del nacimiento; y algunas características maternas: edad, escolaridad, estado nutricional, aumento de peso en el embarazo y exámenes de glicemia en la gestación. Se incluyen todos los niños que pesaron 4 000 g o más inscritos como RN entre 1997 y 2000. Se compararon con una muestra de niños con pesos entre 3 000 y 3 999 g seleccionados en el consultorio, con similar fecha de nacimiento. Para obtener la información se estableció un sistema de registro complementado con historia clínica y otros documentos que emplea el consultorio. El grupo en estudio (E) quedó integrado por 132 niños y el de comparación (C) por 178. El 14,4% del grupo E registró peso al nacer igual o superior a 4 500 g. Ambos grupos difieren en la proporción de varones, 54,5% en los E significativamente mayor que el 41,6% del grupo C, la proporción de partos instrumentales en el grupo E, 37,1% es el doble que en el grupo C (p < 0,001). Los promedios de talla, semanas de gestación, perímetro cefálico y apgar a los 5 minutos, fueron significativamente más altos en el grupo E. Con respecto al apgar 4,7% de niños del grupo E tuvieron puntaje inferior a 8 y solo 1,1% en C. Las características maternas de los recién nacidos del grupo E mostraron cifras significativamente más altas en edad, escolaridad, peso medio al inicio y al término del embarazo y en la proporción de exámenes alterados de glicemia. La evaluación del estado nutricional al primer control del embarazo difiere significativamente; la proporción de obesas es el doble en el grupo E (p < 0,01). Se concluye que en este consultorio la proporción de recién nacidos con exceso de peso al nacer es el doble que el de bajo peso. Las madres y los propios niños con exceso de peso al nacer difieren significativamente de las madres y los niños con peso normal.

PERFIL NUTRICIONAL DE NIÑOS EN CONTROL
SANO EN CONSULTORIO ADOSADO AL HOSPITAL
RURAL DE LLAY-LLAY

López I1, Díaz C2, Roa J2, Apeleo E2, Sepúlveda H3.
1Fac. Medicina U. de Chile. OFEM. 2Internos de Medicina. 3Coresam, Conchalí.

La alimentación del lactante debe basarse en sus necesidades nutricionales de acuerdo a su edad. En los primeros 6 meses de vida la leche materna asegura un crecimiento y desarrollo adecuado. El control de salud periódico permite pesquisar alteraciones nutricionales; estas se realizan mediante antropometría, utilizando los valores de referencia de la NCHS. Este estudio compara el perfil nutricional al año, 3 y 5 años, de niños bajo control en el consultorio adosado al Hospital rural de Llay-Llay entre los que nacieron pequeños para la edad gestacional (PEG) con niños AEG y GEG. Los datos se obtuvieron de los registros de control de salud e historia clínica. Se incluyen niños que permanecieron en control por un mínimo de 5 años. Se utilizó la curva normal de crecimiento intrauterino de clasificación según peso de nacimiento: adecuado para la edad gestacional (AEG) para pesos entre P10 y P90; pequeños (PEG) para pesos bajo el P10 y grandes (GEG) para pesos superiores a P90. El diagnóstico nutricional consideró la relación peso/edad en los primeros 2 años de vida y peso/talla para mayores de 2 años según normas Minsal 1993, se considera riesgo de desnutrición valores entre -1 y -2 DE, desnutridos menos de -2 DE, normal ± 1 a ± 2 DE y obesidad más 2 DE. Se estudian 390 casos, 78,5% AEG, 4,6% GEG y 16,9% PEG 67% varones. 41,6% recibió lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses. Si se compara el estado nutricional de los 66 niños PEG con los 324 AEG, se encuentran diferencias significativas: al año, 3 y 5 años. Al año 26% de los PEG presentaban déficit y 8,1% de los AEG; sobrepeso u obesidad se encontró en 10% de los PEG y 19,7% de los AEG. A los 3 años hubo déficit en el 7,6% de los PEG y 3,7% de los AEG. A los 5 años las proporciones fueron de 4,5% y 0,5% respectivamente. Al comparar los niños al año y 5 años, solo 11% de los que presentaban déficit al año lo mantienen a los 5 años, el 83,7% tiene peso normal; de los que tenían peso normal al año, 39,9% tiene exceso de peso a los 5 años; solo 18% de los que tenían exceso al año, lograron normalidad a los 5 años. La obesidad ha aumentado en Chile en los últimos años, especialmente en niños de 4 a 5 años. A menudo, como en los casos analizados, esta se evidencia desde el año de edad y en gran porcentaje se mantiene hasta los 5 años. En el control de salud se pueden tomar medidas para combatir esta malnutrición, la que al mantenerse en el tiempo puede causar problemas en adolescencia y edad adulta.

ENTEROPARASITOSIS EN PEDIATRÍA AMBULATORIA

Bascur MN, Gutiérrez D, Moreno F.
Depto. Pediatría, Facultad de Medicina, Universidad de La Frontera.
Hospital Regional Temuco. Consultorio Miraflores.

Las infecciones parasitarias constituyen indicadores sensibles de los factores ecológicos. Producen escasa sintomatología, por lo que frecuentemente pasan inadvertidas. El objetivo de este trabajo es conocer la prevalencia de enteroparasitosis en la población pediátrica que se atiende en el Consultorio Miraflores, cuáles son los enteroparásitos y los motivos de solicitud más frecuentes según la edad. Método: Se revisaron las fichas de los paciente menores de 15 años, que consultan en el Consultorio Miraflores de Temuco, a los cuales se les realizó PSD entre septiembre del año 2000 a febrero del 2001. Resultados: Se evaluaron 195 pacientes, 45,6% son de sexo femenino. El 57,9% tiene PSD+, lo que es más frecuente en los varones (63,2%). El 61,5% es de procedencia urbana, de ellos un 51,6% tiene PSD+, de los pacientes rurales un 68% tiene PSD+. Los lactantes tienen un 35,7% de PSD+, de ellos un 38,4% presenta Blastocystis hominis, la causa más frecuente de solicitud fue: mal ascenso ponderal en un 57,1% y diarrea aguda un 10,7%. Los prescolares, un 52,6% de PSD+, B. Hominis con 47,2%, el mal ascenso ponderal constituye en ellos solo el 21%. De los escolares, un 67,1% tiene PSD+, el B. Hominis se presenta en el 47,6%, la causa más frecuente de solicitud es el dolor abdominal con un 30,2%. En el grupo de edad entre 10 y 15 años, el 64,7% presenta PSD+ y el 51,5% de ellos tiene B. Hominis y la causa más frecuente de solicitud fue el dolor abdominal de larga data. Conclusiones: Casi el 60% de los pacientes tiene un PSD+, lo que es más frecuente en los niños y en los pacientes rurales. La prevalencia aumenta con la edad, con un peak en el periodo escolar. El parásito más frecuente fue B. Hominis, cuya prevalencia también va aumentando con la edad. El mal ascenso ponderal es una causa muy importante de solicitud en los lactantes. En los pacientes mayores, el dolor abdominal de larga data es la causa más frecuente. Es destacable que en los lactantes, la diarrea aguda corresponde al 10,7% de los motivos de solicitud, si consideramos que la causa parasitaria más frecuente de diarrea aguda en este grupo de edad es el Cryptosporidium, sería importante no olvidar solicitar el Ziehl Niehlsen ante esta sospecha.

SíNDROME DIARREICO AGUDO (SDA) EN MENORES DE
15 AÑOS CONSULTANTES EN UN ESTABLECIMIENTO DE
ATENCIÓN PRIMARIA

López I1, Sepúlveda H2, Zamorano R.3
1Universidad de Chile. Facultad de Medicina. 2Coresam Conchalí. 3Alumna de Medicina.

El síndrome diarreico agudo es una enfermedad que ha disminuido su gravedad y, por tanto, su importancia relativa como causa de hospitalización y muerte en la población infantil de Chile. Pero esta no ha desaparecido y es conveniente hacer mediciones periódicas de su incidencia y características. En este estudio se plantearon los siguientes objetivos: cuantificar los niños que consultan SDA a lo largo de un año, determinar tasas de morbilidad por grupos de edad; describir los casos por edad, mes de ocurrencia, duración de los episodios y consultas originadas. En el consultorio Dr. J. Symon Ojeda del Servicio de Salud Metropolitano Norte se registraron todos los niños que consultaron por diarrea aguda en 1999. Se diseñó un instrumento específico que permitió el seguimiento de estos niños durante 12 meses a partir de la fecha de la primera consulta. Resultados: El total de niños estudiados es de 249, de los cuales 37,8% eran menores de 2 años, 31,6% 2 a 5 años, 19,6% entre 6 y 9 años y 10,8% 10 y 13 años, sin diferencias significativas por sexo. Las tasas de prevalencia son de 10,7% en menores de un año y de un año; 3,3% en preescolares, 2,1% entre 6 y 9 años y 1,1% en los de 10 a 14. Se registraron 395 episodios, 1,59 por niño. El 61,8% presentó solo un episodio en el año de observación y el 23,7% dos; solo 3 niños presentaron 5 episodios. Niños con 1 ó 2 episodios se registraron en todas las edades, mientras que 3 a 5 episodios solo en menores de 4 años. Los episodios se distribuyeron en forma heterogénea a lo largo del año; el 28,1% en los meses más cálidos (diciembre, enero y febrero), el 40,4% se registro entre junio y septiembre. Un 4% de los casos presentó deshidratación y solo uno necesitó hospitalización de dos días. El número de consultas generadas por el SDA alcanzó a 574, lo que significa 1,45 por niño, 47,6% consultó una sola vez, 22,2% consultó dos veces. La mediana de días de enfermedad fue de 4. Se concluye que el riesgo de enfermar es 5 veces más alto en menores de 2 años; los casos atendidos en este consultorio no revisten gravedad, ya que la deshidratación y hospitalización fue excepcional; el SDA no solo se asocia a meses cálidos, como en el pasado, también se presentan en meses fríos, probablemente asociado a virus.

TRAUMA INFANTIL GRAVE: EN EL
DIAGNÓSTICO Y SEGUIMIENTO MULTIDISCIPLNARIO
DE LA DESCAPACIDAD FISICA

Romero P, Llorente L, Canales P, Neyra B, Morales A, Escobari J, Aedo P, Dentonne C, Valencia N, Thümler J.
Hospital Dr. Exequiel González Cortés. Unidad de Cuidados Intensivos.

Objetivo: Describir la experiencia del seguimiento multidisciplinario de 20 pacientes con diagnóstico de hospitalización de Trauma Infantil Grave (pacientes traumatizados con riesgo vital, internados en Unidad de Cuidados Intensivos y con puntaje de trauma pediátrico < a 8), a quienes se les diagnosticó secuelas físicas y los grados de discapacidad. Material y Método: Se organizó un grupo de trabajo multiprofesional que ha evaluado, controlado y manejado al grupo de pacientes durante el período de un año. A todos ellos se les aplicó controles generales pediátricos y fisiátricos y los específicos de cada especialidad, de acuerdo a las patologías detectadas. Al término del período se evaluaron las secuelas físicas (por examen clínico y uso de procedimientos y diagnósticos complementarios) y las discapacidades mediante el test de WeeFim. Resultados: Fueron evaluados 20 niños entre los 2 y 13 años con un promedio de 8 años, 14 varones y 6 mujeres. Al término del período se confirmaron con secuelas 3 de los 20 niños, correspondiendo a: Parálisis Facial Periférica, Hemiparesia Izquierda, Ostiomielitis Fémur Izquierdo, respectivamente. A los 3 niños se les aplicó el test de WeeFim: uno de los casos presentó independencia completa, otro independencia modificada y el tercero asistencia moderada. Esto concluye en un total de 2 de 20 pacientes con discapacidad (10%). Conclusiones: En este grupo de 20 pacientes con Trauma Infantil Grave, los niveles de discapacidad, al término de 1 año, correspondieron al 10%. Comentario: La experiencia con un grupo multidisciplinario de atención integral de estos pacientes ha redundado en una mejor calidad de atención, disminuyendo las necesidades de traslado, los reiterados controles en distintos consultorios de subespecialidades y el costo personal, económico y social que esto involucra para el niño y su familia. La frecuencia de discapacidad es notablemente baja y ello probablemente representa la capacidad plástica del niño para recuperar sus funciones, pese a la gravedad de las lesiones originales.

LAVADO BRONCOALVEOLAR NO BRONCOSCÓPICO EN NEUMONÍAS

Véliz F, Tapia J, Castillo J.
Unidad de Cuidados Intensivos Pediátricos, Hospital Guillermo Grant Benavente, Concepción.

Introducción: la mayoría de los pacientes con bronconeumonía que requieren manejo en Unidades de Cuidados Intensivos quedan sin diagnóstico etiológico con los exámenes microbiológicos tradicionales. Esto ha llevado al desarrollo de técnicas invasivas para la obtención de muestras no contaminadas, como el Lavado Broncoalveolar (LBA). La necesidad de contar con un fibrobroncoscopio, recurso limitado en nuestro medio, nos llevó a ensayar la técnica del LBA no broncoscópico, con el fin de comprobar su utilidad en la obtención de una muestra del tracto respiratorio inferior, susceptible de ser estudiada, y comparar su rendimiento con el cultivo de secreción bronquial. Metodología: estudio prospectivo, ensayo clínico controlado, a pacientes con diagnóstico clínico y radiológico de bronconeumonía que estuviesen en ventilación mecánica. En cada paciente se tomó cultivo de secreción bronquial y luego se realizó LBA a través del tubo endotraqueal. Mediante sonda de aspiración se instiló suero fisiológico estéril y tibio por el tubo traqueal obteniendo muestra por aspiración con la misma jeringa de instilación. La muestra de LBA se envió a estudio citológico, cultivo aerobio y anaerobio, de hongos e inmunofluorescencia para Virus Respiratorio Sincicial y Adenovirus. La muestra de secreción bronquial se envió para cultivo de aerobios. Resultados: se estudiaron 38 muestras de secreción bronquial y LBA. Se obtuvo cultivo (+) en 35 muestras de LBA (92%) y 20 muestras de secreción bronquial (53%). Comparando cultivos de gérmenes aerobios obtenidos por ambas técnicas se establece que el LBA fue significativamente más sensible y específico que el cultivo de secreción bronquial (Prueba de Mc Nemar para variables nominales, p < 0,05). De los gérmenes aislados en LBA predominó la etiología bacteriana (63%), viral (30%) y hongos solo o asociados en el 20% de las muestras. Conclusiones: El LBA con técnica no broncoscópica es un examen útil para obtener muestra del tracto respiratorio inferior. Es sensible y específico en el diagnóstico etiológico de bronconeumonías y con un rendimiento mayor que el cultivo de secreción bronquial. Ventajas: material desechable, bajo costo, no requiere broncoscopio. Desventajas: semiinvasivo.

USO DE VENTILACIÓN DE ALTA FRECUENCIA
OSCILATORIA EN FALLA RESPIRATORIA
AGUDA HIPOXÉMICA

Donoso A.
Hospital Padre Hurtado.

La ventilación de alta frecuencia oscilatoria (VAFO) es una modalidad que emplea pequeños volúmenes corrientes, con bajos cambios bifásicos de presión a frecuencias suprafisiológicas. Se presenta la experiencia en la instauración de la VAFO en una Unidad de Cuidados Pediátricos indiferenciada. Un estudio clínico prospectivo investigó las características clínicas, parámetros ventilatorios empleados y la respuesta de indicadores de oxigenación de los pacientes pediátricos menores de 16 años, con diagnóstico de Falla Respiratoria Hipoxémica Aguda (PaO2/FiO2 < 300) refractaria a Ventilación Mecánica Convencional (VMC), que requirieron VAFO en los últimos 24 meses. Se presenta un total de 31 episodios de empleo de VAFO en 29 pacientes cuyo diagnóstico fue SDRA en 84%. Los pacientes, 62% sexo masculino, tuvieron una mediana de edad de 5 meses (1 día a 104 meses) y peso de 6 kilogramos (3,2 a 60 kg). La duración de la VMC previo a la VAFO fue de 33 horas (0-740 horas). Se conectaron precozmente, antes de 24 horas VMC, (17/31) (55%), 6 de los cuales fallecen. A su vez, de los fallecidos 6/10 (60%) se conectaron precozmente a diferencia de los vivos 5/21 (24%) (p = 0,06). No hubo diferencia estadística en peso, edad, diagnóstico primario, PRISM e IO inicial entre vivos y fallecidos. La VMC previa tuvo una tendencia de menor duración en los fallecidos (12 v/s 36 horas) (p = 0,15). El IO al momento de iniciarse la VAFO fue de 27. La PMVA fue fijada en promedio 10 cmH2O sobre el valor en VMC. Tanto en los pacientes vivos como fallecidos se observó un descenso del índice de oxigenación (IO) durante las primeras 48 horas, pero no se observó una diferencia estadística entre ambos grupos. La duración de la VAFO tuvo una mediana de 85 horas. El efecto adverso más frecuente fue la hipotensión transitoria (13 episodios). Hubo barotrauma en 11 pacientes, siete previo al inicio de VAFO, falleciendo uno. Diez pacientes fallecieron, 7 a causa pulmonar, dando una letalidad de 24% (7/29). La VAFO es una terapia segura y eficaz y constituye actualmente en nuestro país la última opción real de soporte ventilatorio disponible, debiendo ofrecerse sin restricciones a niños en quienes fracasen las modalidades ventilatorias convencionales.

ASISTENCIA VENTILATORIA NO INVASIVA (AVNI)
EN PEDIATRIA: A PROPOSITO DE 2 CASOS

Prado F, Oyanedel C, Ampuero R.
Hospital San Borja-Arriarán. Universidad Católica. Clínica Las Lilas.

La AVNI en pediatría ha sido implementada con éxito en pacientes neuromusculares + insuficiencia respiratoria crónica hipercápnica. Algunos pacientes con obstrucción de la vía aérea superior + apneas y menos frecuentemente en la insuficiencia respiratoria aguda (IRA). Se reporta la AVNI en 2 pacientes neuromusculares con IRA secundaria a infecciones respiratorias bajas en agosto/2001. Paciente 1: Niña de 1 año, miotonía congénita de Steiner, peso 7 kilos que ingresó 6/8 a HCSBA por IRAB VRS (+). Requiere al sexto día de evolución conexión a VM por 6 días (GSA preconexión: FiO2 1, PaO2 57, PaCO2 47 mmHg - FR > 60x´, Rx tórax: atelectasia LM y LID). 24 h postextubación se inicia AVNI con Bipap ST IPAP/EPAP 12/4 cm de agua. Asistida/control durante el sueño y asistida en 3 ciclos diurnos. Evoluciona a la mejoría, con resolución de atelectasias y en espera AVNI nocturna domiciliaria. Paciente 2: 5 años de vida con atrofia espinal congénita tipo II + xifoescoliosis torácica. Ingresa en IRA secundaria a neumonía atelectásica LII a UCIP Clínica Las Lilas 13/8. Al tercer día evolución, por empeoramiento clínico y radiológico, se inicia AVNI Newport HT-50 CPAP 5 y presión de soporte 12 cm de agua modalidad espontánea. Se logra mejoría clínica, gasométrica y radiológica. Alta al noveno día con CPAP nocturno Dräger 5 cm de agua. Proponemos que la AVNI es implementable en pacientes neuromusculares con edades y pronósticos distintos que evolucionan con IRA secundarias a restricción pulmonar por neumonías atelectásicas y evita la VM de inicio o la reconexión. Existe el soporte técnico que permite planificar egresos a AVNI domiciliaria sin prolongar estadías en UCIP.

EVENTOS ADVERSOS EN LA PUESTA EN MARCHA
DE UNA NUEVA UCI. INCIDENCIA, CAUSAS Y
CONSECUENCIAS

Fuentes I, Donoso A.
Área de Cuidados Críticos Pediátricos, Hospital Padre Hurtado.

Los eventos adversos (EA) son ubicuos y generalmente subnotificados dentro de los ambientes hospitalarios, como también en unidades complejas como lo son las UCI. Los errores pueden ser atribuibles a las personas, a equipos e infraestructura de la unidad. Una particularidad de nuestra Unidad es que junto con la puesta en marcha, el 60% del personal presentaba ninguna experiencia previa y se contaba tanto con infraestructura como equipamiento nuevo. Propósito: Objetivar la frecuencia, tipo, gravedad e impacto del EA en el Área de Cuidados Críticos del Hospital Padre Hurtado. Se hipotetiza que estos son principalmente ocasionados por factor humano. Diseñar futuras intervenciones según resultados. Ocupar a futuro este indicador como uno de calidad en el proceso de atención. Diseño: Estudio de incidencia concurrente. Prospectivo. Lugar: Área de Cuidados Críticos (ACC) de un Hospital Público (trece camas). Cuenta con 12 enfermeras, 24 técnicos paramédicos y 6 médicos en sistema de turno. El personal sin ninguna experiencia laboral era: 5 (41%), 9 (37%), 1 (17%) respectivamente. Pacientes: 1 460 egresos consecutivos durante un período de 26 meses (1999-2000 y 2000-2001). Material y Método: Se define EA como aquel incidente que pudo disminuir o disminuyó el margen de seguridad para el paciente. Se diseño un registro ad-hoc, no anónimo no punitivo. Se categorizaron en complicación vía aérea (CVA), complicación ventilador mecánico (CVM), complicación dispositivo invasivo (CDI), complicaciones con relación a fármaco (CF) y otros (O). Su causa se definió como error humano (CH), causa disfunción equipamiento (CE), causa infraestructura (CI). Se catalogaron como EA menor o mayor. Se analizó la consecuencia para los pacientes luego del evento. Resultados: 60 EA (11 y 49 en cada año), ocurrieron en 45 pacientes (3%), (75% lactantes, 67% masculino, estadía: 1 a 333 días). Según categoría se clasificaron en: CDI (24/40%), CVA (13/22%), CF (10/16%), CVM (5/8%) y O (8/13%). Se catalogaron como EA mayores a 31 de ellos (52%), siendo aquí el más frecuente las CVA (42%) (autoextubación y obstrucción vía aérea). De las CDI, 67% fueron menores. En todos se encontró como causa el error humano. La forma de pesquisa resultó de la inspección directa del paciente en la totalidad de los EA. Se atribuye el fallecimiento de un paciente directamente a un EA (CVA). Conclusiones: Reportar los EA es posible y útil. El incremento en ambos periodos observados puede deberse a la adquisición del hábito de notificar los EA por el equipo tratante. La mitad de ellos son mayores y la totalidad atribuible al factor humano. El más frecuente fue en relación con dispositivos invasivos. El conocimiento de ellos es de vital importancia para la mejoría continua en la calidad de atención. Cifras observadas deben compararse con la misma unidad una vez efectuadas intervenciones específicamente diseñadas.

EVALUACIÓN DE LA ESCALA PRISM EN UNA UNIDAD
DE CUIDADOS INTERMEDIOS PEDIÁTRICOS

Godoy M, Santander P, Delpiano L, Casado MC, Godoy MA.
Unidad de Cuidados Intermedios Servicio de Pediatría Hospital Clínico San Borja-Arriarán.

Introducción: Un niño enfermo que ingresa a Unidad de Intermedios o Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) conlleva riesgos de morbilidad con agravamiento progresivo o incluso mortalidad. Existen numerosos indicadores de riesgo de mortalidad, entre ellos PRISM (Pediatric Risk of Mortality), que estratifican pacientes a fin de priorizar conducta médica en su atención. Pacientes y Método: Evaluación prospectiva de niños ingresados a la Unidad de Intermedios Pediátricos desde mayo a julio de 2001 a quienes se les aplicó la escala PRISM durante las primeras 24 horas de hospitalización. Además se consignó promedio de estadía en Intermedios o derivación a Cuidados Intensivos. Se excluyó pacientes trasladados desde UCI (en condiciones estables), pacientes hospitalizados menos de 24 horas y otros con evaluación incompleta para realizar la escala. Resultados: De 1 303 ingresos al Servicio de Pediatría en este periodo, se hospitalizaron 164 en Intermedios, aplicándose la evaluación a 66 niños. De estos, 37 (56%) fueron varones con promedio de edad 3 años 9 meses (rango de 7 días a 13 años 6 meses). Los principales motivos de ingreso fueron: respiratorio 33 (56%), infeccioso 9 (13,6%) y postquirúrgico 6 (9,1%). El promedio de estadía en Intermedios fue 3,3 días. Nueve (13,6%) niños requirieron traslado a UCI. El puntaje PRISM global fue 3,7 con riesgo de mortalidad de 1,7%. En los pacientes derivados a UCI el puntaje PRISM fue 4 con riesgo de mortalidad de 2%. Del total de niños falleció uno en Intermedios con puntaje PRISM de 7 y riesgo de mortalidad de 3,2%. Conclusiones: Se presenta una primera experiencia de evaluación de riesgo de mortalidad Unidad de Cuidados Intermedios Pediátricos. El porcentaje obtenido es menor en comparación al reportado en Unidades de Intensivos en donde fluctúa de 80 a 90%, lo que es concordante con el tipo de manejo en Unidades de Intermedios. Se sugiere complementación con otras escalas o confeccionar escalas para Unidades de Intermedios para apoyar al clínico en prever una eventual evolución desfavorable de estos pacientes.

NECESIDADES DE LOS PADRES DEL NIÑO EN UCI:
VISIÓN DE LOS PADRES

Fuentes I, Donoso A.
Área de Cuidados Críticos Pediátricos, Hospital Padre Hurtado.

El estrés de tener un hijo hospitalizado en UCI puede verse en parte aminorado por una adecuada información hacia los padres, una positiva relación entre el equipo de salud tratante y los padres y maximizar la participación de estos en los cuidados de sus hijos. Para esto es necesario evaluar las principales necesidades y en qué magnitud son satisfechas por el equipo tratante. Propósito: 1. Identificar las principales necesidades, impresiones y reacciones de los padres de los niños hospitalizados en nuestra UCI (Área de Cuidados Críticos-ACC). 2. Identificar eventuales conductas o creencias de los padres que modifiquen la normativa vigente desde la puesta en marcha del ACC. Diseño: Encuesta de opinión e identificación de necesidades a través de un cuestionario de 30 preguntas. Lugar: Área de Cuidados Críticos (ACC) de un hospital público. Material y Método: Durante un período de dos meses se aplicó por personal no tratante la encuesta a los padres de los niños en las primeras 24 horas del alta del ACC. Se evaluaron los resultados al término del protocolo. Se efectuaron 41 encuestas para igual número de pacientes. La mediana de edad de los pacientes fue de 7 meses, 58% de sexo masculino, 95% con patología aguda, el promedio de estada fue de 5 días (31-1 día), dos fallecidos. Resultados: En cuanto a la calidad de la atención recibida fue catalogada como muy buena en 39 casos, el 95% dijo haber recibido información sobre la enfermedad y haberla entendido. La totalidad dijo sentirse participando en el cuidado de su hijo. El estamento médico fue visto como el principal proveedor de apoyo. En cuanto a percepciones sufridas por su hijo, fueron: inseguridad nocturna (82%), dolor (56%), hambre (44%), miedo (44%). El 78% señaló que le hubiese gustado acompañar a su hijo durante los procedimientos invasivos. La situación de mayor estrés cotidiana fue la alarma acústica de la monitorización (73%); el principal temor al alta es la recaída. Conclusiones: Se identifica una adecuada percepción de la calidad de atención como también de una relación equipo tratante-padres satisfactoria en cuanto a la información entregada. La participación de los padres en el cuidado del niño es vista por ellos como satisfecha. En un rango importante aparecen sensaciones de inseguridad, miedo y dolor, perdiendo así los padres su rol protector familiar, ante lo cual el staff de UCI deberá enfatizar su accionar para aliviar las percepciones señaladas. La petición de acompañar a su hijo en los procedimientos debe de ser considerada, dado el cambio de política de la Unidad al respecto. Se evaluará a futuro las necesidades de los padres luego de diseñar intervenciones según estos resultados.

EVALUACIÓN DE FUNCIONAMIENTO DE SALA
DE OBSERVACIÓN DE URGENCIA INFANTIL EN
HOSPITAL CLÍNICO REGIONAL VALDIVIA

Olmos C, Crisóstomo M, Altamirano P.
Instituto de Pediatría, Universidad Austral de Chile.
Unidad de Emergencia Infantil, Hospital Clínico Regional Valdivia.

La mayoría de las consultas en los Servicios de Urgencia Infantil no requieren hospitalización, pero en algunas patologías se requiere observar al niño por cortos períodos, por la misma enfermedad o posterior a alguna terapia instaurada. Con ese fin se creó la Sala de Observación de Urgencia Infantil (SOUI) el año 1999, como una alternativa intermedia entre lo ambulatorio-domiciliario y lo hospitalario. El objetivo de este trabajo retrospectivo es el evaluar el funcionamiento durante el primer año de esta SOUI, determinando su uso según grupo etario, sexo, procedencia urbano-rural, diagnósticos de ingreso, tiempo de estadía y destino final de los pacientes. Se efectuó revisión de Libro de Ingreso a SOUI, tomándose el total de pacientes que ingresaron entre al 1º de abril de 1999 al 31 de marzo del 2000, los que fueron 1 127 pacientes. Se efectuó análisis computacional de los datos obtenidos. De la muestra estudiada, 614 (54,5%) eran varones, siendo el grupo etario más frecuente el de escolar y adolescentes (53,1%). El 66% eran urbanos (Valdivia). La patología quirúrgica fue el grupo más frecuente (30,4%), destacando en este el abdomen agudo-apendicitis-peritonitis (73,5%). Los otros grupos diagnósticos, en orden decreciente fueron: Patología Neurológica (21,7%), Patología Gastroenterológica (11,8%), Patología Respiratoria (9,9%), Misceláneos (9,7%), Enfermedades Infecciosas (8,7%), Procedimientos (3,7%), Patología Traumatológica (3,5%) y Enfermedades Hematooncológicas (0,4%). El 55,6% tuvo como destino final su domicilio u otros, concluido el período de observación, hospitalizándose solo el 44,4%, con un promedio de estada de 15, 14 horas. Se concluye que la Sala de Observación de Urgencia cumple con el objetivo por el cual fue creada, disminuyendo las hospitalizaciones a menos de la mitad versus sin esta alternativa, y permitiendo además, una observación cercana y un mejor diagnóstico de los pacientes en un mínimo de tiempo.